/ domingo 9 de febrero de 2020

Hablemos de Cine

EL ESCANDALO, de Jay Roach

En el año de 1996, la cadena de noticias Fox News lanzó al aire un novedoso formato que consistía en transmitir las noticias las 24 horas del día y además, con un alto contenido político con tendencia claramente favorable al Partido republicano.

El artífice de este contenido fue Roger Ailes, quien con el tiempo, se posesionó como un poderoso directivo de la cadena televisiva cuyo propietario Rupert Murdoch, le dio toda la libertad para hacer y deshacer a su antojo lo que quisiera, entre otras cosas, seleccionar a sus presentadoras de noticias que debería de ser rubias, por las que tenía una debilidad y fascinación.

Ailes fue clave también en la política reciente del país del norte, al usar los programas para apoyar abiertamente a los candidatos republicanos de la época e incluso, fue asesor del presidente actual de los Estados Unidos, antes de que el escándalo lo sorprendiera.

Resulta que el tal Roger Ailes era todo un caso, por años, dio empleo a muchas mujeres a cambio de favores sexuales que se iban diluyendo con el paso del tiempo además de que las víctimas no se atrevían a denunciar nada por el temor de perder su empleo.

Pero de pronto surgió la chispa, Gretchen Carlson, una presentadora con años de antigüedad, no soportó más y denunció penalmente a Ailes. El hecho pudo haber sido superado de inmediato por los abogados del ejecutivo llegando a un buen arreglo para calmar los ánimos de la quejosa, pero las cosas no pararon ahí, ya que otras mujeres hicieron lo mismo, destapando una cloaca donde Ailes se movía con soltura mientras humillaba a sus empleadas.

De eso trata EL ESCANDALO cinta dirigida por Jay Roach (Trumbo: la lista negra de Hollywood) basado en hechos reales donde tres mujeres del medio televisivo, tuvieron los tamaños para enfrentarse a los poderosos y exhibir sus penalidades al trabajar con tipos como Ailes, verdaderos depredadores que usan su puesto para darle rienda suelta a sus perversiones y trastornos mentales.

Los tres personajes femeninos en quienes se enfoca toda la tensión de la trama, serán quienes ilustren el problema en su exacta dimensión. Gretchen Carlson, interpretada por Nicole Kidman es la veterana del grupo quien no está dispuesta a tolerar algo más y será la que prenda la mecha que hará estallar todo.

Por su parte Megyn Kelly, una Charlize Theron formidable, está en la cúspide de su carrera y apenas tiene tiempo de acordarse de las humillaciones a las que fue sometida para poder lograr llegar hasta donde está; sin embargo, aceptando todos los riesgos, se solidariza con Gretchen dispuesta a asumir los riesgos hasta las últimas consecuencias.

Por último, está Kayla, una joven y hermosa rubia, como le gustaban a Ailes, quien llega hasta las oficinas de éste, con muchos deseos de trabajar y a la que se le abren las puertas de la televisora a cambio de ciertos favores que la dejan sorprendida; por cierto, este personaje de Kayla no existió en la vida real sino que fue un invento del guionista para fortalecer la historia en su conjunto.

Estas tres mujeres no enarbolan ningún discurso feminista ni son rebeldes por naturaleza, vaya, ni siquiera son amigas, pero el ser víctimas del jefe que las hostiga, las hace solidarias a una causa en las que muchas mujeres están a nada de estallar en sus respectivas trincheras.

Los hechos son tan recientes que se reflejan en el personaje de Megy, la presentadora estrella del programa y que muestra un claro enfrentamiento con el presidente Trump, que todos conocemos, situación que a la larga, se convierte en un distractor de la trama ya que por muchos momentos, se resalta más esa pugna con el presidente dejando de lado la intención real de la historia que sería el mostrar con una visión mucho más profunda los sucesos que vivieron las partes afectadas.

En cualquier caso, EL ESCANDALO es un grito abierto a los malos tratos de que son víctimas las mujeres en sus empleos, y muchas de ellas han decidido que ha llegado la hora de denunciar a los agresores, quienes viven despreocupados, sin que nadie les diga nada aprovechándose de las ventajas de vivir en un mundo machista que les permite jugar sucio con las mujeres a quienes hostigan hasta lograr sus propósitos.

A Roger Ailes no le alcanzó la vida para recibir su merecido, la muerte lo sorprendió en su casa meses después de que estallara el escándalo, pero por ahí hay otros depredadores, como es el caso del productor de cine Harvey Weinstein, que enfrenta un proceso judicial acusado por varias mujeres por acoso sexual.


Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com


EL ESCANDALO, de Jay Roach

En el año de 1996, la cadena de noticias Fox News lanzó al aire un novedoso formato que consistía en transmitir las noticias las 24 horas del día y además, con un alto contenido político con tendencia claramente favorable al Partido republicano.

El artífice de este contenido fue Roger Ailes, quien con el tiempo, se posesionó como un poderoso directivo de la cadena televisiva cuyo propietario Rupert Murdoch, le dio toda la libertad para hacer y deshacer a su antojo lo que quisiera, entre otras cosas, seleccionar a sus presentadoras de noticias que debería de ser rubias, por las que tenía una debilidad y fascinación.

Ailes fue clave también en la política reciente del país del norte, al usar los programas para apoyar abiertamente a los candidatos republicanos de la época e incluso, fue asesor del presidente actual de los Estados Unidos, antes de que el escándalo lo sorprendiera.

Resulta que el tal Roger Ailes era todo un caso, por años, dio empleo a muchas mujeres a cambio de favores sexuales que se iban diluyendo con el paso del tiempo además de que las víctimas no se atrevían a denunciar nada por el temor de perder su empleo.

Pero de pronto surgió la chispa, Gretchen Carlson, una presentadora con años de antigüedad, no soportó más y denunció penalmente a Ailes. El hecho pudo haber sido superado de inmediato por los abogados del ejecutivo llegando a un buen arreglo para calmar los ánimos de la quejosa, pero las cosas no pararon ahí, ya que otras mujeres hicieron lo mismo, destapando una cloaca donde Ailes se movía con soltura mientras humillaba a sus empleadas.

De eso trata EL ESCANDALO cinta dirigida por Jay Roach (Trumbo: la lista negra de Hollywood) basado en hechos reales donde tres mujeres del medio televisivo, tuvieron los tamaños para enfrentarse a los poderosos y exhibir sus penalidades al trabajar con tipos como Ailes, verdaderos depredadores que usan su puesto para darle rienda suelta a sus perversiones y trastornos mentales.

Los tres personajes femeninos en quienes se enfoca toda la tensión de la trama, serán quienes ilustren el problema en su exacta dimensión. Gretchen Carlson, interpretada por Nicole Kidman es la veterana del grupo quien no está dispuesta a tolerar algo más y será la que prenda la mecha que hará estallar todo.

Por su parte Megyn Kelly, una Charlize Theron formidable, está en la cúspide de su carrera y apenas tiene tiempo de acordarse de las humillaciones a las que fue sometida para poder lograr llegar hasta donde está; sin embargo, aceptando todos los riesgos, se solidariza con Gretchen dispuesta a asumir los riesgos hasta las últimas consecuencias.

Por último, está Kayla, una joven y hermosa rubia, como le gustaban a Ailes, quien llega hasta las oficinas de éste, con muchos deseos de trabajar y a la que se le abren las puertas de la televisora a cambio de ciertos favores que la dejan sorprendida; por cierto, este personaje de Kayla no existió en la vida real sino que fue un invento del guionista para fortalecer la historia en su conjunto.

Estas tres mujeres no enarbolan ningún discurso feminista ni son rebeldes por naturaleza, vaya, ni siquiera son amigas, pero el ser víctimas del jefe que las hostiga, las hace solidarias a una causa en las que muchas mujeres están a nada de estallar en sus respectivas trincheras.

Los hechos son tan recientes que se reflejan en el personaje de Megy, la presentadora estrella del programa y que muestra un claro enfrentamiento con el presidente Trump, que todos conocemos, situación que a la larga, se convierte en un distractor de la trama ya que por muchos momentos, se resalta más esa pugna con el presidente dejando de lado la intención real de la historia que sería el mostrar con una visión mucho más profunda los sucesos que vivieron las partes afectadas.

En cualquier caso, EL ESCANDALO es un grito abierto a los malos tratos de que son víctimas las mujeres en sus empleos, y muchas de ellas han decidido que ha llegado la hora de denunciar a los agresores, quienes viven despreocupados, sin que nadie les diga nada aprovechándose de las ventajas de vivir en un mundo machista que les permite jugar sucio con las mujeres a quienes hostigan hasta lograr sus propósitos.

A Roger Ailes no le alcanzó la vida para recibir su merecido, la muerte lo sorprendió en su casa meses después de que estallara el escándalo, pero por ahí hay otros depredadores, como es el caso del productor de cine Harvey Weinstein, que enfrenta un proceso judicial acusado por varias mujeres por acoso sexual.


Correo electrónico: ernestorobledo@hotmail.com


domingo 15 de marzo de 2020

Hablemos de Cine

domingo 08 de marzo de 2020

Hablemos de Cine

domingo 01 de marzo de 2020

Hablemos de Cine

domingo 23 de febrero de 2020

Hablemos de Cine

domingo 16 de febrero de 2020

Hablemos de Cine

domingo 09 de febrero de 2020

Hablemos de Cine

domingo 02 de febrero de 2020

Hablemos de Cine

domingo 26 de enero de 2020

Hablemos de Cine

domingo 19 de enero de 2020

Hablemos de Cine

domingo 12 de enero de 2020

Hablemos de Cine

Cargar Más