/ martes 4 de septiembre de 2018

Mecanografía pública, un oficio a punto de desaparecer

Antes de que llegara a su sitio de trabajo ya lo esperaban largas filas de clientes que requerían escritos principalmente gubernamentales, aunque también había uno que otro que acudía para que les plasmara sus cartas de amor

Don Jorge Antonio Nieto Ipiña es uno de los únicos dos mecanógrafos públicos que continúan desempeñando este antiguo oficio en la ciudad.

Y aunque en ocasiones no realiza ningún escrito porque los clientes cada vez son menos, él se propuso preservar la labor que le ha dado de comer los últimos 44 años.

En entrevista para el Sol de San Luis Don Jorge recordó que llegó a la Capital Potosina allá por el año de 1974. Su abuelo Anastacio Nieto Cifuentes y su padre Antonio Nieto Castro, en vida se dedicaron a la misma labor.

Foto: Patricia Azuara

Desde los 18 años se instaló a las afueras de “La Alhóndiga”, edificio que hoy forma parte de la historia potosina.

En aquel entonces, relató, antes de que llegara a su sitio de trabajo ya lo esperaban largas filas de clientes que requerían escritos principalmente gubernamentales. Aunque también había uno que otro que acudía para que les plasmara sus cartas de amor.

Al paso de los años y producto de las múltiples tecnologías, de los 14 mecanógrafos públicos, ahora “solo sobrevivimos dos, hay algunos compañeros que se han ido retirando al paso de los años, se dedican a otra cosa pero yo amo, disfruto, es mi vida este trabajo”.

Después de 44 años de labor sus dedos están tan familiarizados con las teclas de su máquina de escribir, en la que una cuartilla la transcribe en cinco o seis minutos. Antes trabajaba desde las 8 de la mañana, hoy llega a las 10 y se retira a las 4 de la tarde.

Foto: Patricia Azuara

Lo más que llega a escribir son seis o siete hojas; y en ocasiones, no llega ningún cliente.

“Anteriormente cuando yo llegué, a veces que llegaba uno a las ocho de la mañana, ya lo estaban esperando, ya de gente que venía de municipios cercanos, nos tardábamos tres horas en terminar y aún así nos esperaban, hoy hago seis y a veces ninguno, pero amo mi trabajo”.

Don Jorge Antonio Nieto Ipiña es uno de los únicos dos mecanógrafos públicos que continúan desempeñando este antiguo oficio en la ciudad.

Y aunque en ocasiones no realiza ningún escrito porque los clientes cada vez son menos, él se propuso preservar la labor que le ha dado de comer los últimos 44 años.

En entrevista para el Sol de San Luis Don Jorge recordó que llegó a la Capital Potosina allá por el año de 1974. Su abuelo Anastacio Nieto Cifuentes y su padre Antonio Nieto Castro, en vida se dedicaron a la misma labor.

Foto: Patricia Azuara

Desde los 18 años se instaló a las afueras de “La Alhóndiga”, edificio que hoy forma parte de la historia potosina.

En aquel entonces, relató, antes de que llegara a su sitio de trabajo ya lo esperaban largas filas de clientes que requerían escritos principalmente gubernamentales. Aunque también había uno que otro que acudía para que les plasmara sus cartas de amor.

Al paso de los años y producto de las múltiples tecnologías, de los 14 mecanógrafos públicos, ahora “solo sobrevivimos dos, hay algunos compañeros que se han ido retirando al paso de los años, se dedican a otra cosa pero yo amo, disfruto, es mi vida este trabajo”.

Después de 44 años de labor sus dedos están tan familiarizados con las teclas de su máquina de escribir, en la que una cuartilla la transcribe en cinco o seis minutos. Antes trabajaba desde las 8 de la mañana, hoy llega a las 10 y se retira a las 4 de la tarde.

Foto: Patricia Azuara

Lo más que llega a escribir son seis o siete hojas; y en ocasiones, no llega ningún cliente.

“Anteriormente cuando yo llegué, a veces que llegaba uno a las ocho de la mañana, ya lo estaban esperando, ya de gente que venía de municipios cercanos, nos tardábamos tres horas en terminar y aún así nos esperaban, hoy hago seis y a veces ninguno, pero amo mi trabajo”.

Local

Dos defunciones y ocho casos activos de Covid-19 en penales potosinos

Doce más se mantienen asintomáticos, este grupo tiene una vigilancia médica de tres veces al día de manera individual, detalló el doctor Miguel Ángel Lutzow

Local

Zoológico de Mexquitic abre sus puertas

Se pide el uso de cubrebocas en espacios compartidos y mantener la distancia de 1.5 metros entre los asistentes

Municipios

Se descarrilan seis tolvas en tramo Canoas-Tamasopo

Los primeros reportes señalan que en este percance no hubo heridos, solo daños, pero se desconoce cuáles fueron las causas de este suceso

Sociedad

Protege Corral a barzonistas, acusa LeBarón

De nueva cuenta, miembros de la agrupación campesina El Barzón mantiene una confrontación en contra de la familia

Política

Conago, en crisis: dos bloques pelean por el control

La Asociación de Gobernadores del PAN (GoAN), a su vez, agrupa a mandatarios de las dos nuevas alianzas

Política

Divide al PAN alianza entre PRI y PRD

Damián Zepeda dijo que no comparte la idea de una unión entre partidos que han sido antagónicos

Sociedad

CNDH, ausente con Rosario Piedra: activistas

Activistas aseguran que no está velando por los derechos de los ciudadanos, sino por los del Estado

Cultura

Y los objetos preferidos en el confinamiento son

El MODO presenta la primera parte de la exposición Los objetos del confinamiento, armada con piezas del público

Gossip

Félix y Gil, de las redes a los escenarios

Félix Íñiguez habla sobre la forma en que el dueto que conforma con Gilberto Parma le ha permitido encontrar la manera de crear música, convivir y sobrevivir a la industria musical