/ lunes 10 de junio de 2024

El retorno del alma ferrocarrilera: Manuel Hernández Álvarez y La Emperatriz (video)

Manuel Hernández, de 99 años, conoció a 'La Emperatriz', la locomotora de vapor que realiza su último viaje antes de ser exhibida en un museo

La mañana de este domingo, los viejos rieles de San Luis Potosí vibraron nuevamente con el eco del pasado. Manuel Hernández Álvarez, un hombre de 99 años, regresaba a un escenario que le pertenecía por derecho y por recuerdos, quería conocer la locomotora de vapor ‘La Emperatriz’.

Cuarenta años habían pasado desde su jubilación y que hoy por medio de su líder en el Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM), Carlos Calderón Otero, y la gestión de la empresa transnacional Canadian Pacific Kansas City, este reencuentro con el coloso de hierro canadiense fue más que un simple evento, fue el renacer de una pasión dormida.

Manuel, originario de San Luis Potosí, inició su carrera en Ferrocarriles Mexicanos a los 17 años, impulsado por una curiosidad insaciable y el deseo de ser parte de la fuerza que movía a su país.

Luis Ricardo Solache / El Sol de San Luis

Su primera labor fue como ayudante general, un puesto que, aunque humilde, lo sumergió en el fascinante mundo de las locomotoras. Con una sonrisa, Manuel recordaba cómo subía las bardas que ocultaban las vías del tren, soñando con el día en que podría subir a una de esas máquinas majestuosas.

El trabajo en los ferrocarriles era arduo y peligroso. Manuel recuerda cómo después de muchos años se estableció su labor como pailero de los ferrocarriles, en donde soldaba las piezas vitales de las locomotoras, enfrentándose a noches de reparaciones en las vías mientras otras máquinas pasaban a velocidades vertiginosas.

Las largas horas de mantenimiento, las noches frías bajo las estrellas y los días calurosos en el andén para Manuel son una sinfonía de esfuerzo y dedicación. Con cada soldadura y ajuste, puso un pedazo de su alma en la maquinaria, asegurándose de que cada pieza esté perfecta, que cada movimiento fuera seguro.

"El miedo era una constante compañera, pero el nunca me detuvo. El temple y el carácter que este oficio me exigía me hicieron quien soy".

Luis Ricardo Solache / El Sol de San Luis

El cambio estructural en la gestión de las ferrovías mexicanas en 1995, impulsado por la reforma constitucional presentada por el expresidente Ernesto Zedillo, marcó un antes y un después para Manuel. Desde entonces, no había tenido la oportunidad de ver una locomotora como ‘La Emperatriz’, hasta este día tan esperado.

“Para mi ser ferrocarrilero fue más que una profesión, es un legado, una vida de compromiso y amor por las vías que unen pueblos y personas”.

▶️ Únete a nuestro canal de WhatsApp y recibe la información más relevante al momento

La llegada de la locomotora canadiense a San Luis Potosí fue un evento histórico, no solo para los aficionados al ferrocarril, sino especialmente para Manuel y su familia.

Denisse Giselle Martínez Hernández, su nieta, sostenía con ternura la mano de su abuelo, guiándolo para que tocara el aluminio de la máquina.

“Para nosotros es un gran orgullo que mi abuelo haya sido ferrocarrilero. A pesar de su edad, su espíritu sigue siendo el de un hombre que ama su trabajo”.

Luis Ricardo Solache / El Sol de San Luis

El silbato de la locomotora resonó, y Manuel, lleno de una energía juvenil, exclamó: “¡Yo ya me voy a Canadá!”. Acompañado de risas y aplausos, este momento encapsuló el fervor y la pasión de un hombre que, pese a las adversidades, nunca perdió el amor por su oficio.

Entre anécdotas familiares, Denisse relataba cómo su abuelo, cubierto de grasa y olor a aceite, volvía a casa tras largas jornadas, solo para ser recibido con amor y un baño caliente. “Mi abuelita siempre le decía que se quitara la ropa sucia antes de entrar, especialmente cuando estaba embarazada”, recordaba con cariño.

Las historias de Manuel y sus días en los ferrocarriles se convirtieron en leyendas familiares, transmitidas de generación en generación.

“Hoy, mis hijos, los bisnietos de Manuel, viven una etapa distinta, pero siempre con el orgullo de su legado”, refirió Denisse.

El encuentro con ‘La Emperatriz’ no solo fue un viaje que le recordó su pasado para Manuel, sino también un momento de orgullo y unión familiar, también el reconocer la majestuosidad de la ingeniería ferroviaria, que hoy día sigue siendo utilizada, pese a los cambios en la movilidad y transporte del país.

Mientras la locomotora partía, dejando tras de sí un rastro de vapor y nostalgia, quedaba claro que el espíritu ferrocarrilero de Manuel seguiría vivo, impulsado por los latidos de su corazón y el amor de su familia.

Pues Manuel recordaba que en cada viaje, se siente la historia vibrar bajo los rieles y sabe que, con cada kilómetro recorrido, está escribiendo su propia página en la gran historia del ferrocarril.

La mañana de este domingo, los viejos rieles de San Luis Potosí vibraron nuevamente con el eco del pasado. Manuel Hernández Álvarez, un hombre de 99 años, regresaba a un escenario que le pertenecía por derecho y por recuerdos, quería conocer la locomotora de vapor ‘La Emperatriz’.

Cuarenta años habían pasado desde su jubilación y que hoy por medio de su líder en el Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM), Carlos Calderón Otero, y la gestión de la empresa transnacional Canadian Pacific Kansas City, este reencuentro con el coloso de hierro canadiense fue más que un simple evento, fue el renacer de una pasión dormida.

Manuel, originario de San Luis Potosí, inició su carrera en Ferrocarriles Mexicanos a los 17 años, impulsado por una curiosidad insaciable y el deseo de ser parte de la fuerza que movía a su país.

Luis Ricardo Solache / El Sol de San Luis

Su primera labor fue como ayudante general, un puesto que, aunque humilde, lo sumergió en el fascinante mundo de las locomotoras. Con una sonrisa, Manuel recordaba cómo subía las bardas que ocultaban las vías del tren, soñando con el día en que podría subir a una de esas máquinas majestuosas.

El trabajo en los ferrocarriles era arduo y peligroso. Manuel recuerda cómo después de muchos años se estableció su labor como pailero de los ferrocarriles, en donde soldaba las piezas vitales de las locomotoras, enfrentándose a noches de reparaciones en las vías mientras otras máquinas pasaban a velocidades vertiginosas.

Las largas horas de mantenimiento, las noches frías bajo las estrellas y los días calurosos en el andén para Manuel son una sinfonía de esfuerzo y dedicación. Con cada soldadura y ajuste, puso un pedazo de su alma en la maquinaria, asegurándose de que cada pieza esté perfecta, que cada movimiento fuera seguro.

"El miedo era una constante compañera, pero el nunca me detuvo. El temple y el carácter que este oficio me exigía me hicieron quien soy".

Luis Ricardo Solache / El Sol de San Luis

El cambio estructural en la gestión de las ferrovías mexicanas en 1995, impulsado por la reforma constitucional presentada por el expresidente Ernesto Zedillo, marcó un antes y un después para Manuel. Desde entonces, no había tenido la oportunidad de ver una locomotora como ‘La Emperatriz’, hasta este día tan esperado.

“Para mi ser ferrocarrilero fue más que una profesión, es un legado, una vida de compromiso y amor por las vías que unen pueblos y personas”.

▶️ Únete a nuestro canal de WhatsApp y recibe la información más relevante al momento

La llegada de la locomotora canadiense a San Luis Potosí fue un evento histórico, no solo para los aficionados al ferrocarril, sino especialmente para Manuel y su familia.

Denisse Giselle Martínez Hernández, su nieta, sostenía con ternura la mano de su abuelo, guiándolo para que tocara el aluminio de la máquina.

“Para nosotros es un gran orgullo que mi abuelo haya sido ferrocarrilero. A pesar de su edad, su espíritu sigue siendo el de un hombre que ama su trabajo”.

Luis Ricardo Solache / El Sol de San Luis

El silbato de la locomotora resonó, y Manuel, lleno de una energía juvenil, exclamó: “¡Yo ya me voy a Canadá!”. Acompañado de risas y aplausos, este momento encapsuló el fervor y la pasión de un hombre que, pese a las adversidades, nunca perdió el amor por su oficio.

Entre anécdotas familiares, Denisse relataba cómo su abuelo, cubierto de grasa y olor a aceite, volvía a casa tras largas jornadas, solo para ser recibido con amor y un baño caliente. “Mi abuelita siempre le decía que se quitara la ropa sucia antes de entrar, especialmente cuando estaba embarazada”, recordaba con cariño.

Las historias de Manuel y sus días en los ferrocarriles se convirtieron en leyendas familiares, transmitidas de generación en generación.

“Hoy, mis hijos, los bisnietos de Manuel, viven una etapa distinta, pero siempre con el orgullo de su legado”, refirió Denisse.

El encuentro con ‘La Emperatriz’ no solo fue un viaje que le recordó su pasado para Manuel, sino también un momento de orgullo y unión familiar, también el reconocer la majestuosidad de la ingeniería ferroviaria, que hoy día sigue siendo utilizada, pese a los cambios en la movilidad y transporte del país.

Mientras la locomotora partía, dejando tras de sí un rastro de vapor y nostalgia, quedaba claro que el espíritu ferrocarrilero de Manuel seguiría vivo, impulsado por los latidos de su corazón y el amor de su familia.

Pues Manuel recordaba que en cada viaje, se siente la historia vibrar bajo los rieles y sabe que, con cada kilómetro recorrido, está escribiendo su propia página en la gran historia del ferrocarril.

Local

Al menos 12 escuelas en SLP, sin clases presenciales

Principalmente se trata de planteles ubicados en la región huasteca; hay escuelas que sufrieron diversos desperfectos por las lluvias

Local

Sanción a explotación laboral, avance de la sociedad

Oficialmente las jornadas laborales que exceden el límite legal ya son consideradas como un delito de explotación laboral

Deportes

Deporte Municipal prepara Campamento de Verano Inclusivo 2024

Podrán participar 100 niños, niñas y jóvenes de 6 a 20 años, la mitad con discapacidad y la otra convencional

Local

Alergias, entre las enfermedades crónicas más comunes en niños

Los síntomas de las diversas alergias pueden variar desde molestias leves hasta reacciones potencialmente mortales

Soledad

Colector pluvial en la colonia Quintas de la Hacienda con 70% de avance

Su función principal será recolectar, conducir y desviar el agua de lluvia, evitando que se acumulen en las calles y áreas residenciales, lo que podría causar inundaciones y encharcamientos

Soledad

Niegan robo de juego infantil en el Parque Lineal de Santo Tomás

Informaron que será reinstalado para el disfrute y recreación de las y los habitantes del sector