/ jueves 14 de noviembre de 2019

"Por fin le di la Justicia a mi niña": madre de Karla Pontigo

Siete años tocando puertas; voy a seguir hasta el final, y las autoridades dirán quién tiene qué pagar, dijo Maria Esperanza Lucciotto

A siete años de la muerte de Karla Pontigo, su familia recibe con optimismo el amparo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) les otorga, para que nuevamente se investigue el caso como probable feminicidio.

Con voz entrecortada, Maria Esperanza Lucciotto , madre de la joven Karla Pontigo, charla con El Sol de San Luis, para explicar cómo ha sido este transitar en la búsqueda de justicia para su hija, un camino que se mostró sinuoso y muy complicado, ante las trabas y pasividad de las autoridades potosinas.

Para Esperanza, quien durante años ha luchado por visibilizar la violencia feminicida de la que fue objeto su hija Karla, hoy finalmete se ha mostrado para ella un destello de felicidad, debido a la reposición del caso que envuelve la muerte de su hija , y abunda, "estamos alegres de que se haya resuelto a nuestro favor y por unanimidad, es un logro que tiene un precedente muy especial y no solo por mi hija, sino por todas aquellas mujeres y familias que pueden reabrir sus casos".

La familia Pontigo Lucciotto siempre tuvo la firme convicción de que la Suprema Corte investigaría la muerte de Karla como presunto feminicidio, "Sabíamos que la Suprema Corte nos había escuchado, analizaron el expediente y se dieron los resultados", expresó Esperanza.

A pesar del hermetismo manejado por las autoridades estatales, debido a la espera de la resolución de la corte, la madre de karla indicó que "Ahora ya no hay trabas, ya se pueden poner a trabajar, e investigarlo como un feminicidio, como lo es y lo fue siempre".

Ante las anomalías y discordancias que presentaba el expediente de su hija, y cómo ésto permeó en el avance para la tipificacion del caso como feminicidio, mencionó que "Desde la primera necropsia que se le realizó a mi hija , existieron pruebas clave que desparecieron del expediente, como lo fue un exsudado vaginal, que hasta el momento no ha aparecido".

La muerte de Karla Pontigo, es el segundo caso de feminicidio que llega al Máximo Tribunal de Justicia en el país, resultado del esfuerzo de diversas agrupaciones, activistas y asociaciones que se unieron con la familia Lucciotto para no dejar impune la memoria de la joven.

Después de tocar puertas y solicitar ayuda de manera insistente Esperanza y su familia, se vieron en la necesidad de desplazarse de San Luis Potosí, hacia la Ciudad de México, donde les proporcionarían el apoyo que tanto clamaban, fue ahí donde Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, Amnistía Internacional, luchadoras sociales y académicas, les brindaron no solo la asesoría jurídica que necesitaban, sino también el consuelo y soporte moral, que el dolor del asesinato de Karla había dejado en sus vidas.

"Nadie me ayudaba , no podía avanzar en lo absoluto, tuve que salir del estado de San Luis Potosí; aquí en la Ciudad de Mexico, nadie me conocía, pero las asociaciones me empezaron a escuchar cuando nadie me creía, el ver el expediente de mi hija fue el punto clave para recibir su ayuda", señaló.

Sin embargo el dolor por la pérdida de su hija no se desdibuja de su vida, un sufrimiento que le ha cobrado a Esperanza su salud física y emocional, pero que a pesar de lo difícil que significa este tortuoso pasaje, recuerda con amor y evoca con admiración a su querida Karla, "yo recuerdo a mi niña como una joven buena y alegre, no tienen una idea de lo que significa para mi esta resolución, yo siento que ella está feliz, siento que por fin le di la justicia que tanto quería, ella confía en mi, ella sabía que iba a luchar por ella y voy a seguir hasta el final".

Una lucha que Esperanza ha tomado como estandarte de vida, "Voy a las marchas, he conocido a personas que están en mi misma situación, hemos luchado con mucha energía, estuve presente en la inauguración de la escultura en honor a las víctimas de feminicidio, "La Antimonumenta", es increíble estar rodeada de personas que te creen".

Respecto a las manifestsciones de apoyo que ha realizado la población potosina, ante la ola de violencia que vulnera a las mujeres en nuestro país se dijo estar "muy sorprendida, me han buscado jóvenes de diferentes organizaciones, a las cuales les agradezco mucho se avoquen al caso de mi hija".

El sufrimiento no desaparece, y a pesar de ello, la señora Esperanza se muestra humana, y reflexiona acerca de los presuntos culpables del feminicidio de su hija, "quién o quiénes sean los responsables, que Dios los bendiga, yo no voy a poner nombres, eso le corresponde a las autoridades quienes se encargarán de darle justicia a mi hija, yo tengo una luz tan grande que sé que se va llegar al final de todo esto, y van a pagar por lo que hicieron, que con eso no me regresan a mi hija , ni me quitan este dolor tan grande que llevo, me quitaron mi vida junto con la de mi hija" .

Por último la madre de Karla, no olvida a las familias fracturadas por la violencia feminicida y con ímpetu proclama, "mamás y papás, luchen por darle justicia a sus hijas, yo se que nunca encontraremos consuelo para este dolor tan grande, la Suprema Corte nos está dando esperanza, no nos soltemos de ella, ¡las queremos vivas no muertas!".

A siete años de la muerte de Karla Pontigo, su familia recibe con optimismo el amparo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) les otorga, para que nuevamente se investigue el caso como probable feminicidio.

Con voz entrecortada, Maria Esperanza Lucciotto , madre de la joven Karla Pontigo, charla con El Sol de San Luis, para explicar cómo ha sido este transitar en la búsqueda de justicia para su hija, un camino que se mostró sinuoso y muy complicado, ante las trabas y pasividad de las autoridades potosinas.

Para Esperanza, quien durante años ha luchado por visibilizar la violencia feminicida de la que fue objeto su hija Karla, hoy finalmete se ha mostrado para ella un destello de felicidad, debido a la reposición del caso que envuelve la muerte de su hija , y abunda, "estamos alegres de que se haya resuelto a nuestro favor y por unanimidad, es un logro que tiene un precedente muy especial y no solo por mi hija, sino por todas aquellas mujeres y familias que pueden reabrir sus casos".

La familia Pontigo Lucciotto siempre tuvo la firme convicción de que la Suprema Corte investigaría la muerte de Karla como presunto feminicidio, "Sabíamos que la Suprema Corte nos había escuchado, analizaron el expediente y se dieron los resultados", expresó Esperanza.

A pesar del hermetismo manejado por las autoridades estatales, debido a la espera de la resolución de la corte, la madre de karla indicó que "Ahora ya no hay trabas, ya se pueden poner a trabajar, e investigarlo como un feminicidio, como lo es y lo fue siempre".

Ante las anomalías y discordancias que presentaba el expediente de su hija, y cómo ésto permeó en el avance para la tipificacion del caso como feminicidio, mencionó que "Desde la primera necropsia que se le realizó a mi hija , existieron pruebas clave que desparecieron del expediente, como lo fue un exsudado vaginal, que hasta el momento no ha aparecido".

La muerte de Karla Pontigo, es el segundo caso de feminicidio que llega al Máximo Tribunal de Justicia en el país, resultado del esfuerzo de diversas agrupaciones, activistas y asociaciones que se unieron con la familia Lucciotto para no dejar impune la memoria de la joven.

Después de tocar puertas y solicitar ayuda de manera insistente Esperanza y su familia, se vieron en la necesidad de desplazarse de San Luis Potosí, hacia la Ciudad de México, donde les proporcionarían el apoyo que tanto clamaban, fue ahí donde Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, Amnistía Internacional, luchadoras sociales y académicas, les brindaron no solo la asesoría jurídica que necesitaban, sino también el consuelo y soporte moral, que el dolor del asesinato de Karla había dejado en sus vidas.

"Nadie me ayudaba , no podía avanzar en lo absoluto, tuve que salir del estado de San Luis Potosí; aquí en la Ciudad de Mexico, nadie me conocía, pero las asociaciones me empezaron a escuchar cuando nadie me creía, el ver el expediente de mi hija fue el punto clave para recibir su ayuda", señaló.

Sin embargo el dolor por la pérdida de su hija no se desdibuja de su vida, un sufrimiento que le ha cobrado a Esperanza su salud física y emocional, pero que a pesar de lo difícil que significa este tortuoso pasaje, recuerda con amor y evoca con admiración a su querida Karla, "yo recuerdo a mi niña como una joven buena y alegre, no tienen una idea de lo que significa para mi esta resolución, yo siento que ella está feliz, siento que por fin le di la justicia que tanto quería, ella confía en mi, ella sabía que iba a luchar por ella y voy a seguir hasta el final".

Una lucha que Esperanza ha tomado como estandarte de vida, "Voy a las marchas, he conocido a personas que están en mi misma situación, hemos luchado con mucha energía, estuve presente en la inauguración de la escultura en honor a las víctimas de feminicidio, "La Antimonumenta", es increíble estar rodeada de personas que te creen".

Respecto a las manifestsciones de apoyo que ha realizado la población potosina, ante la ola de violencia que vulnera a las mujeres en nuestro país se dijo estar "muy sorprendida, me han buscado jóvenes de diferentes organizaciones, a las cuales les agradezco mucho se avoquen al caso de mi hija".

El sufrimiento no desaparece, y a pesar de ello, la señora Esperanza se muestra humana, y reflexiona acerca de los presuntos culpables del feminicidio de su hija, "quién o quiénes sean los responsables, que Dios los bendiga, yo no voy a poner nombres, eso le corresponde a las autoridades quienes se encargarán de darle justicia a mi hija, yo tengo una luz tan grande que sé que se va llegar al final de todo esto, y van a pagar por lo que hicieron, que con eso no me regresan a mi hija , ni me quitan este dolor tan grande que llevo, me quitaron mi vida junto con la de mi hija" .

Por último la madre de Karla, no olvida a las familias fracturadas por la violencia feminicida y con ímpetu proclama, "mamás y papás, luchen por darle justicia a sus hijas, yo se que nunca encontraremos consuelo para este dolor tan grande, la Suprema Corte nos está dando esperanza, no nos soltemos de ella, ¡las queremos vivas no muertas!".

Local

"No soy asesina", se defiende diputada de presunto espectacular

Dice que no se vale. La acusan de promover el aborto. Presentará demanda para que se investigue el caso ya que considera es una difamación

Local

Inseguridad empeora con fiestas decembrinas: Iglesia Católica

Arzobispo de San Luis Potosí pide labor de inteligencia de las corporaciones de seguridad para recuperar la paz

Local

[Video] El nauseabundo y repugnante camino al kínder

Terrible travesía de niñas y niños por fuga de aguas negras en Abastos. “Yo no quiero ir a Disney mamá”

Policiaca

Investigan muerte de mujer abogada

La policía trabaja en la carretera 57 en Gudalcázar para dar con quién o quiénes resulten responsables

Policiaca

Muy campante, se paseaba en moto ajena

El vehículo mantenía una matrícula de circulación sobrepuesta

Policiaca

Capturan presunto homicida de Soledad

Al parecer, el imputado disparó en contra de su víctima por lo menos en tres ocasiones

Policiaca

Asaltan Bar las 500 Noches en la exclusiva zona de Lomas

Sigue la oleada de asaltos en la capital de San Luis Potosí

Local

Instancia de las Mujeres instrumentará a ayuntamiento en temas de género

Serán revisados programas de atención de la violencia para que la autoridad tenga herramientas que coadyuven en el cumplimiento de sus funciones: Sofía Córdova

Mundo

Evo Morales viaja a Cuba por cuestiones médicas: Reuters

La Cancillería informa que el viaje es temporal según les avisó el propio expresidente de Bolivia