/ domingo 7 de noviembre de 2021

Hablemos por hablar

Hablemos por hablar reconociendo que por corto que sea el camino, si pisas fuerte, dejas huella, hablemos de la vida y el mundanal ruido sabiendo que una mente espiritual se logra cuando estamos en calma, hablemos para recordar que olvidamos que somos velas que se encendieron al salir del vientre materno y pasamos años queriendo ignorar que la vela se derrite cada día y un día se consumirá, al final del camino cuando la vela se apaga percibimos que el camino se hace al andar y lo que importa es qué tan fuerte pisaste para trascender como persona feliz que dio alegría en su entorno. Hablemos, no por hablar, hablemos con honestidad para reconocer que en este nuevo caminar que la pandemia trajo, el miedo, la desconfianza y el temor aparecieron ante las catastróficas noticias que escuchamos día con día, ante la violencia que vivimos en el entorno, ante las contradicciones de algunas autoridades y la confusión que se vive en el diario acontecer. Hablemos por hablar con caridad y compasión sin descalificar creando caos, evitemos descuidar el uso de las palabras, hablar constantemente crea desconfianza y temor, hablemos con verdad pues el no saber cuándo acabará el caos, causa estrés y hace que nos descuidemos descuidando el uso y significado de las palabras sin dar sentido a la vida. Evitemos hablar por hablar, construyamos con las palabras sin destruir o descalificar, quien lee, aprende a expresarse, quien ama, no ofende, quien cree, construye, no destruye. Hablemos por hablar con fidelidad reconociendo que somos seres vibracionales y giramos acorde al uso de nuestra energía, hablemos de la importancia de la energía y de cómo la usamos, pues presente está en nosotros y nos lleva a cómo actuar, el uso de las palabras y el sonido con que las emitimos nos afecta y afecta a quienes conviven con nosotros, afecta nuestros pensamientos destruyéndolos o alentándolos, cada emisión de mensajes de crítica, enojo, represión transmite negatividad en cada persona que las escucha, crea caos, crea confusión, las palabras dichas con amor, confianza y respeto, crean eso en quienes las escuchan, evitemos las noticias que nos afectan, los discursos confusos y profusos que nos envían creando desunión. Tenemos el don de elección, por eso elijamos rodearnos de personas positivas, pues quienes nos rodean también vibran en su energía y la transmiten contaminando el lugar donde estamos y nuestra mente, vibración en positivo igual a positivo, vibración en negativo, caos y confusión, rechacemos vivir con personas negativas o deprimidas ya que contaminan negativamente, crean caos emocional y nos llevan a vivir en desorden y desolación, nos hacen no creer en nada, ni en nadie, asi que, sea quién sea esa persona, aléjate, emite pensamientos positivos para que el Universo te retorne cosas agradables que atraigan felicidad y abundancia. Al tener el don de elegir, elige vivir en un ambiente agradable donde mejores recordando que todo lo que hablas o dices afecta, la música que escuchas afecta, lo que ves te afecta porque se convierte en tu realidad. Emite solo palabras bondadosas, evita herir u ofender, se agradecido con lo que tienes y con quienes tienes y déjaselos saber, quien con las palabras hiere siembra tempestades y confusión en su entorno, por eso, hablar solo por hablar trae consecuencias graves, la vida es como un columpio, si te mueves con suavidad, fluyes, si lo haces violentamente puedes caerte o herir a quien por ahí pase. Cada día nos da la oportunidad de reinventarnos, de hacer la paz con nosotros y con los demás, de aceptarnos como somos y como evolucionamos con arrugas en la piel, con nuevas miradas y ojos cansados, viviendo cada día la edad que nos pertenece, viviendo en paz y haciendo la paz con nosotros mismos y con quienes tenemos o tienen cuentas pendientes, recordando que es válido errar el camino, que siempre existen nuevos senderos que nos llevan al final sin tener que perder el camino recto para encontrarlo, no es fácil crecer y cambiar de niño a adolescente, no es fácil madurar y ser responsables, como no es fácil aceptar nuestras canas y limitaciones cuando eestas aparecen, no nos resulta fácil envejecer pues nos lleva a reconocer que la vela se está apagando, sin embargo si aceptamos cada etapa de vida con risa y bonhomía recuperamos el aliento y el viaje se hace suave. Aprendamos a hablar por hablar para cantar y saludar a los miedos, desnudarnos del enojo, la rabia y el orgullo. Hablemos por hablar del tiempo y las estrellas, del atardecer enrojecido mostrando sin recato sus colores y el aroma del otoño que se acerca, esta vida no es para aquellos que rehúyen responsabilidades, esta nueva vida pide fuerza, valentía y fe basada en lo positivo para crear una aventura maravillosa de forma callada y con paz, mientras usted analiza el uso de su energía y forma de hablar, yo me dedico a analizar las mías esperando las suyas en sus comentarios vertidos en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias

Hablemos por hablar reconociendo que por corto que sea el camino, si pisas fuerte, dejas huella, hablemos de la vida y el mundanal ruido sabiendo que una mente espiritual se logra cuando estamos en calma, hablemos para recordar que olvidamos que somos velas que se encendieron al salir del vientre materno y pasamos años queriendo ignorar que la vela se derrite cada día y un día se consumirá, al final del camino cuando la vela se apaga percibimos que el camino se hace al andar y lo que importa es qué tan fuerte pisaste para trascender como persona feliz que dio alegría en su entorno. Hablemos, no por hablar, hablemos con honestidad para reconocer que en este nuevo caminar que la pandemia trajo, el miedo, la desconfianza y el temor aparecieron ante las catastróficas noticias que escuchamos día con día, ante la violencia que vivimos en el entorno, ante las contradicciones de algunas autoridades y la confusión que se vive en el diario acontecer. Hablemos por hablar con caridad y compasión sin descalificar creando caos, evitemos descuidar el uso de las palabras, hablar constantemente crea desconfianza y temor, hablemos con verdad pues el no saber cuándo acabará el caos, causa estrés y hace que nos descuidemos descuidando el uso y significado de las palabras sin dar sentido a la vida. Evitemos hablar por hablar, construyamos con las palabras sin destruir o descalificar, quien lee, aprende a expresarse, quien ama, no ofende, quien cree, construye, no destruye. Hablemos por hablar con fidelidad reconociendo que somos seres vibracionales y giramos acorde al uso de nuestra energía, hablemos de la importancia de la energía y de cómo la usamos, pues presente está en nosotros y nos lleva a cómo actuar, el uso de las palabras y el sonido con que las emitimos nos afecta y afecta a quienes conviven con nosotros, afecta nuestros pensamientos destruyéndolos o alentándolos, cada emisión de mensajes de crítica, enojo, represión transmite negatividad en cada persona que las escucha, crea caos, crea confusión, las palabras dichas con amor, confianza y respeto, crean eso en quienes las escuchan, evitemos las noticias que nos afectan, los discursos confusos y profusos que nos envían creando desunión. Tenemos el don de elección, por eso elijamos rodearnos de personas positivas, pues quienes nos rodean también vibran en su energía y la transmiten contaminando el lugar donde estamos y nuestra mente, vibración en positivo igual a positivo, vibración en negativo, caos y confusión, rechacemos vivir con personas negativas o deprimidas ya que contaminan negativamente, crean caos emocional y nos llevan a vivir en desorden y desolación, nos hacen no creer en nada, ni en nadie, asi que, sea quién sea esa persona, aléjate, emite pensamientos positivos para que el Universo te retorne cosas agradables que atraigan felicidad y abundancia. Al tener el don de elegir, elige vivir en un ambiente agradable donde mejores recordando que todo lo que hablas o dices afecta, la música que escuchas afecta, lo que ves te afecta porque se convierte en tu realidad. Emite solo palabras bondadosas, evita herir u ofender, se agradecido con lo que tienes y con quienes tienes y déjaselos saber, quien con las palabras hiere siembra tempestades y confusión en su entorno, por eso, hablar solo por hablar trae consecuencias graves, la vida es como un columpio, si te mueves con suavidad, fluyes, si lo haces violentamente puedes caerte o herir a quien por ahí pase. Cada día nos da la oportunidad de reinventarnos, de hacer la paz con nosotros y con los demás, de aceptarnos como somos y como evolucionamos con arrugas en la piel, con nuevas miradas y ojos cansados, viviendo cada día la edad que nos pertenece, viviendo en paz y haciendo la paz con nosotros mismos y con quienes tenemos o tienen cuentas pendientes, recordando que es válido errar el camino, que siempre existen nuevos senderos que nos llevan al final sin tener que perder el camino recto para encontrarlo, no es fácil crecer y cambiar de niño a adolescente, no es fácil madurar y ser responsables, como no es fácil aceptar nuestras canas y limitaciones cuando eestas aparecen, no nos resulta fácil envejecer pues nos lleva a reconocer que la vela se está apagando, sin embargo si aceptamos cada etapa de vida con risa y bonhomía recuperamos el aliento y el viaje se hace suave. Aprendamos a hablar por hablar para cantar y saludar a los miedos, desnudarnos del enojo, la rabia y el orgullo. Hablemos por hablar del tiempo y las estrellas, del atardecer enrojecido mostrando sin recato sus colores y el aroma del otoño que se acerca, esta vida no es para aquellos que rehúyen responsabilidades, esta nueva vida pide fuerza, valentía y fe basada en lo positivo para crear una aventura maravillosa de forma callada y con paz, mientras usted analiza el uso de su energía y forma de hablar, yo me dedico a analizar las mías esperando las suyas en sus comentarios vertidos en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 22 de mayo de 2022

El sentido de educar

Tere Derbéz B

domingo 15 de mayo de 2022

A mi sí me gusta

Tere Derbéz B

domingo 24 de abril de 2022

Nada en la vida es

Tere Derbéz B

domingo 17 de abril de 2022

Salud espiritual

Tere Derbéz B

domingo 10 de abril de 2022

Opinión

Tere Derbéz B

domingo 03 de abril de 2022

Por qué

Tere Derbéz B

domingo 27 de marzo de 2022

Y ahora que sigue

Tere Derbéz B

domingo 20 de marzo de 2022

Y ahora qué

Tere Derbéz B

domingo 13 de marzo de 2022

Camino de dignidad

Tere Derbéz B

Cargar Más