/ viernes 5 de agosto de 2022

¡Con Cristo! | ¡El pastor y sus ovejas!

DIOS CRISTO JESÚS en el evangelio de San Juan 10:1-18 de la Biblia se refiere a sí mismo, como sigue: “Yo Soy el Buen Pastor; el Buen Pastor su Vida da por sus Ovejas”.

Lo anterior fue predicado hace unos 2,000 años por Cristo a judíos y fariseos, y muchos de ellos lo impugnaban; lo cual nos predica a nosotros Dios Jesús, aquí ahora, porque su Palabra permanece para siempre, según 1 Pedro 1:25 e Isaías 40:8, porque El quiere ser el Buen Pastor para que nosotros seamos sus Ovejas en su Redil Divino.

En efecto, Cristo anhela que entremos a este Redil que es su Iglesia Divina Espiritual, por cuya Puerta que es El mismo, sus Ovejas entran y salen bajo su cuidado, y las conduce, cuida y protege para que se alimenten con los Pastos Espirituales que Él les proporciona, y estas Ovejas oyen su voz porque les llama por su nombre y le obedecen, y nadie más puede agregarse a este grupo selecto, porque Jesús pone de requisito que debemos entrar por la Puerta que es Cristo mismo, con sólo ser Salvos en Él , según Juan 3:16, porque Dios Padre, con todo su Amor nos da a Cristo como Salvador, para no perdernos en el infierno, porque estando en Cristo, El nos da Vida Eterna, Feliz y Gozosa en su Cielo Divino.

Por ende: ¿Estamos listos para ser Ovejas de Jesús? Entonces, nada ni nadie puede impedirnos recibir a Cristo como Salvador, para que Él sea nuestro Buen Pastor, y así estar entre sus privilegiadas Ovejas por quienes Cristo muere en el Calvario, porque Él mismo declara que: “Pongo mi vida por mis ovejas”, es decir, por sus seguidores y creyentes sanos y salvos en Él, según Juan 10:15; y, además Jesús, a sus Ovejas, porque oyen su Voz y lo siguen, Él las conoce, y les da Vida Eterna, y nadie las arrebata de su Mano, según Juan 10:27-30.

Estimado Lector: si aceptas a Cristo como tu Pastor, Él pone su Vida Divina a tu favor con sólo decirle con valentía, reflexión y decisión: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SÁLVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname, y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

Si Dios permite continuaremos el viernes siguiente.

Teléfono 44-48-15-39-73.

DIOS CRISTO JESÚS en el evangelio de San Juan 10:1-18 de la Biblia se refiere a sí mismo, como sigue: “Yo Soy el Buen Pastor; el Buen Pastor su Vida da por sus Ovejas”.

Lo anterior fue predicado hace unos 2,000 años por Cristo a judíos y fariseos, y muchos de ellos lo impugnaban; lo cual nos predica a nosotros Dios Jesús, aquí ahora, porque su Palabra permanece para siempre, según 1 Pedro 1:25 e Isaías 40:8, porque El quiere ser el Buen Pastor para que nosotros seamos sus Ovejas en su Redil Divino.

En efecto, Cristo anhela que entremos a este Redil que es su Iglesia Divina Espiritual, por cuya Puerta que es El mismo, sus Ovejas entran y salen bajo su cuidado, y las conduce, cuida y protege para que se alimenten con los Pastos Espirituales que Él les proporciona, y estas Ovejas oyen su voz porque les llama por su nombre y le obedecen, y nadie más puede agregarse a este grupo selecto, porque Jesús pone de requisito que debemos entrar por la Puerta que es Cristo mismo, con sólo ser Salvos en Él , según Juan 3:16, porque Dios Padre, con todo su Amor nos da a Cristo como Salvador, para no perdernos en el infierno, porque estando en Cristo, El nos da Vida Eterna, Feliz y Gozosa en su Cielo Divino.

Por ende: ¿Estamos listos para ser Ovejas de Jesús? Entonces, nada ni nadie puede impedirnos recibir a Cristo como Salvador, para que Él sea nuestro Buen Pastor, y así estar entre sus privilegiadas Ovejas por quienes Cristo muere en el Calvario, porque Él mismo declara que: “Pongo mi vida por mis ovejas”, es decir, por sus seguidores y creyentes sanos y salvos en Él, según Juan 10:15; y, además Jesús, a sus Ovejas, porque oyen su Voz y lo siguen, Él las conoce, y les da Vida Eterna, y nadie las arrebata de su Mano, según Juan 10:27-30.

Estimado Lector: si aceptas a Cristo como tu Pastor, Él pone su Vida Divina a tu favor con sólo decirle con valentía, reflexión y decisión: “Mi Señor Dios Cristo, ¡SÁLVAME!, me arrepiento ante Ti de mis pecados, perdóname, y límpiame con tu Sangre Divina derramada en la cruz del Calvario, creo en Ti y te recibo como Único, Suficiente y Perfecto Salvador Personal”.

Si Dios permite continuaremos el viernes siguiente.

Teléfono 44-48-15-39-73.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 19 de agosto de 2022

¡Con Cristo! | ¡Agua viva que salva!

Agustín Corpus Hernández

viernes 12 de agosto de 2022

¡Con Cristo! | Dame de beber

Agustín Corpus Hernández

viernes 05 de agosto de 2022

¡Con Cristo! | ¡El pastor y sus ovejas!

Agustín Corpus Hernández

viernes 29 de julio de 2022

Con Cristo | ¡Gozo en el cielo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 22 de julio de 2022

¡Con Cristo! | ¡Regalo de vida!

Agustín Corpus Hernández

viernes 15 de julio de 2022

¡Con Cristo! | ¡Resurrección y Vida!

Agustín Corpus Hernández

viernes 08 de julio de 2022

Con Cristo | ¡Luz soy del mundo!

Agustín Corpus Hernández

viernes 01 de julio de 2022

¡Con Cristo! | ¡Camino, Verdad y Vida!

Agustín Corpus Hernández

viernes 24 de junio de 2022

¡Con Cristo! Palabras de vida eterna

Agustín Corpus Hernández

viernes 17 de junio de 2022

¡Con Cristo!

Agustín Corpus Hernández

Cargar Más