/ sábado 12 de enero de 2019

Solarium

· El destino del valle de San Luis

El valle de San Luis es parte de una cuenca ligeramente inclinada de suroeste a noreste que determina el escurrimiento natural del agua de lluvia, su absorción al manto friático –no tenemos prueba plena de que la lluvia recargue los mantos profundos llamados “acuíferos”- en un proceso que se inicia con la captación en la sierra de San Miguelito y por gravedad llegaba principalmente a la zona centro de lo que hoy es la ciudad, justo donde ocurría la mayor absorción y recarga del manto friático.

Ninguno de los fundadores pudo imaginar que la mejor decisión hubiera sido poblar el lomerío del sur y el poniente del valle sin estorbar los escurrimientos de las lluvias captadas en la sierra de San Miguelito y permitir que llegaran al área donde hoy está el centro de la ciudad, zona de recarga del manto friático.

El error de tapar con pavimento y construcciones la zona de absorción del agua de lluvia no produjo ninguna reacción de los gobiernos desde la fundación de San Luis, pero cuando surgen –como ahora- las disputas por la urbanización de la zona de captación de lluvias en la sierra de San Miguelito, el pretexto usual es que se limitaría la función captadora de la sierra y alteraríamos el equilibrio ecológico del área. En realidad los 300 kilómetros cuadrados de asentamiento urbano de la ciudad es el tapón real y dañino de la función absorbente que tuvo hasta antes de que aparecieran los conquistadores en esta zona.

Si el daño se permitiera en la zona de captación de nuestra cuenca, obviamente habremos cerrado un proceso natural que permitió la subsistencia de grupos nómadas, que se movieron a lo largo y ancho del territorio que hoy es el centro y el norte del estado potosino. Sin otro pretexto que hacer negocio, no se justifica la autorización de la urbanización de las áreas de captación de lluvia, aunque ya vemos cada año como millones de metros cúbicos de agua se escurren desde las presas ubicadas al poniente hasta los confines del norte, mientras miles de familias padecen el efecto del desabasto y los problemas de un organismo administración del sistema de abasto de agua incapaz de garantizar el abasto de aguas profundas a la población.

Hace más de cincuenta años que la cuenca de San Luis fue tapada en su zona de absorción. Queda la zona de captación y la de escurrimiento que no tienen una descarga aprovechable. Al menos no en las circunstancias del organismo operador sin capacidad para mantenerse, mucho menos para planear, programar y realizar obras que aprovechen el agua de lluvia que escurre anualmente por los ríos Santiago y Españita, cuyo origen se pierde en el pasado.

Sostengo que la zona de captación existente –Sierra de San Miguelito- puede aprovecharse urbanísticamente, a condición de que sus urbanizadores garanticen que la lluvia captada se aproveche y de que su entorno ambiental siga siendo el termómetro regulador del clima de nuestro valle porque está demostrado que los cambios de temperatura en la capital potosina están relacionados con el incremento de elementos contaminantes que todavía hoy no son medidos ni mucho menos controlados.

El huachicol y los daños colaterales

Dos o tres semanas de falta de abasto a las gasolineras de diez estados del país han generado una controversia entre sectores de población y gobierno porque éste no aplicó un criterio que persiga el mal menor a la población consumidora de combustibles y, si bien alega la disminución importante en los volúmenes de combustible robados, los terceros perjudicados resienten daños que imputan al gobierno,

El gobierno federal –debía escribir “el presidente Andrés Manuel López Obrador”- está atrapado desde el inicio de la medida adoptada sin mucho pensarle. No podía avisar de sus medidas porque es un hecho que la penetración de los principales “huachicoleros” llega a los centros de decisión más importantes. No encontró opción que tuviera el mal menor para los consumidores y ésta fue la razón de quedarse sin otro remedio que cerrar ductos en las zonas más destacadas por el robo de combustibles.

Ahora es muy difícil ir contra la corriente de condenas que por todos lados han surgido ante el pésimo resultado por la incapacidad de surtir todas las gasolineras con oportunidad y suficiencia. Si uno se sorprende ante las versiones oficiales del robo de combustibles en México y el nivel de la pérdida que significa, más sorprendidos estamos que el gobierno no haya pensado antes en detectar, capturar y consignar a quienes desde las estructuras administrativas y operativas de Pemex tuvieron y tienen qué ver con el latrocinio, y luego perseguir, consignar y encarcelar a quienes desde fuera actuaron con el mismo propósito.

La dirigencia empresarial comenzó a protestar por la falta de estrategia, de logística y de aplicación de una medida que tiene el consenso a su favor en lo conceptual pero no en lo primero. Los consumidores han sido objeto de todo tipo de suerte negativa. La desesperación de quedarse sin combustible en los vehículos destinados al trabajo, el riesgo de caer en manos de oferentes de combustible de origen y calidad desconocidos, y la inminencia de la pérdida en el trabajo o en el negocio, hizo que los consumidores cayeran en la especulación ante la ausencia de información clara y suficiente del gobierno.

No obstante, la temática ha ido explicándose paulatinamente. Las cantidades que se usan para tratar de calmar el enfado ciudadano, suenan escandalosas porque solo así lograrán revertir los efectos de una acción suficientemente acreditada como necesaria, pero erróneamente aplicada en la práctica.

Es verdad que la gente vive inconforme con el nivel de corrupción existente en la empresa petrolera, pero también es verdad que las acciones gubernamentales no arrojan aún encarcelamientos de los responsables del robo de gasolina. Proteger el patrimonio de los mexicanos es tan importante como castigar a quienes lo han vulnerado. Evidentemente los consumidores somos los terceros perjudicados y nadie se explica cómo es que el gobierno federal no encontró mejor fórmula para lograr lo que obviamente todos aprobamos.

Ante el temor de una escasez generalizada, el consumo en San Luis Potosí permanece estable, a pesar de que consumidores de estados vecinos localizan el sitio más cercano para adquirir lo que por ahora no encuentran en las gasolineras de sus territorios.

EL COTARRO POLÍTICO

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, en su oficina especial 34 con sede en esta capital, ha acumulado un cerro de expedientes que no logra resolver porque sus miembros son muy güevones y no trabajan. Raúl Alejandro Nakagawa Ortiz, su presidente, no logra que el rezago sea menor y los abogados postulantes están pensando seriamente en dirigirse al presidente de la república para saber a qué atenerse… El pasado miércoles, el gobernador Juan Manuel Carreras López se reunió en la XII Zona Militar con altos mandos castrenses para afinar las actividades que desarrollará en todo el estado la Guardia Nacional, relacionadas con el combate a todo tipo de delitos… No hay condiciones para que en San Luis Potosí se presente desabasto de gasolinas tal y como ocurre en otras entidades puesto que el abastecimiento con pipas-tanque y por ferrocarril es sistemático al grado de que la Terminal de Almacenamiento y Distribución (TAD) que Petróleos Mexicanos (PEMEX) tiene aquí, cuenta con inventarios a tope, es decir, unos 100 mil barriles disponibles y permanentes… Ante la alarma que nacionalmente crece por escasez de gasolinas y dísel, el Gobierno del Estado realizó un rápido inventario en las cuatro regiones y solamente en Ciudad del Maíz hubo menos, todo lo demás está en orden y funcionando… A pesar de la bonanza que tenemos, no se planea vender combustibles a entidades vecinas no obstante que municipios como Villa de Reyes y Villa de Arriaga se surten desde Guanajuato y Jalisco, respectivamente… Se puso en marcha un operativo para detectar motocicletas robadas, ya que la mayor parte de los delitos patrimoniales, es decir, robos de automóviles y de vivienda se cometen a bordo de estos vehículos por su facilidad de conducción y con ello se espera abatir los índices de hurto de carros que de enero a noviembre del año pasado ascendió a cerca de dos mil, por mil 371 de motocicletas… Tras la aprobación del Proyecto del Plan Municipal de Desarrollo, el Secretario General de la capital Sebastián Pérez García, resaltó que por primera vez, la ciudad contará un plan de desarrollo integral, donde los ciudadanos son la pieza clave y el elemento principal del progreso de San Luis Potosí… Agregó que el Municipio comenzará una nueva dinámica de integración de la juntas de mejoras en las que los habitantes de la capital potosina llevarán la voz y contarán con participación activa para tomar decisiones con el Gobierno Municipal. “Nosotros como autoridad tenemos que escuchar a la ciudadanía y tenemos que involucrarlos en las decisiones”, agregó Pérez García… El 90 por ciento de los baches en nuestras calles corresponden a hoyancos que no tapa el Interapas o que los ha tapado mal. Y no hay razón, dice el terrible Manolo, porque el organismo bien que cobra a los usuarios el costo de las obras, incluida la reparación del pavimento… Pues sí… HASTA LA PRÓXIMA

pedrocervantesroque@yahoo.com.mx

· El destino del valle de San Luis

El valle de San Luis es parte de una cuenca ligeramente inclinada de suroeste a noreste que determina el escurrimiento natural del agua de lluvia, su absorción al manto friático –no tenemos prueba plena de que la lluvia recargue los mantos profundos llamados “acuíferos”- en un proceso que se inicia con la captación en la sierra de San Miguelito y por gravedad llegaba principalmente a la zona centro de lo que hoy es la ciudad, justo donde ocurría la mayor absorción y recarga del manto friático.

Ninguno de los fundadores pudo imaginar que la mejor decisión hubiera sido poblar el lomerío del sur y el poniente del valle sin estorbar los escurrimientos de las lluvias captadas en la sierra de San Miguelito y permitir que llegaran al área donde hoy está el centro de la ciudad, zona de recarga del manto friático.

El error de tapar con pavimento y construcciones la zona de absorción del agua de lluvia no produjo ninguna reacción de los gobiernos desde la fundación de San Luis, pero cuando surgen –como ahora- las disputas por la urbanización de la zona de captación de lluvias en la sierra de San Miguelito, el pretexto usual es que se limitaría la función captadora de la sierra y alteraríamos el equilibrio ecológico del área. En realidad los 300 kilómetros cuadrados de asentamiento urbano de la ciudad es el tapón real y dañino de la función absorbente que tuvo hasta antes de que aparecieran los conquistadores en esta zona.

Si el daño se permitiera en la zona de captación de nuestra cuenca, obviamente habremos cerrado un proceso natural que permitió la subsistencia de grupos nómadas, que se movieron a lo largo y ancho del territorio que hoy es el centro y el norte del estado potosino. Sin otro pretexto que hacer negocio, no se justifica la autorización de la urbanización de las áreas de captación de lluvia, aunque ya vemos cada año como millones de metros cúbicos de agua se escurren desde las presas ubicadas al poniente hasta los confines del norte, mientras miles de familias padecen el efecto del desabasto y los problemas de un organismo administración del sistema de abasto de agua incapaz de garantizar el abasto de aguas profundas a la población.

Hace más de cincuenta años que la cuenca de San Luis fue tapada en su zona de absorción. Queda la zona de captación y la de escurrimiento que no tienen una descarga aprovechable. Al menos no en las circunstancias del organismo operador sin capacidad para mantenerse, mucho menos para planear, programar y realizar obras que aprovechen el agua de lluvia que escurre anualmente por los ríos Santiago y Españita, cuyo origen se pierde en el pasado.

Sostengo que la zona de captación existente –Sierra de San Miguelito- puede aprovecharse urbanísticamente, a condición de que sus urbanizadores garanticen que la lluvia captada se aproveche y de que su entorno ambiental siga siendo el termómetro regulador del clima de nuestro valle porque está demostrado que los cambios de temperatura en la capital potosina están relacionados con el incremento de elementos contaminantes que todavía hoy no son medidos ni mucho menos controlados.

El huachicol y los daños colaterales

Dos o tres semanas de falta de abasto a las gasolineras de diez estados del país han generado una controversia entre sectores de población y gobierno porque éste no aplicó un criterio que persiga el mal menor a la población consumidora de combustibles y, si bien alega la disminución importante en los volúmenes de combustible robados, los terceros perjudicados resienten daños que imputan al gobierno,

El gobierno federal –debía escribir “el presidente Andrés Manuel López Obrador”- está atrapado desde el inicio de la medida adoptada sin mucho pensarle. No podía avisar de sus medidas porque es un hecho que la penetración de los principales “huachicoleros” llega a los centros de decisión más importantes. No encontró opción que tuviera el mal menor para los consumidores y ésta fue la razón de quedarse sin otro remedio que cerrar ductos en las zonas más destacadas por el robo de combustibles.

Ahora es muy difícil ir contra la corriente de condenas que por todos lados han surgido ante el pésimo resultado por la incapacidad de surtir todas las gasolineras con oportunidad y suficiencia. Si uno se sorprende ante las versiones oficiales del robo de combustibles en México y el nivel de la pérdida que significa, más sorprendidos estamos que el gobierno no haya pensado antes en detectar, capturar y consignar a quienes desde las estructuras administrativas y operativas de Pemex tuvieron y tienen qué ver con el latrocinio, y luego perseguir, consignar y encarcelar a quienes desde fuera actuaron con el mismo propósito.

La dirigencia empresarial comenzó a protestar por la falta de estrategia, de logística y de aplicación de una medida que tiene el consenso a su favor en lo conceptual pero no en lo primero. Los consumidores han sido objeto de todo tipo de suerte negativa. La desesperación de quedarse sin combustible en los vehículos destinados al trabajo, el riesgo de caer en manos de oferentes de combustible de origen y calidad desconocidos, y la inminencia de la pérdida en el trabajo o en el negocio, hizo que los consumidores cayeran en la especulación ante la ausencia de información clara y suficiente del gobierno.

No obstante, la temática ha ido explicándose paulatinamente. Las cantidades que se usan para tratar de calmar el enfado ciudadano, suenan escandalosas porque solo así lograrán revertir los efectos de una acción suficientemente acreditada como necesaria, pero erróneamente aplicada en la práctica.

Es verdad que la gente vive inconforme con el nivel de corrupción existente en la empresa petrolera, pero también es verdad que las acciones gubernamentales no arrojan aún encarcelamientos de los responsables del robo de gasolina. Proteger el patrimonio de los mexicanos es tan importante como castigar a quienes lo han vulnerado. Evidentemente los consumidores somos los terceros perjudicados y nadie se explica cómo es que el gobierno federal no encontró mejor fórmula para lograr lo que obviamente todos aprobamos.

Ante el temor de una escasez generalizada, el consumo en San Luis Potosí permanece estable, a pesar de que consumidores de estados vecinos localizan el sitio más cercano para adquirir lo que por ahora no encuentran en las gasolineras de sus territorios.

EL COTARRO POLÍTICO

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, en su oficina especial 34 con sede en esta capital, ha acumulado un cerro de expedientes que no logra resolver porque sus miembros son muy güevones y no trabajan. Raúl Alejandro Nakagawa Ortiz, su presidente, no logra que el rezago sea menor y los abogados postulantes están pensando seriamente en dirigirse al presidente de la república para saber a qué atenerse… El pasado miércoles, el gobernador Juan Manuel Carreras López se reunió en la XII Zona Militar con altos mandos castrenses para afinar las actividades que desarrollará en todo el estado la Guardia Nacional, relacionadas con el combate a todo tipo de delitos… No hay condiciones para que en San Luis Potosí se presente desabasto de gasolinas tal y como ocurre en otras entidades puesto que el abastecimiento con pipas-tanque y por ferrocarril es sistemático al grado de que la Terminal de Almacenamiento y Distribución (TAD) que Petróleos Mexicanos (PEMEX) tiene aquí, cuenta con inventarios a tope, es decir, unos 100 mil barriles disponibles y permanentes… Ante la alarma que nacionalmente crece por escasez de gasolinas y dísel, el Gobierno del Estado realizó un rápido inventario en las cuatro regiones y solamente en Ciudad del Maíz hubo menos, todo lo demás está en orden y funcionando… A pesar de la bonanza que tenemos, no se planea vender combustibles a entidades vecinas no obstante que municipios como Villa de Reyes y Villa de Arriaga se surten desde Guanajuato y Jalisco, respectivamente… Se puso en marcha un operativo para detectar motocicletas robadas, ya que la mayor parte de los delitos patrimoniales, es decir, robos de automóviles y de vivienda se cometen a bordo de estos vehículos por su facilidad de conducción y con ello se espera abatir los índices de hurto de carros que de enero a noviembre del año pasado ascendió a cerca de dos mil, por mil 371 de motocicletas… Tras la aprobación del Proyecto del Plan Municipal de Desarrollo, el Secretario General de la capital Sebastián Pérez García, resaltó que por primera vez, la ciudad contará un plan de desarrollo integral, donde los ciudadanos son la pieza clave y el elemento principal del progreso de San Luis Potosí… Agregó que el Municipio comenzará una nueva dinámica de integración de la juntas de mejoras en las que los habitantes de la capital potosina llevarán la voz y contarán con participación activa para tomar decisiones con el Gobierno Municipal. “Nosotros como autoridad tenemos que escuchar a la ciudadanía y tenemos que involucrarlos en las decisiones”, agregó Pérez García… El 90 por ciento de los baches en nuestras calles corresponden a hoyancos que no tapa el Interapas o que los ha tapado mal. Y no hay razón, dice el terrible Manolo, porque el organismo bien que cobra a los usuarios el costo de las obras, incluida la reparación del pavimento… Pues sí… HASTA LA PRÓXIMA

pedrocervantesroque@yahoo.com.mx

domingo 14 de julio de 2019

Solárium

sábado 13 de julio de 2019

Solarium

sábado 06 de julio de 2019

Solárium

sábado 22 de junio de 2019

Solarium

sábado 15 de junio de 2019

Solárium

sábado 08 de junio de 2019

Solarium

sábado 01 de junio de 2019

Solarium

sábado 11 de mayo de 2019

Solarium

sábado 04 de mayo de 2019

Solarium

sábado 27 de abril de 2019

Solarium

Cargar Más