/ jueves 26 de julio de 2018

Prince Royce encabezará el festival Latido Latino

El festival Latido Latino se realizara en Monterrey y la Ciudad de México

A Prince Royce no le agradan las etiquetas, a él simplemente le gusta hacer música, y como tampoco es de los que pone “todas las manzanas en una misma canasta”, ha optado por probar suerte primero con la bachata, que podría decirse que es su sello, pero también ha grabado hip hop y ha entrado con éxito al género urbano.

“Tengo nueve años de carrera y vivo el sueño que siempre tuve, puedo vivir de hacer música, puedo mantener a mi familia”, revela un risueño joven encopetado de 29 años que nació y creció en el Bronx en Nueva York, dentro de una familia de origen dominicano, con un padre taxista y una madre estilista, siendo el segundo de cuatro hermanos.

Dicharachero y alegre, Geoffrey Royce Rojas no tiene empacho en compartir la que él considera la clave de su éxito “a mí me encanta la música, confío en mi mismo, sé que puedo cantar un tema en cualquier género”.

Al intérprete de Darte un beso, los números no lo desdicen, su colaboración con Ha*Ash en el tema 100 años tiene más de 87 millones de reproducciones en YouTube; su sencillo Sensualidad grabado en colaboración con J Balvin y Bad Bunny supera los 630 millones de vistas y su más reciente éxito El clavo, interpretado con Maluma suma 150 millones de reproducciones.

A pesar de esas metas alcanzadas a través de las redes sociales, Prince Royce tiene muy claro que “hoy en día cometemos el error de valorar a la gente por los followers que tienen en las redes sociales y nos olvidamos del talento”.

Por eso dice que él está muy agradecido con la gente que sigue su carrera. “A mí me gusta experimentar, mi competencia soy yo mismo, soy mi máximo crítico, para mí está bien siempre variar y dejar algo diferente a la gente, he grabado hasta regional mexicano a La incondicional le metimos mariachi”.

El músico, que recibió reconocimientos por las altas ventas de su sencillo El clavo y de su disco Five, considera que el género urbano no es negativo y que si ha tenido éxito es porque la gente lo está consumiendo.

En su caso, trata de reflejar la vida real en las letras de sus canciones, por ejemplo El clavo es una historia que viven muchas mujeres y niñas que están en una relación que no las hace feliz, pero se quedan ahí por sus hijos o por cuestiones económicas.

Para Prince Royce el caso que vive Demi Lovato, que tuvo que ser hospitalizada por una sobredosis de droga, es una tristeza.

“Esta industria es dañina, es fácil caer en depresión, hay mucha presión, hay gente que puede, que son fuertes y valientes, hay otros que no. Yo vivo estresado a cada rato y eso es algo que la gente no sabe”.

El músico también explicó que la exposición de los famosos en las redes sociales se torna en una situación muy vulnerable. “La gente escribe algo por internet y no sabe el dolor que puede causar en una persona”.

Dice que en su caso nunca fue el tipo de persona a la que le encanta la fiesta, “me gusta estar en mi casa, celebrar ahí. Algo que me mantiene con los pies en la tierra es que yo sé lo que es tener dinero, pero también sé lo que significa ser pobre, yo le doy el valor a la familia… ellos dependen de mi”, señaló el intérprete.

A Prince Royce no le agradan las etiquetas, a él simplemente le gusta hacer música, y como tampoco es de los que pone “todas las manzanas en una misma canasta”, ha optado por probar suerte primero con la bachata, que podría decirse que es su sello, pero también ha grabado hip hop y ha entrado con éxito al género urbano.

“Tengo nueve años de carrera y vivo el sueño que siempre tuve, puedo vivir de hacer música, puedo mantener a mi familia”, revela un risueño joven encopetado de 29 años que nació y creció en el Bronx en Nueva York, dentro de una familia de origen dominicano, con un padre taxista y una madre estilista, siendo el segundo de cuatro hermanos.

Dicharachero y alegre, Geoffrey Royce Rojas no tiene empacho en compartir la que él considera la clave de su éxito “a mí me encanta la música, confío en mi mismo, sé que puedo cantar un tema en cualquier género”.

Al intérprete de Darte un beso, los números no lo desdicen, su colaboración con Ha*Ash en el tema 100 años tiene más de 87 millones de reproducciones en YouTube; su sencillo Sensualidad grabado en colaboración con J Balvin y Bad Bunny supera los 630 millones de vistas y su más reciente éxito El clavo, interpretado con Maluma suma 150 millones de reproducciones.

A pesar de esas metas alcanzadas a través de las redes sociales, Prince Royce tiene muy claro que “hoy en día cometemos el error de valorar a la gente por los followers que tienen en las redes sociales y nos olvidamos del talento”.

Por eso dice que él está muy agradecido con la gente que sigue su carrera. “A mí me gusta experimentar, mi competencia soy yo mismo, soy mi máximo crítico, para mí está bien siempre variar y dejar algo diferente a la gente, he grabado hasta regional mexicano a La incondicional le metimos mariachi”.

El músico, que recibió reconocimientos por las altas ventas de su sencillo El clavo y de su disco Five, considera que el género urbano no es negativo y que si ha tenido éxito es porque la gente lo está consumiendo.

En su caso, trata de reflejar la vida real en las letras de sus canciones, por ejemplo El clavo es una historia que viven muchas mujeres y niñas que están en una relación que no las hace feliz, pero se quedan ahí por sus hijos o por cuestiones económicas.

Para Prince Royce el caso que vive Demi Lovato, que tuvo que ser hospitalizada por una sobredosis de droga, es una tristeza.

“Esta industria es dañina, es fácil caer en depresión, hay mucha presión, hay gente que puede, que son fuertes y valientes, hay otros que no. Yo vivo estresado a cada rato y eso es algo que la gente no sabe”.

El músico también explicó que la exposición de los famosos en las redes sociales se torna en una situación muy vulnerable. “La gente escribe algo por internet y no sabe el dolor que puede causar en una persona”.

Dice que en su caso nunca fue el tipo de persona a la que le encanta la fiesta, “me gusta estar en mi casa, celebrar ahí. Algo que me mantiene con los pies en la tierra es que yo sé lo que es tener dinero, pero también sé lo que significa ser pobre, yo le doy el valor a la familia… ellos dependen de mi”, señaló el intérprete.

Local

[Video] Zermeño Guerra, próximo rector de la UASLP

Se llevó a cabo la elección para la Rectoría en el período 2020-2024, en la cual resultó electo el director de la Facultad de Medicina

Local

Aprovechan la contingencia para vender "remedios" contra el covid-19

No existen pruebas científicas y médicas de que estos productos puedan prevenir o curar la enfermedad, aseguró el Secretario de Salud Pública en el Estado, médico Miguel Ángel Lutzow

Soledad

Supermercados abiertos con horario especial por emergencia sanitaria

Establecimiento, plazas comerciales, tiendas de ropa y telefonía, por mencionar algunos, están cerrados y con un aviso en las puertas principales anuncian que abrirán hasta el próximo 30 de abril

Local

Avala Conavim medidas tomadas por el Poder Judicial

Durante la contingencia se garantiza el acceso a la justicia para las mujeres

Local

Patrones deben pagar a empleados durante contingencia

Legisladora da seguimiento. Si no lo hacen deben ser sancionados y el Poder Legislativo acompañará a los afectados

Local

Cancelan vuelos a EUA y CDMX en el Aeropuerto Ponciano Arriaga

El titular de la Sedeco señaló que desde la semana pasada se informó que se han ido reduciendo frecuencias de algunos vuelos tanto nacionales como internacionales

Local

El gobierno federal no ha respondido como se esperaba: Konishi

Gobierno estatal tuvo que actuar. Propone el legislador medidas económicas para superar la crisis que se avecina y que la Presidencia de la República parece no ver

Local

Mujeres priistas respaldan medidas de apoyo económico

Las legisladoras opinan que se podrá salir adelante a las consecuencias que trae consigo la pandemia causada por el COVID-19

Local

Sector salud responde a contingencia y diputados vigilan

Se atienden reclamos. El compromiso de los representantes populares es vigilar que la autoridad cumpla pero también interceden por los ciudadanos