/ domingo 15 de mayo de 2022

A mi sí me gusta

A mí, si me gustan las madres y, muy a la mexicana diré que el día de la madre es a toda madre, a pesar de que no vemos ni madres de cómo este país se componga, ya que la violencia va hecha la madre y esto es un total desmadre con un sabor a madres donde la realidad es que no sabemos ni madres, aunque madre solo haya una y sea a todisísima madre, a veces, no creo ni madres ya que algunas madres actuales prefieren cuidarse ellas mismas, descuidando a los pequeños, aunque al final, si importan más los hijos que el egoísmo, por eso, todo lo que una madre hace, importa, A mí si me gustan las fiestas y el Dia de las Madres, aunque algun@s digan que el día de la madre les disgusta porque un calendario se los impone o, que es un invento para vender o para quitarse culpas del pasado, presente y hasta futuro; mientras yo, entre más pasan los años, más disfruto cumpleaños y no cumpleaños, días del niño, Navidad y por supuesto a las madrecitas, extraño a mi madre y a veces, me parece que estamos hasta la madre de fiestas y fiestecitas, pero a mí, me encantan, lo que sí me disgusta es que algunos no sepan que el 5 de Mayo no es día de la madre, ni que fueron los franceses a quien el ejército mexicano derrotó y no los españoles, ahora que, como son gajes del actual ejercicio, ni para qué hacer corajes. Por eso, ¿Qué quieren que yo les diga? A estas alturas no estoy para cambalachear ni para regatear a ninguna de las fiestas que se me presente y mucho menos a la vida, quien quiera regalar que lo haga, quien acepte el regalo bienvenido y quien no, pues no, Dígame usted a que mamá no le encanta recibir el papelito pintarrajeado con figuras maternas diciendo TE AMO MAMA, o, ERES LA MEJOR MAMA DEL MUNDO. ¡Quién no ha guardado la huella de una manita pintada a medias en un papel que conservamos hasta el día de nuestra muerte ¡quién de nosotras no se ha llenado de recuerdos de fiestas infantiles y las recitaciones a la madre dichas a medias ante niños llorando, no por amor, sino por el pánico escénico al ver a la familia frente a ellos y ¡Oh Dios¡ cuando ella se va, cuánto no daríamos por tenerla una vez más, con sus regaños y sus apapachos, con su amor y comprensión, con los recuerdos que nos invaden al recordarla haciendo el desayuno a las seis de la mañana, gritando: ¡ya se hizo tarde¡, asi, la querría tener hoy para pasar con ella los días en que se transformó de madre en hija, esa hija que en un momento nos toca cuidar, apapachar y regañar cuando a escondidas come pan o azúcar, sabiendo que no debe comerlos, cómo extraño sus llamadas por teléfono y ahora, ¡cómo añoro los años¡ en que yo fui madre activa y sacaba fuerzas de flaquezas que nunca imaginé tendría, me veo enojada con la maestra irrespetuosa que osó pegar un chicle en la cabeza de uno de ellos y tuve que decirle que ella tenía razón y había que respetarla, aunque al día siguiente saliera la leona enjaulada que toda madre lleva adentro cuando de defender a sus hijos se trata y fui a reclamarle. Me veo cuando mi madre estaba al filo del precipicio, las dos, luchando para que pudiera vivir, sin embargo, ahora que veo a madres que aún son madres, a pesar de hijos desaparecidos, me pregunto si también celebrarán este día, pero en realidad mi pregunta es ¿podrán celebrar este día sabiendo que son invisibles para quienes deben defenderlas? En esta semana de celebración de la Madre es importante decirle que todos los días ella es madre y su presencia, por invisible que sea, se nota y siempre es bella porque el amor que da es importante y a quien tiene madre, abuela o tía que toman el valor de madre, importante es felicitar al hijo por la suerte de tenerlas y a la madre por ser madre, por eso y más a mí me gusta el día de las madres, y ¿a ti?, mándame tus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias.

A mí, si me gustan las madres y, muy a la mexicana diré que el día de la madre es a toda madre, a pesar de que no vemos ni madres de cómo este país se componga, ya que la violencia va hecha la madre y esto es un total desmadre con un sabor a madres donde la realidad es que no sabemos ni madres, aunque madre solo haya una y sea a todisísima madre, a veces, no creo ni madres ya que algunas madres actuales prefieren cuidarse ellas mismas, descuidando a los pequeños, aunque al final, si importan más los hijos que el egoísmo, por eso, todo lo que una madre hace, importa, A mí si me gustan las fiestas y el Dia de las Madres, aunque algun@s digan que el día de la madre les disgusta porque un calendario se los impone o, que es un invento para vender o para quitarse culpas del pasado, presente y hasta futuro; mientras yo, entre más pasan los años, más disfruto cumpleaños y no cumpleaños, días del niño, Navidad y por supuesto a las madrecitas, extraño a mi madre y a veces, me parece que estamos hasta la madre de fiestas y fiestecitas, pero a mí, me encantan, lo que sí me disgusta es que algunos no sepan que el 5 de Mayo no es día de la madre, ni que fueron los franceses a quien el ejército mexicano derrotó y no los españoles, ahora que, como son gajes del actual ejercicio, ni para qué hacer corajes. Por eso, ¿Qué quieren que yo les diga? A estas alturas no estoy para cambalachear ni para regatear a ninguna de las fiestas que se me presente y mucho menos a la vida, quien quiera regalar que lo haga, quien acepte el regalo bienvenido y quien no, pues no, Dígame usted a que mamá no le encanta recibir el papelito pintarrajeado con figuras maternas diciendo TE AMO MAMA, o, ERES LA MEJOR MAMA DEL MUNDO. ¡Quién no ha guardado la huella de una manita pintada a medias en un papel que conservamos hasta el día de nuestra muerte ¡quién de nosotras no se ha llenado de recuerdos de fiestas infantiles y las recitaciones a la madre dichas a medias ante niños llorando, no por amor, sino por el pánico escénico al ver a la familia frente a ellos y ¡Oh Dios¡ cuando ella se va, cuánto no daríamos por tenerla una vez más, con sus regaños y sus apapachos, con su amor y comprensión, con los recuerdos que nos invaden al recordarla haciendo el desayuno a las seis de la mañana, gritando: ¡ya se hizo tarde¡, asi, la querría tener hoy para pasar con ella los días en que se transformó de madre en hija, esa hija que en un momento nos toca cuidar, apapachar y regañar cuando a escondidas come pan o azúcar, sabiendo que no debe comerlos, cómo extraño sus llamadas por teléfono y ahora, ¡cómo añoro los años¡ en que yo fui madre activa y sacaba fuerzas de flaquezas que nunca imaginé tendría, me veo enojada con la maestra irrespetuosa que osó pegar un chicle en la cabeza de uno de ellos y tuve que decirle que ella tenía razón y había que respetarla, aunque al día siguiente saliera la leona enjaulada que toda madre lleva adentro cuando de defender a sus hijos se trata y fui a reclamarle. Me veo cuando mi madre estaba al filo del precipicio, las dos, luchando para que pudiera vivir, sin embargo, ahora que veo a madres que aún son madres, a pesar de hijos desaparecidos, me pregunto si también celebrarán este día, pero en realidad mi pregunta es ¿podrán celebrar este día sabiendo que son invisibles para quienes deben defenderlas? En esta semana de celebración de la Madre es importante decirle que todos los días ella es madre y su presencia, por invisible que sea, se nota y siempre es bella porque el amor que da es importante y a quien tiene madre, abuela o tía que toman el valor de madre, importante es felicitar al hijo por la suerte de tenerlas y a la madre por ser madre, por eso y más a mí me gusta el día de las madres, y ¿a ti?, mándame tus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx Gracias.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 15 de mayo de 2022

A mi sí me gusta

Tere Derbéz B

domingo 24 de abril de 2022

Nada en la vida es

Tere Derbéz B

domingo 17 de abril de 2022

Salud espiritual

Tere Derbéz B

domingo 10 de abril de 2022

Opinión

Tere Derbéz B

domingo 03 de abril de 2022

Por qué

Tere Derbéz B

domingo 27 de marzo de 2022

Y ahora que sigue

Tere Derbéz B

domingo 20 de marzo de 2022

Y ahora qué

Tere Derbéz B

domingo 13 de marzo de 2022

Camino de dignidad

Tere Derbéz B

domingo 06 de marzo de 2022

Y la madre que...

Tere Derbéz B

Cargar Más