imagotipo

Minera asegura que compró tierras en La Palma, indígenas nada saben

CIUDAD VALLES, SLP.-Una minera, de la que no saben de dónde proviene, lleva a cabo acciones de intimidación contra indígenas de la localidad “La Palma”,  al argumentar que compraron todas las tierras, pero los indígenas aseguran que no saben nada y que son propietarios de las tierras, después de la resolución que dio el Tribunal Unitario Agrario (TUA).

El dirigente del Movimiento Social por la Tierra, Miguel Ángel Guzmán Michel, informó que la presencia de gente extraña en “La Palma”, puede ser causa de que surjan conflictos, toda vez que las autoridades municipales de Tamasopo,  asi como las Estatales, actúan como sino reconocieran la resolución del TUA; tal determinación establece que los indígenas Xi Oui son los dueños de las tierras y que la tierra es comunal y no ejidal, como los mestizos pretenden hacerlo creer.

La inconformidad surge porque aseguran que la constructora ICA, que fue la encargada de construir la supercarretera, tiene relación con compañias mineras y,  tomando en cuenta que dejaron pasos sobre la supercarretera en el tramo desde Tamasopo hasta “Vicente Guerrero”, les hace pensar que estas carreteras que no llevan a ningún lado, pueden ser para el trabajo que realizará la minera que, asegura, adquirió tierras en “La Palma”.

La realidad es que la constructora ICA, así como “indemnizó” a propietarios de tierras por la afectación de sus parcelas por donde se trazó la supercarretera Valles-Rayón, puede decir que pagó extensiones de tierras de la localidad de “La Palma”, por lo que han solicitado información a dependencias en la Ciudad de México, porque en la capital del Estado, les dijeron que no tienen información alguna.

Por el momento, la inquietud es mucha por parte de autoridades indígenas, que han tomado la determinacion de que si la ley no los defiende, llegarán hasta las últimas consecuencias para defender sus parcelas, en base a la resolución del TUA, que es lo que está apegado a derecho, lo que ya se hizo del conocimiento también de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Si lo que dicen las mineras es cierto, tendrán que presentar documentos con los cuales puedan comprobar que sí realizaron la compra y quién les vendió, así como también saber qué cantidad pagaron y si hay alguna firma del Gobernador Indígena, para que todo sea legal, porque de lo contrario, nada tiene efecto.

Ante esta situación, se cuenta con guardias por parte de habitantes de esa localidad, quienes aseguran que no permitirán ser despojados de la extensión de tierras que conforman “La Palma”, y si autoridades gubernamentales no intervienen, defenderán este derecho hasta las últimas consecuencias, para así evitar sean despojados con documentos falsos.