/ domingo 3 de enero de 2021

Lo invisible es lo esencial

Este año, alaba a Dios a cada momento y cuenta tus bendiciones porque lograste pasar lo esencial de la vida con vida, esa línea que divide el tiempo o el paso de las horas y que es invisible para los ojos, no busques la perfección, pues el año que se fue nos mostró lo imperfecto que somos y la importancia de cuidar a los amigos y la familia, jamás pierdas la oportunidad de ayudar al prójimo, olvida las ofensas tanto como el odio que es ciego y nos envenena, elige el amor que nos eleva y crece.

Mantengámonos alerta, pues quien no lo hizo, traspasó el tiempo y el destino le alcanzó, por eso, apreciemos lo que acontece en nuestro derredor para reconocer que no somos infalibles y que debemos tratar a todos como a nosotros mismos, triunfar en la vida no es ganar, triunfar en la vida es levantarse cada vez que uno cae hasta convertirse en una persona que sale del pantano sin adentrarse en él al evitar conversaciones absurdas alejándose de quienes dejan solo enojos.

Se gente que busque facilitar al escuchar el corazón de los demás, al aceptar el dolor de otros haciéndolo ligero, alimentando el alma propia convirtiéndose en una gente imprescindible, porque al existir, das y al dar creas un mundo mejor, se gente buena que se alegra por la presencia de los demás, da sentido a tu mundo y dale sentido al prójimo, se gente que se valora cuando está, no cuando se ha ido, gente que se ama, se cuida y respeta, que es creyente de la verdad y no crédula buscando explicación racional o científica al entorno.

Todo lo que envejece se va, asi se fue el Año Viejo dejando grandes lecciones y aprendizaje en este vuelo de vida que transitamos, busquemos los buenos recuerdos pues los malos y tristes son muchos y muy dolorosos, tanta gente, tantos amigos que no superaron la tempestad de un minúsculo enemigo, enemigo que encierra verdad y mentira, desengaño y tristeza, realidad y ficción y aun asi, con todo esto, fue un año al que debemos agradecer el acercamiento con Dios, el retomar valores no perdidos, sí muy olvidados, agradezcamos que sobrevivimos para aprender a vivir, para reconocer que nuestro equipaje cabe en la palma de la mano y en lo profundo del corazón y que nuestra alma se alimenta de Fe, Esperanza y Amor, que la gratitud es el elemento necesario para vivir y no sobrevivir, que cosas tan esenciales como el aire que no era apreciado, ahora sabemos que es imprescindible para vivir, ya que nuestro cuerpo es oxígeno y sin él morimos, si alguien nos hubiera dicho da gracias por el aire que respiras, probablemente lo habríamos ignorado o tildado de loco, ahora, a cada paso que damos agradecemos el aire que respiramos y el oxígeno que se renueva gracias a los árboles que lo hacen posible, demos gracias al creador porque tiene perfectamente controlado todo y nada es casualidad en la creación, gracias porque el equilibrio microscópico existe para que todo camine a la perfección y el movimiento de la creación no pare, por eso, muévete, cuando te mueves se mueve el espíritu y el alma moviendo el alma de otros, cuando te mueves con el espíritu te fortaleces e inspiras haciendo que cada día de este nuevo año tenga un significado que de sentido al vivir, sabemos que nuestras vidas tienen diferentes espacios de preocupación, quejas y confusión, espacios de paz y armonía, de quietud y paz, de confianza y desasosiego, sabemos que en nuestro libre albedrio, nosotros escogemos en qué espacios queremos circular, este año no negaremos que lo que vemos no necesariamente es esencial y damos la razón a la sinrazón, olvidando, como dice el Principito, que lo esencial es invisible a los ojos y permanece trascendiendo en aquellos que nos aman. Por eso, cuando me vaya de aquí y esté frente al Creador recordaré este año, como el año del aprendizaje y le preguntaré con inquietud infantil si cuando nuestro cuerpo muere, nosotros no morimos, si el alma que es invisible, trasciende, preguntaré si hubo diferencia entre las almas de aquellos que en este año murieron por irresponsables con las almas de aquellos que murieron porque algún irresponsable les contagió, por eso, te invito a cuidarte para pasar este 2021 haciéndolo mejor, mientras espero tus comentarios en:

Mail:

angeldesofia@yahoo.com.mx

Este año, alaba a Dios a cada momento y cuenta tus bendiciones porque lograste pasar lo esencial de la vida con vida, esa línea que divide el tiempo o el paso de las horas y que es invisible para los ojos, no busques la perfección, pues el año que se fue nos mostró lo imperfecto que somos y la importancia de cuidar a los amigos y la familia, jamás pierdas la oportunidad de ayudar al prójimo, olvida las ofensas tanto como el odio que es ciego y nos envenena, elige el amor que nos eleva y crece.

Mantengámonos alerta, pues quien no lo hizo, traspasó el tiempo y el destino le alcanzó, por eso, apreciemos lo que acontece en nuestro derredor para reconocer que no somos infalibles y que debemos tratar a todos como a nosotros mismos, triunfar en la vida no es ganar, triunfar en la vida es levantarse cada vez que uno cae hasta convertirse en una persona que sale del pantano sin adentrarse en él al evitar conversaciones absurdas alejándose de quienes dejan solo enojos.

Se gente que busque facilitar al escuchar el corazón de los demás, al aceptar el dolor de otros haciéndolo ligero, alimentando el alma propia convirtiéndose en una gente imprescindible, porque al existir, das y al dar creas un mundo mejor, se gente buena que se alegra por la presencia de los demás, da sentido a tu mundo y dale sentido al prójimo, se gente que se valora cuando está, no cuando se ha ido, gente que se ama, se cuida y respeta, que es creyente de la verdad y no crédula buscando explicación racional o científica al entorno.

Todo lo que envejece se va, asi se fue el Año Viejo dejando grandes lecciones y aprendizaje en este vuelo de vida que transitamos, busquemos los buenos recuerdos pues los malos y tristes son muchos y muy dolorosos, tanta gente, tantos amigos que no superaron la tempestad de un minúsculo enemigo, enemigo que encierra verdad y mentira, desengaño y tristeza, realidad y ficción y aun asi, con todo esto, fue un año al que debemos agradecer el acercamiento con Dios, el retomar valores no perdidos, sí muy olvidados, agradezcamos que sobrevivimos para aprender a vivir, para reconocer que nuestro equipaje cabe en la palma de la mano y en lo profundo del corazón y que nuestra alma se alimenta de Fe, Esperanza y Amor, que la gratitud es el elemento necesario para vivir y no sobrevivir, que cosas tan esenciales como el aire que no era apreciado, ahora sabemos que es imprescindible para vivir, ya que nuestro cuerpo es oxígeno y sin él morimos, si alguien nos hubiera dicho da gracias por el aire que respiras, probablemente lo habríamos ignorado o tildado de loco, ahora, a cada paso que damos agradecemos el aire que respiramos y el oxígeno que se renueva gracias a los árboles que lo hacen posible, demos gracias al creador porque tiene perfectamente controlado todo y nada es casualidad en la creación, gracias porque el equilibrio microscópico existe para que todo camine a la perfección y el movimiento de la creación no pare, por eso, muévete, cuando te mueves se mueve el espíritu y el alma moviendo el alma de otros, cuando te mueves con el espíritu te fortaleces e inspiras haciendo que cada día de este nuevo año tenga un significado que de sentido al vivir, sabemos que nuestras vidas tienen diferentes espacios de preocupación, quejas y confusión, espacios de paz y armonía, de quietud y paz, de confianza y desasosiego, sabemos que en nuestro libre albedrio, nosotros escogemos en qué espacios queremos circular, este año no negaremos que lo que vemos no necesariamente es esencial y damos la razón a la sinrazón, olvidando, como dice el Principito, que lo esencial es invisible a los ojos y permanece trascendiendo en aquellos que nos aman. Por eso, cuando me vaya de aquí y esté frente al Creador recordaré este año, como el año del aprendizaje y le preguntaré con inquietud infantil si cuando nuestro cuerpo muere, nosotros no morimos, si el alma que es invisible, trasciende, preguntaré si hubo diferencia entre las almas de aquellos que en este año murieron por irresponsables con las almas de aquellos que murieron porque algún irresponsable les contagió, por eso, te invito a cuidarte para pasar este 2021 haciéndolo mejor, mientras espero tus comentarios en:

Mail:

angeldesofia@yahoo.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 10 de enero de 2021

Carpe Diem

Tere Derbéz B

domingo 29 de noviembre de 2020

¡Gracias!

Tere Derbéz B

domingo 22 de noviembre de 2020

¡Qué año!

Tere Derbéz B

domingo 15 de noviembre de 2020

¿A Dios o adiós?

Tere Derbéz B

domingo 01 de noviembre de 2020

Dicen que los muertos

Tere Derbéz B

Cargar Más