/ sábado 4 de abril de 2020

Solarium

La UASLP entra a su etapa de madurez

Por considerarlo de interés, transcribo la síntesis del plan de trabajo que el doctor Alejandro Zermeño Guerra presentó ante los miembros del Consejo Universitario para ganar la elección de Rector el pasado miércoles.

La UASLP concluyó con éxito una larga etapa de 34 años de pacificación y consolidación, y ha dado muestras de que logró una elección en paz, democrática y respetuosa de las decisiones de la mayoría universitaria.

Este es el texto del doctor Alejandro Zermeño Guerra:

La Universidad pública es patrimonio del Estado y de los mexicanos. Su defensa es una responsabilidad cívica. Los valores de la Universidad pública, están intrínsecos a los valores de la democracia, eso le deposita, al quehacer universitario, un compromiso social ineludible.

El lugar de la Universidad en las sociedades contemporáneas se vuelve cada vez más imprescindible ante la crisis global de todas las estructuras sociales, políticas y económicas. El espacio universitario recobra así su esencia para dar cabida a todas las voces por distantes que éstas sean.

En el diálogo universitario, la universalidad del pensamiento, o mejor dicho, la universalidad de los pensamientos, tendrá que dar respuesta a los retos y desafíos del País, que son de ayer y que son de hoy también. Es así, que la Universidad además de pensar y actuar, tendrá que incidir con mayor determinación.

A la Universidad la inspira la realidad social, no los tiempos políticos. La agenda universitaria es de la sociedad, porque a ella nos debemos y con ella construimos.

La Universidad debe y tiene que ser la casa de todas las libertades, es así que de forma enérgica y categórica, la violencia contra las mujeres nunca más debe ser tolerada, porque la defensa de la dignidad de todas y todos los universitarios, tiene que ser ejemplo para la sociedad.

En la Universidad de la nueva década que comenzamos, el papel de las mujeres tendrá que ser paritario en la toma de decisiones. El País que deseamos para nuestras familias, tendrá que construirse en la equidad desde las aulas universitarias.

La docencia y la investigación son actividades sustantivas de la Universidad, por lo tanto, su incidencia en la sociedad tiene que ser redimensionada. Los profesores investigadores y los profesores hora-clase, son el valor más importante en el cumplimiento de esta encomienda, es así que se vuelve inaplazable el compromiso de repensar que comunidad académica queremos para San Luis Potosí y para el País.

La dignidad laboral debe estar garantizada para toda la comunidad universitaria. Los salarios deben ser justos y proporcionados en la medida de lo posible para todos. La Universidad tendrá que dar ejemplo del respeto de los derechos de las trabajadoras y los trabajadores universitarios.

Las y los estudiantes dan forma y contenido al espíritu universitario. Juntos con ellas y ellos consideramos a la sociedad, soñamos, discutimos y diseñamos soluciones, rutas y puertas de salida. Son conscientes de pertenecer a los menos de 3 millones de jóvenes que en este País tienen acceso a la educación superior. Esta realidad los convierte irremediablemente en ciudadanos y universitarios solidarios.

Los espacios de deliberación universitaria como el HONORABLE CONSEJO DIRECTIVO UNIVERSITARIO Y LOS CONSEJOS TÉCNICOS, tendrán que ser vibrantes en la reflexión de las ideas y de los conceptos. Deberán reflejar la diversidad y la pluralidad de la conciencia universitaria. La simulación en la toma de las decisiones, tendrá que ser juzgada por la sociedad.

La Universidad quiere ser más esperanza para el País. La Universidad quiere construir y decidir. Los miedos inmovilizan y paralizan a las sociedades, por eso nuestro espíritu universitario, arriesgará y desafiará.

Somos una comunidad solidaria, el valor civil de todas y todos los universitarios, cambiará y transformará. La pertinencia es nuestra esencia, es el alma de la Universidad.

La Universidad debe ser Institución de vanguardia y amigable con el medio ambiente.

La seguridad es fundamental, el trabajo sobre la prevención, se debe acompañar de estimular las actividades deportivas, mejorar los espacios y acondicionar áreas para ello más cercanas a los estudiantes, será prioritario. Además el deporte generará el espíritu de pertenencia institucional.

NUESTRO CLAUSTRO ES ABIERTO

Si tuviéramos que reflexionar esta etapa de la pandemia más aterradora que hemos vivido –como género humano- en el mundo contemporáneo, el efecto nos llevaría a equipararlo con la épica bíblica vivida por Noé y su familia. Un encierro de cuarenta días en un arca, en espera de que la furia del temporal amaine y luego salir al mundo, otra vez, para encontrarlo quizá distinto, quizá mejorado.

Por supuesto que hay diferencias fundamentales. Nuestro claustro es abierto por virtud de las comunicaciones y las redes sociales. Hoy ni siquiera es indispensable la reunión riesgosa de funcionarios con reporteros. Las conferencias de prensa en línea y los comunicados a través de las redes hacen posible asomar al mundo sin temer el contagio porque el encierro es físico, no virtual.

Pero cuando la autoridad se pone exigente con el cuidado extremo a las personas de la tercera edad, uno se siente aparte, aunque el pronto recuento de nuestros años de vida nos ubique en esa categoría –tal vez arbitraria- de los más expuestos al contagio del coronavirus que nadie puede atajar si no es aislándose.

Un millón de propuestas de sacar ventaja del encierro, que van desde escuchar música, cantar en las ventanas de los departamentos, hasta los ejercicios en el breve espacio en que se imitan el millón de vueltas que dan los animales de tracción en torno a una noria, o uncidos al palo que sirve de eje a la enorme piedra redonda que muele la piña del maguey tequilero o mezcalero. Ahí, nuestro mundo se dimensiona distinto.

Todo eso, en combinación con el infinito número de inexpertos que se atreven a opinar sobre remedios que van desde los más elementales hasta los más increíbles –como el detente ya famoso- conforman las sucesivas oleadas de ánimo y desánimo que entran por nuestras atmósferas queriendo ganarle al coronavirus, pero, ¡no se puede!

EL COTARRO POLÍTICO

El presidente del PAN en San Luis Potosí, Juan Francisco Aguilar, pidió que el ayuntamiento capitalino suspenda el permiso de construcción de los edificios situados en la colonia Privadas del Pedregal, sobre calle Palmira, pues dijo se ha tenido un descontrol que aumenta gravemente la densidad de la población en esta zona de la ciudad. “La densidad de población por lote de 300 metros cuadrados era de 2.7 vehículos y ahora por todos los edificios se va a aumentar drásticamente la cantidad de vehículos, lo cual será negativo para las familias que verán reducida su calidad de vida”, dijo… Como organización que agrupa a empresarios gasolineros de 32 entidades del país, Onexpo Nacional propone a las autoridades correspondientes y a las instituciones del sistema bancario nacional, así como a proveedores y clientes un conjunto de medidas que requieren oportuno análisis y revisión: Exención de comisiones bancarias en la recepción del pago de combustible mediante tarjeta bancaria (para reducir lo más posible el uso de efectivo como parte de las medidas preventivas contra la propagación del COVID-19 en la fase 2) y otros siete puntos importantes para ellos… Añadieron que “en temas fiscales y hacendarios nos unimos a las peticiones de otras organizaciones y asociaciones, solicitando se den las facilidades necesarias para mantener la liquidez en estos momentos”… El terrible manolo sigue encerrado. Ni modo… HASTA LA PRÓXIMA

pedrocervantesroque@yahoo.com.mx

La UASLP entra a su etapa de madurez

Por considerarlo de interés, transcribo la síntesis del plan de trabajo que el doctor Alejandro Zermeño Guerra presentó ante los miembros del Consejo Universitario para ganar la elección de Rector el pasado miércoles.

La UASLP concluyó con éxito una larga etapa de 34 años de pacificación y consolidación, y ha dado muestras de que logró una elección en paz, democrática y respetuosa de las decisiones de la mayoría universitaria.

Este es el texto del doctor Alejandro Zermeño Guerra:

La Universidad pública es patrimonio del Estado y de los mexicanos. Su defensa es una responsabilidad cívica. Los valores de la Universidad pública, están intrínsecos a los valores de la democracia, eso le deposita, al quehacer universitario, un compromiso social ineludible.

El lugar de la Universidad en las sociedades contemporáneas se vuelve cada vez más imprescindible ante la crisis global de todas las estructuras sociales, políticas y económicas. El espacio universitario recobra así su esencia para dar cabida a todas las voces por distantes que éstas sean.

En el diálogo universitario, la universalidad del pensamiento, o mejor dicho, la universalidad de los pensamientos, tendrá que dar respuesta a los retos y desafíos del País, que son de ayer y que son de hoy también. Es así, que la Universidad además de pensar y actuar, tendrá que incidir con mayor determinación.

A la Universidad la inspira la realidad social, no los tiempos políticos. La agenda universitaria es de la sociedad, porque a ella nos debemos y con ella construimos.

La Universidad debe y tiene que ser la casa de todas las libertades, es así que de forma enérgica y categórica, la violencia contra las mujeres nunca más debe ser tolerada, porque la defensa de la dignidad de todas y todos los universitarios, tiene que ser ejemplo para la sociedad.

En la Universidad de la nueva década que comenzamos, el papel de las mujeres tendrá que ser paritario en la toma de decisiones. El País que deseamos para nuestras familias, tendrá que construirse en la equidad desde las aulas universitarias.

La docencia y la investigación son actividades sustantivas de la Universidad, por lo tanto, su incidencia en la sociedad tiene que ser redimensionada. Los profesores investigadores y los profesores hora-clase, son el valor más importante en el cumplimiento de esta encomienda, es así que se vuelve inaplazable el compromiso de repensar que comunidad académica queremos para San Luis Potosí y para el País.

La dignidad laboral debe estar garantizada para toda la comunidad universitaria. Los salarios deben ser justos y proporcionados en la medida de lo posible para todos. La Universidad tendrá que dar ejemplo del respeto de los derechos de las trabajadoras y los trabajadores universitarios.

Las y los estudiantes dan forma y contenido al espíritu universitario. Juntos con ellas y ellos consideramos a la sociedad, soñamos, discutimos y diseñamos soluciones, rutas y puertas de salida. Son conscientes de pertenecer a los menos de 3 millones de jóvenes que en este País tienen acceso a la educación superior. Esta realidad los convierte irremediablemente en ciudadanos y universitarios solidarios.

Los espacios de deliberación universitaria como el HONORABLE CONSEJO DIRECTIVO UNIVERSITARIO Y LOS CONSEJOS TÉCNICOS, tendrán que ser vibrantes en la reflexión de las ideas y de los conceptos. Deberán reflejar la diversidad y la pluralidad de la conciencia universitaria. La simulación en la toma de las decisiones, tendrá que ser juzgada por la sociedad.

La Universidad quiere ser más esperanza para el País. La Universidad quiere construir y decidir. Los miedos inmovilizan y paralizan a las sociedades, por eso nuestro espíritu universitario, arriesgará y desafiará.

Somos una comunidad solidaria, el valor civil de todas y todos los universitarios, cambiará y transformará. La pertinencia es nuestra esencia, es el alma de la Universidad.

La Universidad debe ser Institución de vanguardia y amigable con el medio ambiente.

La seguridad es fundamental, el trabajo sobre la prevención, se debe acompañar de estimular las actividades deportivas, mejorar los espacios y acondicionar áreas para ello más cercanas a los estudiantes, será prioritario. Además el deporte generará el espíritu de pertenencia institucional.

NUESTRO CLAUSTRO ES ABIERTO

Si tuviéramos que reflexionar esta etapa de la pandemia más aterradora que hemos vivido –como género humano- en el mundo contemporáneo, el efecto nos llevaría a equipararlo con la épica bíblica vivida por Noé y su familia. Un encierro de cuarenta días en un arca, en espera de que la furia del temporal amaine y luego salir al mundo, otra vez, para encontrarlo quizá distinto, quizá mejorado.

Por supuesto que hay diferencias fundamentales. Nuestro claustro es abierto por virtud de las comunicaciones y las redes sociales. Hoy ni siquiera es indispensable la reunión riesgosa de funcionarios con reporteros. Las conferencias de prensa en línea y los comunicados a través de las redes hacen posible asomar al mundo sin temer el contagio porque el encierro es físico, no virtual.

Pero cuando la autoridad se pone exigente con el cuidado extremo a las personas de la tercera edad, uno se siente aparte, aunque el pronto recuento de nuestros años de vida nos ubique en esa categoría –tal vez arbitraria- de los más expuestos al contagio del coronavirus que nadie puede atajar si no es aislándose.

Un millón de propuestas de sacar ventaja del encierro, que van desde escuchar música, cantar en las ventanas de los departamentos, hasta los ejercicios en el breve espacio en que se imitan el millón de vueltas que dan los animales de tracción en torno a una noria, o uncidos al palo que sirve de eje a la enorme piedra redonda que muele la piña del maguey tequilero o mezcalero. Ahí, nuestro mundo se dimensiona distinto.

Todo eso, en combinación con el infinito número de inexpertos que se atreven a opinar sobre remedios que van desde los más elementales hasta los más increíbles –como el detente ya famoso- conforman las sucesivas oleadas de ánimo y desánimo que entran por nuestras atmósferas queriendo ganarle al coronavirus, pero, ¡no se puede!

EL COTARRO POLÍTICO

El presidente del PAN en San Luis Potosí, Juan Francisco Aguilar, pidió que el ayuntamiento capitalino suspenda el permiso de construcción de los edificios situados en la colonia Privadas del Pedregal, sobre calle Palmira, pues dijo se ha tenido un descontrol que aumenta gravemente la densidad de la población en esta zona de la ciudad. “La densidad de población por lote de 300 metros cuadrados era de 2.7 vehículos y ahora por todos los edificios se va a aumentar drásticamente la cantidad de vehículos, lo cual será negativo para las familias que verán reducida su calidad de vida”, dijo… Como organización que agrupa a empresarios gasolineros de 32 entidades del país, Onexpo Nacional propone a las autoridades correspondientes y a las instituciones del sistema bancario nacional, así como a proveedores y clientes un conjunto de medidas que requieren oportuno análisis y revisión: Exención de comisiones bancarias en la recepción del pago de combustible mediante tarjeta bancaria (para reducir lo más posible el uso de efectivo como parte de las medidas preventivas contra la propagación del COVID-19 en la fase 2) y otros siete puntos importantes para ellos… Añadieron que “en temas fiscales y hacendarios nos unimos a las peticiones de otras organizaciones y asociaciones, solicitando se den las facilidades necesarias para mantener la liquidez en estos momentos”… El terrible manolo sigue encerrado. Ni modo… HASTA LA PRÓXIMA

pedrocervantesroque@yahoo.com.mx

sábado 11 de julio de 2020

Solarium

sábado 04 de julio de 2020

Solárium

sábado 27 de junio de 2020

Solarium

sábado 20 de junio de 2020

Solarium

sábado 13 de junio de 2020

Solarium

sábado 06 de junio de 2020

Solárium

sábado 30 de mayo de 2020

Solarium

sábado 23 de mayo de 2020

Solárium

sábado 16 de mayo de 2020

Solárium

sábado 09 de mayo de 2020

Solarium

Cargar Más