/ domingo 7 de junio de 2020

"En la basura hay vida y dinero"; Maribel sacó adelante a su 5 hijos con su trabajo

Por 16 años se ha dedicado a la recolección de desechos particular; actividad que lleva a cabo con entusiasmo y grandes dosis de orgullo

Soledad de Graciano Sánchez.- “En la basura hay vida...y dinero”, dijo Maribel, quien desde hace 16 años, se ha dedicado a la recolección de basura particular, actividad que lleva a cabo con entusiasmo y dosis de orgullo, porque así ha ‘sacado’ adelante a sus cinco hijos.

Como dijo el filósofo alemán Friedrich Nietzsche: “Aquel que tiene un porqué para vivir, puede soportar casi cualquier cómo”, así ha sido la motivación que ha guiado a esta madre de familia, vecina de la colonia Rivas Guillén, a salir de la incertidumbre por la falta, en su momento, de un trabajo.

Y lo hizo, en una labor que históricamente lo hicieron los varones, bajo la lluvia, con altas temperaturas climáticas, así también Maribel Paz García, de 39 años de edad, quien recibió a El Sol de San Luis en su hogar, para compartir su experiencia de cómo ha sido su trabajo diario, siendo madre soltera.

Cuando se le cuestionó qué la llevó a dedicarse la recolección, su respuesta fue automática, contestó de inmediato: “el hambre”.

“Me vi en una situación de no encontrar un trabajo accesible, porque no tenía en donde dejar a mis hijos, a veces los encargaba, o tenía que pagar para que los cuidaran, o me despedían porque no me presentaba cuando ellos se enfermaban”, relató.

Añadió que cierto día estando sin empleo, un amigo recolector invitó a su hijo mayor, que en ese entonces tenía alrededor de 7 años, a que lo acompañara a la faena de ese día; más tarde el niño llegó contento porque le dieron su pago del día y con algunos objetos de segundo uso en buenas condiciones, “mi hijo me dijo en ese momento que ahí había trabajo”.

Al día siguiente madre e hijo, pidieron a manera de renta el mismo carretón de tracción animal, “cúal es mi sorpresa que había dinero ahí, el primer día no nos fue muy bien, la mitad de los que ganamos se lo dimos al dueño del carretón, pero así iniciamos”.

Años después, en el 2014 los tradicionales carretones jalados por equinos fueron canjeados por moto-carros y Maribel fue una de las beneficiarias del gobierno municipal en ese entonces, “todavia lo tengo, ya anda en las últimas pero lo seguimos trabajando, al tiempo también me hice de una camioneta, también para trabajar la basura”, compartió.

Actualmente ese niño de 7 años que la impulsó a trabajar en este oficio, ya tiene 22 años, y sigue trabajando en lo mismo, igual que otro de sus hijos, al igual Maribel, “este es un trabajo que me ha dado mucho, es un orgullo, gracias a eso mi familia tienen dónde dormir, dónde llegar sin que nadie te saque, cubrirnos del agua cuando llueve, a todos les he dado educación..”, apuntó.

Destacó que recoger la basura de los domicilios no es malo ni vergonzoso, porque no está robando, no le quita a nadie nada de las manos, sin embargo le gustaría que sus hijos se superen, “mi hijo el mayor trabaja en esto, pero quiero que el resto pueda superarme, porque me he partido la … torre, por ellos”, dijo con una sonrisa.

Cabe mencionar que justo donde Maribel recibió a esta reportera, es un cuarto de concreto, pero antes de eso, era un ‘tejaban’ como ella mismo lo calificó un hogar que empezó a construir con restos de tablas y láminas viejas que encontraba en la basura.

“Hasta esto me ha dado la basura, mi casa, poco a poco empezamos a construir, primero un saco de cemento, luego dos, y luego block’s hasta que hice el primer cuarto, duré muchos años con todos aquí, y ahora que ya están más grandes mis hijos, entre todos aportamos, con ‘tandas’ y préstamos y es la manera en la que hemos construido”,

Y es que, al negocio de la recolección, Maribel lo aprendió muy bien, no solamente es recoger los residuos, sino también recicla plástico y aluminio, así como vender aquellos objetos y ropa que sus mismos clientes le regalan.

Por eso, Maribel dijo de manera contundente que, sí hay vida en la basura, hay vida para quienes lo saben hacer, “yo tuve ganas de salir adelante, desde que me subí al carretón hace 16 años, de aquí nos vestimos, calzamos, siempre tengo dinero, todos los días, para las tortillas, para la leche...siempre”, concluyó.

Te puede interesar esta nota: Incrementa el consumo de "cristal" en Soledad

Soledad de Graciano Sánchez.- “En la basura hay vida...y dinero”, dijo Maribel, quien desde hace 16 años, se ha dedicado a la recolección de basura particular, actividad que lleva a cabo con entusiasmo y dosis de orgullo, porque así ha ‘sacado’ adelante a sus cinco hijos.

Como dijo el filósofo alemán Friedrich Nietzsche: “Aquel que tiene un porqué para vivir, puede soportar casi cualquier cómo”, así ha sido la motivación que ha guiado a esta madre de familia, vecina de la colonia Rivas Guillén, a salir de la incertidumbre por la falta, en su momento, de un trabajo.

Y lo hizo, en una labor que históricamente lo hicieron los varones, bajo la lluvia, con altas temperaturas climáticas, así también Maribel Paz García, de 39 años de edad, quien recibió a El Sol de San Luis en su hogar, para compartir su experiencia de cómo ha sido su trabajo diario, siendo madre soltera.

Cuando se le cuestionó qué la llevó a dedicarse la recolección, su respuesta fue automática, contestó de inmediato: “el hambre”.

“Me vi en una situación de no encontrar un trabajo accesible, porque no tenía en donde dejar a mis hijos, a veces los encargaba, o tenía que pagar para que los cuidaran, o me despedían porque no me presentaba cuando ellos se enfermaban”, relató.

Añadió que cierto día estando sin empleo, un amigo recolector invitó a su hijo mayor, que en ese entonces tenía alrededor de 7 años, a que lo acompañara a la faena de ese día; más tarde el niño llegó contento porque le dieron su pago del día y con algunos objetos de segundo uso en buenas condiciones, “mi hijo me dijo en ese momento que ahí había trabajo”.

Al día siguiente madre e hijo, pidieron a manera de renta el mismo carretón de tracción animal, “cúal es mi sorpresa que había dinero ahí, el primer día no nos fue muy bien, la mitad de los que ganamos se lo dimos al dueño del carretón, pero así iniciamos”.

Años después, en el 2014 los tradicionales carretones jalados por equinos fueron canjeados por moto-carros y Maribel fue una de las beneficiarias del gobierno municipal en ese entonces, “todavia lo tengo, ya anda en las últimas pero lo seguimos trabajando, al tiempo también me hice de una camioneta, también para trabajar la basura”, compartió.

Actualmente ese niño de 7 años que la impulsó a trabajar en este oficio, ya tiene 22 años, y sigue trabajando en lo mismo, igual que otro de sus hijos, al igual Maribel, “este es un trabajo que me ha dado mucho, es un orgullo, gracias a eso mi familia tienen dónde dormir, dónde llegar sin que nadie te saque, cubrirnos del agua cuando llueve, a todos les he dado educación..”, apuntó.

Destacó que recoger la basura de los domicilios no es malo ni vergonzoso, porque no está robando, no le quita a nadie nada de las manos, sin embargo le gustaría que sus hijos se superen, “mi hijo el mayor trabaja en esto, pero quiero que el resto pueda superarme, porque me he partido la … torre, por ellos”, dijo con una sonrisa.

Cabe mencionar que justo donde Maribel recibió a esta reportera, es un cuarto de concreto, pero antes de eso, era un ‘tejaban’ como ella mismo lo calificó un hogar que empezó a construir con restos de tablas y láminas viejas que encontraba en la basura.

“Hasta esto me ha dado la basura, mi casa, poco a poco empezamos a construir, primero un saco de cemento, luego dos, y luego block’s hasta que hice el primer cuarto, duré muchos años con todos aquí, y ahora que ya están más grandes mis hijos, entre todos aportamos, con ‘tandas’ y préstamos y es la manera en la que hemos construido”,

Y es que, al negocio de la recolección, Maribel lo aprendió muy bien, no solamente es recoger los residuos, sino también recicla plástico y aluminio, así como vender aquellos objetos y ropa que sus mismos clientes le regalan.

Por eso, Maribel dijo de manera contundente que, sí hay vida en la basura, hay vida para quienes lo saben hacer, “yo tuve ganas de salir adelante, desde que me subí al carretón hace 16 años, de aquí nos vestimos, calzamos, siempre tengo dinero, todos los días, para las tortillas, para la leche...siempre”, concluyó.

Te puede interesar esta nota: Incrementa el consumo de "cristal" en Soledad

Local

Cañada del Lobo, sitio que merece ser cuidado y rescatado

Ambientalistas, comuneros y luchadores sociales preparan la defensa del lugar

Local

Ventas de bodegueros en SLP cayeron hasta 50%

¿A quién le vendemos si muchos negocios siguen cerrados? y los que están abiertos tienen bajas ventas.

Local

BMW regresó a nueva normalidad con todo su personal: STPS

De momento cuentan con el personal necesario para continuar con sus planes de producción del BMW Serie 3, pero en caso de requerirse la empresa podría ampliar a 3 mil la plantilla laboral

Mundo

Julio César Caballero, nuevo jefe de la Pontifica Comisión de Latam

Caballero, periodista de profesión, fue embajador en la Santa Sede desde 2016 hasta el pasado marzo

Finanzas

HSBC cierra su negocio de metales industriales

Alrededor de 35 mil personas se quedarán sin empleo, sin embargo, este recorte, aseguran, es parte de una reestructuración

Finanzas

Cerrarán 500 mil empresas en México, prevé la Cepal

Alicia Bárcena recomendó a los gobiernos de Al otorgar apoyos para evitar la quiebra de negocios

Sociedad

Gobernadores piden cierre de frontera norte por Covid-19

Francisco García Cabeza de Vaca llama a la Cancillería a sólo permitir el paso esencial en el norte

Sociedad

Narco impone toque de queda durante pandemia

Amenazas a médicos y cobro de "impuestos", entre las acciones del crimen organizado, alerta Gobernación

Sociedad

Coronavirus: ¿el fin del mundo está cerca?

El pastor evangélico más cercano a AMLO piensa que el anticristo está cerca y los testigos de Jehová creen que las profecías se están cumpliendo