imagotipo

Pensionados piden auditoría a la Secc. 26 (VIDEO▶)

  • Patricia Calvillo
  • en Local

Pensionados de la sección 26 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, SNTE, solicitaron que se inicie un proceso de auditoría en su organismo gremial, ante supuestos malos manejos que han derivado en que no les paguen su bono de calidad de vida.

Decenas de profesores jubilados se apostaron en el Congreso del Estado y en el edificio de la Dirección de Pensiones de Gobierno,  en demanda de iniciar una revisión de cuentas al organismo al que pertenecen, ya que argumentan no hay dinero para pagar sus bonos, desconociéndose las causas y los responsables.

Dora Hilda Navarro, jubilada de la delegación D-IV-1 de la sección 26 del SNTE, considera que el sistema de pensiones magisterial se encuentra sumido en una grave crisis y lo peor de esta circunstancia es que nadie hace nada por ayudarlos, ello los orilló a volver a salir a las calles a protestar.

Lo anterior lo denunció tras presentarse en las instalaciones del Congreso del Estado, donde acompañada de un grupo de jubilados insistieron en que se les adeudan cuantiosas cantidades de dinero por concepto del Bono de Calidad de Vida y el Bono de Jubilación.

Los profesores consideran que el grupo de diputados que tiene afiliación magisterial tienen la obligación moral de cuestionar a las autoridades en relación a este tema, ya que no se sabe quiénes han hecho un mal manejo del fideicomiso del sector, toda vez que las inconsistencias pueden partir desde la Secretaría de Educación Pública, SEP, o desde el propio sindicato.

Argumentan que hay malos manejos debido a que no les han podido pagar este Bono de Calidad de vida, mismo que representa una cantidad de 2000 mil pesos y el bono por jubilación que es de 500 pesos.

En total son 12 mil maestros jubilados en todo el territorio potosino, de éstos, se sabe que son 6 mil 500 los que deben recibir este recurso, por ello no esperaron más y decidieron salir a las calles y manifestarse en las soleadas y transitadas calles del centro histórico.

Cabe referir que se les había prometido que para el mes de junio se les haría la entrega formal de este beneficio, sin embargo pasó la quincena y no se vio reflejado.

El viernes clamaron por justicia social, ya que afirman hay más de 36 mil docentes activos que están aportando recursos al fideicomiso, por lo tanto no debería faltar dinero para pagarles el bono de calidad de vida y de jubilación.