/ sábado 5 de septiembre de 2020

Solarium


Los contrastes, los contraluces, las transparencias

Evidentemente cruzamos por una etapa verbal del proyecto nacional que debiera ser material en una tercera parte de su proporción. Dos de los seis años de mandato del actual gobierno han transcurrido entre frases y alegatos sin que el acuerdo fuese alcanzado. No hemos terminado de discutir si el alma de la cuarta transformación acomoda o no a los conceptos que caracterizan el ser nacional.

Los alegatos parten de la frecuente exposición de opiniones y conceptos por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, que le motivan los puntos de vista que no coinciden con sus acciones. La crítica le causa irritación y su respuesta irrita todavía más a quien escucha sus mensajes a través de los diversos medios de comunicación, más allá de que los propios medios son involucrados cual si fueran parte de corrientes perversas que no toleran el quehacer gubernamental en aquellas materias que preocupan a todos.

Han pasado dos años desde que inició el periodo del presidente López Obrador y la única eficacia demostrada corresponde al campo de la habilidad para distraer, de cambiar el motivo de discusión, de ofender y ser ofendido, sin que encontremos remedio a los problemas que permanecen en espera de que la beligerancia verbal llegue a su fin y la obra material del sexenio comience a fluir con rapidez.

Por eso, el informe presentado al Congreso de la Unión no excede los límites del mensaje presidencial escuchado personalmente por un grupo de ciudadanos selectos y transmitido a todos los mexicanos a través de los medios de comunicación el martes pasado. La animosidad de las partes hace que lo leído hace cuatro días, hoy nos parezca distante y agotado para el análisis. No hay más qué decir por ahora.

Una buena parte de los gobiernos estatales tienen programados sus informes anuales ante sus respectivos congresos locales, y seguramente las luces y las contraluces cambiarán su dirección y achicarán su alcance para colocar en la mesa pública las opiniones que merezcan los resúmenes entregados. Pero no podrán ser ni mejores ni peores que lo hasta hoy conocido del informe presidencial, porque debe existir una relativa coincidencia entre ambos documentos, habida cuenta que las haciendas de los estados dependen en un 90 por ciento de los recursos que reciben del gobierno federal.

Reflejarán, esos mensajes, las preocupaciones y las angustias que sienten los gobernadores frente al ritmo de la crisis económica y de la pandemia que, a su vez, generan controversias entre los tres niveles de gobierno por las formas en que se toman las decisiones en la federación y por los resultados que se registran en la coloración del rojo al verde pasando por el amarillo para significar avances y retrocesos en una materia que de suyo es complicada: la salud física y económica de nuestro entorno.

Y si algo nos faltara, estamos a punto de entrar en sendos procesos electorales para renovar 15 gobiernos de los estados, los congresos estatales, la cámara de diputados federal, y 2,467 municipios en todo el país.

MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES

El griterío en las tribunas no alcanza su máximo nivel, pero los contendientes no las animan porque todavía permanecen en sus respectivos vestidores. Los programas previos han enlistado una serie de nombres, pero todavía no están listos los materiales definitivos en esta contienda electoral que equiparo a una lucha en el pancracio por la semejanza que entre ambas existen.

Así como en el centro del cuadrilátero los gladiadores se insultan, se amenazan, se lanzan miradas fieras y convocan al público a elevar el tono y la intensidad de sus porras, también en estos momentos se escuchan esos intercambios entre los personajes que se alistan para una campaña electoral que será el inicio de un periodo que no debiera tener tintes adquiridos en una arena y llevarnos a seis años de confrontación entre dos bandos porque los habitantes del estado no encuentran todavía niveles de bienestar garantizados y perdurables.

No se escucha por ningún lado la voz serena de quien se sabe preparado para conducir el destino de un territorio con tres zonas geográficamente bien definidas. No ha sido propuesto aún el personaje que los partidos propongan, pero dos están decididos a dar la pelea a sangre y fuego. No es necesario decir que el riesgo de llevar adelante un enfrentamiento entre dos podría causarnos más daño que bien. La realidad del estado no puede resumirse en dos que se miran feo, que comparten acusaciones y se lastiman entre sí mientras todos los demás lo atestiguamos.

El solo pensamiento de que más de la mitad de los habitantes de San Luis Potosí viven entre la pobreza y la pobreza extrema, en un esquema gradual cuyos segmentos casi se confunden, haría que los ciudadanos reflexionaran en el tipo de oferta de cada aspirante que alcance la postulación de los partidos, para respaldar con su voto a la mejor y esperar que todo se hiciera realidad, tal como lo haya comprometido el oferente.

Esta mirada corresponde a quienes permanecemos a la expectativa de los sucesos políticos en el estado. Esta etapa previa a las campañas resulta importante porque se exponen varias figuras dentro de los partidos y se declaran listos para llegar a la nominación como candidatos. Esto deberá culminar a fines de enero, como máximo, y a partir de entonces el griterío en las tribunas subirá de tono o se volverá sordo y lamentable.

Llegará el momento en que definamos el tenor de las campañas. Lo ordinario será que se presenten ofertas en los diferentes planos de nuestra realidad. A partir de esa pobreza, deberá contemplarse una forma distinta de resolverla por regiones. No es lo mismo un pobre en la huasteca que otro en el altiplano. Las esperanzas deben atenderse a partir de los estadios elementales de la calidad de vivienda, de los servicios asistenciales, de las facilidades para desarrollarse.

Si bien la capital del estado alcanzó niveles de bienestar mayores, la situación cambia entre la perspectiva que ofrecen las ciudades como Rioverde, Matehuala, Ciudad Valles, Tamazunchale, Salinas y Charcas. Organizarlas para que se complementen en una actividad que conduzca al bienestar de sus habitantes, no ha sido posible todavía porque al lado hemos dejado crecer conflictos políticos cuya distracción favorece la corrupción en cada zona del estado, en cada municipio. Y son 58.

EL COTARRO POLÍTICO

El presidente de la CONAGO y gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López, fiel a su costumbre, fijó su postura en el entendido de que nadie está por obligación en ese organismo. Convocó al diálogo al grupo de mandatarios que desean separarse de la conferencia, recordándoles el espíritu que los aglutinó hace 18 años, para trabajar en el marco del respeto al federalismo y a la institucionalidad… Sin embargo, podría ser que nueve gobernadores se separen de la Conferencia Nacional de Gobernadores quienes aclaran que sus problemas ya tienen meses y van directamente en contra del gobierno de federal, no contra sus compañeros… Por otra parte, no sabemos bien a bien de quién fue la idea de llevar a la Casa de la Caridad Hogar del Migrante al embajador de Guatemala en México, Mario Adolfo Búcaro Flores, pero se aventó un diez porque ahí si privan los servicios humanitarios desde hace varios años, en esfuerzos conjuntos entre el Gobierno del Estado y algunas instituciones. Sin embargo, es de destacar la solidaridad de la sociedad para donar ropa y alimentos… Durante un recorrido por el tramo correspondiente a la tercera etapa del dren central del Río Santiago, que en conjunto con la primera y segunda etapa cuenta con una inversión de 155 millones de pesos, el gobernador Juan Manuel Carreras López destacó que esta obra permite mejorar la movilidad en la Zona Metropolitana con la reducción del tiempo de desagüe de esta vialidad hasta en un 70 por ciento, después de que permanecía cerrada hasta tres días cuando se presentaban fuertes precipitaciones y ahora se realiza en 6 horas… El Partido Morena San Luis Potosí se une al llamado del presidente López Obrador y pone a disposición el 50 por ciento de las prerrogativas que recibirá para el próximo año, para que sea destinado al sector salud en el marco de la lucha contra el Covid-19 y hace el llamado a las otras fuerzas políticas de la entidad a que hagan lo mismo. Sergio Serrano Soriano explicó que lamentablemente la ley impide que los recursos de los partidos sean utilizados de manera directa en cuestiones que no tienen que ver con la actividad propia del partido, por lo que es necesario que el Congreso del Estado avale esta partida presupuestal dentro del presupuesto de egresos para 2021… Mientras tanto, el terrible Manolo propone una coperacha para los tacos aterrados de El Carmen… Sea pues… HASTA LA PRÓXIMA.

pedrocervantesroque@yahoo.com.mx


Los contrastes, los contraluces, las transparencias

Evidentemente cruzamos por una etapa verbal del proyecto nacional que debiera ser material en una tercera parte de su proporción. Dos de los seis años de mandato del actual gobierno han transcurrido entre frases y alegatos sin que el acuerdo fuese alcanzado. No hemos terminado de discutir si el alma de la cuarta transformación acomoda o no a los conceptos que caracterizan el ser nacional.

Los alegatos parten de la frecuente exposición de opiniones y conceptos por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, que le motivan los puntos de vista que no coinciden con sus acciones. La crítica le causa irritación y su respuesta irrita todavía más a quien escucha sus mensajes a través de los diversos medios de comunicación, más allá de que los propios medios son involucrados cual si fueran parte de corrientes perversas que no toleran el quehacer gubernamental en aquellas materias que preocupan a todos.

Han pasado dos años desde que inició el periodo del presidente López Obrador y la única eficacia demostrada corresponde al campo de la habilidad para distraer, de cambiar el motivo de discusión, de ofender y ser ofendido, sin que encontremos remedio a los problemas que permanecen en espera de que la beligerancia verbal llegue a su fin y la obra material del sexenio comience a fluir con rapidez.

Por eso, el informe presentado al Congreso de la Unión no excede los límites del mensaje presidencial escuchado personalmente por un grupo de ciudadanos selectos y transmitido a todos los mexicanos a través de los medios de comunicación el martes pasado. La animosidad de las partes hace que lo leído hace cuatro días, hoy nos parezca distante y agotado para el análisis. No hay más qué decir por ahora.

Una buena parte de los gobiernos estatales tienen programados sus informes anuales ante sus respectivos congresos locales, y seguramente las luces y las contraluces cambiarán su dirección y achicarán su alcance para colocar en la mesa pública las opiniones que merezcan los resúmenes entregados. Pero no podrán ser ni mejores ni peores que lo hasta hoy conocido del informe presidencial, porque debe existir una relativa coincidencia entre ambos documentos, habida cuenta que las haciendas de los estados dependen en un 90 por ciento de los recursos que reciben del gobierno federal.

Reflejarán, esos mensajes, las preocupaciones y las angustias que sienten los gobernadores frente al ritmo de la crisis económica y de la pandemia que, a su vez, generan controversias entre los tres niveles de gobierno por las formas en que se toman las decisiones en la federación y por los resultados que se registran en la coloración del rojo al verde pasando por el amarillo para significar avances y retrocesos en una materia que de suyo es complicada: la salud física y económica de nuestro entorno.

Y si algo nos faltara, estamos a punto de entrar en sendos procesos electorales para renovar 15 gobiernos de los estados, los congresos estatales, la cámara de diputados federal, y 2,467 municipios en todo el país.

MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES

El griterío en las tribunas no alcanza su máximo nivel, pero los contendientes no las animan porque todavía permanecen en sus respectivos vestidores. Los programas previos han enlistado una serie de nombres, pero todavía no están listos los materiales definitivos en esta contienda electoral que equiparo a una lucha en el pancracio por la semejanza que entre ambas existen.

Así como en el centro del cuadrilátero los gladiadores se insultan, se amenazan, se lanzan miradas fieras y convocan al público a elevar el tono y la intensidad de sus porras, también en estos momentos se escuchan esos intercambios entre los personajes que se alistan para una campaña electoral que será el inicio de un periodo que no debiera tener tintes adquiridos en una arena y llevarnos a seis años de confrontación entre dos bandos porque los habitantes del estado no encuentran todavía niveles de bienestar garantizados y perdurables.

No se escucha por ningún lado la voz serena de quien se sabe preparado para conducir el destino de un territorio con tres zonas geográficamente bien definidas. No ha sido propuesto aún el personaje que los partidos propongan, pero dos están decididos a dar la pelea a sangre y fuego. No es necesario decir que el riesgo de llevar adelante un enfrentamiento entre dos podría causarnos más daño que bien. La realidad del estado no puede resumirse en dos que se miran feo, que comparten acusaciones y se lastiman entre sí mientras todos los demás lo atestiguamos.

El solo pensamiento de que más de la mitad de los habitantes de San Luis Potosí viven entre la pobreza y la pobreza extrema, en un esquema gradual cuyos segmentos casi se confunden, haría que los ciudadanos reflexionaran en el tipo de oferta de cada aspirante que alcance la postulación de los partidos, para respaldar con su voto a la mejor y esperar que todo se hiciera realidad, tal como lo haya comprometido el oferente.

Esta mirada corresponde a quienes permanecemos a la expectativa de los sucesos políticos en el estado. Esta etapa previa a las campañas resulta importante porque se exponen varias figuras dentro de los partidos y se declaran listos para llegar a la nominación como candidatos. Esto deberá culminar a fines de enero, como máximo, y a partir de entonces el griterío en las tribunas subirá de tono o se volverá sordo y lamentable.

Llegará el momento en que definamos el tenor de las campañas. Lo ordinario será que se presenten ofertas en los diferentes planos de nuestra realidad. A partir de esa pobreza, deberá contemplarse una forma distinta de resolverla por regiones. No es lo mismo un pobre en la huasteca que otro en el altiplano. Las esperanzas deben atenderse a partir de los estadios elementales de la calidad de vivienda, de los servicios asistenciales, de las facilidades para desarrollarse.

Si bien la capital del estado alcanzó niveles de bienestar mayores, la situación cambia entre la perspectiva que ofrecen las ciudades como Rioverde, Matehuala, Ciudad Valles, Tamazunchale, Salinas y Charcas. Organizarlas para que se complementen en una actividad que conduzca al bienestar de sus habitantes, no ha sido posible todavía porque al lado hemos dejado crecer conflictos políticos cuya distracción favorece la corrupción en cada zona del estado, en cada municipio. Y son 58.

EL COTARRO POLÍTICO

El presidente de la CONAGO y gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López, fiel a su costumbre, fijó su postura en el entendido de que nadie está por obligación en ese organismo. Convocó al diálogo al grupo de mandatarios que desean separarse de la conferencia, recordándoles el espíritu que los aglutinó hace 18 años, para trabajar en el marco del respeto al federalismo y a la institucionalidad… Sin embargo, podría ser que nueve gobernadores se separen de la Conferencia Nacional de Gobernadores quienes aclaran que sus problemas ya tienen meses y van directamente en contra del gobierno de federal, no contra sus compañeros… Por otra parte, no sabemos bien a bien de quién fue la idea de llevar a la Casa de la Caridad Hogar del Migrante al embajador de Guatemala en México, Mario Adolfo Búcaro Flores, pero se aventó un diez porque ahí si privan los servicios humanitarios desde hace varios años, en esfuerzos conjuntos entre el Gobierno del Estado y algunas instituciones. Sin embargo, es de destacar la solidaridad de la sociedad para donar ropa y alimentos… Durante un recorrido por el tramo correspondiente a la tercera etapa del dren central del Río Santiago, que en conjunto con la primera y segunda etapa cuenta con una inversión de 155 millones de pesos, el gobernador Juan Manuel Carreras López destacó que esta obra permite mejorar la movilidad en la Zona Metropolitana con la reducción del tiempo de desagüe de esta vialidad hasta en un 70 por ciento, después de que permanecía cerrada hasta tres días cuando se presentaban fuertes precipitaciones y ahora se realiza en 6 horas… El Partido Morena San Luis Potosí se une al llamado del presidente López Obrador y pone a disposición el 50 por ciento de las prerrogativas que recibirá para el próximo año, para que sea destinado al sector salud en el marco de la lucha contra el Covid-19 y hace el llamado a las otras fuerzas políticas de la entidad a que hagan lo mismo. Sergio Serrano Soriano explicó que lamentablemente la ley impide que los recursos de los partidos sean utilizados de manera directa en cuestiones que no tienen que ver con la actividad propia del partido, por lo que es necesario que el Congreso del Estado avale esta partida presupuestal dentro del presupuesto de egresos para 2021… Mientras tanto, el terrible Manolo propone una coperacha para los tacos aterrados de El Carmen… Sea pues… HASTA LA PRÓXIMA.

pedrocervantesroque@yahoo.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 24 de octubre de 2020

Solárium

De Cervantes

sábado 17 de octubre de 2020

Solarium

De Cervantes

sábado 10 de octubre de 2020

Solárium

De Cervantes

sábado 03 de octubre de 2020

Solarium

De Cervantes

sábado 26 de septiembre de 2020

Solárium

De Cervantes

sábado 19 de septiembre de 2020

Solarium

De Cervantes

sábado 12 de septiembre de 2020

Solárium

De Cervantes

sábado 05 de septiembre de 2020

Solarium

De Cervantes

sábado 22 de agosto de 2020

Solarium

De Cervantes

sábado 15 de agosto de 2020

Solárium

De Cervantes

Cargar Más