Agustín Corpus Hernández

  / viernes 22 de mayo de 2020

¡La Cruz que Salva!

DIOS CRISTO JESUS en Lucas 9:23 de la Biblia, nos llama con todo su Amor Divino perfecto como sigue: “¡Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su Cruz cada día y sígame!”.

Lo anterior es una de las múltiples invitaciones de Cristo para abrirle la puerta de nuestro corazón espiritual, porque El quiere entrar en todo nuestro ser espiritual como Nuestra Cruz y Nuestro Salvador, porque El ofrendó su Vida formando Cruz para que sus creyentes fuesen perfectos y santificados, según Hebreos 10:10-14.

En efecto, cuando humanamente a principios de este mes ha sido festejada la Santa Cruz por los Trabajadores de la Construcción, Jesús nos invita para aceptarlo como Santa Cruz Espiritual Divina Nuestra, estando alejados del pecado, arrepentidos ante El de toda maldad, porque entonces El nos capacita para tomarlo como Nuestra Cruz Divina y seguirlo eternamente sanos y salvos por El, según Juan 3:16.

Por lo tanto, Jesucristo que es Dios Infinito y Eterno y se presenta en este mundo con un Cuerpo similar al humano, pero Precioso, Divino y Perfecto como obra de Dios Espíritu Santo, forma Cruz y se sacrifica dando su vida por cada uno de sus creyentes, al morir en el Calvario. “¡Porque en ningún otro hay Salvación y no hay otro Nombre bajo el Cielo dado a los hombres en que podamos ser salvos!”, según Hechos 4:12.

El gran reto nuestro, por ende, aquí ahora, es considerar con reflexión la ofrenda de Jesús en la cruz, recibiendo golpes, insultos y humillaciones de su pueblo judío, pero pagando también por los pecados de sus creyentes, librándolos del infierno eterno, al limpiarlos Jesús con su Sangre Preciosa derramada, según Colosenses 2:11-13, como Cruz de Salvación de todas las persona que lo reciben como Salvador para llevarlas a su Cielo Feliz Eternamente.

Estimado Lector: eres muy distinguido y apreciado por Cristo quiere que lo hagas tuyo como Cruz Divina de Salvación estando con El crucificado para tener la Gozosa Vida Eterna, si sólo le dices: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SALVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Unico, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

Dios los bendiga, y si El permite continuaremos el viernes siguiente. Mi teléfono 815-39-73.

DIOS CRISTO JESUS en Lucas 9:23 de la Biblia, nos llama con todo su Amor Divino perfecto como sigue: “¡Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su Cruz cada día y sígame!”.

Lo anterior es una de las múltiples invitaciones de Cristo para abrirle la puerta de nuestro corazón espiritual, porque El quiere entrar en todo nuestro ser espiritual como Nuestra Cruz y Nuestro Salvador, porque El ofrendó su Vida formando Cruz para que sus creyentes fuesen perfectos y santificados, según Hebreos 10:10-14.

En efecto, cuando humanamente a principios de este mes ha sido festejada la Santa Cruz por los Trabajadores de la Construcción, Jesús nos invita para aceptarlo como Santa Cruz Espiritual Divina Nuestra, estando alejados del pecado, arrepentidos ante El de toda maldad, porque entonces El nos capacita para tomarlo como Nuestra Cruz Divina y seguirlo eternamente sanos y salvos por El, según Juan 3:16.

Por lo tanto, Jesucristo que es Dios Infinito y Eterno y se presenta en este mundo con un Cuerpo similar al humano, pero Precioso, Divino y Perfecto como obra de Dios Espíritu Santo, forma Cruz y se sacrifica dando su vida por cada uno de sus creyentes, al morir en el Calvario. “¡Porque en ningún otro hay Salvación y no hay otro Nombre bajo el Cielo dado a los hombres en que podamos ser salvos!”, según Hechos 4:12.

El gran reto nuestro, por ende, aquí ahora, es considerar con reflexión la ofrenda de Jesús en la cruz, recibiendo golpes, insultos y humillaciones de su pueblo judío, pero pagando también por los pecados de sus creyentes, librándolos del infierno eterno, al limpiarlos Jesús con su Sangre Preciosa derramada, según Colosenses 2:11-13, como Cruz de Salvación de todas las persona que lo reciben como Salvador para llevarlas a su Cielo Feliz Eternamente.

Estimado Lector: eres muy distinguido y apreciado por Cristo quiere que lo hagas tuyo como Cruz Divina de Salvación estando con El crucificado para tener la Gozosa Vida Eterna, si sólo le dices: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SALVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Unico, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

Dios los bendiga, y si El permite continuaremos el viernes siguiente. Mi teléfono 815-39-73.

viernes 29 de mayo de 2020

¡Con Cristo!

viernes 22 de mayo de 2020

¡La Cruz que Salva!

viernes 15 de mayo de 2020

¡Con Cristo!

viernes 17 de abril de 2020

Muerte y resurrección

viernes 20 de marzo de 2020

¡Con Cristo!

viernes 13 de marzo de 2020

El rescate perfecto

viernes 06 de marzo de 2020

¡La vida abundante!

viernes 28 de febrero de 2020

¡Toma tu cruz!

viernes 21 de febrero de 2020

¡Con Cristo!

viernes 24 de enero de 2020

Con Cristo

Cargar Más