/ sábado 10 de octubre de 2020

Sube a los altares Carlos Acutis, el primer Santo del siglo XXI

El Papa Francisco Beatificó lo llamó “Influencer de Dios” y “Patrono de Internet

El Sucesor de San Pedro, Beatificó a Carlos Acutis, el primer Santo del Siglo XXI, quien se convirtió en “Signo de Caridad”, en “Comedor para los pobres”, digno ejemplo a seguir para los jóvenes de hoy, para los creyentes y no creyentes de hoy, quien utilizó los medios de comunicación social, las redes sociales, los avances tecnológicos y todos los medios que tenía a su alcance para evangelizar, por lo que también es llamado “El Influencer de Dios”, el “Patrono de Internet”, el “Genio de las Webs y de los ordenadores”.

El rostro de un muchacho de 15 años, con un jersey rojo y una mochila blanca, preside desde el sábado el Altar Mayor de la Basílica de San Francisco en Asís, donde se ha celebrado la beatificación del “Patrono de Internet” o el “Influencer de Dios”, como le llaman personas de todo el mundo.

La devoción popular a este chico -que se fue al cielo de repente, con su ropa deportiva, sus vaqueros y sus playeras- se ha extendido entre adolescentes de docenas de países, moviéndose por centenares de webs como las que él creaba y docenas de universidades como las que han expuesto su selección de Milagros Eucarísticos. Ahora le están descubriendo los mayores.

Los amigos de Carlos Acutis le consideran el “Primer Santo del Siglo XXI” y el primero de los “Millennials” pues su vida se desarrollaba entre el ordenador, los videos y la escuela por un lado, los partidos de fútbol y las excursiones a la montaña en el centro, y la ayuda a los pobres y los inmigrantes como tercera actividad.

Todo eso, alternado con la pasión por difundir el Evangelio en la web, la asistencia a Misa cada día desde su Primera Comunión, los ratos largos de oración ante el Sagrario y un raudal de pensamiento espiritual propio de una persona mucho mayor. En su último año de vida estudiaba español e incluso viajó a Granada.

Era ya un “Ciudadano del mundo”, pues nació en Londres, creció en Milán, y tenía ganas de descubrir el planeta cuando una leucemia fulminante se lo llevó a la tumba en cuatro días. Ahora recorre el mundo gracias a una devoción popular que ha permitido su Beatificación en sólo 14 años, tras la curación extraordinaria de un niño brasileño de seis años con una grave enfermedad de páncreas. Su fiesta es el 12 de octubre, aniversario de su fallecimiento en 2006.

El Cardenal Agostino Vallini, que recibió de los padres el relicario con el corazón del muchacho, ha manifestado que “Carlo sentía una fuerte necesidad de ayudar a las personas a descubrir que Dios está cerca de nosotros y que es hermoso estar con Él”.

Ha subrayado que el nuevo beato “sabía utilizar muy bien los medios modernos de comunicación social, especialmente Internet, que consideraba un regalo de Dios y una herramienta importante para encontrar personas y difundir los valores cristianos”.

Es así como el Vicario de Cristo, nos deja de regalo a un nuevo Beato para toda la historia de la humanidad, a quien debemos imitar, seguir su ejemplo de amor Cristo Eucaristía, de paz, de benevolencia, bondad, caridad, perdón y humildad.

Sin duda un ejemplo a seguir para todos y cada uno de nosotros, sobre todo para los jóvenes que ahora le rehúyen a Dios y a Su Santa Iglesia.

El Sucesor de San Pedro, Beatificó a Carlos Acutis, el primer Santo del Siglo XXI, quien se convirtió en “Signo de Caridad”, en “Comedor para los pobres”, digno ejemplo a seguir para los jóvenes de hoy, para los creyentes y no creyentes de hoy, quien utilizó los medios de comunicación social, las redes sociales, los avances tecnológicos y todos los medios que tenía a su alcance para evangelizar, por lo que también es llamado “El Influencer de Dios”, el “Patrono de Internet”, el “Genio de las Webs y de los ordenadores”.

El rostro de un muchacho de 15 años, con un jersey rojo y una mochila blanca, preside desde el sábado el Altar Mayor de la Basílica de San Francisco en Asís, donde se ha celebrado la beatificación del “Patrono de Internet” o el “Influencer de Dios”, como le llaman personas de todo el mundo.

La devoción popular a este chico -que se fue al cielo de repente, con su ropa deportiva, sus vaqueros y sus playeras- se ha extendido entre adolescentes de docenas de países, moviéndose por centenares de webs como las que él creaba y docenas de universidades como las que han expuesto su selección de Milagros Eucarísticos. Ahora le están descubriendo los mayores.

Los amigos de Carlos Acutis le consideran el “Primer Santo del Siglo XXI” y el primero de los “Millennials” pues su vida se desarrollaba entre el ordenador, los videos y la escuela por un lado, los partidos de fútbol y las excursiones a la montaña en el centro, y la ayuda a los pobres y los inmigrantes como tercera actividad.

Todo eso, alternado con la pasión por difundir el Evangelio en la web, la asistencia a Misa cada día desde su Primera Comunión, los ratos largos de oración ante el Sagrario y un raudal de pensamiento espiritual propio de una persona mucho mayor. En su último año de vida estudiaba español e incluso viajó a Granada.

Era ya un “Ciudadano del mundo”, pues nació en Londres, creció en Milán, y tenía ganas de descubrir el planeta cuando una leucemia fulminante se lo llevó a la tumba en cuatro días. Ahora recorre el mundo gracias a una devoción popular que ha permitido su Beatificación en sólo 14 años, tras la curación extraordinaria de un niño brasileño de seis años con una grave enfermedad de páncreas. Su fiesta es el 12 de octubre, aniversario de su fallecimiento en 2006.

El Cardenal Agostino Vallini, que recibió de los padres el relicario con el corazón del muchacho, ha manifestado que “Carlo sentía una fuerte necesidad de ayudar a las personas a descubrir que Dios está cerca de nosotros y que es hermoso estar con Él”.

Ha subrayado que el nuevo beato “sabía utilizar muy bien los medios modernos de comunicación social, especialmente Internet, que consideraba un regalo de Dios y una herramienta importante para encontrar personas y difundir los valores cristianos”.

Es así como el Vicario de Cristo, nos deja de regalo a un nuevo Beato para toda la historia de la humanidad, a quien debemos imitar, seguir su ejemplo de amor Cristo Eucaristía, de paz, de benevolencia, bondad, caridad, perdón y humildad.

Sin duda un ejemplo a seguir para todos y cada uno de nosotros, sobre todo para los jóvenes que ahora le rehúyen a Dios y a Su Santa Iglesia.

Local

Difunden acciones en pro de la mujer; orientaciones por todo el estado

IMES impartió la plática "Violencia en Tiempos de Pandemia", además de entregar folletería y poner a disposición números telefónicos de apoyo

Local

Xavier Nava Palacios podría ser enjuiciado: diputada

Se integrará comisión jurisdiccional que analizará procedencia o no de la sanción en su contra por autorizar un puente en zona ejidal, señala Beatriz Benavente

Local

Realizará IMSS vasectomías en la Unidad de Medicina Familiar no. 47

La población masculina interesada en este procedimiento de planificación familiar podrá presentarse del 15 al 18 de junio

Política

Es ridículo que nos llamen oportunistas: líder del PVEM en San Lázaro

El líder del PVEM en San Lázaro asegura que no vulnerarán la autonomía del INE y Banco de México

Finanzas

Compra de Deer Park se avaló frente a AMLO

El Consejo de Administración tuvo una sesión extraordinaria el mismo día que fue anunciada la transacción

Sociedad

Pandemia aumenta intentos de suicidio entre adolescentes

Una encuesta reporta que durante el confinamiento se incrementó el pensamiento suicida en la población

Mundo

EU plantea erradicar a los supremacistas

El plan aumentará la colaboración entre autoridades y redes sociales para evitar ingresos a los grupos

Celebridades

Lupita D’Alessio anuncia su retiro con el último disco

La cantante espera grabar un álbum en vivo y después retirarse; ya trabaja en otro inédito

Sociedad

Paciente 95 | Adriana recibe refuerzo de vacuna anticovid Casino

Inicialmente la vacuna iba a ser de una sola dosis, pero la pérdida de efectividad del biológico obligo al laboratorio chino a aplicar una segunda