/ domingo 16 de septiembre de 2018

¡Siembren árboles, no los corten!

Les cuento que antes de empezar ésta colaboración, me llevé tremendo susto cuando llegó la Altilla, cuya cara reflejaba enojo y frustración, y con voz de alarma, contó sobre un criminal atentado que trabajadores del Ferrocarril hacen contra la naturaleza y el medio ambiente en una de las zonas más hermosas de la Huasteca Potosina, y solicitó que alzara la voz y escribiera algo al respecto.

De acuerdo a su relato y a grandes rasgos dijo que los habitantes de las estaciones de tren, que viven cerca de la vía del Ferrocarril, San Luis-Tampico, le notificaron que dichos trabajadores con machete y motosierras en mano deben quitar ramas, pero también por motivos desconocidos arrancan grandes árboles,cuyos beneficios son invaluables para el ser humano, dado que los árboles son vida, ¿y si no lo cree? ¡Júzguelo usted mismo!

Los hermosos árboles combaten el exceso de dióxido de carbono, contribuyen al cambio climático, absorben el CO2, removiendo y almacenando el carbono al tiempo que liberan oxígeno al aire, evitan la erosión y dan sombra, alimento, etcétera.

Porque ha de saber usted que la humanidad se halla en un estado crítico, debido a la problemática del medio ambiente, el cual está cada día más degradado, y nos tiene en una situación apocalíptica de autodestrucción, por ello urgen que se intensifiquen más acciones de forestación y reforestación; y sobre todo frenar a todas las personas, o empresas que hacen lo contrario, como éstos señores que se dedican a tumbar grandes, pero indefensos árboles, tal como el enorme Chote que arrancaron de cuajo en Estación Quinientos, cuyos beneficios recibían sus habitantes; lo peor es que el árbol no estorbaba, al contrario beneficiaba, al invitar a recibir su sombra y a recoger sus frutos, que son excelente cura para los riñones, como alimento para humanos, pues sabe a elote, o bien como alimento para ganado. aun así,los trabajadores del Ferrocarril no tuvieron piedad de él, ni la más mínima conciencia del grave atentado que hacían contra la naturaleza.

Ante esta triste situación los habitantes de estación Quinientos hacen un llamado a los titulares de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) y de la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental (SEGAM) para que coordinen esfuerzos y den pronta solución a todos los problemas de éste rubro -que no son pocos- y que en grado máximo afectan a la Huasteca Potosina. ¡Dios quiera y su petición tenga eco!

Para que la espera sea menos pesada “El Sol de San Luis” entrega a sus fieles lectores está hermosa reflexión que forma parte de las compilaciones del padre Fernando Castro Villanueva.

Si tuviera un millón de amigos y le pidiera a cada uno una moneda y sería millonario.

Si tuviera 500 mil amigos, les pediría tomarnos de las manos, para unir el país.

Si tuviera 200 mil amigos, fundaría una ciudad donde todo el mundo saludara con una sonrisa.

Si tuviera 25 mil amigos, la empresa de teléfonos me costearía la línea cada vez que cumpliera años.

Si tuviera ocho mil amigos, me gustaría ser padrino de seis mil niños.

Si tuviera mil amigos, tendría mil manos para mí solo.

Si tuviera 365 amigos, pasaría cada día del año con uno de ellos.

Si tuviera 100 amigos, tendría 100 consejos.

Si tuviera 10 amigos, mi madre tendría 10 hijos más.

Si tuviera cuatro amigos, tendría aseguradas cuatro manos que cargaran mi ataúd.

Si tuviera dos amigos, sería dos veces más feliz.


Comentarios: altagracia_155@hotmail.com

Les cuento que antes de empezar ésta colaboración, me llevé tremendo susto cuando llegó la Altilla, cuya cara reflejaba enojo y frustración, y con voz de alarma, contó sobre un criminal atentado que trabajadores del Ferrocarril hacen contra la naturaleza y el medio ambiente en una de las zonas más hermosas de la Huasteca Potosina, y solicitó que alzara la voz y escribiera algo al respecto.

De acuerdo a su relato y a grandes rasgos dijo que los habitantes de las estaciones de tren, que viven cerca de la vía del Ferrocarril, San Luis-Tampico, le notificaron que dichos trabajadores con machete y motosierras en mano deben quitar ramas, pero también por motivos desconocidos arrancan grandes árboles,cuyos beneficios son invaluables para el ser humano, dado que los árboles son vida, ¿y si no lo cree? ¡Júzguelo usted mismo!

Los hermosos árboles combaten el exceso de dióxido de carbono, contribuyen al cambio climático, absorben el CO2, removiendo y almacenando el carbono al tiempo que liberan oxígeno al aire, evitan la erosión y dan sombra, alimento, etcétera.

Porque ha de saber usted que la humanidad se halla en un estado crítico, debido a la problemática del medio ambiente, el cual está cada día más degradado, y nos tiene en una situación apocalíptica de autodestrucción, por ello urgen que se intensifiquen más acciones de forestación y reforestación; y sobre todo frenar a todas las personas, o empresas que hacen lo contrario, como éstos señores que se dedican a tumbar grandes, pero indefensos árboles, tal como el enorme Chote que arrancaron de cuajo en Estación Quinientos, cuyos beneficios recibían sus habitantes; lo peor es que el árbol no estorbaba, al contrario beneficiaba, al invitar a recibir su sombra y a recoger sus frutos, que son excelente cura para los riñones, como alimento para humanos, pues sabe a elote, o bien como alimento para ganado. aun así,los trabajadores del Ferrocarril no tuvieron piedad de él, ni la más mínima conciencia del grave atentado que hacían contra la naturaleza.

Ante esta triste situación los habitantes de estación Quinientos hacen un llamado a los titulares de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) y de la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental (SEGAM) para que coordinen esfuerzos y den pronta solución a todos los problemas de éste rubro -que no son pocos- y que en grado máximo afectan a la Huasteca Potosina. ¡Dios quiera y su petición tenga eco!

Para que la espera sea menos pesada “El Sol de San Luis” entrega a sus fieles lectores está hermosa reflexión que forma parte de las compilaciones del padre Fernando Castro Villanueva.

Si tuviera un millón de amigos y le pidiera a cada uno una moneda y sería millonario.

Si tuviera 500 mil amigos, les pediría tomarnos de las manos, para unir el país.

Si tuviera 200 mil amigos, fundaría una ciudad donde todo el mundo saludara con una sonrisa.

Si tuviera 25 mil amigos, la empresa de teléfonos me costearía la línea cada vez que cumpliera años.

Si tuviera ocho mil amigos, me gustaría ser padrino de seis mil niños.

Si tuviera mil amigos, tendría mil manos para mí solo.

Si tuviera 365 amigos, pasaría cada día del año con uno de ellos.

Si tuviera 100 amigos, tendría 100 consejos.

Si tuviera 10 amigos, mi madre tendría 10 hijos más.

Si tuviera cuatro amigos, tendría aseguradas cuatro manos que cargaran mi ataúd.

Si tuviera dos amigos, sería dos veces más feliz.


Comentarios: altagracia_155@hotmail.com

domingo 16 de septiembre de 2018

¡Siembren árboles, no los corten!

martes 11 de septiembre de 2018

Hechos y Citas

lunes 10 de septiembre de 2018

Hechos y Citas

domingo 09 de septiembre de 2018

Opinión

sábado 08 de septiembre de 2018

Hechos y Citas

viernes 07 de septiembre de 2018

Hechos y Citas

jueves 06 de septiembre de 2018

Hechos y Citas

miércoles 05 de septiembre de 2018

Hechos y Citas

martes 04 de septiembre de 2018

Hechos y Citas

lunes 03 de septiembre de 2018

Hechos y Citas

Cargar Más