/ martes 8 de diciembre de 2020

Una de cada 10 niñas trabaja en México

La proporción de mujeres menores que laboraron se incrementó casi un punto porcentual en dos años

Una de cada diez niñas en México trabajó durante 2019 bajo condiciones inadecuadas o en ocupaciones no permitidas, reveló el Inegi.

En la presentación de la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) 2019, el organismo precisó que al cierre del año pasado, 3.3 millones de niños y niñas trabajaron en el país, lo que representó una tasa de 11.5 por ciento respecto a la población total, que incluye a 28.5 millones de mexicanos entre cinco y 17 años.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

En la encuesta previa, correspondiente a 2017, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) detectó que 11 por ciento de la población infantil realizó alguna actividad laboral. En la ENTI 2019, las niñas detallaron que las razones por las que decidieron trabajar fue porque su hogar necesitaba de una aportación económica o de su trabajo en especial, tenían que pagar deudas o, simplemente, por gusto.

También refirieron que fue para pagar su escuela u otros gastos personales, al igual que para aprender un oficio o porque no se encontraban estudiando.

“Los resultados de la ENTI 2019 nos conminan a reforzar las labores inspectivas en contra del trabajo infantil en los sectores de comercio y servicio en los cuales se registró un incremento; no por ligero deja de ser inadmisible”, reconoció Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

La ENTI 2019 puntualizó que el embarazo, matrimonio, unión y otro tipo de eventos familiares fueron algunas de las razones por las cuales niñas y niños dejaron de asistir a la escuela y en consecuencia decidieron buscar un trabajo. El organismo agregó que los infantes demostraron una falta de interés, aptitud o requisitos para ingresar a estudiar, al igual que la carencia de recursos económicos y por el propio empleo.

¿DÓNDE TRABAJAN?

Según el informe del Inegi, la mayor carga laboral se concentró en los sectores agropecuario, comercio, servicio, la industria manufacturera y construcción, que están catalogadas como actividades no permitidas, debido al riesgo de las tareas que se desarrollan y acuerdos internacionales con otros organismos.

Aunado a ello, el Inegi detectó que las condiciones de trabajo no fueron las más adecuadas, debido al exceso de horas en el centro laboral, se dieron empleos por debajo de la edad mínima de 15 años o en el peor de los casos, no recibieron alguna remuneración.

En el apartado de horas trabajadas, el Inegi detectó jornadas superiores a 36 horas semanales, mientras que cuatro de cada diez niñas recibieron hasta un salario mínimo por su desempeño.

Si este último punto se aborda desde la perspectiva de los varones, cinco de cada diez recibieron un salario mínimo; sin embargo, existió la posibilidad de obtener hasta dos o más pagos de este tipo por su trabajo.

En la mayoría de los casos, los empleadores fueron familiares, aunque también se observó que un tercero contrató a niñas y niños para desempeñar diversas labores durante el año.

Por otro lado, el Inegi reveló que al menos 1.5 millones de niños y niñas realizaron quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas, es decir, servicios domésticos de carácter peligroso en sus propios hogares sin recibir remuneración.

Dichas tareas fueron catalogadas de esa manera, ya que el horario de trabajo era excesivo, el medio era insalubre o las actividades eran desempeñadas bajo un ambiente peligroso.

En este apartado, las niñas llevaron a cabo la mayor parte de los quehaceres domésticos, lo que, según el instituto dirigido por Julio Santaella, muestra la “tradicional” división sexual del trabajo, con una mayor presencia de niños en otro tipo de tareas ajenas al hogar.

“El trabajo infantil es un problema social multifactorial en el que su erradicación depende del esfuerzo de múltiples instituciones e iniciativas para atacar sus causas estructurales que le dan origen, como la pobreza, exclusión o falta de ingresos, que van orillando a que niñas, niños y adolescentes tengan que desertar de la escuela para contribuir en gastos familiares”, añadió Luisa María Alcalde.

Una de cada diez niñas en México trabajó durante 2019 bajo condiciones inadecuadas o en ocupaciones no permitidas, reveló el Inegi.

En la presentación de la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) 2019, el organismo precisó que al cierre del año pasado, 3.3 millones de niños y niñas trabajaron en el país, lo que representó una tasa de 11.5 por ciento respecto a la población total, que incluye a 28.5 millones de mexicanos entre cinco y 17 años.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

En la encuesta previa, correspondiente a 2017, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) detectó que 11 por ciento de la población infantil realizó alguna actividad laboral. En la ENTI 2019, las niñas detallaron que las razones por las que decidieron trabajar fue porque su hogar necesitaba de una aportación económica o de su trabajo en especial, tenían que pagar deudas o, simplemente, por gusto.

También refirieron que fue para pagar su escuela u otros gastos personales, al igual que para aprender un oficio o porque no se encontraban estudiando.

“Los resultados de la ENTI 2019 nos conminan a reforzar las labores inspectivas en contra del trabajo infantil en los sectores de comercio y servicio en los cuales se registró un incremento; no por ligero deja de ser inadmisible”, reconoció Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

La ENTI 2019 puntualizó que el embarazo, matrimonio, unión y otro tipo de eventos familiares fueron algunas de las razones por las cuales niñas y niños dejaron de asistir a la escuela y en consecuencia decidieron buscar un trabajo. El organismo agregó que los infantes demostraron una falta de interés, aptitud o requisitos para ingresar a estudiar, al igual que la carencia de recursos económicos y por el propio empleo.

¿DÓNDE TRABAJAN?

Según el informe del Inegi, la mayor carga laboral se concentró en los sectores agropecuario, comercio, servicio, la industria manufacturera y construcción, que están catalogadas como actividades no permitidas, debido al riesgo de las tareas que se desarrollan y acuerdos internacionales con otros organismos.

Aunado a ello, el Inegi detectó que las condiciones de trabajo no fueron las más adecuadas, debido al exceso de horas en el centro laboral, se dieron empleos por debajo de la edad mínima de 15 años o en el peor de los casos, no recibieron alguna remuneración.

En el apartado de horas trabajadas, el Inegi detectó jornadas superiores a 36 horas semanales, mientras que cuatro de cada diez niñas recibieron hasta un salario mínimo por su desempeño.

Si este último punto se aborda desde la perspectiva de los varones, cinco de cada diez recibieron un salario mínimo; sin embargo, existió la posibilidad de obtener hasta dos o más pagos de este tipo por su trabajo.

En la mayoría de los casos, los empleadores fueron familiares, aunque también se observó que un tercero contrató a niñas y niños para desempeñar diversas labores durante el año.

Por otro lado, el Inegi reveló que al menos 1.5 millones de niños y niñas realizaron quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas, es decir, servicios domésticos de carácter peligroso en sus propios hogares sin recibir remuneración.

Dichas tareas fueron catalogadas de esa manera, ya que el horario de trabajo era excesivo, el medio era insalubre o las actividades eran desempeñadas bajo un ambiente peligroso.

En este apartado, las niñas llevaron a cabo la mayor parte de los quehaceres domésticos, lo que, según el instituto dirigido por Julio Santaella, muestra la “tradicional” división sexual del trabajo, con una mayor presencia de niños en otro tipo de tareas ajenas al hogar.

“El trabajo infantil es un problema social multifactorial en el que su erradicación depende del esfuerzo de múltiples instituciones e iniciativas para atacar sus causas estructurales que le dan origen, como la pobreza, exclusión o falta de ingresos, que van orillando a que niñas, niños y adolescentes tengan que desertar de la escuela para contribuir en gastos familiares”, añadió Luisa María Alcalde.

Local

Antes de irse, autorizaron eventos masivos para noviembre y diciembre, revela Galindo Ceballos

Bailes y conciertos programados podrían ser cancelados por haber sido autorizados de forma irregular por la Dirección de Comercio de la anterior administración

Local

Serán 243 elementos los que conformaran nuevo cuerpo de seguridad

El mandatario estatal precisó que el nuevo cuerpo de seguridad ya se trabaja con la Guardia Nacional y con la Sedena

Local

Desconocen boleros dónde quieren reubicarlos

Hay quien tiene 45 años trabajando en el lugar. "Actualmente somos 18 quienes trabajamos en palacio municipal y en la Plaza de Armas, y nos quieren reducir a 10”, señalan los aseadores de calzado

Política

La 4T triplica gasto en militares en comparación con Peña Nieto

La Sedena es de las pocas instituciones que ha recibido recursos para creación de plazas, en medio de la austeridad republicana

Política

PRD pierde registro local en 15 estados

Dirigentes del partido plantearán una renovación en su Congreso Nacional

Local

Cirugía reconstructiva, una maravilla para la vida

SLP, por encima de la media en hendiduras orofaciales; el Dr. Azcárate y el Club Rotario han intervenido a más de 300 personas

Política

Va por México busca un espacio presupuestario de casi 149 mil mdp

Los partidos de oposición también proponen reducir 20 por ciento las asignaciones presupuestarias a tres megaproyectos de la actual administración

Local

“El Mijis” amenaza a Lalo Mora

Ante su próxima presentación en SLP, el activista de MORENA le advierte: !Bienvenido al Infierno!

Policiaca

Avanza investigación del caso de una mujer fallecida en Xilitla

Se logró determinar a un testigo que será de ayuda para la identificación del presunto