imagotipo

EN POCAS PALABRAS

  • David Lomelí

TODAVIA FRANCO LES QUITA EL SUEÑO

El Parlamento Español ha aprobado el retiro de los restos de Francisco Franco de “la caverna basílica”-como despectivamente califica la AP que dio la noticia (El Sol de San Luis ,22/V/17,p.11B)-, que guarda los restos de los caídos en ambos lados, izquierdas y derechas , en la Guerra Civil (1936-39), erigida como un símbolo de reconciliación. Muestra evidente de la sensibilidad del tema es que la lápida del personaje sólo lleva su nombre, sin títulos ni flores. Salta a la vista que en el fondo  existe una obsesión en el sector de irreconciliables, ofuscados por el odio.

Siempre me ha impresionado del cuadro de  El Greco , “La rendición de Breda”, la entrega de las llaves de la ciudad que hace el jefe del ejército holandés a Ambrosio Spínola, jefe del ejército español , el vencedor, en cuyo gesto o actitud se refleja la gloriosa pesadumbre del triunfo, el precepto natural de amor y misericordia que a todos alcanza.

No recuerdo quien afirmó que cuando un pueblo, al vencer, se inclina así ante el vencido, ha encontrado ya la inmortalidad y sus héroes jamás caerán en la tentación de dar lanzadas a los muertos. Bien dijo Chésterton  al aludir a ciertos autores que se perdieron en el campo de la Antropología y no pasaron de la Antropofagia.(18/V/17)