/ jueves 10 de octubre de 2019

¡Cristo es la Respuesta!

Cansados, más todavía persiguiendo

Jueces 8:4b.

Esta frase de “cansados, más todavía persiguiendo,” la encontramos al final del versículo 4 del Libro de Jueces capítulo 8; y es utilizada para describir el estado en que se encontraba Gedeón y trescientos hombres los cuales Dios había escogido para liberar a su pueblo de los madianitas que eran enemigos de Israel. La Biblia dice que estaban cansados, pero a pesar de ello siguieron adelante; si es cierto estaban fatigados, agotados, pero ¡Gloria a Dios! Todavía persiguiendo y en esta forma cumpliendo a fin de cuentas la encomienda Divina para sus vidas; lograr la libertad de su nación.

Al leer frases como estas pienso en mi propia vida y en si, en ocasiones me he sentido cansado: de la rutina, de los problemas, de mi propia condición, tropezando por así decirlo una y otra vez con las mismas cosas, pero sin lugar a dudas, la voluntad de Dios es que siga adelante, que eso que sucedió con Gedeón y esos trescientos hombres sea una realidad en mi vida y pueda decirse de mí, que estoy cansado, más todavía persiguiendo.

La tendencia del ser humano es con el paso del tiempo cansarse. Ahora, hay cansancio físico, intelectual, y aún la Biblia nos habla del cansancio del alma; unos se van a cansar más pronto que otros, pero finalmente en algún momento de nuestra vida, nos habremos de sentir cansados. Tal vez al leer estas líneas, usted está cansado, quizá de un problema matrimonial, quizá de batallar con un hijo rebelde, una enfermedad, una crisis económica, una adicción; tal vez batallando con dejar el alcohol, las drogas, la pornografía, y usted dice: “Es cierto, ya estoy cansado de esta situación, de batallar con esto en mi vida.” Pero déjeme decirle, que lo que Dios espera de cada uno de nosotros es que al igual que Gedeón y sus trescientos hombres, “Cansados, pero todavía persiguiendo.”

La última parte de esta frase “todavía persiguiendo” se refiere a seguir adelante, continuar, a no desistir, a no abandonar la batalla, a no dejarnos vencer; para que esto suceda, necesitamos ánimo, algo que nos motive, así como el corredor que en el último tramo de la carrera, seguramente está cansado, sus músculos están fatigados, pero no se detiene y con más entrega cierra con todo, para así poder obtener el triunfo. La pregunta es ¿de dónde va a venir ese ánimo? ¿De dónde va a venir esa fortaleza? ¿De las circunstancias? Creo que no, ya que muchas veces eso es lo que trae tristeza y dolor a nuestras vidas ¿de personas? Tal vez, pero en ocasiones no estarán ahí para darnos palabras y esos consejos que nos motiven. En realidad ¿de dónde vendrá ese ánimo y fortaleza para que aunque haya cansancio sigamos adelante? Viene del Señor, en Mateo 11:28 el Señor Jesucristo dice: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.” Es acudiendo a Jesús a través de la Biblia, a través de la oración, a través de congregarnos en una iglesia de sana doctrina así vendrá descanso para el alma y de ahí tendremos la fortaleza para que a pesar de todo, usted y yo sigamos persiguiendo.

Iglesia Bíblica Bautista

Calle Nube 560, Colonia Garita de Jalisco. Tel. 841-5387 www.ibbslp.org.mx

Horario. Domingo 10:00 A.M. y 12:00 P.M. 6:00PM; Miércoles 7:00 P.M.

Cansados, más todavía persiguiendo

Jueces 8:4b.

Esta frase de “cansados, más todavía persiguiendo,” la encontramos al final del versículo 4 del Libro de Jueces capítulo 8; y es utilizada para describir el estado en que se encontraba Gedeón y trescientos hombres los cuales Dios había escogido para liberar a su pueblo de los madianitas que eran enemigos de Israel. La Biblia dice que estaban cansados, pero a pesar de ello siguieron adelante; si es cierto estaban fatigados, agotados, pero ¡Gloria a Dios! Todavía persiguiendo y en esta forma cumpliendo a fin de cuentas la encomienda Divina para sus vidas; lograr la libertad de su nación.

Al leer frases como estas pienso en mi propia vida y en si, en ocasiones me he sentido cansado: de la rutina, de los problemas, de mi propia condición, tropezando por así decirlo una y otra vez con las mismas cosas, pero sin lugar a dudas, la voluntad de Dios es que siga adelante, que eso que sucedió con Gedeón y esos trescientos hombres sea una realidad en mi vida y pueda decirse de mí, que estoy cansado, más todavía persiguiendo.

La tendencia del ser humano es con el paso del tiempo cansarse. Ahora, hay cansancio físico, intelectual, y aún la Biblia nos habla del cansancio del alma; unos se van a cansar más pronto que otros, pero finalmente en algún momento de nuestra vida, nos habremos de sentir cansados. Tal vez al leer estas líneas, usted está cansado, quizá de un problema matrimonial, quizá de batallar con un hijo rebelde, una enfermedad, una crisis económica, una adicción; tal vez batallando con dejar el alcohol, las drogas, la pornografía, y usted dice: “Es cierto, ya estoy cansado de esta situación, de batallar con esto en mi vida.” Pero déjeme decirle, que lo que Dios espera de cada uno de nosotros es que al igual que Gedeón y sus trescientos hombres, “Cansados, pero todavía persiguiendo.”

La última parte de esta frase “todavía persiguiendo” se refiere a seguir adelante, continuar, a no desistir, a no abandonar la batalla, a no dejarnos vencer; para que esto suceda, necesitamos ánimo, algo que nos motive, así como el corredor que en el último tramo de la carrera, seguramente está cansado, sus músculos están fatigados, pero no se detiene y con más entrega cierra con todo, para así poder obtener el triunfo. La pregunta es ¿de dónde va a venir ese ánimo? ¿De dónde va a venir esa fortaleza? ¿De las circunstancias? Creo que no, ya que muchas veces eso es lo que trae tristeza y dolor a nuestras vidas ¿de personas? Tal vez, pero en ocasiones no estarán ahí para darnos palabras y esos consejos que nos motiven. En realidad ¿de dónde vendrá ese ánimo y fortaleza para que aunque haya cansancio sigamos adelante? Viene del Señor, en Mateo 11:28 el Señor Jesucristo dice: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.” Es acudiendo a Jesús a través de la Biblia, a través de la oración, a través de congregarnos en una iglesia de sana doctrina así vendrá descanso para el alma y de ahí tendremos la fortaleza para que a pesar de todo, usted y yo sigamos persiguiendo.

Iglesia Bíblica Bautista

Calle Nube 560, Colonia Garita de Jalisco. Tel. 841-5387 www.ibbslp.org.mx

Horario. Domingo 10:00 A.M. y 12:00 P.M. 6:00PM; Miércoles 7:00 P.M.

sábado 16 de noviembre de 2019

Un camino hacia Dios

jueves 14 de noviembre de 2019

¡Cristo es la Respuesta!

jueves 07 de noviembre de 2019

¡Cristo es la Respuesta!

jueves 31 de octubre de 2019

¡Cristo es la Respuesta!

domingo 27 de octubre de 2019

La Fe es como el amor

jueves 24 de octubre de 2019

¡Cristo es la Respuesta!

jueves 17 de octubre de 2019

¡Cristo es la Respuesta!        

jueves 10 de octubre de 2019

¡Cristo es la Respuesta!

sábado 05 de octubre de 2019

Un camino hacia Dios

Cargar Más