/ viernes 8 de marzo de 2019

300 franeleros mandan en el Centro Histórico

Policía Vial los remite a “barandilla”, duran una hora y salen a realizar actos ilegales

Al menos 300 “franeleros” tienen acaparado el Centro Histórico de San Luis Potosí, quienes haciendo uso indebido de la vía publica, les cobran a los conductores hasta 70 pesos por permitirles estacionar su vehículo, en los cajones que previamente apartan con cubetas o cajas.

Y aunque elementos de la Policía Vial los remiten a “barandilla” los jueces de justica cívica, les dan solamente una hora de detención, por lo que enseguida regresan a su “lugar laboral” a continuar cometiendo esos actos ilegales.

Ante el panorama, Filemón Juárez Santana, titular de la dependencia, indicó que sostendrán pláticas con los juzgadores, a fin de que se impongan sanciones más severas, pues el dejarlos un lapso mínimo detenidos, provoca que se “burlen” de la justicia.

“El fin de semana pasado tuvimos que remitirlos doble vez porque los regresaron, los sacaron de la barandilla y los volvimos a meter. El juez que es el responsable de imponer la sanción, les da su salida”.

“Yo creo que ahí lo que tenemos que hacer nosotros como dirección es buscar una coordinación para que el juez de justicia cívica en coordinación con nosotros los dejen por lo menos las 10 horas mínimas de rigor”.

La dependencia tiene un padrón de al menos 300 personas que con una franela en mano, hacen negocio con los espacios públicos, cobrándole al conductor entre 50 y 70 pesos por “apartarles” un estacionamiento.

“La capacidad de reacción por parte de la Policía Vial y la Dirección General de Seguridad Pública, enfocado directamente a lo que es el Grupo Jaguar, los fines de semana más fuertes, es el viernes nos llevamos entre cinco y diez detenidos, los ponemos a disposición de juez de justicia cívica, a veces los detiene ahí más lo que se puede y regresan”.

Otro problema es el Nuevo Sistema de Justicia Penal lleno de “lagunas” que permite al delincuente seguir cometiendo “fechorías”, “si no se hacen adecuaciones, el maleante seguirá en las calles, sin problema”.

“Vamos a tener que llegar a un acuerdo con los jueces de justica cívica para que en cuanto se ponga a disposición un franelero, por lo menos se le den algunas horas de sanción, llegaban y estábamos metiendo a los que faltaban y decían adiós te veo al rato”.

Al menos 300 “franeleros” tienen acaparado el Centro Histórico de San Luis Potosí, quienes haciendo uso indebido de la vía publica, les cobran a los conductores hasta 70 pesos por permitirles estacionar su vehículo, en los cajones que previamente apartan con cubetas o cajas.

Y aunque elementos de la Policía Vial los remiten a “barandilla” los jueces de justica cívica, les dan solamente una hora de detención, por lo que enseguida regresan a su “lugar laboral” a continuar cometiendo esos actos ilegales.

Ante el panorama, Filemón Juárez Santana, titular de la dependencia, indicó que sostendrán pláticas con los juzgadores, a fin de que se impongan sanciones más severas, pues el dejarlos un lapso mínimo detenidos, provoca que se “burlen” de la justicia.

“El fin de semana pasado tuvimos que remitirlos doble vez porque los regresaron, los sacaron de la barandilla y los volvimos a meter. El juez que es el responsable de imponer la sanción, les da su salida”.

“Yo creo que ahí lo que tenemos que hacer nosotros como dirección es buscar una coordinación para que el juez de justicia cívica en coordinación con nosotros los dejen por lo menos las 10 horas mínimas de rigor”.

La dependencia tiene un padrón de al menos 300 personas que con una franela en mano, hacen negocio con los espacios públicos, cobrándole al conductor entre 50 y 70 pesos por “apartarles” un estacionamiento.

“La capacidad de reacción por parte de la Policía Vial y la Dirección General de Seguridad Pública, enfocado directamente a lo que es el Grupo Jaguar, los fines de semana más fuertes, es el viernes nos llevamos entre cinco y diez detenidos, los ponemos a disposición de juez de justicia cívica, a veces los detiene ahí más lo que se puede y regresan”.

Otro problema es el Nuevo Sistema de Justicia Penal lleno de “lagunas” que permite al delincuente seguir cometiendo “fechorías”, “si no se hacen adecuaciones, el maleante seguirá en las calles, sin problema”.

“Vamos a tener que llegar a un acuerdo con los jueces de justica cívica para que en cuanto se ponga a disposición un franelero, por lo menos se le den algunas horas de sanción, llegaban y estábamos metiendo a los que faltaban y decían adiós te veo al rato”.

Local

Sierra gorda y zona media corredor de migrantes

En lo que va del año se ha detenido a 10 personas que los trasladan

Local

Entrega alcalde Xavier Nava segundo informe de gobierno a Cabildo

Resalta el uso eficiente y escrupuloso de los recursos. Se refrendó el compromiso de seguir dando respuesta a la ciudadanía con inversión en obra pública

Local

En 2 años, Ayuntamiento ha quedado a deber mucho al Centro Histórico

Se esperaba que en esta administración se pudiera tener un ordenamiento del comercio informal en la vía pública, pero solamente se incrementó más la presencia de negocios en la calle.

Policiaca

Investigan hallazgo de mujer sin vida en Santo Domingo

Con heridas de arma de fuego, fue encontrado el cuerpo de una mujer de 28 años, quien había sido reportada desaparecida

Exposiciones

Agenda: Actividades qué hacer del 1 al 4 octubre

Arma tu plan con estas opciones gratuitas que trae para ti La Señorita Etcétera

Local

Sierra gorda y zona media corredor de migrantes

En lo que va del año se ha detenido a 10 personas que los trasladan

Local

Sacerdote de Cáritas y la Casa del Migrante, se encuentra delicado de salud

El padre Rolando Maldonado se encuentra hospitalizado debido a complicaciones causadas por Covid-19

Local

Infonavit detecta falsos despachos de cobranza en redes sociales

Lamentablemente la crisis económica y de empleo, lleva a muchas personas a “creer en situaciones mágicas”

Aderezo

La fastidiosa sopa de Mafalda

Con la misma pasión que esta niña ama a Los Beatles, odia este platillo. Aquí te contamos por qué