/ domingo 30 de julio de 2023

María Cecilia Ferretiz, guardiana del patrimonio gastronómico de SLP

Reconocida por siempre fomentar la cocina original potosina durante el festival "Lila López"

Entre fogones, grandes cazuelas, y guisos extraordinarios, nació María Cecilia Ferretiz Colorado, considerada una de las guardianas del patrimonio gastronómico de San Luis Potosí. Reconocida siempre por su desprendida participación en el Festival Internacional de Danza Contemporánea "Lila López" y por siempre fomentar la cocina original potosina.

Desde el año de 1980, fue invitada por la máxima promotora de la actividad dancística de San Luis Potosí, Lila López, para preparar los platillos de los bailarines, escritores y creadores de la danza. Su trabajo no solo era cocinar, sino crear maravillas con los productos locales, esto debido a que la bailarina mexicana quería presumir la cocina mexicana y esta tierra lo tiene todo para ser expuesto al mundo.

Era originaria de la Ciudad de México y su esposo, entonces director del Instituto Potosino de Bellas Artes, IPBA, era de Yucatán, se embelesaron de los cactus, por no ser algo cotidiano para ellos; desde entonces nació el interés por mostrar esa parte del patrimonio Estatal.

Los cabuches, biznagas, palmitos, nopales, garambullos, colonche, tunas, quelites, escamoles, maíz, calabazas, diversos cactus y toda clase de productos tradicionales y ancestrales, eran mostrados a nivel nacional e internacional. Cada vez que tenían eventos, presentaciones a prensa, galas con bailarines y coreógrafos internacionales, lo que prevalecía era la sazón de esta guardiana de la cocina mexicana. Cecilia Ferretiz, era una especie de embajadora de los alimentos de origen potosino que nos engrandecían ante México y el Mundo.

Patricia Calvillo | El Sol de San Luis


Las cocinas regionales son un resultado de la mega diversidad y pluralidad, asociados a la geografía y al proceso histórico de México, sabían que en San Luis Potosí, su desierto árido era productor de sorprendentes manjares que llevaron a la escena nacional, entonces la audiencia no solo disfrutaba de sus bailes nacionalistas sino también de los escenarios y la gastronomía de nuestros pueblos guachichiles.

Con 86 años de edad, Cecilia Ferretiz Colorado, es portadora de una cosmovisión ancestral, reconocida por la comunidad potosina por conocer, conservar y saber elaborar alimentos que son parte de la cocina cotidiana y ceremonial que le ha sido heredada de generación en generación, pues cuenta que fue su madre y su abuela quienes la adentraron desde muy corta edad a elaborar platillos con productos originarios de la localidad. En tiempos anteriores, hombres y mujeres sabían aprovechar muy bien los ingredientes de la tierra, los disponibles en el entorno, en sincronía y gran apego con las temporalidades y hasta con los rituales y expresiones de la cultura; ella y su familia no fueron la excepción.

Nacida en la calle de Las Mojoneras en el antiguo barrio de Santiago de esta capital potosina (justo atrás de la tienda Aurrerá de la calle de Reforma), realiza platillos tradicionales que ha obtenido por herencia e incluso se ha profesionalizado en diversos establecimientos de alimentos y bebidas, que la ha llevado a dar clases de cocina para continuar con el legado de la comida popular.

A la creadora del Festival Internacional de Danza Contemporánea “Lila López” la conoció desde 1978 cuando una amiga mutua, la señora Kena de origen asiático las presentó, sobre todo porque la bailarina quería conseguir huaraches, sombreros y productos típicos para llevarlos a la Ciudad de México a sus presentaciones, y gracias a su sabiduría en el conocimiento también de las artesanías, se hicieron cercanas y desde ese entonces se convirtió en una de sus incondicionales.

Algo que cuenta gratamente es recordar las caras que hacían los bailarines cuando probaban su cultura culinaria y también los mensajes motivacionales que le daban por su cocina; hasta tiene cartas escritas de puño y letra que atesora como el más grande de los reconocimientos de su admirada amiga Lila López.

Patricia Calvillo | El Sol de San Luis


"Me decía que era una gran cocinera, que era una persona sencilla e invaluable, cuánta cosa que me decía y además su esposo Raúl Gamboa también. Yo me iba a la Casa de la Cultura Popular a la Ciudad de México, junto con ellos, donde iban a llevar los bailables y yo hacía la comida potosina".

Les preparaba todo lo cotidiano de San Luis Potosí, entre sus platillos tradicionales se encontraba el mole, las enchiladas, el zacahuil, los tacos, caldos huastecos, atole negro, frijoles negros, entre muchos más.

"A mí, desde niña me enseñaron a cocinar, me decían qué ponerles a los alimentos, la magia de una cocina es lo natural cien por ciento y que los alimentos sean de calidad. Los condimentos son otro aliado de la buena mano en la cocina, yo a todo le pongo ramitas de perejil, de todo lo que tengo para que haya sabores diferentes y ese es el encanto de la cocina. Si voy a hacer arroz, hay que ponerle mucho jitomate y su buen trozo de cebolla, ahora todo lo quieren hacer artificial y con productos de dudosa calidad".

Actualmente trabaja en la Oficialía Mayor del Gobierno del Estado de San Luis Potosí, donde lleva décadas colaborando para la sociedad potosina, con gran alegría refiere que está a punto de jubilarse. Mientras tanto, sigue enseñando a las nuevas generaciones de hombres y mujeres que quieren mantener la identidad de nuestras cocinas, pues les adoctrina a preparar los dulces cristalizados y toda clase de alimentos.

"De todo, pero es que, a uno de abuelito o papá, nos enseñaban desde pequeños, por eso desde niña me mostraban, yo recuerdo que jugaba a la comidita y decía pónganle esto a las preparaciones”.

Como anécdota nos dice que su marido con quien lleva décadas casada no come alimentos sino son preparados por su mano. A manera de mensaje de épocas anteriores dice: "sí usted quiere tener un esposo fiel, la comida es la que la va a cuidar".

Patricia Calvillo | El Sol de San Luis


Considera que cualquier persona puede guisar sobre todo platillos populares, siempre y cuando haya voluntad para elaborarlos, pues todo lleva su tiempo y conocimiento exacto del origen y atribuciones de los productos locales.

Lamenta que sus hijos no hayan continuado con la cocina tradicional que ella fomenta desde niña, ya que a ellos les llegó el llamado de la educación, prefirieron dedicarse al sector magisterial donde han ganado grandes reconocimientos; que ella misma se atribuye porque fue quién con su trabajo, les dio escuela.

Una de sus especialidades son los sabrosos nopales en escabeche y menciona que no cualquier cactus funciona, ya que los hay blancos, mansos y los verdaderamente buenos son los de tapona que son altamente nutritivos y de excelente sabor “hay que tener conocimiento también de esto, porque algunos nopales son regados con aguas negras y por eso tienen un sabor distinto, la buena cocinera sabe identificarlos”.

Es así que no debe caber duda de que el Festival Internacional de Danza Contemporánea “Lila López” no solamente es cuna de grandes talentos dancísticos, sino que también es semillero y propulsor del patrimonio cultural, gastronómico y artesanal de San Luis Potosí.

Su legado es integral, porque gracias a él, también se retomaron técnicas ancestrales no solo del baile, de la cocina, sino también de las técnicas artesanales más antiguas, pues recuerda que también tenían que elaborar su propio papel maché para las presentaciones que hacían, para lo cual requería de vocación y entrega; ella también lo sabe hacer y claro que prepara a las nuevas generaciones en ese arte.

Otra de las genialidades del Festival Internacional de Danza Contemporánea “Lila López”, es que, a raíz de éste, nacieron concursos, de ahora arraigada tradición popular, pues reconocidos agentes culturales de San Luis Potosí como Álvaro Muñoz de la Peña, Rodolfo Acevedo, María Elena Delgadillo, Alfonso Alba, Carlos Reyes Martínez, crearon otros festivales o concursos como el de la elaboración del Altar de Dolores y muchos más que ahora guardan especial tradición entre los potosinos.

Entre fogones, grandes cazuelas, y guisos extraordinarios, nació María Cecilia Ferretiz Colorado, considerada una de las guardianas del patrimonio gastronómico de San Luis Potosí. Reconocida siempre por su desprendida participación en el Festival Internacional de Danza Contemporánea "Lila López" y por siempre fomentar la cocina original potosina.

Desde el año de 1980, fue invitada por la máxima promotora de la actividad dancística de San Luis Potosí, Lila López, para preparar los platillos de los bailarines, escritores y creadores de la danza. Su trabajo no solo era cocinar, sino crear maravillas con los productos locales, esto debido a que la bailarina mexicana quería presumir la cocina mexicana y esta tierra lo tiene todo para ser expuesto al mundo.

Era originaria de la Ciudad de México y su esposo, entonces director del Instituto Potosino de Bellas Artes, IPBA, era de Yucatán, se embelesaron de los cactus, por no ser algo cotidiano para ellos; desde entonces nació el interés por mostrar esa parte del patrimonio Estatal.

Los cabuches, biznagas, palmitos, nopales, garambullos, colonche, tunas, quelites, escamoles, maíz, calabazas, diversos cactus y toda clase de productos tradicionales y ancestrales, eran mostrados a nivel nacional e internacional. Cada vez que tenían eventos, presentaciones a prensa, galas con bailarines y coreógrafos internacionales, lo que prevalecía era la sazón de esta guardiana de la cocina mexicana. Cecilia Ferretiz, era una especie de embajadora de los alimentos de origen potosino que nos engrandecían ante México y el Mundo.

Patricia Calvillo | El Sol de San Luis


Las cocinas regionales son un resultado de la mega diversidad y pluralidad, asociados a la geografía y al proceso histórico de México, sabían que en San Luis Potosí, su desierto árido era productor de sorprendentes manjares que llevaron a la escena nacional, entonces la audiencia no solo disfrutaba de sus bailes nacionalistas sino también de los escenarios y la gastronomía de nuestros pueblos guachichiles.

Con 86 años de edad, Cecilia Ferretiz Colorado, es portadora de una cosmovisión ancestral, reconocida por la comunidad potosina por conocer, conservar y saber elaborar alimentos que son parte de la cocina cotidiana y ceremonial que le ha sido heredada de generación en generación, pues cuenta que fue su madre y su abuela quienes la adentraron desde muy corta edad a elaborar platillos con productos originarios de la localidad. En tiempos anteriores, hombres y mujeres sabían aprovechar muy bien los ingredientes de la tierra, los disponibles en el entorno, en sincronía y gran apego con las temporalidades y hasta con los rituales y expresiones de la cultura; ella y su familia no fueron la excepción.

Nacida en la calle de Las Mojoneras en el antiguo barrio de Santiago de esta capital potosina (justo atrás de la tienda Aurrerá de la calle de Reforma), realiza platillos tradicionales que ha obtenido por herencia e incluso se ha profesionalizado en diversos establecimientos de alimentos y bebidas, que la ha llevado a dar clases de cocina para continuar con el legado de la comida popular.

A la creadora del Festival Internacional de Danza Contemporánea “Lila López” la conoció desde 1978 cuando una amiga mutua, la señora Kena de origen asiático las presentó, sobre todo porque la bailarina quería conseguir huaraches, sombreros y productos típicos para llevarlos a la Ciudad de México a sus presentaciones, y gracias a su sabiduría en el conocimiento también de las artesanías, se hicieron cercanas y desde ese entonces se convirtió en una de sus incondicionales.

Algo que cuenta gratamente es recordar las caras que hacían los bailarines cuando probaban su cultura culinaria y también los mensajes motivacionales que le daban por su cocina; hasta tiene cartas escritas de puño y letra que atesora como el más grande de los reconocimientos de su admirada amiga Lila López.

Patricia Calvillo | El Sol de San Luis


"Me decía que era una gran cocinera, que era una persona sencilla e invaluable, cuánta cosa que me decía y además su esposo Raúl Gamboa también. Yo me iba a la Casa de la Cultura Popular a la Ciudad de México, junto con ellos, donde iban a llevar los bailables y yo hacía la comida potosina".

Les preparaba todo lo cotidiano de San Luis Potosí, entre sus platillos tradicionales se encontraba el mole, las enchiladas, el zacahuil, los tacos, caldos huastecos, atole negro, frijoles negros, entre muchos más.

"A mí, desde niña me enseñaron a cocinar, me decían qué ponerles a los alimentos, la magia de una cocina es lo natural cien por ciento y que los alimentos sean de calidad. Los condimentos son otro aliado de la buena mano en la cocina, yo a todo le pongo ramitas de perejil, de todo lo que tengo para que haya sabores diferentes y ese es el encanto de la cocina. Si voy a hacer arroz, hay que ponerle mucho jitomate y su buen trozo de cebolla, ahora todo lo quieren hacer artificial y con productos de dudosa calidad".

Actualmente trabaja en la Oficialía Mayor del Gobierno del Estado de San Luis Potosí, donde lleva décadas colaborando para la sociedad potosina, con gran alegría refiere que está a punto de jubilarse. Mientras tanto, sigue enseñando a las nuevas generaciones de hombres y mujeres que quieren mantener la identidad de nuestras cocinas, pues les adoctrina a preparar los dulces cristalizados y toda clase de alimentos.

"De todo, pero es que, a uno de abuelito o papá, nos enseñaban desde pequeños, por eso desde niña me mostraban, yo recuerdo que jugaba a la comidita y decía pónganle esto a las preparaciones”.

Como anécdota nos dice que su marido con quien lleva décadas casada no come alimentos sino son preparados por su mano. A manera de mensaje de épocas anteriores dice: "sí usted quiere tener un esposo fiel, la comida es la que la va a cuidar".

Patricia Calvillo | El Sol de San Luis


Considera que cualquier persona puede guisar sobre todo platillos populares, siempre y cuando haya voluntad para elaborarlos, pues todo lleva su tiempo y conocimiento exacto del origen y atribuciones de los productos locales.

Lamenta que sus hijos no hayan continuado con la cocina tradicional que ella fomenta desde niña, ya que a ellos les llegó el llamado de la educación, prefirieron dedicarse al sector magisterial donde han ganado grandes reconocimientos; que ella misma se atribuye porque fue quién con su trabajo, les dio escuela.

Una de sus especialidades son los sabrosos nopales en escabeche y menciona que no cualquier cactus funciona, ya que los hay blancos, mansos y los verdaderamente buenos son los de tapona que son altamente nutritivos y de excelente sabor “hay que tener conocimiento también de esto, porque algunos nopales son regados con aguas negras y por eso tienen un sabor distinto, la buena cocinera sabe identificarlos”.

Es así que no debe caber duda de que el Festival Internacional de Danza Contemporánea “Lila López” no solamente es cuna de grandes talentos dancísticos, sino que también es semillero y propulsor del patrimonio cultural, gastronómico y artesanal de San Luis Potosí.

Su legado es integral, porque gracias a él, también se retomaron técnicas ancestrales no solo del baile, de la cocina, sino también de las técnicas artesanales más antiguas, pues recuerda que también tenían que elaborar su propio papel maché para las presentaciones que hacían, para lo cual requería de vocación y entrega; ella también lo sabe hacer y claro que prepara a las nuevas generaciones en ese arte.

Otra de las genialidades del Festival Internacional de Danza Contemporánea “Lila López”, es que, a raíz de éste, nacieron concursos, de ahora arraigada tradición popular, pues reconocidos agentes culturales de San Luis Potosí como Álvaro Muñoz de la Peña, Rodolfo Acevedo, María Elena Delgadillo, Alfonso Alba, Carlos Reyes Martínez, crearon otros festivales o concursos como el de la elaboración del Altar de Dolores y muchos más que ahora guardan especial tradición entre los potosinos.

Local

Fallo judicial elimina impedimento para municipalizar Villa de Pozos

El Congreso del Estado de San Luis Potosí no tiene impedimento legal alguno para someter a votación el dictamen de las comisiones legislativas que declara procedente la municipalización

Soledad

Inspeccionarán talleres en Soledad en busca de autopartes robadas

Este operativo se llevará a cabo en conjunto con la Guardia Civil Municipal y tiene como objetivo verificar que estos establecimientos cuenten con las licencias de funcionamiento correspondientes

Local

Presumen baja en delitos de alto impacto en la zona Media

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana del Estado, José Luis Ruiz Contreras dijo que esos resultados que se han venido registrando derivan de los trabajos que diariamente realiza la GCE

Local

Grietas y socavones en Bocas alcanzan hasta 5 metros de profundidad

Han identificado grietas que atraviesan caminos, escuelas, parcelas y viviendas en 6 localidades

Local

Avanza reforma para sumar 4 comisiones en el Congreso de SLP

Las reformas a la Ley Orgánica y el Reglamento Interior entrarán en vigor en la próxima Legislatura y contempla 27 comisiones, cada diputado podrá presidir una comisión