imagotipo

Antonio Aguilar, a 10 años de su partida

TAYAHUA, Zacatecas.- Aquí en el rancho El Soyate entre la verde serranía y el olor a campo se respira la historia de don Antonio Aguilar, ese hombre “de a caballo” que a base de talento y lucha llegó a convertirse en ídolo del pueblo, un referente de la música tradicional mexicana y del cine campirano de nuestro país; un artista, para resumirlo pronto.

Murió hace 10 años, un día como hoy, pero su legado ahí quedó intacto, permanece vivo, latente en el corazón del público que se divirtió con sus filmes y se deleitó con sus canciones a través de los discos y el cine que en estos tiempos, aún, dan cuenta de una trayectoria brillante.

Todavía se le escucha cantar aquello de Albur de amor o, más reciente, Tristes recuerdos, y la gente lo añora con admiración y cariño. Porque su imagen y su obra, como señalábamos, es historia del espectáculo mexicano, éste que se extendió más allá de nuestras fronteras, hacia el sur a la América Latina donde de se le idolatraba, y hacia el norte los Estados Unidos donde los propios presidentes lo acogían como huésped distinguido en la Casa Blanca.

Era don Antonio, incansable. Hombre de trabajo constante, creativo y perseverante, que producía hasta dos películas a un tiempo o armaba sus exitosos espectáculos ecuestres con los cuales recorría la geografía nacional y ciudades del extranjero donde se le aclamaba; por algo se ganó a ley el título de El charro de México. Un charro zacatecano y a mucha honra cuyo orgullo tricolor le estremecía el alma.

Hoy, a una década de su partida, Antonio Aguilar se fue… pero no del todo. Se le recuerda como lo hace su familia esta vez con una serie de eventos que nos dicen sin duda que está vivo en la memoria colectiva del pueblo mexicano.

n EVENTOS

Conversamos con Antonio Aguilar, hijo, quien nos contó que hoy será oficiada una misa en la capilla de El Soyate, allá en el rancho de Tayahua donde permea la esencia del artista, quien está sepultado muy cerca de ahí en un cerro llamado San Cayetano.

“Él escogió ese cerrito para ser enterrado. Un sacerdote amigo suyo, Rafael de la O –que fue quien me bautizó– bendijo el lugar y pidió permiso a la Arquidiócesis de Zacatecas y al Gobierno estatal para llevar a cabo la sepultura. Mi padre eligió ese sitio unos cinco años antes de morir”, relató Antonio Jr.

Pero además, el sábado se llevó a cabo un festival de corridos a un costado del palacio de Gobierno, en la capital zacatecana, con la actuación de Guadalupe Pineda -sobrina de don Antonio- y Aída Cuevas organizado por  María José y conducido por Susana, ambas hijas de Antonio Jr. También estaba prevista la actuación de doña Flor Silvestre, de María José y del propio Antonio Jr.

Y ayer domingo se ofició otra misa en Catedral.

“Mi madre, Flor Silvestre, está muy bien. Ella vive en el rancho. Se siente contenta con estos eventos, extraña mucho a papá pero le da gusto que lo recuerden”, añadió el vástago de don Antonio, quien asimismo procreó a Pepe Aguilar.

Pepe y Toñito pronto fueron integrados al espectáculo ecuestre de don Antonio, desde donde despegaron con éxito en sus respectivas carreras artísticas.

¿QUIÉN ERA?

Nació el 17 de mayo de 1919 en Villanueva, Zacatecas, bajo el nombre de Pascual Antonio Aguilar Barraza. Actor, cantante, productor, guionista y consumado jinete, impulsor de la charrería y las tradiciones mexicanas.

Hijo de Ángela Barraza y Jesús Aguilar, el chico heredó de mamá su vocación por el canto, ya que ella cantaba en una iglesia. Cuentan que un tío suyo llamado Mariano  ofreció costearle una beca para estudiar aviación en Nueva York, pero al enterarse que Tony cambió la carrera por una beca para cantantes en la misma Urbe de Hierro, le retiró su apoyo.

Transcurrían los años 40 del siglo pasado en un México pujante, en desarrollo, pero Antonio encontró la forma de viajar a Hollywood para enrolarse en clases de canto, de tal suerte que para mediados de esa década estaba apto para interpretar lo mismo música de corte popular que operística.

En un principio se inclinó por entonar boleros, sin embargo, durante unas presentaciones que realizó en Puerto Rico lo convencieron de enfundarse el traje de  charro y cantar la música mexicana.

Su biografía registra que, de hecho, su carrera musical comenzó a despuntar a raíz de una actuación que tuvo en la XEW en 1959, aunque unos años antes don Antonio ya había debutado como actor en cine, primero haciendo pequeñas apariciones y después en la cinta El Casto Susano que significó su primera actuación importante, en 1952.

Su labor en el cine lo encumbró a lo largo de 167 películas, caracterizándose por las comedias de corte ranchero y la interpretación de personajes populares e históricos como Gabino Barrera, Emiliano Zapata, Benjamín Argumedo y Heraclio Bernal, entre otros. Resalta su actuación en la cinta Los Indestructibles en la que alternó nada menos que con John Wayne, en Hollywood.

Considerado como una leyenda en el espectáculo mexicano, al charro zacatecano se le recuerda también como el último de los   ídolos populares engendrados en nuestros escenarios, de la talla de Pedro Infante y Jorge Negrete, José Alfredo Jiménez o Javier Solís.

En el ámbito de los discos, su obra se eleva a más de 150 álbumes con ventas de más de 25 millones de copias, en los que Antonio Aguilar dejó plasmados diversos géneros que abarcan los corridos, la canción ranchera y temas en el estilo de la banda, el llamado tamborazo zacatecano que, de acuerdo a algunos estudiosos, dio origen al gran “boom” de la música de banda que seguimos viviendo actualmente.

Don Antonio solía presentarse acompañado de banda durante los bailes masivos en plena onda grupera. Lo vimos en el salón Río Nilo de Guadalajara, en los años 90, acarreando multitudes. Las mismas multitudes que le llenaban su espectáculo ecuestre en las arenas del vecino país del dólar o en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México.

Derrochaba carisma, lo que se traducía en arrastre popular. Llenaba el rimbombante Madison Square Garden de Nueva York, lo que constituía una hazaña; un triunfo indiscutible para el artista mexicano.

Tras 15 días canalizado en un hospital de la Ciudad de México, debido a una infección pulmonar, Antonio Aguilar Barraza dejó de existir, dejando un vacío enorme en el espectáculo, pero dejando también su nombre escrito en letras de oro en los anales de la historia artística de nuestro país.

Productos agotados en tiendas ante donaciones a damnificados

Productos agotados en tiendas ante donaciones a damnificados

Escasearon algunas cosas por la gran demanda de querer ayudar: CANACO

Daniela Aranda

local

Sacar provecho del infortunio, una vileza: Erika Briones

Sacar provecho del infortunio, una vileza: Erika Briones

Diputados federales del PRD donarán su dieta a damnificados

Profeco vigila comercios ante posible aumento de precios en alimentos

Profeco vigila comercios ante posible aumento de precios en alimentos

Se busca evitar que se cometan abusos en contra de las personas

Inauguran liga deportiva escolar educación física

Inauguran liga deportiva escolar educación física

Participan más de 50 equipos de Primaria en cuatro deportes

IPAC se reúne con policía metropolitana para conocer agenda de trabajo

IPAC se reúne con policía metropolitana para conocer agenda de trabajo

Es necesario revertir la percepción de inseguridad

Ejecutan a dos en barbería de Pavón

Ejecutan a dos en barbería de Pavón

Uno de los occisos perdió la vida en el lugar

destacados

Reportan 151 desaparecidos en CDMX; han localizado 246 tras sismo

Reportan 151 desaparecidos en CDMX; han localizado 246 tras sismo

En el edificio de Álvaro Obregon 286 se han rescatado al menos a 28 personas

No te pueden correr, descontar o poner falta si faltas  por sismo

No te pueden correr, descontar o poner falta si faltas por sismo

La Ley Federal del Trabajo te ampara en situaciones como esta

¿Tu casa o departamento está dañado? La Marina ofrece indicaciones de cómo revisarla

¿Tu casa o departamento está dañado? La Marina ofrece indicaciones de cómo revisarla

La dependencia sugirió reportar cualquier inclinación en su estructura

Frida Sofía podría ser la señora Reyna Dávila de 43 años

Frida Sofía podría ser la señora Reyna Dávila de 43 años

Familiares que reclaman su presencia y exigen de la autoridad información

Cambian a Roberto Borge de penal en Panamá por riesgo de fuga

Cambian a Roberto Borge de penal en Panamá por riesgo de fuga

El exgobernador fue trasladado a la sede principal de la Policía Nacional