/ martes 23 de noviembre de 2021

Opinión

Todo va de acuerdo a la capacidad

No esperes recibir del otro, lo que éste, no te puede dar. Porque cada quien da, de acuerdo a su capacidad. Y ninguno puede dar, lo que no tiene.

Tampoco esperes lo mismo, de personas que son distintas; ni te pongas a comparar, porque nadie es igual al otro; cada persona es única, y ninguno responde de igual manera. Podríamos evitarnos muchas decepciones, si antes de pedir, tratáramos de conocer a la otra persona; porque sino la conocemos, le vamos a exigir, lo que ella, no está en condiciones de dar.

El hombre, es injusto con los demás, y hasta consigo mismo; porque sin conocer, ni conocerse a si mismo, espera una respuesta, que el otro no puede darle; y que él, tampoco puede darse a si mismo.

Y por no conocernos, tratamos de hacer lo que no podemos, y de dar lo que no tenemos.

Por eso, no esperes del otro, lo que él no te puede dar; porque eso, no está en su capacidad. Y antes de reclamar o hacer un juicio, procura entender a la persona.

Es más cómodo juzgar y exigir, antes que comprender. Y todo, por no querer conocer bien al otro.

Si conoces al que vive a tu lado, será posible que llegues a comprenderlo.

Pbro. Lic. Salvador Glez. Vásquez.

Antes de reclamar o hacer un juicio, procura entender primero a la persona

Todo va de acuerdo a la capacidad

No esperes recibir del otro, lo que éste, no te puede dar. Porque cada quien da, de acuerdo a su capacidad. Y ninguno puede dar, lo que no tiene.

Tampoco esperes lo mismo, de personas que son distintas; ni te pongas a comparar, porque nadie es igual al otro; cada persona es única, y ninguno responde de igual manera. Podríamos evitarnos muchas decepciones, si antes de pedir, tratáramos de conocer a la otra persona; porque sino la conocemos, le vamos a exigir, lo que ella, no está en condiciones de dar.

El hombre, es injusto con los demás, y hasta consigo mismo; porque sin conocer, ni conocerse a si mismo, espera una respuesta, que el otro no puede darle; y que él, tampoco puede darse a si mismo.

Y por no conocernos, tratamos de hacer lo que no podemos, y de dar lo que no tenemos.

Por eso, no esperes del otro, lo que él no te puede dar; porque eso, no está en su capacidad. Y antes de reclamar o hacer un juicio, procura entender a la persona.

Es más cómodo juzgar y exigir, antes que comprender. Y todo, por no querer conocer bien al otro.

Si conoces al que vive a tu lado, será posible que llegues a comprenderlo.

Pbro. Lic. Salvador Glez. Vásquez.

Antes de reclamar o hacer un juicio, procura entender primero a la persona

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 09 de mayo de 2022

Opinión

Iglesia Bautista

viernes 06 de mayo de 2022

Iglesia Bautista

Iglesia Bautista

miércoles 04 de mayo de 2022

Opinión

Iglesia Bautista

viernes 29 de abril de 2022

Opinión Iglesia

Iglesia Bautista

martes 12 de abril de 2022

Opinión

Iglesia Bautista

Cargar Más