/ domingo 5 de julio de 2020

Acapulco recibe a turistas con aguas negras

De las más de 50 plantas tratadoras de aguas residuales sólo funcionan tres, y no al cien por ciento

ACAPULCO. A unas horas de la reactivación gradual del turísmo en el puerto de Acapulco, surgen los desatinos entre dependencias del gobierno del estado y el órgano operador del agua potable, a raíz de las descargas de aguas negras que se vertieron en la playa Icacos, que afloró el encono y la facilidad de exculparse unos a otros por la contaminación del mar.

Gran parte de este problema se debe a que de las más de 50 plantas tratadoras de aguas residuales sólo funcionan tres, y no al cien por ciento, toda vez requieren tres mil millones de pesos para su reparación y evitar que se sigan contaminando las playas con el agua del drenaje.

Pero ante el escándalo provocado por los videos en los que captan miles de litros de aguas negras escurriendo a la playa Icacos, recién certificada como Blue Flag, funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) y de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), se enfrascaron en dimes y diretes.

El titular de la Capama, Leonel Galindo González, rápidamente salió a declarar en defensa ese mismo día que: "Es normal la descarga de agua directa a la playa en el inicio de las lluvias, es como si Acapulco se estuviera lavando la cara desde la parte alta (sic)”.

Aseguró que no existían descargas de aguas negras y que la salida registrada ese día, insistió, correspondía a los escurrimientos provocados por las primeras lluvias de la temporada, y que era falso que se hubiera desbordado un dique.

Argumentó que fue cuestionado en las mismas redes sociales al catalogarlo como una evidente inexperiencia del funcionario municipal, toda vez que fue real que se trató de descargas de drenaje a esta playa calificada como “limpia”.

En contraparte, el titular de la Semaren, Arturo Álvarez Angli, anunció que había solicitado una investigación de manera oficial a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) sobre lo que originó al derrame de aguas negras a playa Icacos.

Justificó que el vertimiento de aguas negras en una zona marítima es un delito federal, que debe ser investigado para deslindar responsabilidades.

Por su parte, el responsable de la procuraduría de Protección Ambiental del gobierno de Guerrero (Propaeg), Alfredo Gómez Suástegui, echo por tierra la versión del director de la paramunicipal, González Galindo, al asegurar que estaba taponeado el canal, como consecuencia de las fuertes lluvias, y advirtió que podría sancionar a la paramunicipal, por el escurrimiento de aguas negras al mar.

El titular del órgano operador del agua potable, pese a esto, mantuvo su retórica de que no eran aguas de drenaje, sino pluviales, aunque ante la presión ejercida desde el gobierno del estado confirmó que un laboratorio externo a la Capama realizó muestras fisicoquímicas y microbiológicas para confirmar que no existen descargas de aguas residuales a la bahía.

A su defensa salió la directora de Ecología municipal, Guadalupe Rivas Pérez, quien, para hacer contrapeso, afirmó que la descarga a playa Icacos no fueron producto de drenaje sanitario, sino de las primeras lluvias de esta temporada.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

ACAPULCO. A unas horas de la reactivación gradual del turísmo en el puerto de Acapulco, surgen los desatinos entre dependencias del gobierno del estado y el órgano operador del agua potable, a raíz de las descargas de aguas negras que se vertieron en la playa Icacos, que afloró el encono y la facilidad de exculparse unos a otros por la contaminación del mar.

Gran parte de este problema se debe a que de las más de 50 plantas tratadoras de aguas residuales sólo funcionan tres, y no al cien por ciento, toda vez requieren tres mil millones de pesos para su reparación y evitar que se sigan contaminando las playas con el agua del drenaje.

Pero ante el escándalo provocado por los videos en los que captan miles de litros de aguas negras escurriendo a la playa Icacos, recién certificada como Blue Flag, funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) y de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), se enfrascaron en dimes y diretes.

El titular de la Capama, Leonel Galindo González, rápidamente salió a declarar en defensa ese mismo día que: "Es normal la descarga de agua directa a la playa en el inicio de las lluvias, es como si Acapulco se estuviera lavando la cara desde la parte alta (sic)”.

Aseguró que no existían descargas de aguas negras y que la salida registrada ese día, insistió, correspondía a los escurrimientos provocados por las primeras lluvias de la temporada, y que era falso que se hubiera desbordado un dique.

Argumentó que fue cuestionado en las mismas redes sociales al catalogarlo como una evidente inexperiencia del funcionario municipal, toda vez que fue real que se trató de descargas de drenaje a esta playa calificada como “limpia”.

En contraparte, el titular de la Semaren, Arturo Álvarez Angli, anunció que había solicitado una investigación de manera oficial a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) sobre lo que originó al derrame de aguas negras a playa Icacos.

Justificó que el vertimiento de aguas negras en una zona marítima es un delito federal, que debe ser investigado para deslindar responsabilidades.

Por su parte, el responsable de la procuraduría de Protección Ambiental del gobierno de Guerrero (Propaeg), Alfredo Gómez Suástegui, echo por tierra la versión del director de la paramunicipal, González Galindo, al asegurar que estaba taponeado el canal, como consecuencia de las fuertes lluvias, y advirtió que podría sancionar a la paramunicipal, por el escurrimiento de aguas negras al mar.

El titular del órgano operador del agua potable, pese a esto, mantuvo su retórica de que no eran aguas de drenaje, sino pluviales, aunque ante la presión ejercida desde el gobierno del estado confirmó que un laboratorio externo a la Capama realizó muestras fisicoquímicas y microbiológicas para confirmar que no existen descargas de aguas residuales a la bahía.

A su defensa salió la directora de Ecología municipal, Guadalupe Rivas Pérez, quien, para hacer contrapeso, afirmó que la descarga a playa Icacos no fueron producto de drenaje sanitario, sino de las primeras lluvias de esta temporada.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Futbol

Arranque que promete, ADSL vence a Chivas

A los once minutos cayó el primer gol de los potosinos, en los últimos minutos Chivas tuvo la oportunidad de empatar el marcador pero el marcador favoreció a los potosinos

Local

Se invita a disfrutar el turismo de aventura en capital potosina

A través de la app "Rutas: Experiencias y Aventura" se brindan 20 rutas para realizar senderismo y ciclismo de montaña

Local

Se sancionará trató humillante a menores en SLP

Golpes con la mano o con algún objeto, empujones, pellizcos, mordidas, tirones de cabello o de las orejas, etcétera serán ilegales

Local

MORENA no define relación que tendrá con gobierno de Gallardo

Señala el dirigente Sergio Serrano que es una decisión que aun no se toma; se deslinda de apoyo que dio Mónica Rangel al “gallardismo”

Soledad

Policía Vial de Soledad quiere capacitar a choferes de taxis y transporte público

Por lo pronto concluyeron los cursos dirigidos a trabajadores del volante de la Alianza Mexicana de Organización de Transportistas

Soledad

Kínder Valentín Gama, no está preparado para el regreso a clases: padres de familia

Esta escuela ha sido víctima de robos, se han llevado puertas, ventanas, mesas, sillas, mesabancos, pizarrones, cableado y material didáctico de todo tipo, prácticamente solo quedan las paredes

Soledad

En colonia San Felipe, prevalecen los adultos mayores

En 1960 se empezaron a edificar las primeras casas; el Lienzo Charro en la parte oriente, fue construido a principios del siglo XX por el propietario de la hacienda de Miranda

Sociedad

Restringen horarios en playas de Acapulco ante repunte del Covid

El horario para permanecer en las playas tras el aumento de contagios es de las 07:00 a las 18:00 horas