/ domingo 12 de enero de 2020

Opinión y Sindicalismo

Con reminicencias del pasado. Siempre es bueno esperar por lo que pudiera resultar.

CUANDO EN LOS años 70-80 la fuerza colectiva del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación se centraba precisamente en el manejo corporativista de los miembros de la agrupación “más numerosa de América Latina” no habiendo nada ni nadie que obstruyera los manejos en aquellos momentos de lucha política. La integración de las masas magisteriales conformaban un bloque solidario alrededor de un hombre y de una corriente emanada de una renovación soltada de las riendas presidenciales; la utilización del corporativismo dentro de las filas de un partido permitió los logros representativos CAMARALES suficientes como para tenerle miedo a la agrupación en su conjunto pese a la célula suelta de otras corrientes como el MRM, ARS, etcétera. El SNTE y el vanguardismo sostuvo la política.

LO MALO FUE cuando eso harto al partido y por ende a las corrientes gubernamentales mismas que se hartaron de tener a su alrededor, por dentro y por fuera a los mandos centrales de la agrupación magisterial que vivía con su “rio de oro” dentro y fuera de la política nacional y por que no, a veces hasta internacional; influencia al por mayor en las desviaciones gubernativas estatales, federales y sobre todo municipales. Se harto todo mundo de encontrar metidos a los maestros en todos los moles y lo que tenia que suceder sucedió; duro y a la cabeza y la cabeza cayó y cosa curiosa NADIE DIJO NADA nadie se levantó en “armas”, nadie protestó y todo mundo magisterial apechugó la juzgada presidencial.

DE AQUELLOS TIEMPOS a los casi ahora, el vanguardismo desapareció (¿?) y el elbismo entró en juego para conformar jugadas políticas con redundancia de poder y de dinero muy pero muy personales con las consecuencias por el orbe mexicano conocidas. Una nueva organización partidista, una Nueva Alianza llena de tranzas, cochinos, prebendas, jugadas a traición, etcétera que provocaría el trastrocamiento de la unidad interna del SNTE original. Un partido político sacado del tutelaje del gobierno federal pero no de los estatales cuya vertiente entraba en función en conciliábulo interno; es decir, se aceptó el elbismo dentro de la alianza nueva de fuerzas tan solo para destruir lo anterior.

HOY, EN ESTE presente con jugadas del pasado, el magisterio crece, más de doscientos mil nuevos maestros se agregan a las filas pero todos ellos y los antiguos se dividen gracias a las maniobras de zápa de las cabezas gregarias. Unos con el PRI (a mucha honra), otros con el PAN (¡traicion a la libertad!) los menos con los otros partidos “minoritarios y los nuevos con lo nuevo”; Redes sociales y el GRUPOSOCIAL PRO MOTOR DE MEXICO (a’pa nombrecito) mismos que tratan de suplir a la desaparecida Nueva Alianza. Más de 300 mil 600 afiliados al GSPM les dan derecho al reconocimiento del INE máxime cuando cuentan con el apoyo de quien ya sabe usted y de la propia directriz central del SNTE incluso del Gordillismo.

EN FIN, QUE al SNTE DE 1945, al de 1972, al de 1985, al de 1998, al del 2007-10 y al de 2015 le siguen partiendo al progenitora con sus divisiones partidistas. Y aún falta lo bueno.

ANEXO UNO.- El cambio será el próximo mes. Entra en juego la SEGE Y LA D-III-1, la delegación sindical más numerosa en el estado.

ANEXO DOS.- Hay cambios importantes en la masonería liberal de San Luis Potosí. Los nuevos dirigentes asumen su cargo en 4 sedes.

Con reminicencias del pasado. Siempre es bueno esperar por lo que pudiera resultar.

CUANDO EN LOS años 70-80 la fuerza colectiva del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación se centraba precisamente en el manejo corporativista de los miembros de la agrupación “más numerosa de América Latina” no habiendo nada ni nadie que obstruyera los manejos en aquellos momentos de lucha política. La integración de las masas magisteriales conformaban un bloque solidario alrededor de un hombre y de una corriente emanada de una renovación soltada de las riendas presidenciales; la utilización del corporativismo dentro de las filas de un partido permitió los logros representativos CAMARALES suficientes como para tenerle miedo a la agrupación en su conjunto pese a la célula suelta de otras corrientes como el MRM, ARS, etcétera. El SNTE y el vanguardismo sostuvo la política.

LO MALO FUE cuando eso harto al partido y por ende a las corrientes gubernamentales mismas que se hartaron de tener a su alrededor, por dentro y por fuera a los mandos centrales de la agrupación magisterial que vivía con su “rio de oro” dentro y fuera de la política nacional y por que no, a veces hasta internacional; influencia al por mayor en las desviaciones gubernativas estatales, federales y sobre todo municipales. Se harto todo mundo de encontrar metidos a los maestros en todos los moles y lo que tenia que suceder sucedió; duro y a la cabeza y la cabeza cayó y cosa curiosa NADIE DIJO NADA nadie se levantó en “armas”, nadie protestó y todo mundo magisterial apechugó la juzgada presidencial.

DE AQUELLOS TIEMPOS a los casi ahora, el vanguardismo desapareció (¿?) y el elbismo entró en juego para conformar jugadas políticas con redundancia de poder y de dinero muy pero muy personales con las consecuencias por el orbe mexicano conocidas. Una nueva organización partidista, una Nueva Alianza llena de tranzas, cochinos, prebendas, jugadas a traición, etcétera que provocaría el trastrocamiento de la unidad interna del SNTE original. Un partido político sacado del tutelaje del gobierno federal pero no de los estatales cuya vertiente entraba en función en conciliábulo interno; es decir, se aceptó el elbismo dentro de la alianza nueva de fuerzas tan solo para destruir lo anterior.

HOY, EN ESTE presente con jugadas del pasado, el magisterio crece, más de doscientos mil nuevos maestros se agregan a las filas pero todos ellos y los antiguos se dividen gracias a las maniobras de zápa de las cabezas gregarias. Unos con el PRI (a mucha honra), otros con el PAN (¡traicion a la libertad!) los menos con los otros partidos “minoritarios y los nuevos con lo nuevo”; Redes sociales y el GRUPOSOCIAL PRO MOTOR DE MEXICO (a’pa nombrecito) mismos que tratan de suplir a la desaparecida Nueva Alianza. Más de 300 mil 600 afiliados al GSPM les dan derecho al reconocimiento del INE máxime cuando cuentan con el apoyo de quien ya sabe usted y de la propia directriz central del SNTE incluso del Gordillismo.

EN FIN, QUE al SNTE DE 1945, al de 1972, al de 1985, al de 1998, al del 2007-10 y al de 2015 le siguen partiendo al progenitora con sus divisiones partidistas. Y aún falta lo bueno.

ANEXO UNO.- El cambio será el próximo mes. Entra en juego la SEGE Y LA D-III-1, la delegación sindical más numerosa en el estado.

ANEXO DOS.- Hay cambios importantes en la masonería liberal de San Luis Potosí. Los nuevos dirigentes asumen su cargo en 4 sedes.

lunes 25 de mayo de 2020

Educación y Sindicalismo

lunes 11 de mayo de 2020

Educación y Sindicalismo

lunes 27 de abril de 2020

Educación y Sindicalismo

lunes 20 de abril de 2020

Educación y Sindicalismo

lunes 13 de abril de 2020

Educación y Sindicalismo

domingo 05 de abril de 2020

Educación y Sindicalismo

domingo 15 de marzo de 2020

Educación y Sindicalismo

domingo 08 de marzo de 2020

Educación y Sindicalismo

domingo 01 de marzo de 2020

Educación y Sindicalismo

lunes 24 de febrero de 2020

Educación y Sindicalismo

Cargar Más