imagotipo

Se va del PAN Enrique Flores, tras sus 20 años de militancia

  • Raymundo Rocha
  • en Local

El diputado Enrique Alejandro Flores Flores, presentó su renuncia a su militancia de 20 años en las filas del Partido Acción Nacional a través de una carta dirigida al presidente del Comité Ejecutivo Nacional, Ricardo Anaya, en una medida que fue calificada por sus compañeros como congruente porque demuestra que realmente quiere a su partido al alejarlo del problema que atraviesa.

En la carta establece que el PAN se alejó de sus principios básicos y se enfrascó en una lucha encarnizada, donde el dirigente estatal Xavier Azuara ha sido protagonista y responsable, al anteponer intereses personales a los de la institución, motivo por el cual decidió no ser utilizado como pretexto para que las divisiones se ahonden.

Aseguró que no dejará de estar agradecido con su partido por la oportunidad que le dio de representarlo y aclaró que siempre será responsable de sus actos, porque nunca cometió ilícito alguno pero ha sido juzgado sin conocimiento y sin sustento, en una práctica que sólo se aplica a quienes no comulgan con los intereses de la dirigencia estatal.

“No deseo que Acción Nacional esté en entredicho por mi actuar o por los conflictos internos que han creado tras una cacería de brujas interna y no soy más que uno de muchos a los que la dirigencia deberá responder tras los resultados del 2018. Con orgullo digo que el panista no es el que ostenta una militancia, panista es el que vive al PAN y yo soy uno de ellos”.

Enrique Flores afirmó que “espero que una vez que esta época de revanchismo, de tiranía, intolerancia, frustraciones e intereses personales llegue a su fin, yo pueda seguir colaborando en el proyecto de Nación que representa la esencia del PAN”.

La decisión del legislador se presenta cuando la dirigencia estatal de su partido anunció el inicio de un proceso de expulsión tras el escándalo que provocó un video, donde señala presuntos actos de corrupción frente al alcalde de Ébano Crispín Ordaz Trujillo.

 

RENUNCIA