/ viernes 19 de abril de 2024

¡Con Cristo! | ¡Señor, Sálvanos, que perecemos!

Dios Jesucristo, así como invitó a sus discípulos hace unos 2,000 años, así mismo nos invita a todos, aquí ahora, para que naveguemos juntos con El, en su Barca Divina, atravesando el Mar de Galilea, para demostrarnos su Poder de Salvación y Vida Eterna, ante el grito de todo ser humano pecador: “¡Señor, Sálvanos, que perecemos!” según Mateo 8:23-27 de la Biblia.

En efecto, Cristo nos llama con su Palabra Divina, que permanece para siempre, según 1 Pedro 1:25, para que cuando se adueñe de nosotros, el temor, el miedo y el susto gigantescos, que nos causan la tempestad tan grande, y las olas tan enormes, producidas por nuestros pecados; entonces sin titubear corramos ante este Jesús, para poner en El toda nuestra Fe, creyendo que solamente El puede Salvarnos del pecado, Quien estará esperándonos con todo Su Amor, para que una vez arrepentidos de nuestras maldades, le confesemos éstas, para luego recibirlo y aceptarlo, también, como Nuestro Salvador, según Juan 3:16.

Por lo tanto, nada ni nadie nos puede impedir tener el Amor y la Bondad (Gracia) de Cristo, al ser Salvos en El, para no estar de ninguna manera temerosos de que El nos llame la atención diciéndonos: “¿Por qué teméis, hombres de poca Fe?”. Porque, cuando Cristo nos Salva, de inmediato y para siempre (eternamente), toda la Bonanza Divina se encuentra en nosotros y ya no hay ningún pecado, en los conversos y salvos en Jesús, para simbolizar: vientos violentos, tempestades feroces, olas gigantescas, ni mares embravecidos.

En consecuencia, he aquí: ¡El Día de Salvación!, según 2 Corintios 6:2; porque: “De modo que si alguno está en Cristo, Nueva Criatura es; las cosas viejas (pecaminosas) pasaron; he aquí Todas Son Hechas Nuevas”, según 2 Corintios 5:17; porque Cristo con su Sacrificio, Muerte y Resurrección, al creyente salvo en El, lo hace Nacer de Nuevo en lo Espiritual (nos revive del pecado que nos tenía muertos ante Dios); porque Cristo nos da Nueva Vida al perdonar nuestros pecados confesados ante El, haciéndonos Nacer de Nuevo Con Dios Padre, según Juan 1:12 y 3:3.

Estimado Lector: te llama Cristo para llevarte en su Barca Divina, con sólo decirle con reflexión, decisión y valentía:

“Mi Señor Dios Cristo, ¡SALVAME!, te confieso mis pecados de los cuales ante Ti me arrepiento; perdóname, y límpiame con tu Sangre Divina. Creo en Ti, te acepto y recibo, como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal. Amén.

Dios Jesucristo, así como invitó a sus discípulos hace unos 2,000 años, así mismo nos invita a todos, aquí ahora, para que naveguemos juntos con El, en su Barca Divina, atravesando el Mar de Galilea, para demostrarnos su Poder de Salvación y Vida Eterna, ante el grito de todo ser humano pecador: “¡Señor, Sálvanos, que perecemos!” según Mateo 8:23-27 de la Biblia.

En efecto, Cristo nos llama con su Palabra Divina, que permanece para siempre, según 1 Pedro 1:25, para que cuando se adueñe de nosotros, el temor, el miedo y el susto gigantescos, que nos causan la tempestad tan grande, y las olas tan enormes, producidas por nuestros pecados; entonces sin titubear corramos ante este Jesús, para poner en El toda nuestra Fe, creyendo que solamente El puede Salvarnos del pecado, Quien estará esperándonos con todo Su Amor, para que una vez arrepentidos de nuestras maldades, le confesemos éstas, para luego recibirlo y aceptarlo, también, como Nuestro Salvador, según Juan 3:16.

Por lo tanto, nada ni nadie nos puede impedir tener el Amor y la Bondad (Gracia) de Cristo, al ser Salvos en El, para no estar de ninguna manera temerosos de que El nos llame la atención diciéndonos: “¿Por qué teméis, hombres de poca Fe?”. Porque, cuando Cristo nos Salva, de inmediato y para siempre (eternamente), toda la Bonanza Divina se encuentra en nosotros y ya no hay ningún pecado, en los conversos y salvos en Jesús, para simbolizar: vientos violentos, tempestades feroces, olas gigantescas, ni mares embravecidos.

En consecuencia, he aquí: ¡El Día de Salvación!, según 2 Corintios 6:2; porque: “De modo que si alguno está en Cristo, Nueva Criatura es; las cosas viejas (pecaminosas) pasaron; he aquí Todas Son Hechas Nuevas”, según 2 Corintios 5:17; porque Cristo con su Sacrificio, Muerte y Resurrección, al creyente salvo en El, lo hace Nacer de Nuevo en lo Espiritual (nos revive del pecado que nos tenía muertos ante Dios); porque Cristo nos da Nueva Vida al perdonar nuestros pecados confesados ante El, haciéndonos Nacer de Nuevo Con Dios Padre, según Juan 1:12 y 3:3.

Estimado Lector: te llama Cristo para llevarte en su Barca Divina, con sólo decirle con reflexión, decisión y valentía:

“Mi Señor Dios Cristo, ¡SALVAME!, te confieso mis pecados de los cuales ante Ti me arrepiento; perdóname, y límpiame con tu Sangre Divina. Creo en Ti, te acepto y recibo, como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal. Amén.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 24 de mayo de 2024

¡Con Cristo! | ¡Muertos al pecado, pero Vivos para Dios!

Agustín Corpus Hernández

viernes 17 de mayo de 2024

¡Con Cristo! | ¡La Única Justicia Justa es por Fe!

Agustín Corpus Hernández

viernes 10 de mayo de 2024

¡Con Cristo! | ¡El majestuoso y supremo Día de la Madre!

Agustín Corpus Hernández

viernes 03 de mayo de 2024

¡Con Cristo! | ¡Las Divinas y Abundantes Riquezas de Amor y Bondad!

Agustín Corpus Hernández

viernes 26 de abril de 2024

¡CON CRISTO! | ¡Por todos Murió y Resucitó para que Vivan Eternamente!

Agustín Corpus Hernández

viernes 19 de abril de 2024

¡Con Cristo! | ¡Señor, Sálvanos, que perecemos!

Agustín Corpus Hernández

viernes 12 de abril de 2024

¡Con Cristo! | ¡Servir, Dar la Vida y Rescatar!

Agustín Corpus Hernández

viernes 05 de abril de 2024

Con Cristo | ¡El Poder de la Divina y Gloriosa Resurrección!

Agustín Corpus Hernández

viernes 22 de marzo de 2024

¡Con Cristo! | ¡El Salvador anuncia su Muerte!

Agustín Corpus Hernández

viernes 15 de marzo de 2024

¡Con Cristo! | ¡El Salvador camina avanzando directamente al Monte Calvario!

Agustín Corpus Hernández

Cargar Más