/ lunes 10 de septiembre de 2018

“El Toques”, vende desde los los 7 años choques eléctricos en bares

Desde muy pequeño recorrió parte del país junto a su mentor; vendían sus toques en los palenques y ferias a lo largo y ancho de la República

Marco Antonio Ramírez Amaya es “El Toques” del Centro Histórico de San Luis Potosí…

De cantina en cantina, desde los siete años, Marco Antonio, se dedica a vender “choques eléctricos”… relató a El Sol de San Luis, que nunca le gustó el estudio, y en 2° de primaria dejó la escuela y aprendió este oficio al que en vida se dedicaba su padre.

Hoy, a sus 38 años de edad, después de tres décadas “El Toques” continúa divirtiendo a los clientes de los bares del centro de la Capital potosina, que a cambio de 20 pesos, reciben descargas de 80 a 120 voltios, desde las cajas eléctricas que él mismo fabricó.

Foto: Patricia Azuara

El sistema de choques es guardado dentro de figuras animadas como el Señor cara de papa, Olaf, Sherk y Minion, “así llamo más la atención y consigo más personas que se atreven a agarrar las placas de metal”.

“Trato de pasarla bien, y hacer con gusto mi trabajo, echarle ganas para convivir con gente y hacerles pasar un buen rato, y sacar para sobrevivir, y llegar el sustento a mi casa, me gusta mucho lo que hago”.

“Nunca pase de 2° de primaria”, dijo entre risas durante la entrevista… por lo que desde muy pequeño y al ver su indiferencia por el estudio, su padre, Don Benjamín, le enseñó el oficio de los toques.

Inició cuando apenas alcanzaba las barras de las cantinas; tenía escasos siete años… su padre lo mandaba a la zona de pulquerías de San Ángel, atrás de la iglesia del Saucito, en esta ciudad, en donde los propietarios de los negocios ya lo esperaban con una “suculenta tostada de ceviche”.

Desde muy pequeño recorrió parte del país junto a su mentor; él y Don Benjamín, vendían sus toques en los palenques y ferias a lo largo y ancho de la República. Desde Ciudad Juárez hasta Aguascalientes.

Recordó que cuando tenía 10 años, acudió a la ciudad de Monterrey, a un evento de luchadores; Heavy Metal, Octagón, La Parca, El Santo, y “otros de aquella época”, eran amantes de agarrar las placas.

Foto: Patricia Azuara

Antes de iniciar su turno, Marco, revisa que el aparato funcione a la perfección. Por fortuna, dijo, nunca ha tenido ningún accidente con los clientes, que en la actualidad, dijo, la mayoría son mujeres; “ahora tienen más pantalones”.

Sin embargo, él sí ha estado al borde la muerte… “Una vez que quedé yo pegado ahí por la calle Allende, acababa de llegaba de llegar de mi casa al Centro y nunca me fije que el volumen estaba en todo, y lo calé, y me quedé pegado, sentí el choque directo en el corazón y dije, ya que me llevó la tristeza”.

De 3 de la tarde a 10 de la noche, Marco Antonio recorre los bares y cantinas del Centro Histórico en busca de “arriesgados” que se atrevan a demostrar “su hombría”, al soportar un “toque de El Toques”.

Marco Antonio Ramírez Amaya es “El Toques” del Centro Histórico de San Luis Potosí…

De cantina en cantina, desde los siete años, Marco Antonio, se dedica a vender “choques eléctricos”… relató a El Sol de San Luis, que nunca le gustó el estudio, y en 2° de primaria dejó la escuela y aprendió este oficio al que en vida se dedicaba su padre.

Hoy, a sus 38 años de edad, después de tres décadas “El Toques” continúa divirtiendo a los clientes de los bares del centro de la Capital potosina, que a cambio de 20 pesos, reciben descargas de 80 a 120 voltios, desde las cajas eléctricas que él mismo fabricó.

Foto: Patricia Azuara

El sistema de choques es guardado dentro de figuras animadas como el Señor cara de papa, Olaf, Sherk y Minion, “así llamo más la atención y consigo más personas que se atreven a agarrar las placas de metal”.

“Trato de pasarla bien, y hacer con gusto mi trabajo, echarle ganas para convivir con gente y hacerles pasar un buen rato, y sacar para sobrevivir, y llegar el sustento a mi casa, me gusta mucho lo que hago”.

“Nunca pase de 2° de primaria”, dijo entre risas durante la entrevista… por lo que desde muy pequeño y al ver su indiferencia por el estudio, su padre, Don Benjamín, le enseñó el oficio de los toques.

Inició cuando apenas alcanzaba las barras de las cantinas; tenía escasos siete años… su padre lo mandaba a la zona de pulquerías de San Ángel, atrás de la iglesia del Saucito, en esta ciudad, en donde los propietarios de los negocios ya lo esperaban con una “suculenta tostada de ceviche”.

Desde muy pequeño recorrió parte del país junto a su mentor; él y Don Benjamín, vendían sus toques en los palenques y ferias a lo largo y ancho de la República. Desde Ciudad Juárez hasta Aguascalientes.

Recordó que cuando tenía 10 años, acudió a la ciudad de Monterrey, a un evento de luchadores; Heavy Metal, Octagón, La Parca, El Santo, y “otros de aquella época”, eran amantes de agarrar las placas.

Foto: Patricia Azuara

Antes de iniciar su turno, Marco, revisa que el aparato funcione a la perfección. Por fortuna, dijo, nunca ha tenido ningún accidente con los clientes, que en la actualidad, dijo, la mayoría son mujeres; “ahora tienen más pantalones”.

Sin embargo, él sí ha estado al borde la muerte… “Una vez que quedé yo pegado ahí por la calle Allende, acababa de llegaba de llegar de mi casa al Centro y nunca me fije que el volumen estaba en todo, y lo calé, y me quedé pegado, sentí el choque directo en el corazón y dije, ya que me llevó la tristeza”.

De 3 de la tarde a 10 de la noche, Marco Antonio recorre los bares y cantinas del Centro Histórico en busca de “arriesgados” que se atrevan a demostrar “su hombría”, al soportar un “toque de El Toques”.

Policiaca

Enfrentamiento en carretera federal México 57, tramo San Luis Potosí-Guanajuato

No se reportaron lesionados. El ataque ocurrió cerca del destacamento de la Policía Federal en el municipio de Santa María del Río, SLP

Local

(Videos) Tropas militares incautan droga en San Luis Potosí

En el video se aprecia como los perros entrenados emiten la alerta por droga a través de ladridos.

Soledad

Albergan a 18 personas por frente frió

Se le ha brindado atención médica, servicios de higiene personal, alimentación y habitaciones para que puedan descansar

Local

Poco más de 35 mil personas no tienen empleo en SLP

Desempleados laboran en la informalidad y forman parte de la población que está económicamente activa

Local

Auditoría Superior del Estado blindada contra intereses políticos

Desmiente Rocío Cervantes manejo de nómina secreta para pagos al personal y promete una fiscalización a fondo a los entes

Local

Ayuntamientos ahogados por laudos laborales

Anuncia Sonia Mendoza una reforma integral para solucionar la grave crisis económica de los ayuntamientos que deben pagar laudos laborales.

Local

Despide JUCOPO a coordinadores

La coordinadora de Finanzas y el jefe de Informática en el Congreso del Estado fueron dados de baja para dar paso a “una neva dinámica de trabajo”: Rolando Hervert

Local

Seguirán ataques cibernéticos en Pemex: UASLP

Los ataque virtuales aprovechan las vulnerabilidades de no contar con mecanismos de seguridad para afectando el funcionamiento de computadoras y redes institucionales con fines económicas o políticas

Local

Fentanilo no está catalogado como droga

Este fármaco a veces se usa de forma ilegal, se suele recetar a pacientes con dolores intensos o después de una operación quirúrgica