/ sábado 18 de abril de 2020

Solarium

La organización del Gobierno Federal está a prueba

A lo largo de los cuatro meses de este año, los mexicanos percibimos a simple vista cuáles son las debilidades del Gobierno Federal para enfrentar una pandemia como la que azota al mundo durante este lapso. La falta de organización de un sector que parecía secundario cuando el gobierno de López Obrador cambiaba de tema constantemente pero sin tocar el tema de la salud, ha sido la causa por la que la pandemia tomó a nuestro país sin la menor preparación para enfrentarla.

Está demostrado que el equipo de salud estaba debilitado. Las frecuentes reducciones de presupuesto afectaron la estructura y hoy se padecen las consecuencias. No obstante, han pasado meses y semanas suficientes como para que el sistema de salud se fortalezca y organice. Si no ha sido así es porque las disposiciones del mando no han sido oportunas ni suficientes para corregir lo que está fallando.

Los errores cometidos se refieren fundamentalmente a la organización y no a la operación. La población misma ha asumido un papel importante para reducir la velocidad del contagio y las medidas adoptadas en torno a las políticas del gobierno federal han sido incluso superadas. Ningún mexicano puede considerar que esto sea negativo y no lleva aparejada una condena a la actuación del gobierno. Todavía no es tarde para que la organización gubernamental mejore y supere sus fallas, por ejemplo el hecho de enviar implementos para la operación intrahospitalaria sin tener la certeza de su calidad y sin considerar el riesgo que para la salud de los médicos, enfermeras y personal que los iba a utilizar, representan esos artículos.

Si no hay cabeza visible en un sector que de pronto pasó a ocupar el escenario nacional por la contingencia en que nos encontramos, lo menos que se puede esperar es que el vocero de la contingencia asuma una autoridad mayor y pueda tomar decisiones sin depender de decisiones ajenas o de limitaciones físicas que todos entendemos, que todos reconocemos, por el bien de todos.

La contingencia ha provocado situaciones difíciles en otros campos, ajenos a la salud, que se refieren al desacierto que pudiera perjudicar extensas zonas del país. Una de ellas es la situación económica. La política gubernamental con relación a la crisis que ya vivimos en lo económico, ha sido estructurada a partir de consideraciones muy distantes de la realidad. Si el 80 por ciento de la fuerza laboral de México tiene ocupación en empresas medianas y pequeñas, resulta un despropósito negarles el apoyo oficial porque los funcionarios se confunden y se niegan a “rescatar empresas como en el pasado”.

Lo visible y preocupante es que el gobierno federal no perciba la magnitud del problema, que se confunda ante las realidades que enfrentamos y que equivoque las decisiones que toma frente a la protesta de importantes sectores del país, y vuelva a errar cuando el reclamo lo atribuye a supuestos deseos de regresar al pasado. Estamos colapsando.

Y MIENTRAS TANTO, LA POLÍTICA

La publicación en la revista Proceso de la determinación de la SEP de otorgar un contrato millonario por los seguros que esa dependencia adquiere periódicamente por distintas razones, colocó a Esteban Moctezuma Barragán, su titular en turno, como parte de una acción gubernamental para favorecer los intereses económicos del empresario Ricardo Salinas Pliego. Al mismo tiempo, coloca la figura del Secretario de Educación en el riesgo de perder –si es que las tiene- sus aspiraciones de gobernar el estado que vio nacer a sus ancestros.

Dicho en términos llanos, acá se ve difícil que Moctezuma Barragán deje la titularidad de la SEP como producto de señalamientos críticos y de censura grave, y sea premiado con una gubernatura como la de San Luis, por muchos acuerdos que al respecto hayan tomado el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Juan Manuel Carreras López, creencia que se ha cultivado en diferentes sectores políticos del estado.

El asunto es que Morena tiene hoy a dos personajes que no pierden el tiempo para canalizar sus aspiraciones de ser el candidato del presidente –así se decía en el pasado y ahora por razones iguales lo decimos ahora- para contender en 2021.

El diputado federal Ricardo Gallardo Cardona y el presidente municipal de la capital, Xavier Nava Palacios intensifican, cada uno por su lado y a su estilo, un trabajo que aprovecha las emergencias sanitarias para cosechar simpatías y ganar adeptos. En ambos casos, los aspirantes demuestran sensibilidad política y ganas de trabajar como su credencial de presentación. El proceso interno de Morena no está siquiera esbozado por la sencilla razón de que su directiva en el estado y sus grupos internos andan metidos en otras broncas o de plano esperan a las caiditas para ubicarse en los otros muchos cargos de elección que estarán en juego para el año entrante.

Si el PAN logra consolidar la unidad y deja la lucha interna para mejor ocasión –aunque debe ser pragmático en la decisión, todavía hay quienes se mueven para sacar agua del pozo sin mucho esfuerzo pero presionando al partido- entonces, digo, estará en la posibilidad real de ocupar el palacio de gobierno a partir del año próximo.

Lamentablemente no hay una figura destacada en el PRI que pueda ofrecer algo a los votantes, como no sea el sueño de acrecentar el estado a partir de ideas que perdieron vigencia hace buen rato. Si como partido no tiene opción a la gubernatura, sí podría encontrar en las alianzas y coaliciones el modo de hacerse de algo de poder en la entidad. Un priísta podría aparecer en alguna curul federal, o en alguna curul estatal, tal vez en alguna presidencia municipal, pero conservar el palacio en su poder, lo veo muy difícil

EL COTARRO POLÍTICO

Los permisionarios del transporte público han reducido el número de unidades en circulación porque la gente está encerrada en su casa por la contingencia. Ayer, el Secretario de Finanzas, Daniel Pedroza Gaitán, anunció la disposición del gobierno del estado para apoyarlos y que no dejen de funcionar en estos días de apremio por la contingencia. No tenemos idea de la cantidad de personas que salen todos los días a trabajar y si bien su demanda no es la normal, sí requieren del transporte para llegar a tiempo a sus actividades… Para mitigar el contagio del Covid-19, y salvaguardar la integridad de las familias potosinas, el Gobernador del Estado, Juan Manuel Carreras López, anunció la prórroga de la jornada de sana distancia en San Luis Potosí hasta el 30 de mayo, como respuesta a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y en concordancia con las acciones que encabeza el Gobierno Federal. Durante la diaria rueda de prensa virtual del Comité Estatal para la Seguridad en Salud, el titular del Ejecutivo, en compañía de la Secretaria de Salud, Mónica Liliana Rangel Martínez, informó que estas medidas son propuestas por las autoridades federales sanitarias, y que se enfocan en acciones preventivas, control del contagio, higiene y distanciamiento social… La Coparmex Nacional propuso que ante la crisis sanitaria que se está viviendo, se impulse lo que se ha denominado “Salario Solidario” en la que juntos, patrones, gobierno y trabajadores, colaborarán para preservar el empleo durante esta contingencia. El presidente de la Federación Bajío Norte del sindicato patronal, Jaime Chalita Zarur, explicó que el salario solidario es un salario menor o igual al salario con el que cuenta cada trabajador. “Se compone por una contribución del gobierno, patrón y trabajador, con el fin de evitar despedidos y cierres de empresas ante la falta de liquidez para pagar la nómina y otros gastos fijos”, detalló… Todavía el terrible Manolo no sale de casa, pero tiene todo a la mano… HASTA LA PRÓXIMA

pedrocervantesroque@yahoo.com.mx

La organización del Gobierno Federal está a prueba

A lo largo de los cuatro meses de este año, los mexicanos percibimos a simple vista cuáles son las debilidades del Gobierno Federal para enfrentar una pandemia como la que azota al mundo durante este lapso. La falta de organización de un sector que parecía secundario cuando el gobierno de López Obrador cambiaba de tema constantemente pero sin tocar el tema de la salud, ha sido la causa por la que la pandemia tomó a nuestro país sin la menor preparación para enfrentarla.

Está demostrado que el equipo de salud estaba debilitado. Las frecuentes reducciones de presupuesto afectaron la estructura y hoy se padecen las consecuencias. No obstante, han pasado meses y semanas suficientes como para que el sistema de salud se fortalezca y organice. Si no ha sido así es porque las disposiciones del mando no han sido oportunas ni suficientes para corregir lo que está fallando.

Los errores cometidos se refieren fundamentalmente a la organización y no a la operación. La población misma ha asumido un papel importante para reducir la velocidad del contagio y las medidas adoptadas en torno a las políticas del gobierno federal han sido incluso superadas. Ningún mexicano puede considerar que esto sea negativo y no lleva aparejada una condena a la actuación del gobierno. Todavía no es tarde para que la organización gubernamental mejore y supere sus fallas, por ejemplo el hecho de enviar implementos para la operación intrahospitalaria sin tener la certeza de su calidad y sin considerar el riesgo que para la salud de los médicos, enfermeras y personal que los iba a utilizar, representan esos artículos.

Si no hay cabeza visible en un sector que de pronto pasó a ocupar el escenario nacional por la contingencia en que nos encontramos, lo menos que se puede esperar es que el vocero de la contingencia asuma una autoridad mayor y pueda tomar decisiones sin depender de decisiones ajenas o de limitaciones físicas que todos entendemos, que todos reconocemos, por el bien de todos.

La contingencia ha provocado situaciones difíciles en otros campos, ajenos a la salud, que se refieren al desacierto que pudiera perjudicar extensas zonas del país. Una de ellas es la situación económica. La política gubernamental con relación a la crisis que ya vivimos en lo económico, ha sido estructurada a partir de consideraciones muy distantes de la realidad. Si el 80 por ciento de la fuerza laboral de México tiene ocupación en empresas medianas y pequeñas, resulta un despropósito negarles el apoyo oficial porque los funcionarios se confunden y se niegan a “rescatar empresas como en el pasado”.

Lo visible y preocupante es que el gobierno federal no perciba la magnitud del problema, que se confunda ante las realidades que enfrentamos y que equivoque las decisiones que toma frente a la protesta de importantes sectores del país, y vuelva a errar cuando el reclamo lo atribuye a supuestos deseos de regresar al pasado. Estamos colapsando.

Y MIENTRAS TANTO, LA POLÍTICA

La publicación en la revista Proceso de la determinación de la SEP de otorgar un contrato millonario por los seguros que esa dependencia adquiere periódicamente por distintas razones, colocó a Esteban Moctezuma Barragán, su titular en turno, como parte de una acción gubernamental para favorecer los intereses económicos del empresario Ricardo Salinas Pliego. Al mismo tiempo, coloca la figura del Secretario de Educación en el riesgo de perder –si es que las tiene- sus aspiraciones de gobernar el estado que vio nacer a sus ancestros.

Dicho en términos llanos, acá se ve difícil que Moctezuma Barragán deje la titularidad de la SEP como producto de señalamientos críticos y de censura grave, y sea premiado con una gubernatura como la de San Luis, por muchos acuerdos que al respecto hayan tomado el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Juan Manuel Carreras López, creencia que se ha cultivado en diferentes sectores políticos del estado.

El asunto es que Morena tiene hoy a dos personajes que no pierden el tiempo para canalizar sus aspiraciones de ser el candidato del presidente –así se decía en el pasado y ahora por razones iguales lo decimos ahora- para contender en 2021.

El diputado federal Ricardo Gallardo Cardona y el presidente municipal de la capital, Xavier Nava Palacios intensifican, cada uno por su lado y a su estilo, un trabajo que aprovecha las emergencias sanitarias para cosechar simpatías y ganar adeptos. En ambos casos, los aspirantes demuestran sensibilidad política y ganas de trabajar como su credencial de presentación. El proceso interno de Morena no está siquiera esbozado por la sencilla razón de que su directiva en el estado y sus grupos internos andan metidos en otras broncas o de plano esperan a las caiditas para ubicarse en los otros muchos cargos de elección que estarán en juego para el año entrante.

Si el PAN logra consolidar la unidad y deja la lucha interna para mejor ocasión –aunque debe ser pragmático en la decisión, todavía hay quienes se mueven para sacar agua del pozo sin mucho esfuerzo pero presionando al partido- entonces, digo, estará en la posibilidad real de ocupar el palacio de gobierno a partir del año próximo.

Lamentablemente no hay una figura destacada en el PRI que pueda ofrecer algo a los votantes, como no sea el sueño de acrecentar el estado a partir de ideas que perdieron vigencia hace buen rato. Si como partido no tiene opción a la gubernatura, sí podría encontrar en las alianzas y coaliciones el modo de hacerse de algo de poder en la entidad. Un priísta podría aparecer en alguna curul federal, o en alguna curul estatal, tal vez en alguna presidencia municipal, pero conservar el palacio en su poder, lo veo muy difícil

EL COTARRO POLÍTICO

Los permisionarios del transporte público han reducido el número de unidades en circulación porque la gente está encerrada en su casa por la contingencia. Ayer, el Secretario de Finanzas, Daniel Pedroza Gaitán, anunció la disposición del gobierno del estado para apoyarlos y que no dejen de funcionar en estos días de apremio por la contingencia. No tenemos idea de la cantidad de personas que salen todos los días a trabajar y si bien su demanda no es la normal, sí requieren del transporte para llegar a tiempo a sus actividades… Para mitigar el contagio del Covid-19, y salvaguardar la integridad de las familias potosinas, el Gobernador del Estado, Juan Manuel Carreras López, anunció la prórroga de la jornada de sana distancia en San Luis Potosí hasta el 30 de mayo, como respuesta a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y en concordancia con las acciones que encabeza el Gobierno Federal. Durante la diaria rueda de prensa virtual del Comité Estatal para la Seguridad en Salud, el titular del Ejecutivo, en compañía de la Secretaria de Salud, Mónica Liliana Rangel Martínez, informó que estas medidas son propuestas por las autoridades federales sanitarias, y que se enfocan en acciones preventivas, control del contagio, higiene y distanciamiento social… La Coparmex Nacional propuso que ante la crisis sanitaria que se está viviendo, se impulse lo que se ha denominado “Salario Solidario” en la que juntos, patrones, gobierno y trabajadores, colaborarán para preservar el empleo durante esta contingencia. El presidente de la Federación Bajío Norte del sindicato patronal, Jaime Chalita Zarur, explicó que el salario solidario es un salario menor o igual al salario con el que cuenta cada trabajador. “Se compone por una contribución del gobierno, patrón y trabajador, con el fin de evitar despedidos y cierres de empresas ante la falta de liquidez para pagar la nómina y otros gastos fijos”, detalló… Todavía el terrible Manolo no sale de casa, pero tiene todo a la mano… HASTA LA PRÓXIMA

pedrocervantesroque@yahoo.com.mx

sábado 11 de julio de 2020

Solarium

sábado 04 de julio de 2020

Solárium

sábado 27 de junio de 2020

Solarium

sábado 20 de junio de 2020

Solarium

sábado 13 de junio de 2020

Solarium

sábado 06 de junio de 2020

Solárium

sábado 30 de mayo de 2020

Solarium

sábado 23 de mayo de 2020

Solárium

sábado 16 de mayo de 2020

Solárium

sábado 09 de mayo de 2020

Solarium

Cargar Más