/ domingo 3 de febrero de 2019

Hay que pagarle a pandillas, o matan a la familia: migrantes

Sí hay trabajo, pero el sueldo es muy poco y no alcanza para costear los gastos básicos, por eso mejor salir en busca de un futuro mejor, dicen

En su mayoría entre 20 y 30 días de camino, ayer por la tarde arribó a Matehuala el grueso del contingente de la sexta caravana migrante de Centroamericanos que ingresó al país con el propósito de cruzar la frontera norte de México para llegar a los Estados Unidos en busca del sueño americano.

La punta de la caravana que adelantaba a otros dos mil centroamericanos llegó la tarde del viernes y por la noche se fueron sumando pequeños grupos de que pertenece a la estampida humana que recorre el hemisferio norte con un denominador común, huir de la pobreza, la violencia y la inseguridad que azota sus países de origen.

Te Puede Interesar: Maras se insertan en caravanas migrantes

Hombres y mujeres, niños y jóvenes viajan decididos a encontrar una alternativa de vida. Huyen de la violencia y la miseria que se vive en países, donde al parecer se acabaron las oportunidades y donde al parecer, la aventura al riesgo de morir de hambre es mejor a cualquier cosa que vivir allá.


SAMARA ITZEL

Una mujer joven que espera turno de registro en la fila donde se encuentran decenas de mujeres embarazadas o con niños de la mano y jovencitas, revela que se llama Itzel. Es un grupo de hondureñas. Su rostro denota el cansancio de las tantas noches de vigilia y los tantos kilómetros recorridos. Salió hace 21 días de su país con el grupo de hondureñas que la rodea.

Su comentario es muy breve, no hay trabajo y si uno se emplea, en empresas o por su cuenta, tiene que pagar a las pandillas. Si no, le matan a la familia. No se puede vivir allá. Avanza en la fila y se incorpora a la masa de mujeres, hombres y niños que se van acomodando en las pistas de baile del Rodeo 57 que fue habilitado para albergar a los más de mil hondureños, guatemaltecos y salvadoreños que buscan llegar a los Estados Unidos.

MAYEL LEONARDO

Un hombre joven que proviene de El Salvador, manifiesta que sí hay trabajo, pero el sueldo es muy poco y no alcanza para costear los gastos básicos, por eso mejor salir en busca de un futuro mejor.

Este domingo, la caravana reemprenderá su viaje al futuro incierto que les espera en la frontera norte del país.

En su mayoría entre 20 y 30 días de camino, ayer por la tarde arribó a Matehuala el grueso del contingente de la sexta caravana migrante de Centroamericanos que ingresó al país con el propósito de cruzar la frontera norte de México para llegar a los Estados Unidos en busca del sueño americano.

La punta de la caravana que adelantaba a otros dos mil centroamericanos llegó la tarde del viernes y por la noche se fueron sumando pequeños grupos de que pertenece a la estampida humana que recorre el hemisferio norte con un denominador común, huir de la pobreza, la violencia y la inseguridad que azota sus países de origen.

Te Puede Interesar: Maras se insertan en caravanas migrantes

Hombres y mujeres, niños y jóvenes viajan decididos a encontrar una alternativa de vida. Huyen de la violencia y la miseria que se vive en países, donde al parecer se acabaron las oportunidades y donde al parecer, la aventura al riesgo de morir de hambre es mejor a cualquier cosa que vivir allá.


SAMARA ITZEL

Una mujer joven que espera turno de registro en la fila donde se encuentran decenas de mujeres embarazadas o con niños de la mano y jovencitas, revela que se llama Itzel. Es un grupo de hondureñas. Su rostro denota el cansancio de las tantas noches de vigilia y los tantos kilómetros recorridos. Salió hace 21 días de su país con el grupo de hondureñas que la rodea.

Su comentario es muy breve, no hay trabajo y si uno se emplea, en empresas o por su cuenta, tiene que pagar a las pandillas. Si no, le matan a la familia. No se puede vivir allá. Avanza en la fila y se incorpora a la masa de mujeres, hombres y niños que se van acomodando en las pistas de baile del Rodeo 57 que fue habilitado para albergar a los más de mil hondureños, guatemaltecos y salvadoreños que buscan llegar a los Estados Unidos.

MAYEL LEONARDO

Un hombre joven que proviene de El Salvador, manifiesta que sí hay trabajo, pero el sueldo es muy poco y no alcanza para costear los gastos básicos, por eso mejor salir en busca de un futuro mejor.

Este domingo, la caravana reemprenderá su viaje al futuro incierto que les espera en la frontera norte del país.

Local

¿Cuánto cuesta un parto?

En San Luis Potosí, nacen cada año más de 600 niños, la mayoría lo hace en instituciones de carácter público, pero hay otros que llegan llenos de lujos y en habitaciones independientes

Local

Creció el número de secuestros en SLP

La mayoría por extorsión; ante el aumento, la Policía Federal impulsa una campaña para combatirlo

Local

Alertan por extorsión a través de "accidentes"

Población debe informarse; fingen lesiones y piden dinero para no denunciar, asegura el director de Tecnología de la SSPE

Local

¿Regresará la tenencia vehicular a San Luis Potosí?

Desde hace un par de meses sea manejado el rumor de que el Gobierno Federal pretende “revivir” la tenencia vehicular para allegarse de recursos

Local

¿Cuánto cuesta un parto?

En San Luis Potosí, nacen cada año más de 600 niños, la mayoría lo hace en instituciones de carácter público, pero hay otros que llegan llenos de lujos y en habitaciones independientes

Local

“Qué pasa, qué Hago”, campaña para migrantes

Crece el fenómeno; en tres idiomas se promueven los derechos de migrantes guatemaltecos

Local

Invitan a curso intensivo de Magnetismo y Biomagnetismo

Es una pseudoterapia que afirma es posible eliminar las causas que originan una enfermedad mediante la imposición de imanes en diferentes zonas del cuerpo

Local

Alertan por extorsión a través de "accidentes"

Población debe informarse; fingen lesiones y piden dinero para no denunciar, asegura el director de Tecnología de la SSPE

Local

Creció el número de secuestros en SLP

La mayoría por extorsión; ante el aumento, la Policía Federal impulsa una campaña para combatirlo