/ jueves 11 de octubre de 2018

El escritor Rafael Aviña presenta su reciente libro Mex Noir

El escritor habló de las películas nacionales que evitaron la censura de forma inteligente

El Museo del Estanquillo, lugar donde Rafael Aviña cuenta que ha pasado interminables horas, fue el espacio para la singular presentación de Mex Noir, un libro que, en palabras de su propio autor, contiene “diez capítulos de revisión exhaustiva del Cine Policíaco en México” y en el marco del evento, recordó una experiencia personal que lo marcó sobre estas historias de crimen y pasión.

“Justamente, en estas mismas calles del centro, cuando era niño de cinco o siete años, vi a lo lejos a mucha gente que rodeaba un cuerpo que estaba tirado. Para mí fue algo extraño y fascinante al mismo tiempo. Me solté de la mano de mi padre, llegué hasta ahí y vi la sangre que fluía. Pero lo que más me impresionó no fue eso, sino los rostros de las personas. Algunos de ellos tenían pánico, fascinación, algunos con cara de morbo. Fue algo impactante y que nunca había visto”, expresó el escritor quien estuvo acompañado de su colega y amigo Carlos Bonfil.

Asimismo, el también biógrafo de Tin-Tan, licenciado en Comunicación Social por la UAM-Xochimilco y egresado de la primer generación de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM), explicó cómo, a partir de la gentificación del entonces Departamento del Distrito Federal, en la época de Miguel Alemán, se vuelven cotidianos los sucesos que inspirarán infinidad de historias negras.

Con su padre como cómplice, Aviña descubrió un cine mexicano totalmente distinto, más allá de las historias domésticas, refirió, sin un ‘Indio’ Fernández como arquetipo de macho, ni con la lluvia de actrices acostumbradas solo a enamorar a la pantalla. “En ese (otro) mundo del cine, encontré que había detectives, policías y también su contraparte, ese lado oscuro en apariencia: los criminales.”

Películas de ínfimos presupuestos y actores menores, “En Cuatro contra el mundo, por ejemplo, la mayoría eran actores secundarios (o de apoyo)”. Cintas de un México que no se conoció hasta muchos años más tarde. “Estas películas quedaron sepultadas o en el olvido, pero muchas décadas después se recuperaron y ahora nos damos cuenta que fueron documentos importantísimos de la época”, señaló.

En la presentación se exhibieron fragmentos de algunas películas. Una de ellas fue la ya mencionada y En la palma de tu mano, del director Roberto Gavaldón. El fragmento mostrado, completaba la idea del escritor sobre Mex Noir, “El cine negro aprovechó la aparente moralidad para desplegar una serie de historias. Logró evitar la censura y lo hizo utilizando la doble moral que existía en el país y lo hizo de manera muy inteligente. Por eso, estas películas ahora resultan tan interesantes, porque nos muestran un México del cual no se hablaba, pero suponíamos que existía”, concluyó

Lo singular en esta presentación, es que Mex Noir ha vendido, prácticamente, todas las copias de su primera edición. En su propia página de Facebook, Aviña ha respondido que son escasas las copias que aún se encuentran a la venta, algunas están en una de las librerías de la Cineteca Nacional. De igual manera, en la presentación informó que ya se encuentra en platicas para la publicar una segunda edición.

El Museo del Estanquillo, lugar donde Rafael Aviña cuenta que ha pasado interminables horas, fue el espacio para la singular presentación de Mex Noir, un libro que, en palabras de su propio autor, contiene “diez capítulos de revisión exhaustiva del Cine Policíaco en México” y en el marco del evento, recordó una experiencia personal que lo marcó sobre estas historias de crimen y pasión.

“Justamente, en estas mismas calles del centro, cuando era niño de cinco o siete años, vi a lo lejos a mucha gente que rodeaba un cuerpo que estaba tirado. Para mí fue algo extraño y fascinante al mismo tiempo. Me solté de la mano de mi padre, llegué hasta ahí y vi la sangre que fluía. Pero lo que más me impresionó no fue eso, sino los rostros de las personas. Algunos de ellos tenían pánico, fascinación, algunos con cara de morbo. Fue algo impactante y que nunca había visto”, expresó el escritor quien estuvo acompañado de su colega y amigo Carlos Bonfil.

Asimismo, el también biógrafo de Tin-Tan, licenciado en Comunicación Social por la UAM-Xochimilco y egresado de la primer generación de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM), explicó cómo, a partir de la gentificación del entonces Departamento del Distrito Federal, en la época de Miguel Alemán, se vuelven cotidianos los sucesos que inspirarán infinidad de historias negras.

Con su padre como cómplice, Aviña descubrió un cine mexicano totalmente distinto, más allá de las historias domésticas, refirió, sin un ‘Indio’ Fernández como arquetipo de macho, ni con la lluvia de actrices acostumbradas solo a enamorar a la pantalla. “En ese (otro) mundo del cine, encontré que había detectives, policías y también su contraparte, ese lado oscuro en apariencia: los criminales.”

Películas de ínfimos presupuestos y actores menores, “En Cuatro contra el mundo, por ejemplo, la mayoría eran actores secundarios (o de apoyo)”. Cintas de un México que no se conoció hasta muchos años más tarde. “Estas películas quedaron sepultadas o en el olvido, pero muchas décadas después se recuperaron y ahora nos damos cuenta que fueron documentos importantísimos de la época”, señaló.

En la presentación se exhibieron fragmentos de algunas películas. Una de ellas fue la ya mencionada y En la palma de tu mano, del director Roberto Gavaldón. El fragmento mostrado, completaba la idea del escritor sobre Mex Noir, “El cine negro aprovechó la aparente moralidad para desplegar una serie de historias. Logró evitar la censura y lo hizo utilizando la doble moral que existía en el país y lo hizo de manera muy inteligente. Por eso, estas películas ahora resultan tan interesantes, porque nos muestran un México del cual no se hablaba, pero suponíamos que existía”, concluyó

Lo singular en esta presentación, es que Mex Noir ha vendido, prácticamente, todas las copias de su primera edición. En su propia página de Facebook, Aviña ha respondido que son escasas las copias que aún se encuentran a la venta, algunas están en una de las librerías de la Cineteca Nacional. De igual manera, en la presentación informó que ya se encuentra en platicas para la publicar una segunda edición.

Policiaca

Taxistas golpean a supuesto ladrón

El ataque ocurrió en la colonia Quintas de la Hacienda, el joven acusado de robo fue herido con arma blanca

Local

CEEAV vigilará cumplimiento en caso Pontigo

El caso también fue atraído por la CEAV a nivel nacional

Local

Elabora la GN nuevo mapa delictivo de SLP

No hay puntos prioritarios y apoyan en todo el estado, dio a conocer el Inspector General Martín David Vázquez

Policiaca

Taxistas golpean a supuesto ladrón

El ataque ocurrió en la colonia Quintas de la Hacienda, el joven acusado de robo fue herido con arma blanca

Deportes

Para Abejas la serie ante CB Santos

CB Santos de San Luis dio su peor juego de local, para sumar su séptima derrota en forma consecutiva con marcador de 62 a 100 ante Abejas de León

Cultura

Gustavo Dudamel y LA Phil brillan en el coloso de Reforma

El soundtrack de algunas películas que marcaron a dos generaciones y un selecto repertorio de excelsos compositores, cobraron nueva

Local

Llegarán remesas a SLP por 530 mdp

Llegada de paisanos en el mes de diciembre traerá beneficios a la entidad, dice Instituto de Migración

Local

Elabora la GN nuevo mapa delictivo de SLP

No hay puntos prioritarios y apoyan en todo el estado, dio a conocer el Inspector General Martín David Vázquez

Cultura

Obra de Leonora Carrington se vende en más del doble de su precio de salida

El libro de cabecera, un óleo fechado en 1956, alcanzó un precio de nueve millones 856 mil pesos, pagados por un coleccionista cuya identidad se reserva