/ domingo 29 de agosto de 2021

¿Olvidamos la compasión?

No debemos combatir violencia con violencia, debemos trabajar en la paz, el amor y la compasión; Martin Luther King sabiamente dijo He decidido apostar por el amor.

El odio es una carga demasiado pesada, en el mundo que vivimos vemos como el odio nos lleva a venganzas, terror y desesperación, el poder ejercido sin amor se convierte en poder sin compasión, ese que lleva a las personas a ejercerlo con crueldad, sin ver estrellas en el cielo. Solo quien ha sufrido sabe que en la oscuridad de la noche al levantar la cara con dignidad se encuentran las estrellas, aun en días nublados, cuando la compasión desaparece en los humanos, vemos, como sucede con muchas mujeres y hombres, reflejado en su rostro el miedo y terror, miedo y terror que hace que madres y padres afganos prefieran entregar a sus hijas a desconocidos soldados americanos antes que dejarlas junto a ellos en su país, ¿tal vez? para algunos, resulta incomprensible el que una madre se desprenda de sus hijos, solo quien ha vivido el terror de la noche sabe que las estrellas aparecerán si los entregan a un lugar donde la libertad y compasión existen.

Aquí, no cantamos mal las rancheras y observamos a ciudadanos, especialmente mujeres, que decididas cambian el comal por las armas para defender sus tierras e hijos del mal que les acecha, buscando el bien para ellas y los demás, queriendo evitar que éstos, caigan en manos de aquellos que desean usarlos y esclavizarlos de manera similar a los talibanes, sin compasión, en actividades poco agradables.

Como personas y como mexicanos, busquemos la fuerza moral que logre la transformación social sin violencia, basada en valores, creencias e intenciones que nos permitan vivir como vivieron nuestros abuelos y padres, en un ambiente de paz y cordialidad donde la transformación social se daba sin pleitos o divisiones, donde los logros y búsqueda de justicia social se lograron con el esfuerzo de todos al actuar haciendo lo correcto y justo, aunque en esta actualidad, esto no siempre se acepte como ideal, evitemos tratarnos con desprecio o clasismos, atacándonos unos a otros por estar insatisfechos, odiando sin comprender que el odio hace que salgan nuestras más bajas pasiones centrando nuestras decisiones en sentimientos y emociones que desvirtúan las situaciones, permitiendo, como sucede en Afganistán, en nuestro país y muchos otros, que se cometan crímenes e injusticias. Innecesarias.

El desconocimiento de compasión y amor en nuestras acciones hace que se desestime la realidad y la verdad cayendo en contradicciones basadas en mentiras, ya lo dijo Martin Luther King: Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda. Mientras la obscuridad nos nuble la vista no seremos capaces de ver y menos, luchar por las necesidades de nuestros semejantes, llámense vecinos, familia o gobernados, como ciudadanos caemos en nuestra zona de comodidad, solemos ser sumisos y tolerantes hasta que los hechos que se viven nos sacuden, y entonces, luchamos contra lo dictado si queremos mejorar nuestra sociedad, las minorías suelen ser las que promueven los cambios en las sociedades al crear nuevos pensamientos y acciones que una mayoría no ve por estar sumidos en la pobreza no solo material, sumidos en la pobreza espiritual reflejada a veces, en aquellos que nos mandan al no ser capaces de ejercer perdón; recordemos que en esta tierra nuestra vida es pasajera y el amor y la compasión son un espejo de nuestro interior.

Durante mi existencia he aprendido que cuando tienes amor sale a flote en nuestros actos y el odio o rencor salen cuando tienes un dolor de antaño que no te permite avanzar, he aprendido que ser amable es mejor que tener siempre la razón, he aprendido que hay momentos para hablar y otros para callar, he aprendido que el valor de una oración es más poderoso que el valor de la violencia y que todos llevamos un caparazón por miedo a mostrar que necesitamos ser amados y, que en ocasiones la vida es dura, pero yo, siempre he logrado salir de esa dureza buscando oportunidades para ser mejor, y tú ¿qué has aprendido? Mientras lo descubres espero tus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx dándote las gracias.

No debemos combatir violencia con violencia, debemos trabajar en la paz, el amor y la compasión; Martin Luther King sabiamente dijo He decidido apostar por el amor.

El odio es una carga demasiado pesada, en el mundo que vivimos vemos como el odio nos lleva a venganzas, terror y desesperación, el poder ejercido sin amor se convierte en poder sin compasión, ese que lleva a las personas a ejercerlo con crueldad, sin ver estrellas en el cielo. Solo quien ha sufrido sabe que en la oscuridad de la noche al levantar la cara con dignidad se encuentran las estrellas, aun en días nublados, cuando la compasión desaparece en los humanos, vemos, como sucede con muchas mujeres y hombres, reflejado en su rostro el miedo y terror, miedo y terror que hace que madres y padres afganos prefieran entregar a sus hijas a desconocidos soldados americanos antes que dejarlas junto a ellos en su país, ¿tal vez? para algunos, resulta incomprensible el que una madre se desprenda de sus hijos, solo quien ha vivido el terror de la noche sabe que las estrellas aparecerán si los entregan a un lugar donde la libertad y compasión existen.

Aquí, no cantamos mal las rancheras y observamos a ciudadanos, especialmente mujeres, que decididas cambian el comal por las armas para defender sus tierras e hijos del mal que les acecha, buscando el bien para ellas y los demás, queriendo evitar que éstos, caigan en manos de aquellos que desean usarlos y esclavizarlos de manera similar a los talibanes, sin compasión, en actividades poco agradables.

Como personas y como mexicanos, busquemos la fuerza moral que logre la transformación social sin violencia, basada en valores, creencias e intenciones que nos permitan vivir como vivieron nuestros abuelos y padres, en un ambiente de paz y cordialidad donde la transformación social se daba sin pleitos o divisiones, donde los logros y búsqueda de justicia social se lograron con el esfuerzo de todos al actuar haciendo lo correcto y justo, aunque en esta actualidad, esto no siempre se acepte como ideal, evitemos tratarnos con desprecio o clasismos, atacándonos unos a otros por estar insatisfechos, odiando sin comprender que el odio hace que salgan nuestras más bajas pasiones centrando nuestras decisiones en sentimientos y emociones que desvirtúan las situaciones, permitiendo, como sucede en Afganistán, en nuestro país y muchos otros, que se cometan crímenes e injusticias. Innecesarias.

El desconocimiento de compasión y amor en nuestras acciones hace que se desestime la realidad y la verdad cayendo en contradicciones basadas en mentiras, ya lo dijo Martin Luther King: Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda. Mientras la obscuridad nos nuble la vista no seremos capaces de ver y menos, luchar por las necesidades de nuestros semejantes, llámense vecinos, familia o gobernados, como ciudadanos caemos en nuestra zona de comodidad, solemos ser sumisos y tolerantes hasta que los hechos que se viven nos sacuden, y entonces, luchamos contra lo dictado si queremos mejorar nuestra sociedad, las minorías suelen ser las que promueven los cambios en las sociedades al crear nuevos pensamientos y acciones que una mayoría no ve por estar sumidos en la pobreza no solo material, sumidos en la pobreza espiritual reflejada a veces, en aquellos que nos mandan al no ser capaces de ejercer perdón; recordemos que en esta tierra nuestra vida es pasajera y el amor y la compasión son un espejo de nuestro interior.

Durante mi existencia he aprendido que cuando tienes amor sale a flote en nuestros actos y el odio o rencor salen cuando tienes un dolor de antaño que no te permite avanzar, he aprendido que ser amable es mejor que tener siempre la razón, he aprendido que hay momentos para hablar y otros para callar, he aprendido que el valor de una oración es más poderoso que el valor de la violencia y que todos llevamos un caparazón por miedo a mostrar que necesitamos ser amados y, que en ocasiones la vida es dura, pero yo, siempre he logrado salir de esa dureza buscando oportunidades para ser mejor, y tú ¿qué has aprendido? Mientras lo descubres espero tus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx dándote las gracias.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 24 de octubre de 2021

Leamos

Tere Derbéz B

domingo 17 de octubre de 2021

¿Aprendiste algo?

Tere Derbéz B

domingo 10 de octubre de 2021

Donde estás cómodo

Tere Derbéz B

domingo 03 de octubre de 2021

Opinión

Tere Derbéz B

domingo 26 de septiembre de 2021

Espacios y silencios

Tere Derbéz B

domingo 19 de septiembre de 2021

Hispanidad y patria

Tere Derbéz B

domingo 12 de septiembre de 2021

Nuestras raíces

Tere Derbéz B

domingo 05 de septiembre de 2021

Había una vez

Tere Derbéz B

domingo 22 de agosto de 2021

¿Verdad o no?

Tere Derbéz B

Cargar Más