imagotipo

Cambios a la Constitución son para dar soluciones inmediatas

  • Patricia Calvillo
  • en Local

Desde la División de Estudios Políticos del Centro de Investigación y Docencia Económicas, CIDE, advierten que la serie de modificaciones que ha sufrido la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, sólo se han elaborado para enfrentar desafíos del momento, pero en la realidad no se especializan en las necesidades de la población.

“Las más de 600 reformas que se han hecho a la constitución, lo único que manifiestan es que siempre se han hecho para enfrentar problemas políticos del momento” destacó el escritor Ignacio Marván Laborde, profesor-investigador quien presentó en la UASLP su libro “Cómo hicieron la Constitución de 1917”.

Aseveró que pretende responder la pregunta ¿Cómo hicieron la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos? de la que se desprenden otras incógnitas como: ¿Por qué fue posible celebrar una Asamblea Constituyente?, ¿Quiénes la integraron?, ¿Qué edades tenían?, ¿Cuál había sido su formación?, ¿A quiénes representaban?, y ¿Cómo votaron en realidad los diputados constituyentes? examina además, las rupturas y continuidades entre las constituciones de 1857 y 1917 en algunos temas fundamentales: el paso de los derechos humanos a las garantías individuales, el nuevo equilibrio entre los poderes aprobado por el Constituyente y por último la incorporación del municipio a la nueva Constitución.

Leer también: El G7 rechaza imponer sanciones a Rusia; pide solución política en Siria

Mencionó que durante la revolución se realizaron muchas reformas, siempre el objetivo político del constituyente fue pacificar al país. Y del por qué en Querétaro se hizo la Constitución, esto se debió a que en la ciudad de México no había condiciones políticas para hacer la asamblea porque el sur del país se encontraba controlado por los zapatistas “Cada cambio en la Constitución responde a un problema muy concreto de la época, específicamente político”.

Sobre la Constitución actual expresó que “con tantas reformas no la podemos juzgar de golpe, por ejemplo, en materia de Derechos Humanos y Garantías Individuales hubo un cambio importante en 1917 que pasó de la concepción de las garantías individuales como derechos naturales del hombre y se creó un nuevo sistema de justicia a partir de esa concepción”.

Una de las grandes preocupaciones fue establecer un nuevo sistema penal porque se trató de corregir todo el sistema incluso de impartición y procuración de justicia del Porfiriato que sobrevivió hasta los años noventa y empezó a ser crisis con una serie de nuevos problemas de corrupción, crimen organizado “es en el 2008 donde hay que hacer un nuevo sistema, pero si vemos los discursos de finales del Porfiriato y los discursos que acompañaron la nueva reforma judicial del 2008, es exactamente lo mismo”.