/ sábado 26 de septiembre de 2020

Solárium


Los políticos de San Luis sin tiempo para pensar

Uno está ciertamente interesado en lo que sucede en todo el país porque nuestro estado no es una isla, no escapa de la influencia nacional por los acontecimientos que a diario llaman nuestra atención, sumados a los problemas y preocupaciones que enfrentamos localmente, la mayoría de ellos con desaciertos y fallas que en poco garantizan que alcancemos una solución en corto plazo.

Preocupados por el devenir del fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación acerca de su consentimiento y aprobación para una consulta nacional para enjuiciar a los expresidentes de la república que permanecen en la mira del presidente actual, no podemos concentrarnos en localizar el mejor perfil de los individuos que aspiran a gobernar la entidad, ni siquiera en tomar en cuenta si los partidos hacen o no un proceso limpio y democrático porque la polarización nacional supera los ámbitos estatales de la elección del año próximo, para convertirse en factor que obliga a los partidos a crear estrategias de mayor alcance para reducir los márgenes de la acción presidencial para imponer su voluntad.

Acotar los espacios del poder presidencial en el ámbito de los poderes Legislativo y Judicial del gobierno federal, representa mayor urgencia para los políticos de todos los tamaños y, aunque en segundo plano sea también importante ganar gubernaturas y congresos de los estados que los renuevan, pareciera que los partidos se relajan y delegarán decisiones al ámbito de los estados a fin de ampliar la base sobre la cual fincarán la estrategia para dominar la elección de diputados federales en elecciones que serán simultáneas.

Vistas, así las cosas, los encuestadores locales y foráneos hacen un esfuerzo por anticipar posibles escenarios en cada entidad -y ahora en cada partido, como lo consulta aquí Jaime Narváez- en un mecanismo que llama la atención a pesar de los riesgos que significan el manipuleo y el acomodo de cifras para “pintar” un cuadro que satisfaga vanidades.

La ciudadanía solamente observa el trabajo de los partidos y los gobiernos en sus tres niveles. Permanece atenta a los acomodos y reacomodos de las fórmulas en proceso, proveyéndose de la información previa que se divulga con especial interés por parte de los aspirantes. Llama la atención el requiebro que hacen los políticos para ocupar la escena. Todavía es válido que los políticos traten de concentrar las miradas ciudadanas, aunque sea por razones poco edificantes, en algo que ha sido característico en el pasado, cuando se decía que bien o mal, pero era necesario estar en boca de todos.

En cinco días inicia el proceso electoral en San Luis Potosí y la escena parece turbulenta. La descalificación -aunque sea sin sustento legal, solo por escandalizar- la divulgación de virtudes fantasiosas, el reparto de versiones favorables, o de plano el codazo y la zancadilla, serán una práctica de rutina en las próximas semanas complicando el panorama ante los electores.

Este complicado proceso electoral tiene ingredientes de más, no hay receta para simplificarlo y tomar decisiones acertadas. Hay mucho en juego y no creo exagerar si sugiero que estamos delante de la elección más importante para el futuro de nuestro país.

LA CONSULTA: DESHOJANDO LA MARGARITA

Hay que saber dirigirse al Poder Judicial de la Federación cuando de solicitar su intervención se trata. Y debe saberse porque de ello depende el resultado que se busca mediante la intervención solicitada. Es el caso de la solicitud de aprobación para llevar adelante una consulta ciudadana para someter a juicio a los expresidentes de la república en cuyos periodos se afirma que se cometieron actos de corrupción.

Parece que se ha olvidado que este asunto despega con las declaraciones de un exfuncionario de Pemex traído de España donde permaneció mientras se olvidaban los motivos por los que se fue. Lanzada la primera andanada de versiones sobre las que se fundó la opinión de la Corte para autorizar la consulta, el tema parece que caerá por su propio peso. El proyecto de resolución que presentó el ministro Luis María Aguilar Morales orienta la inconstitucionalidad de una hipotética consulta popular por razones muy sencillas y fáciles de entender. El tema no requirió un empleo a fondo de las capacidades analíticas e interpretativas de la Constitución General de la República, para dejar sin base la iniciativa en consulta.

Aunque el tema es menor en lo esencial, en lo político tiene sus significados y las interpretaciones que sucederán al resolutivo de la Corte, entre otras porque exhibe al poder Ejecutivo ante la falta de voluntad para aplicar la Ley a secas, como corresponde, buscando en todo caso las bendiciones que respalden algo que sin razón no puede sostenerse. La opinión general de los peritos en derecho constitucional rechaza la consulta como una condición para aplicar la ley.

Ora bien, ¿qué va a suceder si la tal consulta no se realiza por no estar basada en el precepto constitucional? La aplicación de la ley -cualquiera que sea el cargo por el que se deba aplicar- quedará de todos modos en el ámbito de las obligaciones del jefe del Ejecutivo. No hay forma de eludir su cumplimiento y quedará en el ámbito de la Fiscalía General de la República la recolección de las pruebas para iniciar el proceso judicial. Es decir, la consulta es innecesaria.

Ninguna autoridad puede abstenerse de cumplir la ley salvo cuando no tiene elementos probatorios que sustenten su actuación. Parece ser el caso ante el cual se busca un efecto político de corto y mediano alcance, más que alcanzar el imperio de la ley por carecer de respaldos para acusar a nadie.

Como maniobra política, la Suprema Corte de Justicia de la Nación no está expuesta a ningún desprestigio por la decisión que tome. Los detalles del proyecto presentado por el ministro Aguilar Morales hacen esperar una decisión desfavorable a la consulta para respaldar un proceso judicial. Nadie tendrá elementos en la mano, ni siquiera la Fiscalía General de la República, para emprender un enjuiciamiento que, como se sospecha, es más político que justiciero.

EL COTARRO POLÍTICO

“Este año, es la primera vez que un Informe de Gobierno se enmarca en dos momentos históricos de signo totalmente distinto”, dijo el gobernador Juan Manuel Carreras ayer en su mensaje… “Un primer período hasta inicios de 2020, caracterizado por la continuidad del avance de San Luis Potosí en prácticamente todos sus frentes de desarrollo. Y un segundo período, a partir de febrero de este año, marcado por una inédita emergencia sanitaria y económica, y por los complejos esfuerzos para enfrentarla y atenuar sus efectos”… “Hasta antes de la pandemia, San Luis Potosí se acercaba a las metas de desarrollo trazadas al inicio de este Gobierno. Había inversión en todos los sectores de la economía, más familias salían de la pobreza, se creaban empleos y mejoraban los salarios. Al mismo tiempo, estos avances se acompañaban con nuevas obras de infraestructura carretera, aeroportuaria, hospitalaria y educativa; con nuevos Parques Regionales y, se enriquecía nuestro patrimonio cultural con nuevos museos de prestigio internacional. La industrialización de las regiones se abrió paso; el campo potosino logró tasas de crecimiento jamás alcanzadas; y el sector turístico en San Luis Potosí se reveló como una historia de éxito a nivel nacional. Todos estos logros son fortalezas muy importantes”… “Pero de repente, la pandemia del COVID-19 nos cambió la vida a todos”… ¿Qué más se puede decir?... Muy presuntuoso el ayuntamiento de San Luis anuncia que en menos de 24 horas 5 mil potosinos se inscribieron en el programa de “bicicleta compartida” como para justificar el proyecto de hacer ciclo vías por toda la ciudad. Ahórrense la lana, ya hay suficientes ciclistas en la calle. Nomás se necesita orden… Rolando Hervert Lara abre boca con los espectaculares, para lo que usted ya sabe… La proliferación de videos que testimonian asaltos en la ciudad no motiva a las corporaciones preventivas a entrarle de frente al tema. Claro, no pueden ir nomás con tolete y resortera… Pero si necesitan un “pelao” atravesado y entrón, nomás me avisan… Para decirle al terrible Manolo… HASTA LA PRÓXIMA

pedrocervantesroque@yahoo.com.mx


Los políticos de San Luis sin tiempo para pensar

Uno está ciertamente interesado en lo que sucede en todo el país porque nuestro estado no es una isla, no escapa de la influencia nacional por los acontecimientos que a diario llaman nuestra atención, sumados a los problemas y preocupaciones que enfrentamos localmente, la mayoría de ellos con desaciertos y fallas que en poco garantizan que alcancemos una solución en corto plazo.

Preocupados por el devenir del fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación acerca de su consentimiento y aprobación para una consulta nacional para enjuiciar a los expresidentes de la república que permanecen en la mira del presidente actual, no podemos concentrarnos en localizar el mejor perfil de los individuos que aspiran a gobernar la entidad, ni siquiera en tomar en cuenta si los partidos hacen o no un proceso limpio y democrático porque la polarización nacional supera los ámbitos estatales de la elección del año próximo, para convertirse en factor que obliga a los partidos a crear estrategias de mayor alcance para reducir los márgenes de la acción presidencial para imponer su voluntad.

Acotar los espacios del poder presidencial en el ámbito de los poderes Legislativo y Judicial del gobierno federal, representa mayor urgencia para los políticos de todos los tamaños y, aunque en segundo plano sea también importante ganar gubernaturas y congresos de los estados que los renuevan, pareciera que los partidos se relajan y delegarán decisiones al ámbito de los estados a fin de ampliar la base sobre la cual fincarán la estrategia para dominar la elección de diputados federales en elecciones que serán simultáneas.

Vistas, así las cosas, los encuestadores locales y foráneos hacen un esfuerzo por anticipar posibles escenarios en cada entidad -y ahora en cada partido, como lo consulta aquí Jaime Narváez- en un mecanismo que llama la atención a pesar de los riesgos que significan el manipuleo y el acomodo de cifras para “pintar” un cuadro que satisfaga vanidades.

La ciudadanía solamente observa el trabajo de los partidos y los gobiernos en sus tres niveles. Permanece atenta a los acomodos y reacomodos de las fórmulas en proceso, proveyéndose de la información previa que se divulga con especial interés por parte de los aspirantes. Llama la atención el requiebro que hacen los políticos para ocupar la escena. Todavía es válido que los políticos traten de concentrar las miradas ciudadanas, aunque sea por razones poco edificantes, en algo que ha sido característico en el pasado, cuando se decía que bien o mal, pero era necesario estar en boca de todos.

En cinco días inicia el proceso electoral en San Luis Potosí y la escena parece turbulenta. La descalificación -aunque sea sin sustento legal, solo por escandalizar- la divulgación de virtudes fantasiosas, el reparto de versiones favorables, o de plano el codazo y la zancadilla, serán una práctica de rutina en las próximas semanas complicando el panorama ante los electores.

Este complicado proceso electoral tiene ingredientes de más, no hay receta para simplificarlo y tomar decisiones acertadas. Hay mucho en juego y no creo exagerar si sugiero que estamos delante de la elección más importante para el futuro de nuestro país.

LA CONSULTA: DESHOJANDO LA MARGARITA

Hay que saber dirigirse al Poder Judicial de la Federación cuando de solicitar su intervención se trata. Y debe saberse porque de ello depende el resultado que se busca mediante la intervención solicitada. Es el caso de la solicitud de aprobación para llevar adelante una consulta ciudadana para someter a juicio a los expresidentes de la república en cuyos periodos se afirma que se cometieron actos de corrupción.

Parece que se ha olvidado que este asunto despega con las declaraciones de un exfuncionario de Pemex traído de España donde permaneció mientras se olvidaban los motivos por los que se fue. Lanzada la primera andanada de versiones sobre las que se fundó la opinión de la Corte para autorizar la consulta, el tema parece que caerá por su propio peso. El proyecto de resolución que presentó el ministro Luis María Aguilar Morales orienta la inconstitucionalidad de una hipotética consulta popular por razones muy sencillas y fáciles de entender. El tema no requirió un empleo a fondo de las capacidades analíticas e interpretativas de la Constitución General de la República, para dejar sin base la iniciativa en consulta.

Aunque el tema es menor en lo esencial, en lo político tiene sus significados y las interpretaciones que sucederán al resolutivo de la Corte, entre otras porque exhibe al poder Ejecutivo ante la falta de voluntad para aplicar la Ley a secas, como corresponde, buscando en todo caso las bendiciones que respalden algo que sin razón no puede sostenerse. La opinión general de los peritos en derecho constitucional rechaza la consulta como una condición para aplicar la ley.

Ora bien, ¿qué va a suceder si la tal consulta no se realiza por no estar basada en el precepto constitucional? La aplicación de la ley -cualquiera que sea el cargo por el que se deba aplicar- quedará de todos modos en el ámbito de las obligaciones del jefe del Ejecutivo. No hay forma de eludir su cumplimiento y quedará en el ámbito de la Fiscalía General de la República la recolección de las pruebas para iniciar el proceso judicial. Es decir, la consulta es innecesaria.

Ninguna autoridad puede abstenerse de cumplir la ley salvo cuando no tiene elementos probatorios que sustenten su actuación. Parece ser el caso ante el cual se busca un efecto político de corto y mediano alcance, más que alcanzar el imperio de la ley por carecer de respaldos para acusar a nadie.

Como maniobra política, la Suprema Corte de Justicia de la Nación no está expuesta a ningún desprestigio por la decisión que tome. Los detalles del proyecto presentado por el ministro Aguilar Morales hacen esperar una decisión desfavorable a la consulta para respaldar un proceso judicial. Nadie tendrá elementos en la mano, ni siquiera la Fiscalía General de la República, para emprender un enjuiciamiento que, como se sospecha, es más político que justiciero.

EL COTARRO POLÍTICO

“Este año, es la primera vez que un Informe de Gobierno se enmarca en dos momentos históricos de signo totalmente distinto”, dijo el gobernador Juan Manuel Carreras ayer en su mensaje… “Un primer período hasta inicios de 2020, caracterizado por la continuidad del avance de San Luis Potosí en prácticamente todos sus frentes de desarrollo. Y un segundo período, a partir de febrero de este año, marcado por una inédita emergencia sanitaria y económica, y por los complejos esfuerzos para enfrentarla y atenuar sus efectos”… “Hasta antes de la pandemia, San Luis Potosí se acercaba a las metas de desarrollo trazadas al inicio de este Gobierno. Había inversión en todos los sectores de la economía, más familias salían de la pobreza, se creaban empleos y mejoraban los salarios. Al mismo tiempo, estos avances se acompañaban con nuevas obras de infraestructura carretera, aeroportuaria, hospitalaria y educativa; con nuevos Parques Regionales y, se enriquecía nuestro patrimonio cultural con nuevos museos de prestigio internacional. La industrialización de las regiones se abrió paso; el campo potosino logró tasas de crecimiento jamás alcanzadas; y el sector turístico en San Luis Potosí se reveló como una historia de éxito a nivel nacional. Todos estos logros son fortalezas muy importantes”… “Pero de repente, la pandemia del COVID-19 nos cambió la vida a todos”… ¿Qué más se puede decir?... Muy presuntuoso el ayuntamiento de San Luis anuncia que en menos de 24 horas 5 mil potosinos se inscribieron en el programa de “bicicleta compartida” como para justificar el proyecto de hacer ciclo vías por toda la ciudad. Ahórrense la lana, ya hay suficientes ciclistas en la calle. Nomás se necesita orden… Rolando Hervert Lara abre boca con los espectaculares, para lo que usted ya sabe… La proliferación de videos que testimonian asaltos en la ciudad no motiva a las corporaciones preventivas a entrarle de frente al tema. Claro, no pueden ir nomás con tolete y resortera… Pero si necesitan un “pelao” atravesado y entrón, nomás me avisan… Para decirle al terrible Manolo… HASTA LA PRÓXIMA

pedrocervantesroque@yahoo.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 24 de octubre de 2020

Solárium

De Cervantes

sábado 17 de octubre de 2020

Solarium

De Cervantes

sábado 10 de octubre de 2020

Solárium

De Cervantes

sábado 03 de octubre de 2020

Solarium

De Cervantes

sábado 26 de septiembre de 2020

Solárium

De Cervantes

sábado 19 de septiembre de 2020

Solarium

De Cervantes

sábado 12 de septiembre de 2020

Solárium

De Cervantes

sábado 05 de septiembre de 2020

Solarium

De Cervantes

sábado 22 de agosto de 2020

Solarium

De Cervantes

sábado 15 de agosto de 2020

Solárium

De Cervantes

Cargar Más