/ domingo 5 de julio de 2020

El gran "Caballo" Mendoza dejó huella en San Luis Potosí

La muerte de su hijo Oscar fue algo que no pudo superar; fue cobrador de bicicleta y puso una cocina económica

Hombre de muchos conocimientos, de mucha sabiduría, pero sobre todo, un gran amigo, así fue don Arturo “Caballo” Mendoza, técnico de futbol que vino a San Luis y trajo muchos beneficios, como dos ascensos de Tercera a Segunda División y un campeonato de Copa.

Don Arturo tenía mil anécdotas por contar y era ameno en su plática, por lo que nos pasábamos horas platicando, a veces en la cancha del Estadio Plan de San Luis o frente a su casa en la Colonia Himno Nacional, Segunda Sección.

Nos contó por ejemplo, que se inició como jugador en el equipo Marte y luego pasó al Atlante, para de ahí irse al Morelia, donde se casó, pero su carrera como futbolista fue corta, pues una lesión lo dejó fuera.

Intentó alejarse del futbol, pero al trabajar en una empresa, en la Ciudad de México, le pidieran fuera el técnico del equipo de esa empresa y los llevó a ser campeones.

Fue cuando le nació la idea de estudiar la carrera de técnico de futbol y tuvo como compañeros a gente con Raúl Cárdenas, Diego Mercado y “Pescado” Portugal, pero antes, tuvo que pasar tiempos difíciles, pues hasta la hizo de cobrador, donde los perros fueron sus enemigos, pues el iba en bicicleta, además tuvo un pequeño restaurant, donde dijo, ya le fue mejor, pues si no se ganaba mucho dinero, al menos si la alimentación para la familia, pues tuvo siete hijos y con una sonrisa nos dijo “hasta para un chuchito que teníamos, se alcanzaba”.

Las características de Don Arturo Mendoza, fue que el siempre se apegó “al librito” y seguido nos comentaba las funciones que debería de tener cada jugador, decía por ejemplo: “El medio de contención, no necesita tener tanta técnica, pero si tener en cuenta que toda jugada del rival, que le pase por enfrente, la debe destruir”.

Y en base en eso, buscaba las cualidades de cada uno de sus jugadores, para utilizarlo en la posición adecuada y siempre fue muy efectivo, tanto, que el equipo de los “Pumitas” de la UASLP se caracterizaba por tener a muchos jugadores bajitos, hasta le decían el equipo de “La Familia Telerín”, pero con esos chaparritos los llevó al ascenso, teniendo a Horacio Jácome, que fue campeón de goleo y a Alfredo Montelongo, que fue subcampeón.

El Caballo era alegre, le gustaba la música y cuando estuvo con la Universidad Veracruzana y con los “Pumitas” de la UASLP, les compró instrumentos musicales y a lo largo del viaje se iban cantando los jugadores. Varias veces viajamos con ellos y uno de sus cantos decía: “Ya llegó, ya está aquí, llegó la Universidad, derrochando coraje y valor. Vamos equipo, vamos, al enemigo hay que vencer, el mejor de los equipos, Pumas, pumas, Universidad.

Había un personaje de la Universidad que no le gustaba el ruido y como lo mandaban a supervisar los viajes, una vez esa persona se desquitó con la almohada del ingeniero Claudio Ayala, lo que provocó el enojo de los jugadores y en venganza hicieron más ruido.

Como técnico, Don Arturo Mendoza llegó a ser líder y a hacer funcionar a los jugadores, pero como auxiliar técnico, supo manejar muy bien su papel y él sabía como hacerle, pero también supo influir mucho en las decisiones de Carlos Miloc.

No se limitaba a su trabajo en el equipo profesional, pues le gustaba asistir a los campos donde se jugaba el futbol amateur y se involucró en él, tanto, que seguido nos invitaba, pues decía que en San Luis había mucho talento. Por el conocimos a Melitón Pecina ( QEPD), del equipo Carta Blanca.

Fue también quien involucró a jugadores del San Luis en el futbol amateur y de esta manera, casi todos estuvieron en una final del torneo Juvencio Montoya.

También por el "Caballo" Mendoza, llegaron a San Luis, el portero José Pilar Reyes y el delantero “Bruja” Gutiérrez.

Ya más retirado del futbol, sobre todo del profesional, Don Arturo cumplió su sueño de construir una casa para su familia, la que está por el Salesiano, donde iba todos los días a supervisar los trabajos, pero él mismo a trabajar en esa obra, lo que decía, le daba más satisfacción.

Estuvo también en el Club deportivo Potosino, donde trabajó mucho con el atletismo, pues como ya lo habíamos mencionado, construyó la primera pista aeróbica en San Luis y ayudó para que se celebrara la primera carrera atlética de ese club.

Otro de los orgullos de Don Arturo, fueron sus siete hijos, por eso lamentó mucho la muerte de uno de ellos. Oscar, de apenas 33 años, quien falleció en un accidente automovilístico.

Don Arturo Mendoza murió en el 2010, pero dejó huella en San Luis Potosí, tanto por su talento como deportista, como por su don de gente.

Hombre de muchos conocimientos, de mucha sabiduría, pero sobre todo, un gran amigo, así fue don Arturo “Caballo” Mendoza, técnico de futbol que vino a San Luis y trajo muchos beneficios, como dos ascensos de Tercera a Segunda División y un campeonato de Copa.

Don Arturo tenía mil anécdotas por contar y era ameno en su plática, por lo que nos pasábamos horas platicando, a veces en la cancha del Estadio Plan de San Luis o frente a su casa en la Colonia Himno Nacional, Segunda Sección.

Nos contó por ejemplo, que se inició como jugador en el equipo Marte y luego pasó al Atlante, para de ahí irse al Morelia, donde se casó, pero su carrera como futbolista fue corta, pues una lesión lo dejó fuera.

Intentó alejarse del futbol, pero al trabajar en una empresa, en la Ciudad de México, le pidieran fuera el técnico del equipo de esa empresa y los llevó a ser campeones.

Fue cuando le nació la idea de estudiar la carrera de técnico de futbol y tuvo como compañeros a gente con Raúl Cárdenas, Diego Mercado y “Pescado” Portugal, pero antes, tuvo que pasar tiempos difíciles, pues hasta la hizo de cobrador, donde los perros fueron sus enemigos, pues el iba en bicicleta, además tuvo un pequeño restaurant, donde dijo, ya le fue mejor, pues si no se ganaba mucho dinero, al menos si la alimentación para la familia, pues tuvo siete hijos y con una sonrisa nos dijo “hasta para un chuchito que teníamos, se alcanzaba”.

Las características de Don Arturo Mendoza, fue que el siempre se apegó “al librito” y seguido nos comentaba las funciones que debería de tener cada jugador, decía por ejemplo: “El medio de contención, no necesita tener tanta técnica, pero si tener en cuenta que toda jugada del rival, que le pase por enfrente, la debe destruir”.

Y en base en eso, buscaba las cualidades de cada uno de sus jugadores, para utilizarlo en la posición adecuada y siempre fue muy efectivo, tanto, que el equipo de los “Pumitas” de la UASLP se caracterizaba por tener a muchos jugadores bajitos, hasta le decían el equipo de “La Familia Telerín”, pero con esos chaparritos los llevó al ascenso, teniendo a Horacio Jácome, que fue campeón de goleo y a Alfredo Montelongo, que fue subcampeón.

El Caballo era alegre, le gustaba la música y cuando estuvo con la Universidad Veracruzana y con los “Pumitas” de la UASLP, les compró instrumentos musicales y a lo largo del viaje se iban cantando los jugadores. Varias veces viajamos con ellos y uno de sus cantos decía: “Ya llegó, ya está aquí, llegó la Universidad, derrochando coraje y valor. Vamos equipo, vamos, al enemigo hay que vencer, el mejor de los equipos, Pumas, pumas, Universidad.

Había un personaje de la Universidad que no le gustaba el ruido y como lo mandaban a supervisar los viajes, una vez esa persona se desquitó con la almohada del ingeniero Claudio Ayala, lo que provocó el enojo de los jugadores y en venganza hicieron más ruido.

Como técnico, Don Arturo Mendoza llegó a ser líder y a hacer funcionar a los jugadores, pero como auxiliar técnico, supo manejar muy bien su papel y él sabía como hacerle, pero también supo influir mucho en las decisiones de Carlos Miloc.

No se limitaba a su trabajo en el equipo profesional, pues le gustaba asistir a los campos donde se jugaba el futbol amateur y se involucró en él, tanto, que seguido nos invitaba, pues decía que en San Luis había mucho talento. Por el conocimos a Melitón Pecina ( QEPD), del equipo Carta Blanca.

Fue también quien involucró a jugadores del San Luis en el futbol amateur y de esta manera, casi todos estuvieron en una final del torneo Juvencio Montoya.

También por el "Caballo" Mendoza, llegaron a San Luis, el portero José Pilar Reyes y el delantero “Bruja” Gutiérrez.

Ya más retirado del futbol, sobre todo del profesional, Don Arturo cumplió su sueño de construir una casa para su familia, la que está por el Salesiano, donde iba todos los días a supervisar los trabajos, pero él mismo a trabajar en esa obra, lo que decía, le daba más satisfacción.

Estuvo también en el Club deportivo Potosino, donde trabajó mucho con el atletismo, pues como ya lo habíamos mencionado, construyó la primera pista aeróbica en San Luis y ayudó para que se celebrara la primera carrera atlética de ese club.

Otro de los orgullos de Don Arturo, fueron sus siete hijos, por eso lamentó mucho la muerte de uno de ellos. Oscar, de apenas 33 años, quien falleció en un accidente automovilístico.

Don Arturo Mendoza murió en el 2010, pero dejó huella en San Luis Potosí, tanto por su talento como deportista, como por su don de gente.

Policiaca

Cae avioneta cerca del periférico

Por falla mecánica el accidente que dejó al chofer y acompañante con golpes leves, no requirieron hospitalización

Local

Alza en homicidios con armas, por actividad de delincuencia organizada: Pineda

Aprovechando, tratan también de causar temor en la población, señaló el titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado

Local

Hospital militar recibe primeros pacientes con Covid-19

Con la hospitalización de los tres pacientes en el área Covid en el Hospital Militar Regional, inicia una fase más de escalamiento de pacientes

Mundo

España implanta app para rastreo de Covid-19

La herramienta digital es más efectiva que el seguimiento manual, asegura la Secretaría de Estado de Digitalización española

Gossip

Jorge Campos se vuelve inmortal en documental

TV Azteca presenta un documental donde el guardameta expone detalles reveladores de su vida y carrera

Política

Carla Humphrey: No soy un caballo de troya

Tras de ser cuestionada por su cercanía con el PAN y Morena, la consejera del INE aseguró ser autónoma y que entre sus intereses está la fiscalización

Política

Alcaldes se unen para pedir la destitución de Gatell

El subsecretario de Salud ha dicho que la propuesta para que renuncie es por frustración e intereses políticos

Gossip

León Larregui lanza ¡Va por el crew! en apoyo a técnicos de conciertos

León Larregui de Zoé y Meme del Real de Café Tacvba encabezan la iniciativa, que busca recaudar fondos para apoyar a los trabajadores de la industria de shows

Teatro

José Luis Ibáñez, un hombre entregado a las letras, al teatro y a la UNAM: Myrna Ortega

La serie de Netflix inspira la asignatura online que agotó rápidamente su cupo