imagotipo

Expendios de comida rápida son vigilados

  • Patricia Calvillo
  • en Local

La Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios, COEPRIS, realiza vigilancia sanitaria en todos y cada uno de los restaurantes, cocinas económicas y establecimientos de comida rápida del Estado, incluyendo los dedicados al expendio de comida China, donde al igual que a otros espacios se les realizan recomendaciones.

El Director General de la COEPRIS, Carlos Alberto Aguilar Acosta, sostuvo que la dependencia que dirige lleva a cabo de manera permanente actividades de vigilancia, muestreo, control sanitario y capacitación a expendedores de alimentos.

“Las visitas de control sanitario se realizan a todos aquellos establecimientos dedicados a la venta y preparación de alimentos incluyendo restaurantes, fondas, expendios de comida rápida entre los que se incluyen aquellos de comida China donde se supervisan aspectos como: aviso de funcionamiento vigente, adecuado manejo, conservación y almacenamiento de materias primas así como su procedencia, control de fauna nociva, limpieza del lugar, pulcritud del personal que elabora  o maneja los alimentos, además de que el restaurante cuente con servicio de drenaje y agua potable todo ello contemplado en la NOM 251 SSA1 2009, además de lo dispuesto en la Ley General para el Control del Tabaco”.

En los expendios de comida china, se practican los mismos conceptos de trabajo que en otros lugares, como es el caso de las revisiones de control sanitario “se realizan muestreos de alimentos tanto preparados como crudos para su análisis a fin de corroborar que el producto se encuentre en buenas condiciones y esté libre de alguna contaminación por bacterias”.

Los cuestionamientos anteriores obedecen a la información que se generó a nivel nacional hace unas semanas en torno a que en un restaurante de comida China de Tijuana, se detectó carne de perro, ante ello, se argumenta que sin duda con este tipo de ejemplos se sienta precedente para dar importancia a la existencia de programas como el de Vigilancia y Control Sanitario de Alimentos, ya que ahí se busca detectar cualquier situación que represente algún riesgo sanitario para la población.

La dependencia estatal, durante el año y de manera coordinada con las cámaras empresariales, CANACO Y CANIRAC, lleva a cabo cursos dirigidos a preparadores y expendedores de alimentos, a fin de que conozcan ampliamente las disposiciones que contemplas las normas sanitarias, así como las técnicas adecuadas en la preparación, almacenamiento y dispensación de alimentos.

“Si durante las revisiones se detectan anomalías que pongan en riesgo la salud de la población, se aplican las medidas de seguridad como son, suspensiones de actividades así como destrucciones de productos según sea el caso”.

De enero a la fecha, personal operativo ha realizado un total de 879 verificaciones sanitarias a igual número de establecimientos, así como 203 muestreos de alimentos para su análisis, lo que derivó en la aplicación de 8 suspensiones temporales a igual número de establecimientos, aunque en estos no había expendios de comida china.

Se persigue prevenir en los consumidores, alguna enfermedad o intoxicación por un inadecuado manejo de alimentos, por lo que durante las revisiones se otorga asesoría al personal preparador de alimentos en materia de manejo y preparación, almacenamiento, recepción de materia prima, refrigeración, congelación, descongelación, lavado y desinfección de frutas y vegetales así como lavado de manos además de entregar material de apoyo como plata coloidal, cubre pelo, gel antibacterial y cloro en pastillas.

Leer también: COEPRIS inició supervisión para detectar productos milagro