/ domingo 3 de noviembre de 2019

Y siguen los muertos

Hoy me levanté pensando que, como cada año, los muertos llegan con todo el significado de esta fiesta para honrar a la vida en su continuidad al partir, trato de poner mi altar lo más apegado a la tradición, esa que nos dice que debemos representar en él, cielo e infierno y si deseamos hasta el purgatorio.

Por eso es que los altares de muertos se construyen con dos niveles o tres y, para eso, pondré dos mesas e improvisaré el papel y las flores de cempaxúchitl ya que por acá, en este vecino país del norte, no resulta fácil obtenerlos, en él honraré a mis ausentes recordando la partida de abuelos, bisabuelos, padres, hermanos, sobrinos y amigos que ya se fueron.

Mas no les lloraré al hacer esto, porque les recuerdo vivos en sus detalles, en el amor de mi abuelo y mis padres, en el repelar constante de la abuela, en la lucha diaria por vivir de mi adorada sobrina, en las ganas de vivir de mi hermano Vitito, en la partida de amigos y amores que no volverán.

Por eso, este día como todos los que me queden de existencia, honro a la vida, la presente y la que vendrá con alegría y prendo mis velas y rezo porque no tengo muertos en mi vida, tengo ausencias presentes en su recuerdo. Prendo el incienso, pues copal no encuentro y pongo mi cruz de sal para que purifique a mis ausentes, añado el papel morado que significa el luto en mi religión juntoal naranja que es el luto azteca, añado la flor de cempaxúchitl formada en arco para representar el sol como dador de luz, para evocar a mis ausentes pongo sus retratos para que siempre estén presentes.

Les hago un camino con el pétalo de cempaxúchitl para que encuentren el camino al cielo segura que ahí están y, a falta de copal, prendo incienso para que se purifiquen sus almas y las velas para ayudar a su espíritu a encontrar su guía junto con el agua para purificarlas y calmar la sed de quienes nos visitan, añado tequila y vino tinto amén de una buena comida como aquellas que en vida gozábamos y así, en este día, no tendré lágrimas sino agradecimiento por los momentos vividos y encontraré sin tristeza los recuerdos que guardo en mí.

Este día no pensaré en la muerte que me enseñaron de niña, sino en aquella que significa renacer o volver al lugar de origen, en este día permaneceré en silencio atesorando lo vivido agradecida que aún estoy aquí y ahora degustando los recuerdos de quienes partieron antes que yo.

Hoy cantaré y abriré ventanas, aún con frío, para permitir su llegada y tal vez no duerma esta noche deseando verles aunque sólo sea un momento y permitiré que el sol me bendiga en su amanecer y tal vezde nuevo en ese momento derrame una lágrima sabiendo que pasará un año más para volverles a ver. ¿La verdad? cada día que rezo están presentes, por eso, evitaré la lágrima al recordar que en su ausencia está su presencia, que al hablar con Dios ahí están, por lo que directamente le pediré por los presentes y los ausentes y valoraré mi vida buscando ser mejor y daré mi mejor sonrisa abrazando la esperanza porque mi país y muchos otros, logren la calma y los muertos sean por vivir y no por violencia, rezaré buscando que la paz y la fe se renueven en cada vivo que quede.

Pediré ser un vivo siempre y no un muerto en vida como muchos hay, ya que prefiero andar de parranda que estar muerta, eso si unopropone, Dios dispone y a luego llega el Diablo y todo descompone y, como soy de las que prefiero muerta que sencillita y que si me van a matar sea a besos y no por glotona a pesar que comiendo, lo que no mata engorda, por eso prefiero comer pan que comer tierra, ya muerta sé que iré al pozo mientras los vivos van al gozo reconociendo que entre flores nos reciben y entre flores nos despiden.

Ello no evita que por muchas flores que pongan siempre asustan los panteones, no por los muertos que habitan, sino por los vivos que se cuelan y como en este mundo matraca, de morir nadie se escapa, ya con esta me despido esperando que tus muertos, muertos no estén y su presencia se encuentre ensus recuerdos y, mientras los buscas en ellos, yo espero tus comentarios. Agradeciendo tu lectura y comentarios.

E-mail:

angeldesofia@yahoo.com.mx

Hoy me levanté pensando que, como cada año, los muertos llegan con todo el significado de esta fiesta para honrar a la vida en su continuidad al partir, trato de poner mi altar lo más apegado a la tradición, esa que nos dice que debemos representar en él, cielo e infierno y si deseamos hasta el purgatorio.

Por eso es que los altares de muertos se construyen con dos niveles o tres y, para eso, pondré dos mesas e improvisaré el papel y las flores de cempaxúchitl ya que por acá, en este vecino país del norte, no resulta fácil obtenerlos, en él honraré a mis ausentes recordando la partida de abuelos, bisabuelos, padres, hermanos, sobrinos y amigos que ya se fueron.

Mas no les lloraré al hacer esto, porque les recuerdo vivos en sus detalles, en el amor de mi abuelo y mis padres, en el repelar constante de la abuela, en la lucha diaria por vivir de mi adorada sobrina, en las ganas de vivir de mi hermano Vitito, en la partida de amigos y amores que no volverán.

Por eso, este día como todos los que me queden de existencia, honro a la vida, la presente y la que vendrá con alegría y prendo mis velas y rezo porque no tengo muertos en mi vida, tengo ausencias presentes en su recuerdo. Prendo el incienso, pues copal no encuentro y pongo mi cruz de sal para que purifique a mis ausentes, añado el papel morado que significa el luto en mi religión juntoal naranja que es el luto azteca, añado la flor de cempaxúchitl formada en arco para representar el sol como dador de luz, para evocar a mis ausentes pongo sus retratos para que siempre estén presentes.

Les hago un camino con el pétalo de cempaxúchitl para que encuentren el camino al cielo segura que ahí están y, a falta de copal, prendo incienso para que se purifiquen sus almas y las velas para ayudar a su espíritu a encontrar su guía junto con el agua para purificarlas y calmar la sed de quienes nos visitan, añado tequila y vino tinto amén de una buena comida como aquellas que en vida gozábamos y así, en este día, no tendré lágrimas sino agradecimiento por los momentos vividos y encontraré sin tristeza los recuerdos que guardo en mí.

Este día no pensaré en la muerte que me enseñaron de niña, sino en aquella que significa renacer o volver al lugar de origen, en este día permaneceré en silencio atesorando lo vivido agradecida que aún estoy aquí y ahora degustando los recuerdos de quienes partieron antes que yo.

Hoy cantaré y abriré ventanas, aún con frío, para permitir su llegada y tal vez no duerma esta noche deseando verles aunque sólo sea un momento y permitiré que el sol me bendiga en su amanecer y tal vezde nuevo en ese momento derrame una lágrima sabiendo que pasará un año más para volverles a ver. ¿La verdad? cada día que rezo están presentes, por eso, evitaré la lágrima al recordar que en su ausencia está su presencia, que al hablar con Dios ahí están, por lo que directamente le pediré por los presentes y los ausentes y valoraré mi vida buscando ser mejor y daré mi mejor sonrisa abrazando la esperanza porque mi país y muchos otros, logren la calma y los muertos sean por vivir y no por violencia, rezaré buscando que la paz y la fe se renueven en cada vivo que quede.

Pediré ser un vivo siempre y no un muerto en vida como muchos hay, ya que prefiero andar de parranda que estar muerta, eso si unopropone, Dios dispone y a luego llega el Diablo y todo descompone y, como soy de las que prefiero muerta que sencillita y que si me van a matar sea a besos y no por glotona a pesar que comiendo, lo que no mata engorda, por eso prefiero comer pan que comer tierra, ya muerta sé que iré al pozo mientras los vivos van al gozo reconociendo que entre flores nos reciben y entre flores nos despiden.

Ello no evita que por muchas flores que pongan siempre asustan los panteones, no por los muertos que habitan, sino por los vivos que se cuelan y como en este mundo matraca, de morir nadie se escapa, ya con esta me despido esperando que tus muertos, muertos no estén y su presencia se encuentre ensus recuerdos y, mientras los buscas en ellos, yo espero tus comentarios. Agradeciendo tu lectura y comentarios.

E-mail:

angeldesofia@yahoo.com.mx

domingo 01 de diciembre de 2019

Demos gracias

domingo 24 de noviembre de 2019

Hoy aprendí

sábado 16 de noviembre de 2019

Y ahora qué...

domingo 10 de noviembre de 2019

¿Ni qué decir?

domingo 03 de noviembre de 2019

Y siguen los muertos

domingo 27 de octubre de 2019

¿Vieja yo?

domingo 20 de octubre de 2019

De aquí y de allá

domingo 13 de octubre de 2019

Soledad

domingo 06 de octubre de 2019

Extravíos

domingo 29 de septiembre de 2019

¡Yo te deseo!

Cargar Más