/ lunes 20 de mayo de 2019

Preparatoria de Fracción Rivera adopta a "Miranda", una perrita callejera

Los alumnos la cuidan y respetan, saben que es un ser vivo y más allá de eso, saben que ahora es parte de su familia institucional y no solo una mascota

Con un acto protocolario que incluyó Honores a la Bandera, autoridades educativas de la preparatoria Tomás Miranda Leura, en la colonia Fracción Rivera, hicieron oficial la adopción de una perra callejera que desde hoy se llama, "Miranda"

La educación en dicha preparatoria lleva la misma más allá de cuatro paredes, haciendo trabajos interrelacionados entre materias escolares y trabajos sociales, en los cuales estudiantes puedan poner en práctica los conocimientos adquiridos en el aula y transformarlos en un bien común.

Así, tras iniciar lo que llaman, “semana de énfasis” del proyecto "Dejando Huella", hicieron una ceremonia para hacer oficial la adopción de la perra mencionada, quien forma parte del proyecto que inició desde hace casi un semestre, y que se trata del maltrato animal.

“Dejando huella”, comprende un conjunto de intervenciones educativas, institucionales, y la participación de la comunidad estudiantil, cuya finalidad es fortalece el valor del respeto, cuidado e integridad de los perritos en situación vulnerable y con un punto de partida de los perros en la sociedad, no solo para pasear con ellos.

Y así, se han realizado diferentes actividades en pro del maltrato animal, como llevar platicas a otros planteles, y entre la misma preparatoria sensibilizar a todos los que trabajan en la misma.

La adopción de “Miranda”

Cierto día, se formó una cuadrilla de rescate para ir por ella, conformada por el profesor Amaury, las maestras Yesenia y Fabiola. Al llegar, la perrita se encontraba acostada en la banqueta de la calle.

Para esa hora del día el sol quemaba a plomo, y ahí estaba ella tirada, sus huesos se notaban con facilidad, seguro porque llevaba semanas sin comer casi nada, su cuerpo se notaba golpeado, como si alguien se los hubiera hecho recientemente, su lengua salía del hocico, suplicando por un poco de agua, su mirada era triste y de desesperanza, sus ojos cristalinos, quizá, formándose una lagrima para completar su triste estado.

Las personas pasaban junto a ella, sin embargo la ignoraban como si no existiera. Durante los días siguientes la maestra Yesenia llevó a la perrita con el veterinario, le hicieron su valoración sobre su estado de salud y se le aplicaron las vacunas correspondientes.

También se le bañó y conforme fueron pasando los días y su estado de salud mejoraba, se les fue presentando a los alumnos de la institución.

Ahora la perrita juega dentro de las instalaciones de la preparatoria, todo ese espacio es suyo y en ocasiones su interés por aprender la hace meterse en los salones para ver de qué se trata la clase.

Los alumnos la cuidan y respetan, saben que es un ser vivo y más allá de eso, saben que ahora es parte de su familia institucional y no solo una mascota.

La adopción de Miranda se dio hace tres meses, bajo el proyecto de “Dejando Huella”, va más alla de solo tener una mascota, se trata de poner en práctica los valores del respeto a la vida propia y animal, el trabajo en equipo para los cuidados y alimentación de Miranda, el valor de la cooperación, comprensión y amor por los seres vivos.

Leer también en El Sol de San Luis

Con un acto protocolario que incluyó Honores a la Bandera, autoridades educativas de la preparatoria Tomás Miranda Leura, en la colonia Fracción Rivera, hicieron oficial la adopción de una perra callejera que desde hoy se llama, "Miranda"

La educación en dicha preparatoria lleva la misma más allá de cuatro paredes, haciendo trabajos interrelacionados entre materias escolares y trabajos sociales, en los cuales estudiantes puedan poner en práctica los conocimientos adquiridos en el aula y transformarlos en un bien común.

Así, tras iniciar lo que llaman, “semana de énfasis” del proyecto "Dejando Huella", hicieron una ceremonia para hacer oficial la adopción de la perra mencionada, quien forma parte del proyecto que inició desde hace casi un semestre, y que se trata del maltrato animal.

“Dejando huella”, comprende un conjunto de intervenciones educativas, institucionales, y la participación de la comunidad estudiantil, cuya finalidad es fortalece el valor del respeto, cuidado e integridad de los perritos en situación vulnerable y con un punto de partida de los perros en la sociedad, no solo para pasear con ellos.

Y así, se han realizado diferentes actividades en pro del maltrato animal, como llevar platicas a otros planteles, y entre la misma preparatoria sensibilizar a todos los que trabajan en la misma.

La adopción de “Miranda”

Cierto día, se formó una cuadrilla de rescate para ir por ella, conformada por el profesor Amaury, las maestras Yesenia y Fabiola. Al llegar, la perrita se encontraba acostada en la banqueta de la calle.

Para esa hora del día el sol quemaba a plomo, y ahí estaba ella tirada, sus huesos se notaban con facilidad, seguro porque llevaba semanas sin comer casi nada, su cuerpo se notaba golpeado, como si alguien se los hubiera hecho recientemente, su lengua salía del hocico, suplicando por un poco de agua, su mirada era triste y de desesperanza, sus ojos cristalinos, quizá, formándose una lagrima para completar su triste estado.

Las personas pasaban junto a ella, sin embargo la ignoraban como si no existiera. Durante los días siguientes la maestra Yesenia llevó a la perrita con el veterinario, le hicieron su valoración sobre su estado de salud y se le aplicaron las vacunas correspondientes.

También se le bañó y conforme fueron pasando los días y su estado de salud mejoraba, se les fue presentando a los alumnos de la institución.

Ahora la perrita juega dentro de las instalaciones de la preparatoria, todo ese espacio es suyo y en ocasiones su interés por aprender la hace meterse en los salones para ver de qué se trata la clase.

Los alumnos la cuidan y respetan, saben que es un ser vivo y más allá de eso, saben que ahora es parte de su familia institucional y no solo una mascota.

La adopción de Miranda se dio hace tres meses, bajo el proyecto de “Dejando Huella”, va más alla de solo tener una mascota, se trata de poner en práctica los valores del respeto a la vida propia y animal, el trabajo en equipo para los cuidados y alimentación de Miranda, el valor de la cooperación, comprensión y amor por los seres vivos.

Leer también en El Sol de San Luis

Local

Se colgó en Carranza en pleno centro histórico de SLP

La persona decidió quitarse la vida en un local de venta de artículos de belleza a unos pasos de La Gran Vía, justo frente al Merendero Guadalajara.

Local

¡Una de rajas para el antojo! Las gorditas exentas de crisis

La mano sabrosa de Doña Lila y familia, sus 15 guisos y la diversificación del mercado, los mantienen en el gusto de su numerosa clientela

Local

Cubrebocas N95 puede reutilizarse

También los googles y las mascarillas, pero cierto número de veces y por sólo una persona

Salud

UNAM y Tec de Monterrey donan más de 14 mil caretas contra Covid-19 a hospitales

Estas caretas fueron diseñadas por ambas universidades y el CIMA. Garantiza al personal médico una mayor protección ante el coronavirus

Local

Sutsge supera las 35 toneladas de despensa donadas

Es una gran muestra de solidaridad y generosidad de los trabajadores, destaca Bernardina Lara

Local

Se colgó en Carranza en pleno centro histórico de SLP

La persona decidió quitarse la vida en un local de venta de artículos de belleza a unos pasos de La Gran Vía, justo frente al Merendero Guadalajara.

Sociedad

AMLO prevé reiniciar giras de trabajo la próxima semana

El mandatario señaló que espera que le den "luz verde", pues el país se encuentra en el punto máximo de la pandemia por Covid-19

Local

Por Covid-19, activan hospital militar para pacientes civiles

El nosocomio castrense abre sus puertas para atender población civil que requiera atención médica especializada

Ciencia

El lanzamiento de SpaceX, gran oportunidad de hacer historia

SpaceX se convirtió en 2012 en la primera empresa privada en acoplar una cápsula de carga a la EEI