/ domingo 18 de octubre de 2020

Un camino hacia Dios


"Momentos difíciles de la mano con Dios"

Moisés Lira Serafín. Art. 722 Momentos históricos estamos viviendo donde los temas centrales son la salud, la economía, el trabajo, la situación política del país, lo que acontece en el exterior y un etcétera muy grande de muchos rubros con connotaciones que aquejan al bienestar del ser humano y social.

No hay un tema en esta agenda que involucre lo importante que es tener cercanía con Dios, vivir primeramente para nuestro interior y después a lo exterior y así poder ser mejores personas, motivadas, alegres, optimistas, esto hoy requiere México, que la certidumbre y la paz regrese a su pueblo.

El Padre Moisés Lira Serafín nos comparte en este día, lo importante que es ser puro y santo para ser fecundos, amando a Dios para servir a los hermanos, unidos a Cristo para hacer la obra de Cristo. Tenemos que actuar en nombre de Cristo, las circunstancias no lo reclaman, unirnos en paz para encontrar la armonía que nos permita alimentar nuestras fuerzas y continuar luchando ante todos los acontecimientos adversos que hoy tenemos.

El “Apóstol de la Bondad”, en su diario espiritual registraba frases o vivencias que él tenía y que son parte de su legado espiritual, en Octubre de 1922 escribe: “Oh alma mía, ten confianza, valor, eres muy amada de Dios”. Llenémonos de Dios porque él nos ama y nos sabrá dar el valor para salir adelante y tengamos confianza en nosotros mismos.

Con humidad y pequeñez dejémosle que él haga su parte en nosotros, dice Moisés Lira: “Jesús se preparó para su vida pública con la humillación, recogimiento y penitencia, recordemos que se preparó en el desierto para su predicación, para su vida de misionero, y también María se preparó con la humildad, recogimiento y penitencia para la encarnación”. Hagamos nuestra parte siendo pequeños ante el Señor y preparémonos para seguir adelante ante tantas tribulaciones y consecuencias que nos ha traído esta pandemia, juntos seguro saldremos victoriosos.

En 1924 el padre Moisés reiteró en su diario su compromiso: “Mi vida interior muy intensa, la virtud sólida y ordinaria de la pureza, la humildad, obediencia, sacrificio y sencillez. Leo la intimidad de Dios, trabajo en la unión y humildad, deseo mi perfección, practicar lo que enseño”. Hagamos lazos íntimos con nuestro Padre Dios, pongamos en práctica en nuestro entorno social lo que sabemos hacer, seamos solidarios, la sociedad mexicana siempre ha sido fuerte y de la mano de Dios será invencible. Los nuevos tiempos los vamos a ir creando nosotros con alegría, mucha actitud y fe sólida. El “Apóstol de la Bondad”, un hombre del pasado hoy vivo en el presente, nos invita a llenar de Dios nuestro interior y compartir hacia el exterior con pasión divina.


"Momentos difíciles de la mano con Dios"

Moisés Lira Serafín. Art. 722 Momentos históricos estamos viviendo donde los temas centrales son la salud, la economía, el trabajo, la situación política del país, lo que acontece en el exterior y un etcétera muy grande de muchos rubros con connotaciones que aquejan al bienestar del ser humano y social.

No hay un tema en esta agenda que involucre lo importante que es tener cercanía con Dios, vivir primeramente para nuestro interior y después a lo exterior y así poder ser mejores personas, motivadas, alegres, optimistas, esto hoy requiere México, que la certidumbre y la paz regrese a su pueblo.

El Padre Moisés Lira Serafín nos comparte en este día, lo importante que es ser puro y santo para ser fecundos, amando a Dios para servir a los hermanos, unidos a Cristo para hacer la obra de Cristo. Tenemos que actuar en nombre de Cristo, las circunstancias no lo reclaman, unirnos en paz para encontrar la armonía que nos permita alimentar nuestras fuerzas y continuar luchando ante todos los acontecimientos adversos que hoy tenemos.

El “Apóstol de la Bondad”, en su diario espiritual registraba frases o vivencias que él tenía y que son parte de su legado espiritual, en Octubre de 1922 escribe: “Oh alma mía, ten confianza, valor, eres muy amada de Dios”. Llenémonos de Dios porque él nos ama y nos sabrá dar el valor para salir adelante y tengamos confianza en nosotros mismos.

Con humidad y pequeñez dejémosle que él haga su parte en nosotros, dice Moisés Lira: “Jesús se preparó para su vida pública con la humillación, recogimiento y penitencia, recordemos que se preparó en el desierto para su predicación, para su vida de misionero, y también María se preparó con la humildad, recogimiento y penitencia para la encarnación”. Hagamos nuestra parte siendo pequeños ante el Señor y preparémonos para seguir adelante ante tantas tribulaciones y consecuencias que nos ha traído esta pandemia, juntos seguro saldremos victoriosos.

En 1924 el padre Moisés reiteró en su diario su compromiso: “Mi vida interior muy intensa, la virtud sólida y ordinaria de la pureza, la humildad, obediencia, sacrificio y sencillez. Leo la intimidad de Dios, trabajo en la unión y humildad, deseo mi perfección, practicar lo que enseño”. Hagamos lazos íntimos con nuestro Padre Dios, pongamos en práctica en nuestro entorno social lo que sabemos hacer, seamos solidarios, la sociedad mexicana siempre ha sido fuerte y de la mano de Dios será invencible. Los nuevos tiempos los vamos a ir creando nosotros con alegría, mucha actitud y fe sólida. El “Apóstol de la Bondad”, un hombre del pasado hoy vivo en el presente, nos invita a llenar de Dios nuestro interior y compartir hacia el exterior con pasión divina.

ÚLTIMASCOLUMNAS