/ lunes 21 de septiembre de 2020

Crean cubrebocas con orejeras para asistir a conciertos

Con este artefacto, los asistentes a los conciertos podrán percibir un sonido más cálido y nítido, asegura el inventor

El destacado director de orquesta húngaro, Iván Fischer, ha presentado una mascarilla contra el coronavirus con dos manos de plástico que se adosan a las orejas y que mejora la experiencia musical en un concierto.

La mascarilla presenta dos manos de tamaño natural hechas de plástico transparente que se colocan alrededor de las orejas y que sirven para mejorar la percepción del sonido, según explica el director de la Budapest Festival Orchestra (BFZ).

"La mascarilla he generado interés internacional desde Japón y China hasta países europeos y americanos como Estados Unidos y México", explicó la jefa de prensa de la BFZ, Adél Tossenberger.

Fischer, en un vídeo en el que presenta su invento, recuerda las ideas del compositor Wolfgang Amadeus Mozart de "que hay que convertir la necesidad en virtud. hora muchos usan mascarillas, algo que consideran como una necesidad, lo que a mismo tiempo ofrece una posibilidad de mejorar la acústica", explica el renombrado director de la BFZ.

Fischer recuerda que al poner las manos ahuecadas detrás de los oídos la música suena "más cálida y fuerte" y que por eso ha inventado "la mascarilla para mejorar la acústica". Las dos manos transparentes ofrecen un sonido "que será mucho más bello", mientras que la mascarilla cuenta con un diseño especial. Fischer expresa su esperanza de que muchos acudan a los conciertos en esas mascarillas para disfrutar "de una música más bella". Las mascarillas ya están a la venta en la oficina de la BFZ por un precio de 22 euros (unos 26 dólares).

"Hemos recibido un mensaje de una persona que consideró el invento una genialidad y opinó que Iván Fischer debería ser nominado al Premio Nobel", contó Tossenberger con humor.

La jefa de prensa agregó que hay gente que considera la mascarilla como un símbolo de la pandemia, mientras que otros la compran como un objeto de decoración.

"Un cliente que compró la mascarilla, ya hace tiempo que quería algo semejante, porque oye mal y siempre ponía sus manos detrás de sus oídos para disfrutar los conciertos", explicó.

La BFZ volvió a actuar para el público en septiembre tras una pausa de seis meses durante la pandemia.

Los asistentes a sus conciertos deben usar mascarillas durante los conciertos como medida de prevención.

El director es un decidido propagador del uso de las mascarillas y en otro vídeo llama la atención a que los espectadores solo podrán acudir a los conciertos de la BFZ sin síntomas, después de desinfectarse las manos al entrar en el edificio y con el uso adecuado de las mascarillas durante todo el recital.

"Los espectadores de la BFZ, que son gente muy inteligente, saben muy bien que las mascarillas que se usan debajo de la nariz no sirven para absolutamente nada", llama la atención, con un tinte de humor, a una de las costumbres erróneas más generales al uso de las mascarillas.

"Si alguien la usara por debajo de la nariz, le pediremos que la suba y si no lo hace, suspenderé el concierto. Seré muy severo", adelantó el artista




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

El destacado director de orquesta húngaro, Iván Fischer, ha presentado una mascarilla contra el coronavirus con dos manos de plástico que se adosan a las orejas y que mejora la experiencia musical en un concierto.

La mascarilla presenta dos manos de tamaño natural hechas de plástico transparente que se colocan alrededor de las orejas y que sirven para mejorar la percepción del sonido, según explica el director de la Budapest Festival Orchestra (BFZ).

"La mascarilla he generado interés internacional desde Japón y China hasta países europeos y americanos como Estados Unidos y México", explicó la jefa de prensa de la BFZ, Adél Tossenberger.

Fischer, en un vídeo en el que presenta su invento, recuerda las ideas del compositor Wolfgang Amadeus Mozart de "que hay que convertir la necesidad en virtud. hora muchos usan mascarillas, algo que consideran como una necesidad, lo que a mismo tiempo ofrece una posibilidad de mejorar la acústica", explica el renombrado director de la BFZ.

Fischer recuerda que al poner las manos ahuecadas detrás de los oídos la música suena "más cálida y fuerte" y que por eso ha inventado "la mascarilla para mejorar la acústica". Las dos manos transparentes ofrecen un sonido "que será mucho más bello", mientras que la mascarilla cuenta con un diseño especial. Fischer expresa su esperanza de que muchos acudan a los conciertos en esas mascarillas para disfrutar "de una música más bella". Las mascarillas ya están a la venta en la oficina de la BFZ por un precio de 22 euros (unos 26 dólares).

"Hemos recibido un mensaje de una persona que consideró el invento una genialidad y opinó que Iván Fischer debería ser nominado al Premio Nobel", contó Tossenberger con humor.

La jefa de prensa agregó que hay gente que considera la mascarilla como un símbolo de la pandemia, mientras que otros la compran como un objeto de decoración.

"Un cliente que compró la mascarilla, ya hace tiempo que quería algo semejante, porque oye mal y siempre ponía sus manos detrás de sus oídos para disfrutar los conciertos", explicó.

La BFZ volvió a actuar para el público en septiembre tras una pausa de seis meses durante la pandemia.

Los asistentes a sus conciertos deben usar mascarillas durante los conciertos como medida de prevención.

El director es un decidido propagador del uso de las mascarillas y en otro vídeo llama la atención a que los espectadores solo podrán acudir a los conciertos de la BFZ sin síntomas, después de desinfectarse las manos al entrar en el edificio y con el uso adecuado de las mascarillas durante todo el recital.

"Los espectadores de la BFZ, que son gente muy inteligente, saben muy bien que las mascarillas que se usan debajo de la nariz no sirven para absolutamente nada", llama la atención, con un tinte de humor, a una de las costumbres erróneas más generales al uso de las mascarillas.

"Si alguien la usara por debajo de la nariz, le pediremos que la suba y si no lo hace, suspenderé el concierto. Seré muy severo", adelantó el artista




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Cultura

¿Cómo armar un altar de muertos? Aquí te decimos...

Que no le falte ningún detalle para honrar a sus fieles difuntos que han trascendido a la eternidad. Usted puede crear uno de los cinco altares más populares de México

Finanzas

El buen juez, por su casa empieza y su casa es… Ciudad Maderas

Terrenos de primer nivel con casa club, albercas, canchas de tenis, gimnasios, asadores y áreas verdes.

Local

Delincuentes se infiltran en fraccionamientos privados: Pineda

Revela secretario de Seguridad en comparecencia que rentan casas y clonan tarjetas; “nos impiden el paso en esos lugares y cuando les llega el agua a los aparejos nos hablan”

Finanzas

Presentan plan para la estación Tulum del Tren Maya

Las propuestas recibidas van de los 3.5 a los 3.7 millones de pesos por el anteproyecto

Sociedad

Defensa a periodistas se volverá burocrática, advierte RSF

La SIP exhortó a AMLO y otros presidentes a dejar de estigmatizar a la prensa

Sociedad

Coahuila, NL y Durango, en riesgo de regresar a semáforo rojo por Covid-19

Chihuahua se coloca en color rojo, otros 19 estados están en color naranja, 11 en amarillo y sólo Campeche se mantiene en verde

Gossip

Laura Pausini interpreta tema de la película de Sophia Loren en Netflix

El tema fue compuesto por la reconocida cantautora Diane Warren y es el primer proyecto musical de Pausini desde su álbum Hazte sentir, de 2018.

Gossip

De Mazatlán al rancho, Manelyk y Jawy estrenan Mawy, segunda temporada

Manelyk y Jawy aprovechan sus redes para mandar un mensaje de responsabilidad sanitaria

Sociedad

Van 28 estados que aprueban Ley Olimpia contra ciberacoso

Hasta 1.7 mdp de multa y 11 años de cárcel a los responsables delitos sexuales por internet