imagotipo

Tiradero clandestino le corresponde al Estado: EBA

El Secretario General de Ayuntamiento de Soledad, Ernesto Barajas Ábrego, fue tajante al opinar que no harán lo que es trabajo del Estado, refiriéndose a la opacidad que ha mostrado la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental (Segam), respecto al tiradero clandestino en Fracción Rivera.

Y es que el funcionario fue claro al puntualizar que la dependencia estatal reaccionó de inmediato cuando el basurero de Rancho Nuevo se incendió y cuya remediación y de más recomendaciones cumplió el gobierno soledense.

No obstante, en este caso, en el que el tiradero opera de manera ilegal y es propiedad particular, la Segam no ha hecho lo propio.

Barajas Ábrego dijo que, “es algo hasta contradictorio, porque en algunas acciones que hemos hecho de conservación, mejora y sobre todo, de reincorporación a la cuestión ecológica en el tiradero de Rancho Nuevo, coincidentemente la Segam ha estado permanentemente vigilando y ha visto los trabajos de remediación”, indicó.

Por lo anterior, expresó que es la parte que no entiende, ya que así como la titular de la Segam, Ivette Salazar Torres, actuó en el ámbito del tiradero de Rancho Nuevo, cómo no puede entrar o tener las facultades o la sensibilidad en materia de ejercer su propia normativa para un particular, se cuestionó el funcionario.

Por otro lado, recordó que el ayuntamiento de Soledad ya hizo su trabajo, en cuanto a emitir una resolución de este tiradero clandestino, así como imponer las sanciones correspondiente, “ahora viene la parte en la que esperemos que así como en el tiradero de Rancho Nuevo inmediatamente hubo una reacción hacia el ayuntamiento, que la haya de parte de la Segam a este particular, y no esperar a que nosotros de la mano lleguemos también para hacer lo que es trabajo del Estado, concluyó.

Cabe mencionar que el pasado 10 de abril, se registró un voraz incendio en este basurero a cielo abierto, en el cual inicialmente se hacían trabajos de reciclaje de plástico, cartón, y prendió los focos rojos de las autoridades, pues tiene alrededor de 8 años operando de manera ilegal.