/ sábado 22 de enero de 2022

El virus no acabará con el humano, moriría también

Ómicron tiene una contagiosidad casi semejante a la que tiene el virus del sarampión, o sea muy alta. Hay que continuar medidas que han demostrado su efectividad

  • La principal herramienta contra el Covid-19 es la vacunación, es posible que te contagies, pero la gravedad del cuadro clínico es mucho menor
  • No se debe minimizar la “gripita”, si hay síntomas lo recomendable es hacer una prueba de PCR o antígeno, porque también circulan virus del resfriado común o de la influenza
  • Las evidencias, después de estos dos años, han demostrado la ineficacia de la ivermectina, la hidroxicloroquina y de remedios como el dióxido de cloro
  • Iniciaron este año uso de antivirales contra Covid-19, como de emergencia, lo malo, es que su costo se acerca a unos tres meses de salario mínimo, tratamiento para cinco días

Ante los cuadros de incertidumbre entre la población por el Covid-19 y sus variantes, El Sol de San Luis, en amena charla preguntó al profesional de la salud, doctor Marco Antonio Vázquez Rosales, algunas dudas que tiene la población en cuanto a esta pandemia que ha puesto boca abajo al mundo, y entrados en amena charla nos contestó acertadamente cada uno de los cuestionamientos:

¿Cómo debemos ver esta ola de coronavirus ante la incertidumbre por las nuevas cepas?

Primero tenemos que verla como algo admirable de la naturaleza. Los cambios en la estructura viral representan parte de su adaptación y pueden llevar al virus a “sobrevivir” a expensas de su huésped, en este caso la especie humana. Le pueden conferir al virus mayor infectividad y por lo tanto mejor manera de replicarse. Pero también puede conducir a hacer el virus menos virulento y poco a poco dejar de trasmitirse, esto no es posible determinarlo, sólo los cambios naturales lo dirán. Lo que es un principio, es que el virus no acabará con su huésped, pues moriría también.

Doctor Marco Antonio Vázquez Rosales / Foto: Daniel Esquivel

¿La gente dice que Ómicron es menos peligroso, pero más contagioso, eso es cierto?

De nuevo estamos ante datos que de primera instancia no se conocían. Efectivamente la vigilancia epidemiológica viral, que se encarga de detectar las diferentes cepas que se encuentran circulando mundialmente, y derivado de las observaciones que se registraron hace apenas dos meses, primero en Sudáfrica y luego mundialmente, hacen ver que la variedad ómicron tiene una contagiosidad casi semejante a la que tiene el virus del sarampión, o sea muy alta, pero con cuadros clínicos menos severos, lo que ha dado un menor número de pacientes que requieren hospitalización y/o terapia intensiva, así como una menor mortalidad causada directamente por esta cepa. Sin embargo aún se registran muertes por Covid-19, nuevamente desperdiciamos en México, como autoridades de salud, pero sobre todo como sociedad general, estos dos meses para prevenir contagios.

¿Cuál es su recomendación para que la población se tranquilice y al mismo tiempo haga conciencia de seguir con las medidas preventivas?

No se puede en este momento hablar de que la población se tranquilice, y más viendo cómo se llenaron los laboratorios para tomas de muestras. Y no podemos decir que las otras variedades de cepas se han retirado. No es como la moda, que cambia totalmente. Si bien llega y predomina una cepa durante un periodo de tiempo, no se puede decir que las otras ya no existan. Es decir, ahora te puedes contagiar con ómicron, pero también puede ser delta e inclusive alfa, por lo que la gravedad del cuadro clínico dependerá mucho de cómo reaccione el huésped, es decir el paciente infectado por el SARS-Cov-2. Por lo tanto, hay que continuar con las medidas que han demostrado, a lo largo de estos dos años, su efectividad: A) uso de cubrebocas, y aunque se dice que ahora se requiere N-95 para mayor seguridad, pues la cepa ómicron pasa los de tela. Para muchas personas que no pueden adquirirlos, lo recomendable es que sigan usando aunque sea un cubrebocas sencillo, que puedan lavar, sobre todo si van en transportes públicos. Yo he llamado a esto “efecto salpicadera”, es decir poner una barrera a las gotas de Flügge o microgotas de saliva, que es por las que llega el virus a la boca y nariz. B) Lavarse las manos frecuentemente y usar el gel alcoholado. Insisto en que se debe “bañar” la ciudad. Solo hay que tocar el pasamanos de un puente peatonal para sentir una capa de mugre donde puede estar el virus. Cuando menos las calles aledañas a los Hospitales donde se reúnen familiares de los pacientes con Covid-19 que están internados y que pudieran ser portadores asintomáticos. C) La distancia, la cual es sumamente difícil guardar. Transportes llenos y actividades económicas a la baja, hacen que no sea ya viable un nuevo confinamiento. Pero si puedes evitar ir a un evento, pues hay que evitarlo. La principal medida preventiva es la vacunación. Es posible que te contagies aunque estés vacunado, aunque tengas dos dosis y refuerzo, esto sucede porque así son los organismos, cada persona es diferente y su estado inmunológico es distinto y aún estamos aprendiendo sobre la vacuna contra la Covid-19, pero la gravedad del cuadro clínico es menor y la probabilidad de hospitalización desciende. Se debe reconocer a las autoridades de salud tanto federales como estatales, el esfuerzo por llevar la vacuna a toda la población.

Doctor Marco Antonio Vázquez Rosales / Foto: Daniel Esquivel

¿Qué se debe hacer cuando un integrante de la familia se contagia de Covid-19, o de una de sus variantes y convive con más personas en la misma casa?

No es lo mismo vivir en un palacio Infonavit, que frente al zócalo. Un solo individuo puede contagiar 20 o más personas. La enfermedad se confirma ante la presencia de síntomas y la prueba de PCR que tiene mejor sensibilidad, o la de antígeno. Las dos se toman actualmente por nariz. Aunque hay otras pruebas en saliva, no han demostrado ser más efectivas. Hay que recordar que los síntomas pueden ser leves o graves y en esta variedad se basan las medidas. Es muy lógico que si convive el infectado con su familia, esto lleve a contagiarse a todos los integrantes. Por lo que si hay sospecha de contagio, el enfermo se separe de la familia lo más que se pueda y use cubrebocas aún dentro de la casa, se confirme el diagnóstico con prueba de laboratorio y una vez confirmado esperar a que los síntomas aparezcan de una a dos semanas en otros miembros de la familia. También loable el esfuerzo de acercar en forma gratuita las pruebas para población sospechosa. Muy bien la manera de seleccionar a los candidatos sospechosos para así lograr más cobertura. Sin embargo, la población tiene que reconocer que este recurso es finito, se acabarán las pruebas y por lo tanto ante una sospecha, pues me aislo lo más que se pueda. Esto es difícil de lograr en el medio laboral, población que a mi parecer, debería ser vacunada primero. Discutible la reducción del número de días de aislamiento que debe tener alguien con prueba positiva. Si es el mismo virus: ¿por qué tendría que bajar el periodo contagioso? Aquí si dejo la respuesta a quien sabe más de virus que yo.

Ante algún síntoma, ¿hay qué hacerse la prueba? ¿acudir al doctor? ¿auto recetarse? ¿ó que se debe hacer?

El cuadro clínico de Covid-19 depende mucho de la respuesta que tenga el huésped, es decir el enfermo. Los síntomas son de una gripa o de una neumonía, pasando por cuadros menos graves a requerir hospitalización, pero lo que no se debe hacer, como vienen pregonando algunas autoridades, es minimizar la “gripita”. En este momento, si hay síntomas lo recomendable es hacer una prueba de PCR o antígeno. Lo deseable es que sea negativa, pues también circulan virus del resfriado común o de la influenza, aunque estos se han visto desplazados por el virus del Covid-19.

Obviamente hay que acudir al médico. Esta recomendación ha llevado a que los servicios de primer nivel de atención, tanto privados como públicos estén abarrotados en los últimos días. Este fenómeno no tiene datos duros pero también representa la saturación de los servicios de salud, aunque a nivel hospitalario hasta el momento hay capacidad, a pesar de que ya algunos hospitales en el centro del país reportan 100 % de ocupación en sus áreas Covid-19. Por eso no se debió minimizar a una “gripita” cuando los contagios iniciaban, pues hay que recordar que la segunda semana después de iniciado el cuadro es cuando éste puede volverse más grave y requerir hospitalización, no importando que la cepa sea ómicron, misma que ha causado cuadros graves en niños, lo que afortunadamente no ha tenido una incidencia alta. También depende mucho si el paciente tiene enfermedades como diabetes o hipertensión u otras que disminuyan la capacidad de su sistema inmunológico como la insuficiencia renal.

Al inicio se puede utilizar en forma libre medicamentos sintomáticos como el ibuprofeno o el paracetamol. La medicina basada en evidencias, después de estos dos años, ha demostrado que la ivermectina, la hidroxicloroquina y otros medicamentos no tienen eficacia. Mucho menos remedios como el dióxido de cloro. Es distinto la medicación en hospital. Se inició este año la administración de antivirales contra Covid-19, autorizados como una emergencia y cuyos beneficios están aún por registrarse y ver cuál es el costo-beneficio. El momento clínico para su administración será fundamental para ver su efectividad. Por cierto, su costo aproximado se acerca a unos tres meses de salario mínimo, tratamiento para cinco días. Aún no sabemos cómo se adquirirá para darla en forma gratuita. Desafortunadamente en México, y para variar y por desgracia, ya circulan presentaciones pirata, por lo que habrá que tener cuidado cuando haya la necesidad de adquirirla.

¿Qué más ha pasado en San Luis Potosí? entérate aquí

  • La principal herramienta contra el Covid-19 es la vacunación, es posible que te contagies, pero la gravedad del cuadro clínico es mucho menor
  • No se debe minimizar la “gripita”, si hay síntomas lo recomendable es hacer una prueba de PCR o antígeno, porque también circulan virus del resfriado común o de la influenza
  • Las evidencias, después de estos dos años, han demostrado la ineficacia de la ivermectina, la hidroxicloroquina y de remedios como el dióxido de cloro
  • Iniciaron este año uso de antivirales contra Covid-19, como de emergencia, lo malo, es que su costo se acerca a unos tres meses de salario mínimo, tratamiento para cinco días

Ante los cuadros de incertidumbre entre la población por el Covid-19 y sus variantes, El Sol de San Luis, en amena charla preguntó al profesional de la salud, doctor Marco Antonio Vázquez Rosales, algunas dudas que tiene la población en cuanto a esta pandemia que ha puesto boca abajo al mundo, y entrados en amena charla nos contestó acertadamente cada uno de los cuestionamientos:

¿Cómo debemos ver esta ola de coronavirus ante la incertidumbre por las nuevas cepas?

Primero tenemos que verla como algo admirable de la naturaleza. Los cambios en la estructura viral representan parte de su adaptación y pueden llevar al virus a “sobrevivir” a expensas de su huésped, en este caso la especie humana. Le pueden conferir al virus mayor infectividad y por lo tanto mejor manera de replicarse. Pero también puede conducir a hacer el virus menos virulento y poco a poco dejar de trasmitirse, esto no es posible determinarlo, sólo los cambios naturales lo dirán. Lo que es un principio, es que el virus no acabará con su huésped, pues moriría también.

Doctor Marco Antonio Vázquez Rosales / Foto: Daniel Esquivel

¿La gente dice que Ómicron es menos peligroso, pero más contagioso, eso es cierto?

De nuevo estamos ante datos que de primera instancia no se conocían. Efectivamente la vigilancia epidemiológica viral, que se encarga de detectar las diferentes cepas que se encuentran circulando mundialmente, y derivado de las observaciones que se registraron hace apenas dos meses, primero en Sudáfrica y luego mundialmente, hacen ver que la variedad ómicron tiene una contagiosidad casi semejante a la que tiene el virus del sarampión, o sea muy alta, pero con cuadros clínicos menos severos, lo que ha dado un menor número de pacientes que requieren hospitalización y/o terapia intensiva, así como una menor mortalidad causada directamente por esta cepa. Sin embargo aún se registran muertes por Covid-19, nuevamente desperdiciamos en México, como autoridades de salud, pero sobre todo como sociedad general, estos dos meses para prevenir contagios.

¿Cuál es su recomendación para que la población se tranquilice y al mismo tiempo haga conciencia de seguir con las medidas preventivas?

No se puede en este momento hablar de que la población se tranquilice, y más viendo cómo se llenaron los laboratorios para tomas de muestras. Y no podemos decir que las otras variedades de cepas se han retirado. No es como la moda, que cambia totalmente. Si bien llega y predomina una cepa durante un periodo de tiempo, no se puede decir que las otras ya no existan. Es decir, ahora te puedes contagiar con ómicron, pero también puede ser delta e inclusive alfa, por lo que la gravedad del cuadro clínico dependerá mucho de cómo reaccione el huésped, es decir el paciente infectado por el SARS-Cov-2. Por lo tanto, hay que continuar con las medidas que han demostrado, a lo largo de estos dos años, su efectividad: A) uso de cubrebocas, y aunque se dice que ahora se requiere N-95 para mayor seguridad, pues la cepa ómicron pasa los de tela. Para muchas personas que no pueden adquirirlos, lo recomendable es que sigan usando aunque sea un cubrebocas sencillo, que puedan lavar, sobre todo si van en transportes públicos. Yo he llamado a esto “efecto salpicadera”, es decir poner una barrera a las gotas de Flügge o microgotas de saliva, que es por las que llega el virus a la boca y nariz. B) Lavarse las manos frecuentemente y usar el gel alcoholado. Insisto en que se debe “bañar” la ciudad. Solo hay que tocar el pasamanos de un puente peatonal para sentir una capa de mugre donde puede estar el virus. Cuando menos las calles aledañas a los Hospitales donde se reúnen familiares de los pacientes con Covid-19 que están internados y que pudieran ser portadores asintomáticos. C) La distancia, la cual es sumamente difícil guardar. Transportes llenos y actividades económicas a la baja, hacen que no sea ya viable un nuevo confinamiento. Pero si puedes evitar ir a un evento, pues hay que evitarlo. La principal medida preventiva es la vacunación. Es posible que te contagies aunque estés vacunado, aunque tengas dos dosis y refuerzo, esto sucede porque así son los organismos, cada persona es diferente y su estado inmunológico es distinto y aún estamos aprendiendo sobre la vacuna contra la Covid-19, pero la gravedad del cuadro clínico es menor y la probabilidad de hospitalización desciende. Se debe reconocer a las autoridades de salud tanto federales como estatales, el esfuerzo por llevar la vacuna a toda la población.

Doctor Marco Antonio Vázquez Rosales / Foto: Daniel Esquivel

¿Qué se debe hacer cuando un integrante de la familia se contagia de Covid-19, o de una de sus variantes y convive con más personas en la misma casa?

No es lo mismo vivir en un palacio Infonavit, que frente al zócalo. Un solo individuo puede contagiar 20 o más personas. La enfermedad se confirma ante la presencia de síntomas y la prueba de PCR que tiene mejor sensibilidad, o la de antígeno. Las dos se toman actualmente por nariz. Aunque hay otras pruebas en saliva, no han demostrado ser más efectivas. Hay que recordar que los síntomas pueden ser leves o graves y en esta variedad se basan las medidas. Es muy lógico que si convive el infectado con su familia, esto lleve a contagiarse a todos los integrantes. Por lo que si hay sospecha de contagio, el enfermo se separe de la familia lo más que se pueda y use cubrebocas aún dentro de la casa, se confirme el diagnóstico con prueba de laboratorio y una vez confirmado esperar a que los síntomas aparezcan de una a dos semanas en otros miembros de la familia. También loable el esfuerzo de acercar en forma gratuita las pruebas para población sospechosa. Muy bien la manera de seleccionar a los candidatos sospechosos para así lograr más cobertura. Sin embargo, la población tiene que reconocer que este recurso es finito, se acabarán las pruebas y por lo tanto ante una sospecha, pues me aislo lo más que se pueda. Esto es difícil de lograr en el medio laboral, población que a mi parecer, debería ser vacunada primero. Discutible la reducción del número de días de aislamiento que debe tener alguien con prueba positiva. Si es el mismo virus: ¿por qué tendría que bajar el periodo contagioso? Aquí si dejo la respuesta a quien sabe más de virus que yo.

Ante algún síntoma, ¿hay qué hacerse la prueba? ¿acudir al doctor? ¿auto recetarse? ¿ó que se debe hacer?

El cuadro clínico de Covid-19 depende mucho de la respuesta que tenga el huésped, es decir el enfermo. Los síntomas son de una gripa o de una neumonía, pasando por cuadros menos graves a requerir hospitalización, pero lo que no se debe hacer, como vienen pregonando algunas autoridades, es minimizar la “gripita”. En este momento, si hay síntomas lo recomendable es hacer una prueba de PCR o antígeno. Lo deseable es que sea negativa, pues también circulan virus del resfriado común o de la influenza, aunque estos se han visto desplazados por el virus del Covid-19.

Obviamente hay que acudir al médico. Esta recomendación ha llevado a que los servicios de primer nivel de atención, tanto privados como públicos estén abarrotados en los últimos días. Este fenómeno no tiene datos duros pero también representa la saturación de los servicios de salud, aunque a nivel hospitalario hasta el momento hay capacidad, a pesar de que ya algunos hospitales en el centro del país reportan 100 % de ocupación en sus áreas Covid-19. Por eso no se debió minimizar a una “gripita” cuando los contagios iniciaban, pues hay que recordar que la segunda semana después de iniciado el cuadro es cuando éste puede volverse más grave y requerir hospitalización, no importando que la cepa sea ómicron, misma que ha causado cuadros graves en niños, lo que afortunadamente no ha tenido una incidencia alta. También depende mucho si el paciente tiene enfermedades como diabetes o hipertensión u otras que disminuyan la capacidad de su sistema inmunológico como la insuficiencia renal.

Al inicio se puede utilizar en forma libre medicamentos sintomáticos como el ibuprofeno o el paracetamol. La medicina basada en evidencias, después de estos dos años, ha demostrado que la ivermectina, la hidroxicloroquina y otros medicamentos no tienen eficacia. Mucho menos remedios como el dióxido de cloro. Es distinto la medicación en hospital. Se inició este año la administración de antivirales contra Covid-19, autorizados como una emergencia y cuyos beneficios están aún por registrarse y ver cuál es el costo-beneficio. El momento clínico para su administración será fundamental para ver su efectividad. Por cierto, su costo aproximado se acerca a unos tres meses de salario mínimo, tratamiento para cinco días. Aún no sabemos cómo se adquirirá para darla en forma gratuita. Desafortunadamente en México, y para variar y por desgracia, ya circulan presentaciones pirata, por lo que habrá que tener cuidado cuando haya la necesidad de adquirirla.

¿Qué más ha pasado en San Luis Potosí? entérate aquí

Local

No hay desabasto de medicamentos: ISSSTE

Se indicó que ante cualquier posible faltante de medicamento en las unidades médicas, se deben acatar las directrices que les marcan las áreas normativas

Policiaca

Incendio en locales del Centro Histórico de San Luis Potosí

Llamas consumen ropa y productos de tiendas de Plaza Exposición

Policiaca

Localiza FGE a 4 mujeres menores de edad que contaban con ficha de búsqueda

Viajes, trabajo, y motivos de diversión, causas por las que se reportó su "desaparición". Todas se encuentran bien y no fueron víctimas de la comisión de ningún delito

Sociales

Salesianos triunfan en el deporte

Los Intersalesianos es un evento deportivo realizado cada año

Finanzas

Sindicalizados de planta Mazda en Salamanca aprueban contrato colectivo

Fueron aprobados incremento a los salarios vigentes y en la prima dominical

Local

Primer grupo de oficiales de la SSPC concluye capacitación con especialista de UNODC

50 oficiales participaron activamente en la capacitación sobre Derechos Humanos y Violencia de Género contra mujeres y niñas

Deportes

Atlético de San Luis da a conocer cuatro bajas para el próximo torneo

Emmanuel García, Rivaldo Lozano, Luis Calzadilla y José Hernández Clemente, ya no entran entran en planes del plantel para el siguiente torneo

Sociedad

Asesinan a Cecilia Monzón, activista defensora de mujeres víctimas de violencia

La abogada originaria de Cholula, Puebla, era conocida por dedicarse a la defensa de las mujeres y denunciar aferradamente el machismo

Local

Necesario prevenir tratos discriminatorios a personas transgénero, transexuales, travesti y no binarias: Diputado

Cuauhtli Fernando Badillo Moreno impulsa punto de acuerdo para exhortar a las autoridades de seguridad pública estatal y municipales para que implementen programas de capación a sus elementos