/ domingo 9 de mayo de 2021

Perdió a dos de sus hijos pero Juana María, como buena madre, ¡sigue adelante!

“Ser mamá es algo maravilloso, con los hijos se aprende; los consejos y regaños si no son acertados, a corregirlos”, dice la ejemplar enfermera jubilada de 70 años de edad

Juana María Rodríguez Ramos de 70 años de edad, es una madre y abuela muy admirada por la comunidad médica (en Ciudad Valles y la Capital) y su familia. Ahora enfermera jubilada y quien ejerció por más de 28 años esta humana profesión, este día de las madres familiares y amigos le reconocen su entrega como profesional de la salud y su entereza como madre de familia, pues sopesar la muerte de su hijo Leonardo (enfermero asesinado en octubre del 2018) ha sido la prueba más grande que ha tenido que sobrellevar a lo largo de su vida.

Segunda hija de 11 hermanos, viuda y madre de cuatro hijos, comparte para El Sol de San Luis, un poco de su historia de vida, para inspirar a otras madres y jefas de familia, que sortean de alguna manera las vicisitudes de la vida, como lo es la pérdida de un hijo y por supuesto la ambición digna de salir adelante por toda su familia.

“Tengo 4 hijos, los cuales se han desarrollado en el área de la educación especial y área médica; también tuve pérdidas, la primera ocurrió dentro de mi vientre al no poder lograrse la gestación de un embarazo, y la segunda al ser mi hijo Leonardo asesinado”.

SER MADRE EN MEDIO DEL DUELO

Las muertes de sus hijos para la señora Juana María han sido una gran lección de vida, que enmarca la tristeza y el dolor, pero también la fortaleza y sabiduría para poder vivir con este tipo de ausencias.

“La primera pérdida que tuve fue la de mi hija, un embarazo a término. La vida me tenía esa sorpresa, mi hija a la cual llamaría Montserrat murió dentro de mi vientre. Después vino la muerte de mi hijo Leonardo”.

Leonardo se desempeñaba como enfermero de una clínica IMSS de la Capital potosina, el único hijo de Juana María que decidió seguir su legado y estudiar la misma profesión que su madre. Un joven carismático y por demás empático con cualquier persona, pero sobre todo con sus pacientes.

Fue en el mes de octubre del año 2018 que a Leonardo le arrebatarían la vida de forma violenta, hecho que no sólo conmocionó a la comunidad médica de San Luis Potosí, sino también a la sociedad entera.

Desde entonces Juana María tuvo que aprender a vivir con ese dolor que no tiene nombre, convirtiéndose en un ejemplo de resistencia para muchas madres de familia que pasan por la misma difícil situación, y que ahora en el Día de las Madres reflexiona acerca de la pérdida y la fuerza que le ha requerido sostenerse en medio de una situación tan amarga.

“Es un acontecimiento que no he superado. Cada momento, cada día lo recuerdo. Si veo algo de él lo rememoro, como antes, como siempre. Cada día se me hace más difícil olvidar lo que le ocurrió, su asesinato es un dolor permanente que siento, porque sé que jamás volveré a ver a mi hijo. El culpable ya está en la cárcel y espero que se le haga una justa audiencia, aunque sé que eso no me devolverá a mi hijo Leo”, refirió.

OTRA LUZ QUE SE APAGA...

Después de este fatal suceso, Juana María haría frente a otra noticia desgarradora, pues el cáncer se haría presente en la salud de su esposo Antonio Rodríguez Durán (QEPD), para comenzar una lucha contra esta enfermedad que duraría muy poco tiempo.

“Cuando le diagnosticaron el cáncer en la garganta a mi marido ya era muy difícil que se salvara. Fue una enfermedad que poco a poco lo acabó, cada día que pasaba sentía que se iba. Al principio hablábamos mucho, pero así se fue apagando, y en silencio se marchó. Tuvimos la oportunidad de despedirnos. Aún recuerdo sus últimas palabras "la vida sigue, continúa siendo la misma", fue así que su voz se apagó”.

Y un año después Juana María perdería a su padre Wenceslao (trabajador de ferrocarril), de manera repentina y en medio de una pandemia que, la obligó a juntar la fuerza necesaria para brindarle los cuidados necesarios hasta su partida.

MATERNAR, DESDE EL AMOR

Hoy, menciona Juana María, nada hubiese sido posible sin el apoyo constante de sus hijos e hijas, quienes en todo momento han estado a su lado, siendo su mayor soporte en los momentos más álgidos de su vida.

Su motor y motivo de alegría, son ellos, pues maternar para Juana María ha sido un trabajo de vida por el que siempre ha estado agradecida.

“Ser mamá es algo maravilloso. Una con hijos aprende y corrige, los errores enseñan. Todo hay que hacerlo con amor y mucha cautela. Los amo y estoy siempre a su lado. Los quiero mucho. Siempre trato, por mas difícil que sea, dar mi mejor cara, mi mejor momento y todo mi cuerpo, con los pies en la tierra y pidiendo a Dios no me abandone”.

Sin embargo, como todo, hay momentos donde la melancolía invade a esta madre de familia, que al rememorar todo el camino andado, las ausencias y pérdidas en su vida, la ponen a reflexionar, pues ¿cómo se supera la muerte de un hijo?

“En momentos me siento derrotada, yo misma me callo y hablo yo sola con la vida, ¿por qué me ha pasado esto? no encuentro explicación, siento que mis lágrimas se congelaron en mis ojos y no puedo llorar”, señaló con tristeza.

Pero no todo son lágrimas, pues sus hijos e hijas, hoy más que nunca le agradecen su compañía, trabajo y fortaleza, “ella tiene una fuerza admirable para seguir adelante, es aventada, da soluciones , y ¡¡¡ actúa!!! Pese a lo que se enfrente en su camino sale adelante”.

“Siempre fue una admirable trabajadora, que siempre pensó en nosotros. Admiramos su carácter y la manera en la que nos dice las cosas Sus consejos y regaños siempre son acertados y si se equivoca también corrige. Se da el tiempo para estar con todos. A pesar de tantas situaciones trágicas que han pasado, los días para ella aún siguen siendo hermosos por estar a lado de su familia”, remarcó Ana Luisa, hija de Juana María.

Juana María Rodríguez Ramos de 70 años de edad, es una madre y abuela muy admirada por la comunidad médica (en Ciudad Valles y la Capital) y su familia. Ahora enfermera jubilada y quien ejerció por más de 28 años esta humana profesión, este día de las madres familiares y amigos le reconocen su entrega como profesional de la salud y su entereza como madre de familia, pues sopesar la muerte de su hijo Leonardo (enfermero asesinado en octubre del 2018) ha sido la prueba más grande que ha tenido que sobrellevar a lo largo de su vida.

Segunda hija de 11 hermanos, viuda y madre de cuatro hijos, comparte para El Sol de San Luis, un poco de su historia de vida, para inspirar a otras madres y jefas de familia, que sortean de alguna manera las vicisitudes de la vida, como lo es la pérdida de un hijo y por supuesto la ambición digna de salir adelante por toda su familia.

“Tengo 4 hijos, los cuales se han desarrollado en el área de la educación especial y área médica; también tuve pérdidas, la primera ocurrió dentro de mi vientre al no poder lograrse la gestación de un embarazo, y la segunda al ser mi hijo Leonardo asesinado”.

SER MADRE EN MEDIO DEL DUELO

Las muertes de sus hijos para la señora Juana María han sido una gran lección de vida, que enmarca la tristeza y el dolor, pero también la fortaleza y sabiduría para poder vivir con este tipo de ausencias.

“La primera pérdida que tuve fue la de mi hija, un embarazo a término. La vida me tenía esa sorpresa, mi hija a la cual llamaría Montserrat murió dentro de mi vientre. Después vino la muerte de mi hijo Leonardo”.

Leonardo se desempeñaba como enfermero de una clínica IMSS de la Capital potosina, el único hijo de Juana María que decidió seguir su legado y estudiar la misma profesión que su madre. Un joven carismático y por demás empático con cualquier persona, pero sobre todo con sus pacientes.

Fue en el mes de octubre del año 2018 que a Leonardo le arrebatarían la vida de forma violenta, hecho que no sólo conmocionó a la comunidad médica de San Luis Potosí, sino también a la sociedad entera.

Desde entonces Juana María tuvo que aprender a vivir con ese dolor que no tiene nombre, convirtiéndose en un ejemplo de resistencia para muchas madres de familia que pasan por la misma difícil situación, y que ahora en el Día de las Madres reflexiona acerca de la pérdida y la fuerza que le ha requerido sostenerse en medio de una situación tan amarga.

“Es un acontecimiento que no he superado. Cada momento, cada día lo recuerdo. Si veo algo de él lo rememoro, como antes, como siempre. Cada día se me hace más difícil olvidar lo que le ocurrió, su asesinato es un dolor permanente que siento, porque sé que jamás volveré a ver a mi hijo. El culpable ya está en la cárcel y espero que se le haga una justa audiencia, aunque sé que eso no me devolverá a mi hijo Leo”, refirió.

OTRA LUZ QUE SE APAGA...

Después de este fatal suceso, Juana María haría frente a otra noticia desgarradora, pues el cáncer se haría presente en la salud de su esposo Antonio Rodríguez Durán (QEPD), para comenzar una lucha contra esta enfermedad que duraría muy poco tiempo.

“Cuando le diagnosticaron el cáncer en la garganta a mi marido ya era muy difícil que se salvara. Fue una enfermedad que poco a poco lo acabó, cada día que pasaba sentía que se iba. Al principio hablábamos mucho, pero así se fue apagando, y en silencio se marchó. Tuvimos la oportunidad de despedirnos. Aún recuerdo sus últimas palabras "la vida sigue, continúa siendo la misma", fue así que su voz se apagó”.

Y un año después Juana María perdería a su padre Wenceslao (trabajador de ferrocarril), de manera repentina y en medio de una pandemia que, la obligó a juntar la fuerza necesaria para brindarle los cuidados necesarios hasta su partida.

MATERNAR, DESDE EL AMOR

Hoy, menciona Juana María, nada hubiese sido posible sin el apoyo constante de sus hijos e hijas, quienes en todo momento han estado a su lado, siendo su mayor soporte en los momentos más álgidos de su vida.

Su motor y motivo de alegría, son ellos, pues maternar para Juana María ha sido un trabajo de vida por el que siempre ha estado agradecida.

“Ser mamá es algo maravilloso. Una con hijos aprende y corrige, los errores enseñan. Todo hay que hacerlo con amor y mucha cautela. Los amo y estoy siempre a su lado. Los quiero mucho. Siempre trato, por mas difícil que sea, dar mi mejor cara, mi mejor momento y todo mi cuerpo, con los pies en la tierra y pidiendo a Dios no me abandone”.

Sin embargo, como todo, hay momentos donde la melancolía invade a esta madre de familia, que al rememorar todo el camino andado, las ausencias y pérdidas en su vida, la ponen a reflexionar, pues ¿cómo se supera la muerte de un hijo?

“En momentos me siento derrotada, yo misma me callo y hablo yo sola con la vida, ¿por qué me ha pasado esto? no encuentro explicación, siento que mis lágrimas se congelaron en mis ojos y no puedo llorar”, señaló con tristeza.

Pero no todo son lágrimas, pues sus hijos e hijas, hoy más que nunca le agradecen su compañía, trabajo y fortaleza, “ella tiene una fuerza admirable para seguir adelante, es aventada, da soluciones , y ¡¡¡ actúa!!! Pese a lo que se enfrente en su camino sale adelante”.

“Siempre fue una admirable trabajadora, que siempre pensó en nosotros. Admiramos su carácter y la manera en la que nos dice las cosas Sus consejos y regaños siempre son acertados y si se equivoca también corrige. Se da el tiempo para estar con todos. A pesar de tantas situaciones trágicas que han pasado, los días para ella aún siguen siendo hermosos por estar a lado de su familia”, remarcó Ana Luisa, hija de Juana María.

Local

Chiltepín, maravilla para los cerritenses

El chile del monte acompaña el pozole rojo, la salsa para los tacos rojos o se utiliza de forma industrial como ingrediente activo para proteger el barniz o pintura especial y en cremas faciales como exfoliante limpiador

Local

Vandalizan y roban zona del asta bandera: Seduvop

En esta ocasión incluso fue destrozado un candado, lo que permitió a los delincuentes el robo de la tapa de un aljibe, así como una bomba sumergible

Local

Continuarán lluvias en SLP, advierte Protección Civil

Se pide a la población implementar medidas preventivas para evitar accidentes durante la temporada de precipitaciones 

Mundo

Biden llega a Ginebra para encuentro con Putin

El último encuentro de Putin, presidente ruso, con un mandatario estadounidense tuvo lugar en julio de 2018

Futbol

Me siento bien: Eriksen comparte primera selfie tras paro cardiaco en Eurocopa

El sábado, hacia el final del primer tiempo del encuentro Dinamarca-Finlandia, Eriksen se desplomó sobre el césped, quedando tendido inerte y con la mirada perdida

Deportes

Representante del COI llega a Tokio y organizadores presentarán manual Covid

Los organizadores de los Juegos Olímpicos se preparaban para presentar su "manual" de reglas para contener las infecciones por Covid-19

Política

Pierde elección candidato buscado por la DEA

Portillo Jaramillo incluso llevó su campaña proselitista a Tik Tok y Facebook

Política

Morena prioriza reforma al INE en nueva Legislatura

En conferencia, el senador y líder morenista Ricardo Monreal rechazó ser un traidor de la Cuatroté

Mundo

OTAN: China es un riesgo sistémico

La Alianza Atlántica descarta “nueva guerra fría” con Pekín, pero considera una amenaza su poderío militar