/ domingo 16 de septiembre de 2018

Hablemos de Cine

EL DÍA DE LA UNIÓN, de Kuno Becker

  • Ficha técnica
  • Director: Kuno Becker
  • Guión: Kuno Becker
  • Fotografía: Rodrigo Marina
  • Música: Carlo Siliotto
  • Edición: Bruno Becker
  • Género: Drama
  • País: México, 2017.

Intérpretes: Kuno Becker (Max), Armando Hernández (Javier), Aurora Papila (Paula), Sandra Echeverría (Ximena), Ximena Ayala (Vázquez), Harold Torres (pulga), Alvaro Guerrero (Felix), Mario Zaragoza (Román), Ivonne Montero (pasajera de taxi), Gustavo Sánchez Parra (líder de brigada)

¡Demonios! Qué coincidencias de la vida. EL DÍA DE LA UNIÓN, se iba a estrenar el 19 de septiembre del 2017 pero por detalles en la posproducción se retrasó por unas semanas sin saber que ese mismo día otro fuerte temblor volvería a sacudir a la Ciudad de México; claro, después de estas increíbles casualidades, el estreno de la película se fue posponiendo hasta esta nueva fecha, un año después.

Kuno Becker, el joven director mexicano de la cinta, concibió la idea años atrás y la fue modelando con el paso del tiempo hasta plasmarla en un guión que le dio vida a una historia que busca homenajear a las víctimas del terremoto de hace 33 años, así como a los héroes anónimos que lucharon sin descanso por salvar vidas, aún en riesgo de perder la suya propia, en un acto de solidaridad social sin precedentes.

Otro punto importante que Kuno Becker no pierde de vista, fue la ausencia de las autoridades en las primeras horas del siniestro, lo que hizo que la gente se pusiera a hacer lo que le correspondía a un gobierno pasmado por la magnitud de la tragedia lo que provocó una respuesta tardía.

La historia se centra en dos vertientes, Max, un joven reportero que acude muy temprano a recoger a su hijo para llevarlo a la escuela y que aprovecha el momento para decirle a su esposa, de la cual está separado, lo mucho que la sigue queriendo.

También conocemos a Javier, un joven ingeniero desempleado y que sale muy temprano a trabajar un taxi, en el camino, recoge a una guapa pasajera que le pide llevarla al hotel Regis, en el centro de la ciudad.

Los minutos siguen corriendo y justo a las 7.19 la tierra empieza a moverse y los edificios se cimbran antes de caerse.Max había dejado a su hijo con su perro en el estacionamiento del segundo nivel mientras subía a la oficina a entregar un trabajo y Javier ve con asombro como se derrumba el edificio donde acaba de entrar la bella mujer.

El caos y la zozobra se apoderan de todos, gritos de angustia y dolor se escuchan por muchas partes mientras un silencio sepulcral se apodera del ambiente, justo en esos momentos, surge de la nada, la ayuda espontánea de la gente mientras Max logra salir de los escombros con la angustia de haber dejado solo a su hijo en el sótano del edificio derrumbado.

Las vidas de Max y Javier se entrecruzan para intentar salvar al niño entre los escombros en un acto que se antoja suicida entre fugas de gas y fallas eléctricas que presagian lo peor y sin la seguridad de encontrar con vida al chico.

El arranque de la cinta está muy bien estructurado, todos sabemos que algo terrible va a pasar en cualquier momento y nos removemos en nuestra butaca nerviosos por el devenir; sobre todo, aquellos que vivieron aquel momento saben muy bien lo que les espera a esos personajes que viven su cotidianidad sin preocuparse del mañana.

Cuando llega el temblor ya nada será igual y la pantalla se estremece rememorando la tragedia; hasta aquí, todo va bien, buenos efectos con una tensión apenas contenida por lo que va a pasar en una recreación de aquella época ochentera que muestra los autos, las oficinas y las vestimentas apropiadas.

Pero lo que sigue se va desdibujando en una serie de viñetas donde hay gente buena y alguna otra muy mala, como ese dueño del edificio colapsado que esconde algo que no quiere que nadie se entere y recurre a lo impensable tratando de hacer volar un edificio hecho escombros y con gente adentro sin importarle si está viva o no.

Algunas otras escenas no resultan coherentes con la magnitud de la tragedia, como cuando Max y Javier avanzan parados entre los escombros del edificio derrumbado lo que resulta de no creerse, todo derivado de un guión que parte de muy buenas intenciones pero que cae en el maniqueísmo como cuando Javier hace su arenga a la muchedumbre acompañado de una música que pretende alentar el patriotismo y el sentimentalismo del espectador.

Quizá la escena más estrujante no se dé entre los escombros sino aquella en que Max deja a su hijo en el auto en el segundo nivel del estacionamiento. El muchacho le insiste en acompañarlo, pero Max se niega y lo reprende mientras se aleja para tomar el ascensor. El recuerdo de ese momento en la mente de Max es terrible, se lamenta haberlo dejado ahí pese a la insistencia del niño para no quedarse solo.

Cuántos casos así se darían en esos momentos, gente que se le hizo tarde y no llegó a tiempo a su trabajo y eso la salvó, o al revés, o como la mujer que aborda el taxi de Javier para llegar al hotel que se derrumbaría poco después de que ella había entrado.

¿Casualidad?, ¿destino? No se sabe, todo eso forma parte de los misterios de la vida como la increíble coincidencia de que otra vez se volviera a cimbrar la ciudad de México otro 19 de septiembre como ocurrió el año pasado.

EL DÍA DE LA UNIÓN es una invitación para honrar a víctimas y héroes de una tragedia en nuestro país, olvidémonos de las fallas y errores de la trama y unámonos a este filme de un joven director, guionista, editor y productor mexicano. Vale la pena.

Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com

  • MOVIOLA
  • PELÍCULA: EL DÍA DE LA UNIÓN
  • DIRECTOR: KUNO BECKER
  • PERSONAJES: MAX (Kuno Becker)
  • JAVIER (Armando Hernández)
  • LÍDER DE BRIGADA (Gustavo Sánchez Parra)

SINOPSIS:

Varios personajes se reúnen en un monumento que conmemora el día 19 de septiembre de 1985, el día en que la Ciudad de México sufrió un movimiento telúrico de terribles consecuencias. Los personajes rememoran aquel día y todo lo que hicieron para seguir vivos y ayudar a los demás.


EL DÍA DE LA UNIÓN, de Kuno Becker

  • Ficha técnica
  • Director: Kuno Becker
  • Guión: Kuno Becker
  • Fotografía: Rodrigo Marina
  • Música: Carlo Siliotto
  • Edición: Bruno Becker
  • Género: Drama
  • País: México, 2017.

Intérpretes: Kuno Becker (Max), Armando Hernández (Javier), Aurora Papila (Paula), Sandra Echeverría (Ximena), Ximena Ayala (Vázquez), Harold Torres (pulga), Alvaro Guerrero (Felix), Mario Zaragoza (Román), Ivonne Montero (pasajera de taxi), Gustavo Sánchez Parra (líder de brigada)

¡Demonios! Qué coincidencias de la vida. EL DÍA DE LA UNIÓN, se iba a estrenar el 19 de septiembre del 2017 pero por detalles en la posproducción se retrasó por unas semanas sin saber que ese mismo día otro fuerte temblor volvería a sacudir a la Ciudad de México; claro, después de estas increíbles casualidades, el estreno de la película se fue posponiendo hasta esta nueva fecha, un año después.

Kuno Becker, el joven director mexicano de la cinta, concibió la idea años atrás y la fue modelando con el paso del tiempo hasta plasmarla en un guión que le dio vida a una historia que busca homenajear a las víctimas del terremoto de hace 33 años, así como a los héroes anónimos que lucharon sin descanso por salvar vidas, aún en riesgo de perder la suya propia, en un acto de solidaridad social sin precedentes.

Otro punto importante que Kuno Becker no pierde de vista, fue la ausencia de las autoridades en las primeras horas del siniestro, lo que hizo que la gente se pusiera a hacer lo que le correspondía a un gobierno pasmado por la magnitud de la tragedia lo que provocó una respuesta tardía.

La historia se centra en dos vertientes, Max, un joven reportero que acude muy temprano a recoger a su hijo para llevarlo a la escuela y que aprovecha el momento para decirle a su esposa, de la cual está separado, lo mucho que la sigue queriendo.

También conocemos a Javier, un joven ingeniero desempleado y que sale muy temprano a trabajar un taxi, en el camino, recoge a una guapa pasajera que le pide llevarla al hotel Regis, en el centro de la ciudad.

Los minutos siguen corriendo y justo a las 7.19 la tierra empieza a moverse y los edificios se cimbran antes de caerse.Max había dejado a su hijo con su perro en el estacionamiento del segundo nivel mientras subía a la oficina a entregar un trabajo y Javier ve con asombro como se derrumba el edificio donde acaba de entrar la bella mujer.

El caos y la zozobra se apoderan de todos, gritos de angustia y dolor se escuchan por muchas partes mientras un silencio sepulcral se apodera del ambiente, justo en esos momentos, surge de la nada, la ayuda espontánea de la gente mientras Max logra salir de los escombros con la angustia de haber dejado solo a su hijo en el sótano del edificio derrumbado.

Las vidas de Max y Javier se entrecruzan para intentar salvar al niño entre los escombros en un acto que se antoja suicida entre fugas de gas y fallas eléctricas que presagian lo peor y sin la seguridad de encontrar con vida al chico.

El arranque de la cinta está muy bien estructurado, todos sabemos que algo terrible va a pasar en cualquier momento y nos removemos en nuestra butaca nerviosos por el devenir; sobre todo, aquellos que vivieron aquel momento saben muy bien lo que les espera a esos personajes que viven su cotidianidad sin preocuparse del mañana.

Cuando llega el temblor ya nada será igual y la pantalla se estremece rememorando la tragedia; hasta aquí, todo va bien, buenos efectos con una tensión apenas contenida por lo que va a pasar en una recreación de aquella época ochentera que muestra los autos, las oficinas y las vestimentas apropiadas.

Pero lo que sigue se va desdibujando en una serie de viñetas donde hay gente buena y alguna otra muy mala, como ese dueño del edificio colapsado que esconde algo que no quiere que nadie se entere y recurre a lo impensable tratando de hacer volar un edificio hecho escombros y con gente adentro sin importarle si está viva o no.

Algunas otras escenas no resultan coherentes con la magnitud de la tragedia, como cuando Max y Javier avanzan parados entre los escombros del edificio derrumbado lo que resulta de no creerse, todo derivado de un guión que parte de muy buenas intenciones pero que cae en el maniqueísmo como cuando Javier hace su arenga a la muchedumbre acompañado de una música que pretende alentar el patriotismo y el sentimentalismo del espectador.

Quizá la escena más estrujante no se dé entre los escombros sino aquella en que Max deja a su hijo en el auto en el segundo nivel del estacionamiento. El muchacho le insiste en acompañarlo, pero Max se niega y lo reprende mientras se aleja para tomar el ascensor. El recuerdo de ese momento en la mente de Max es terrible, se lamenta haberlo dejado ahí pese a la insistencia del niño para no quedarse solo.

Cuántos casos así se darían en esos momentos, gente que se le hizo tarde y no llegó a tiempo a su trabajo y eso la salvó, o al revés, o como la mujer que aborda el taxi de Javier para llegar al hotel que se derrumbaría poco después de que ella había entrado.

¿Casualidad?, ¿destino? No se sabe, todo eso forma parte de los misterios de la vida como la increíble coincidencia de que otra vez se volviera a cimbrar la ciudad de México otro 19 de septiembre como ocurrió el año pasado.

EL DÍA DE LA UNIÓN es una invitación para honrar a víctimas y héroes de una tragedia en nuestro país, olvidémonos de las fallas y errores de la trama y unámonos a este filme de un joven director, guionista, editor y productor mexicano. Vale la pena.

Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com

  • MOVIOLA
  • PELÍCULA: EL DÍA DE LA UNIÓN
  • DIRECTOR: KUNO BECKER
  • PERSONAJES: MAX (Kuno Becker)
  • JAVIER (Armando Hernández)
  • LÍDER DE BRIGADA (Gustavo Sánchez Parra)

SINOPSIS:

Varios personajes se reúnen en un monumento que conmemora el día 19 de septiembre de 1985, el día en que la Ciudad de México sufrió un movimiento telúrico de terribles consecuencias. Los personajes rememoran aquel día y todo lo que hicieron para seguir vivos y ayudar a los demás.


domingo 11 de noviembre de 2018

Hablemos de Cine

domingo 04 de noviembre de 2018

Hablemos de Cine

domingo 28 de octubre de 2018

Hablemos de Cine

domingo 21 de octubre de 2018

Hablemos de Cine

domingo 14 de octubre de 2018

Hablemos de Cine

domingo 07 de octubre de 2018

Hablemos de Cine

domingo 30 de septiembre de 2018

Hablemos de Cine

domingo 23 de septiembre de 2018

Hablemos de Cine

domingo 16 de septiembre de 2018

Hablemos de Cine

domingo 09 de septiembre de 2018

Hablemos de Cine

Cargar Más