/ viernes 17 de mayo de 2019

Cenizas donde hubo fuego

Brigadistas: héroes anónimos

El fuego ha dejado su huella en la Sierra de San Miguelito. Roce de muerte y eclipse. Tras su marcha queda un lastimoso paisaje: colinas ennegrecidas que exhalan su hedor a humo y tristeza. Árboles, pastizales y montes desaparecieron. La vida también.

En los aires, el humo y las hélices. Columnas que se vislumbran a kilómetros como pidiendo ayuda.

De la nada aparece doña Mercedes, nerviosa, inquieta, también vi la humareda y pide a los rescatistas novedades del fuego; se angustia porque vive a las faldas de la Sierra de San Miguelito. Más que por ella, teme por sus animalitos de corral vacas, chivas, puercos y unas alborotadas gallinas con sus pollitos.

Agotados, pero sin perder el ímpetu y el ánimo

Es la zona llamada Cañada de Lobo a unos cuantos pasos de la zona de incendios, se escucha el crujir de las ramas por el fuego, retumba el sonido de las helicópteros tratando de sofocarlo.

Lucha que parece eterna surcando los aires tras el manto de un humo espeso.

A tierra, decenas de brigadistas se arriesgan por apagarlo. Para llegar no hay brechas, ni hay caminos, solo piedras y espinas. El resto es carbón y ceniza tras el bestial ataque del fuego.

En la parte alta de la sierra de San Miguelito el viento lo descontrola todo con ráfagas que reavivan el fuego que consume a una vegetación indefensa.

Sin miedo a nada

En la sierra hay tensión e impotencia; frustración y coraje.

Los helicópteros vuelven a cargar sus baldes y regresan para combatir a la bestia.

El atardecer cae, es tiempo de retirarnos.

Bajo del cerro y regreso a mi vehículo. En marcha a la redacción, todo empolvado, enciendo la radio donde políticos refieren del esfuerzo para apagar el incendio; hablan de los más modernos y efectivos hidrantes; el gran equipo tecnológico para extinguirlo, pero en la zona de fuego no vi nada de eso, solo valientes brigadistas, esforzados y hábiles pilotos así como heroicos combatientes.

Sólo cenizas donde hubo fuego.

No podemos darnos el lujo de perder un metro más de sierra.

El viento reaviva el fuego pero los brigadistas siguen combatiéndolo en una lucha que parece no tener fin.

El fuego ha dejado su huella en la Sierra de San Miguelito. Roce de muerte y eclipse. Tras su marcha queda un lastimoso paisaje: colinas ennegrecidas que exhalan su hedor a humo y tristeza. Árboles, pastizales y montes desaparecieron. La vida también.

En los aires, el humo y las hélices. Columnas que se vislumbran a kilómetros como pidiendo ayuda.

De la nada aparece doña Mercedes, nerviosa, inquieta, también vi la humareda y pide a los rescatistas novedades del fuego; se angustia porque vive a las faldas de la Sierra de San Miguelito. Más que por ella, teme por sus animalitos de corral vacas, chivas, puercos y unas alborotadas gallinas con sus pollitos.

Agotados, pero sin perder el ímpetu y el ánimo

Es la zona llamada Cañada de Lobo a unos cuantos pasos de la zona de incendios, se escucha el crujir de las ramas por el fuego, retumba el sonido de las helicópteros tratando de sofocarlo.

Lucha que parece eterna surcando los aires tras el manto de un humo espeso.

A tierra, decenas de brigadistas se arriesgan por apagarlo. Para llegar no hay brechas, ni hay caminos, solo piedras y espinas. El resto es carbón y ceniza tras el bestial ataque del fuego.

En la parte alta de la sierra de San Miguelito el viento lo descontrola todo con ráfagas que reavivan el fuego que consume a una vegetación indefensa.

Sin miedo a nada

En la sierra hay tensión e impotencia; frustración y coraje.

Los helicópteros vuelven a cargar sus baldes y regresan para combatir a la bestia.

El atardecer cae, es tiempo de retirarnos.

Bajo del cerro y regreso a mi vehículo. En marcha a la redacción, todo empolvado, enciendo la radio donde políticos refieren del esfuerzo para apagar el incendio; hablan de los más modernos y efectivos hidrantes; el gran equipo tecnológico para extinguirlo, pero en la zona de fuego no vi nada de eso, solo valientes brigadistas, esforzados y hábiles pilotos así como heroicos combatientes.

Sólo cenizas donde hubo fuego.

No podemos darnos el lujo de perder un metro más de sierra.

El viento reaviva el fuego pero los brigadistas siguen combatiéndolo en una lucha que parece no tener fin.

Local

XNP pedirá a AMLO intervención en investigación contra exfuncionarios

El alcalde capitalino no dejará pasar la oportunidad para pedir avance denuncias

Local

Presenta INE resultados de la Consulta Infantil y Juvenil 2018

Niños y niñas sufren violencia en el hogar, expresan en Consulta Infantil y Juvenil 2018

Soledad

Enseñan a niños de preescolar educación vial

Un total de 157 niños del preescolar “Francisco González Bocanegra”, se les inculcó los conocimientos básicos de vialidad

Soledad

Anuncian próxima edición de tradicional Feria de las Flores

En esta séptima edición se ofertarán plantas ornamentales

Local

XNP pedirá a AMLO intervención en investigación contra exfuncionarios

El alcalde capitalino no dejará pasar la oportunidad para pedir avance denuncias

Círculos

JM Carreras asiste a cena empresarial de Canaco Servytur

Coordinación entre gobierno y sector empresarial fortalece inversión en SLP: Gobernador

Local

#CulturaViva Qué hacer el viernes en San Luis Potosí

Secretaría de Cultura de San Luis Potosí difunde programa cultural