/ miércoles 25 de noviembre de 2020

Hoy, mañana y siempre en pie de lucha: mujeres

Alzaron la voz para lamentar que viven en un país feminicida y de violencia patriarcal

El pacto entre mujeres se hizo presente este 25 de noviembre en la capital potosina. Todas, adultas y niñas, activistas y civiles, estudiantes y trabajadoras, académicas y empíricas en un compañerismo inigualable, se dieron cita para rememorar y hacer visible que hoy, mañana y siempre continuarán en pie de lucha contra la violencia patriarcal.

La pandemia no hizo imposible que entre ellas se reconocieran como una sola a través de la mirada. Al iniciar la mañana, bloqueos simbólicos se llevaron a cabo en puntos estratégicos de la ciudad por parte de la colectiva feminista “Enrriladas”. Unos cuantos minutos bastaron para hacer vibrar el piso empedrado de las calles de San Luis, con sus consignas de exigencia a una vida libre de violencia, que provocaron la indignación de varios automovilistas y no por gritar que al día matan a 12 mujeres al día, sino porque detuvieron la circulación unos cuantos minutos.

Más tarde un mural colectivo en Plaza Los Fundadores dio inicio a la jornada del mitin cultural y político, organizado por la Movilización Vivas Nos queremos. Un evento llevado a cabo para visibilizar que existe la digna rabia, el compromiso social de cientos de mujeres que buscan que el Día Internacional de la eliminación de la Violencia contra las mujeres no solo quede en un recordatorio, sino que, se convierta en una pauta para enunciar que las mujeres existen y resisten, que entretejen estrategias para desobedecer al miedo y que juntas construyen un compromiso real para tratar de erradicar la violencia machista.

Música con letras que trazaban el hartazgo en cada nota envolvieron el mitin. Denuncias anónimas colgaron de tendederos improvisados en la plaza, en ellas se leían vejaciones a las que fueron sometidas alumnas, hijas, hermanas, amigas y madres por parte de sus agresores. Algunas letras temblorosas, otras marcadas al detalle, tal vez porque el papel es insuficiente para exponer el dolor que les atraviesa a las mujeres sobrevivientes.

Norma Rivera | El Sol de San Luis

Curiosos se asomaban a lo lejos, ellas impávidas continuaron con sus actividades. A las seis de la tarde, familias con lonas, pancartas y carteles comenzaron a llegar al punto de reunión. En sus manos los rostros de mujeres que ya no están, que desaparecieron, que les fueron arrebatadas con la furia de la impunidad.

Los cubrebocas no pudieron disimular el dolor, fue notoria la angustia y el coraje por tanta injusticia, por tanta violencia y antipatía que se ha cobrado la vida de cientos de mujeres.

Algunas asistentes tomaron la palabra. El eco de su exigencia retumbó en cada uno de los oídos de las ahí presentes.

Mujeres abrazadas y tomadas de la mano escucharon atentamente los reclamos de las mujeres fracturadas por la violencia feminicida.

“Esta lucha es también contra el acoso, contra las violaciones dentro y fuera de los hogares, contra toda forma de violencia machista, contra los feminicidios, luchamos en medio de un mundo donde las políticas conservadoras arremeten contra toda organización feminista”.

Dibujos de Lupita, Karla, Fernanda y de muchas otras más se ilustraban en cartulinas y pancartas. Ellas no están se las arrebataron y en medio de dolor, llegaron los cuestionamientos, ¿Donde está la Justicia?, ¿Por qué siguen matando a mujeres?, ¿Qué acciones se realizar para terminar con esta vorágine de violencia?

Norma Rivera | El Sol de San Luis

Para finalizar activistas y defensoras de los derechos humanos de las mujeres que integran Movilización Vivas Nos Queremos San Luis Potosí, realizaron la lectura de un posicionamiento que no solo legitima sus exigencias y acciones, sino que también engloba los reclamos justos y la voz de las sobrevivientes, de las familias, de la madre que padece la ausencia de su hija, de la hermana a la que le arrebataron a su mejor amiga y de la estudiante que tal vez vio truncados sus sueños por el acoso y violencia ejercida por sus profesores.

Este 25 de noviembre vino a remarcar lo recalcitrante que es para las mujeres vivir en un país feminicida, pero que unidas y desde sus trincheras, transforman los espacios y justicia que les ha sido arrebatado históricamente a las mujeres.


También lee:


El pacto entre mujeres se hizo presente este 25 de noviembre en la capital potosina. Todas, adultas y niñas, activistas y civiles, estudiantes y trabajadoras, académicas y empíricas en un compañerismo inigualable, se dieron cita para rememorar y hacer visible que hoy, mañana y siempre continuarán en pie de lucha contra la violencia patriarcal.

La pandemia no hizo imposible que entre ellas se reconocieran como una sola a través de la mirada. Al iniciar la mañana, bloqueos simbólicos se llevaron a cabo en puntos estratégicos de la ciudad por parte de la colectiva feminista “Enrriladas”. Unos cuantos minutos bastaron para hacer vibrar el piso empedrado de las calles de San Luis, con sus consignas de exigencia a una vida libre de violencia, que provocaron la indignación de varios automovilistas y no por gritar que al día matan a 12 mujeres al día, sino porque detuvieron la circulación unos cuantos minutos.

Más tarde un mural colectivo en Plaza Los Fundadores dio inicio a la jornada del mitin cultural y político, organizado por la Movilización Vivas Nos queremos. Un evento llevado a cabo para visibilizar que existe la digna rabia, el compromiso social de cientos de mujeres que buscan que el Día Internacional de la eliminación de la Violencia contra las mujeres no solo quede en un recordatorio, sino que, se convierta en una pauta para enunciar que las mujeres existen y resisten, que entretejen estrategias para desobedecer al miedo y que juntas construyen un compromiso real para tratar de erradicar la violencia machista.

Música con letras que trazaban el hartazgo en cada nota envolvieron el mitin. Denuncias anónimas colgaron de tendederos improvisados en la plaza, en ellas se leían vejaciones a las que fueron sometidas alumnas, hijas, hermanas, amigas y madres por parte de sus agresores. Algunas letras temblorosas, otras marcadas al detalle, tal vez porque el papel es insuficiente para exponer el dolor que les atraviesa a las mujeres sobrevivientes.

Norma Rivera | El Sol de San Luis

Curiosos se asomaban a lo lejos, ellas impávidas continuaron con sus actividades. A las seis de la tarde, familias con lonas, pancartas y carteles comenzaron a llegar al punto de reunión. En sus manos los rostros de mujeres que ya no están, que desaparecieron, que les fueron arrebatadas con la furia de la impunidad.

Los cubrebocas no pudieron disimular el dolor, fue notoria la angustia y el coraje por tanta injusticia, por tanta violencia y antipatía que se ha cobrado la vida de cientos de mujeres.

Algunas asistentes tomaron la palabra. El eco de su exigencia retumbó en cada uno de los oídos de las ahí presentes.

Mujeres abrazadas y tomadas de la mano escucharon atentamente los reclamos de las mujeres fracturadas por la violencia feminicida.

“Esta lucha es también contra el acoso, contra las violaciones dentro y fuera de los hogares, contra toda forma de violencia machista, contra los feminicidios, luchamos en medio de un mundo donde las políticas conservadoras arremeten contra toda organización feminista”.

Dibujos de Lupita, Karla, Fernanda y de muchas otras más se ilustraban en cartulinas y pancartas. Ellas no están se las arrebataron y en medio de dolor, llegaron los cuestionamientos, ¿Donde está la Justicia?, ¿Por qué siguen matando a mujeres?, ¿Qué acciones se realizar para terminar con esta vorágine de violencia?

Norma Rivera | El Sol de San Luis

Para finalizar activistas y defensoras de los derechos humanos de las mujeres que integran Movilización Vivas Nos Queremos San Luis Potosí, realizaron la lectura de un posicionamiento que no solo legitima sus exigencias y acciones, sino que también engloba los reclamos justos y la voz de las sobrevivientes, de las familias, de la madre que padece la ausencia de su hija, de la hermana a la que le arrebataron a su mejor amiga y de la estudiante que tal vez vio truncados sus sueños por el acoso y violencia ejercida por sus profesores.

Este 25 de noviembre vino a remarcar lo recalcitrante que es para las mujeres vivir en un país feminicida, pero que unidas y desde sus trincheras, transforman los espacios y justicia que les ha sido arrebatado históricamente a las mujeres.


También lee:


Local

Designan al maestro Jaime Gutiérrez Barrios, titular de la Defensoría Pública de SLP

Con una trayectoria intachable, constituye el primer defensor del país en concretar 62 Juicios Orales como especialista en el nuevo sistema de Justicia Penal. 

Local

Suspenden a sacerdote que fue sorprendido "echando novia" en SLP

La diócesis estableció que fue "por cometer una infracción a las normas de esa comunidad según los usos y costumbres"; autoridades indígenas lo sorprendieron en la maleza con una mujer a altas horas de la noche

Policiaca

Muere en volcadura de camioneta de transporte de personal

Uno de los tripulantes murió y tres más sufrieron lesiones

Local

Designan al maestro Jaime Gutiérrez Barrios, titular de la Defensoría Pública de SLP

Con una trayectoria intachable, constituye el primer defensor del país en concretar 62 Juicios Orales como especialista en el nuevo sistema de Justicia Penal. 

Círculos

Diana y Juan Pablo, se juraron amor eterno

Estuvieron acompañados por sus seres queridos en este día tan especial

Finanzas

En San Luis Potosí nadie deberá quedarse atrás: Luis Isaac Rojas

Los nuevos gobiernos deberán ser capaces de satisfacer las necesidades básicas de la población

Gossip

Charlie Watts abandona gira de los Rolling Stones

El músico anunció que una reciente intervención médica le impedirá reunirse con sus compañeros en el escenario

Gossip

El exorcista tendrá secuela a 50 años de su estreno

La nueva cinta forma parte de una trilogía de terror que se lanzará en 2023

Gossip

Gigi Saul Guerrero presentará Bingo en Festival Macabro

La directora ofrecerá una charla donde platicará sobre la más reciente cinta protagonizada por la nominada al Oscar, Adriana Barraza