/ jueves 24 de octubre de 2019

Miserable el presupuesto a cultura: FICM

El festival de cine lamentó la falta de apoyo que el gobierno federal tiene en este rubro. El encuentro fílmico reconoció también a los mejores trabajos de esta edición

MORELIA.- El Festival Internacional de Cine de Morelia reconoció esta noche a los mejores trabajos presentados durante su decimoséptima edición que comenzó actividades desde el 18 de octubre.

Durante la ceremonia de clausura, Cuauhtémoc Cardenas Batel, vicepresidente de este encuentro fílmico, ofreció un discurso donde lamentó la falta de apoyos que la cultura tiene desde hace tiempo. “Espero algún día decir que el presupuesto a la cultura ha alcanzado los porcentajes mínimos del producto interno bruto que la Unesco recomienda. Este año no es el caso”.

Frente a la comunidad artística nacional y extranjera que se dio cita en el Teatro Melchor Ocampo para la entrega de reconocimientos, Cárdenas Batel expresó su deseo de que haya un debate sobre esta situación: “Muy pronto se presentará el presupuesto 2020, es una buena oportunidad para empezar a componer esta situación. Llevamos décadas arrastrando una situación de miserias presupuestal en la cultura. El presupuesto destinado a la cultura es eso: miserable”, dijo.

Aunque reconoció que hay avances en este tema, como es el acercar la cultura a las comunidades más marginadas de nuestro país, Cuauhtémoc Cárdenas Batel pidió espacio para hablar sobre esta problemática.

“Queremos que se se nos escuche cuando se diseñen los presupuestos, no para que les den más o menos dinero a los festivales , sino para poder decirles que es hora de poner a la cultura en el lugar que merece, como motor de desarrollo, porque es con la cultura como podremos visibilizar mejor los problemas que nos quejan”, expresó en compañía de Daniela Michel, directora del FICM, y Alejandro Ramírez, presidente del festival y director general de Cinépolis.

Ganadores del FICM

El segundo largometraje dirigido pro Fernando Frías, Ya no estoy aquí, se convirtió en el Mejor Largometraje del decimoséptimo Festival Internacional de Cine de Morelia, donde se llevó el Ojo, máximo galardón que entrega este certamen fílmico que comenzó actividades el 18 de octubre y que hoy anunció sus ganadores.

Ya no estoy aquí, que también se llevó el Premio del Público, cuenta una historia que ocupa el movimiento contracultural conocido como Kolombia para retratar la violencia en México, los problemas de una juventud sin futuro y temas como la migración y la falta de oportunidades de una joven generación.

“Hice esta película con el corazón de inicio a fin, ha sido un viaje ridículamente largo y difícil, pero está dando frutos en mi propia tierra”, comentó tras recibir el premio Fernando Frías, realizador de este largometraje donde participaron jóvenes no actores para dar vida a una pandilla de chicos denominado como Los terkos.

El realizador, destacó que el cine tiene la capacidad de ofrecer “modos de ver. Y a mí me interesaba la forma de ver a estos jóvenes sobre la falta de oportunidades y el maravilloso espíritu de México y su juventud”

Mariana Treviño fue reconocida con el Ojito a Mejor Actriz de Largometraje Mexicano por su trabajo en la cinta Polvo, dirigida por José María Yazpik. Mientras que Luis Alberti se llevó el Ojito a Mejor Actor de Largometraje Mexicano por Mano de obra. Asimismo, Joshua Gil recibió por Sanctorum el premio a Mejor Dirección

MORELIA.- El Festival Internacional de Cine de Morelia reconoció esta noche a los mejores trabajos presentados durante su decimoséptima edición que comenzó actividades desde el 18 de octubre.

Durante la ceremonia de clausura, Cuauhtémoc Cardenas Batel, vicepresidente de este encuentro fílmico, ofreció un discurso donde lamentó la falta de apoyos que la cultura tiene desde hace tiempo. “Espero algún día decir que el presupuesto a la cultura ha alcanzado los porcentajes mínimos del producto interno bruto que la Unesco recomienda. Este año no es el caso”.

Frente a la comunidad artística nacional y extranjera que se dio cita en el Teatro Melchor Ocampo para la entrega de reconocimientos, Cárdenas Batel expresó su deseo de que haya un debate sobre esta situación: “Muy pronto se presentará el presupuesto 2020, es una buena oportunidad para empezar a componer esta situación. Llevamos décadas arrastrando una situación de miserias presupuestal en la cultura. El presupuesto destinado a la cultura es eso: miserable”, dijo.

Aunque reconoció que hay avances en este tema, como es el acercar la cultura a las comunidades más marginadas de nuestro país, Cuauhtémoc Cárdenas Batel pidió espacio para hablar sobre esta problemática.

“Queremos que se se nos escuche cuando se diseñen los presupuestos, no para que les den más o menos dinero a los festivales , sino para poder decirles que es hora de poner a la cultura en el lugar que merece, como motor de desarrollo, porque es con la cultura como podremos visibilizar mejor los problemas que nos quejan”, expresó en compañía de Daniela Michel, directora del FICM, y Alejandro Ramírez, presidente del festival y director general de Cinépolis.

Ganadores del FICM

El segundo largometraje dirigido pro Fernando Frías, Ya no estoy aquí, se convirtió en el Mejor Largometraje del decimoséptimo Festival Internacional de Cine de Morelia, donde se llevó el Ojo, máximo galardón que entrega este certamen fílmico que comenzó actividades el 18 de octubre y que hoy anunció sus ganadores.

Ya no estoy aquí, que también se llevó el Premio del Público, cuenta una historia que ocupa el movimiento contracultural conocido como Kolombia para retratar la violencia en México, los problemas de una juventud sin futuro y temas como la migración y la falta de oportunidades de una joven generación.

“Hice esta película con el corazón de inicio a fin, ha sido un viaje ridículamente largo y difícil, pero está dando frutos en mi propia tierra”, comentó tras recibir el premio Fernando Frías, realizador de este largometraje donde participaron jóvenes no actores para dar vida a una pandilla de chicos denominado como Los terkos.

El realizador, destacó que el cine tiene la capacidad de ofrecer “modos de ver. Y a mí me interesaba la forma de ver a estos jóvenes sobre la falta de oportunidades y el maravilloso espíritu de México y su juventud”

Mariana Treviño fue reconocida con el Ojito a Mejor Actriz de Largometraje Mexicano por su trabajo en la cinta Polvo, dirigida por José María Yazpik. Mientras que Luis Alberti se llevó el Ojito a Mejor Actor de Largometraje Mexicano por Mano de obra. Asimismo, Joshua Gil recibió por Sanctorum el premio a Mejor Dirección

Local

¡Una de rajas para el antojo! Las gorditas exentas de crisis

La mano sabrosa de Doña Lila y familia, sus 15 guisos y la diversificación del mercado, los mantienen en el gusto de su numerosa clientela

Local

Violenta granizada en el altiplano potosino.

Las bolas de hielo perforaron techos de lámina. Se registró en las comunidades de San Roberto, Los Pozos y El Potosí.

Local

Inversionistas de Invercop Capital Financial reclaman más de 80 mdp

Participan en marcha pacífica; cabeza de empresa no les da la cara

Ciencia

El lanzamiento de SpaceX, gran oportunidad de hacer historia

SpaceX se convirtió en 2012 en la primera empresa privada en acoplar una cápsula de carga a la EEI

Mundo

Trump amenaza con cerrar redes sociales tras cuestionamiento de sus tuits

Twitter emitió por primera vez una advertencia en algunos de los tuits del mandatario

Mundo

China permitirá más vuelos internacionales si controlan casos importados de Covid-19

Buscan “cubrir las necesidades del tráfico aéreo internacional” y facilitar los planes de vuelos internacionales

Local

¡Una de rajas para el antojo! Las gorditas exentas de crisis

La mano sabrosa de Doña Lila y familia, sus 15 guisos y la diversificación del mercado, los mantienen en el gusto de su numerosa clientela

Finanzas

Quintana Roo reactiva la recepción de turistas

Autoridades y empresarios calculan que el 8 de junio el semáforo epidemiológico ya se encuentre en naranja

Mundo

Aumentan asesinatos de líderes sociales en Colombia

Entre enero y abril de este año se reportó la muerte de 49 activistas en Colombia, lo que representa un alza de 53% respecto a 2019