/ domingo 2 de agosto de 2020

No pido milagros

No pido milagros solo visiones de esperanza al ver que al grito de Viva México y contigo o sin ti, con gente o sin gente tendremos grito el 15 de Septiembre y con antorchas.

Pido la fuerza de la vida y el entendimiento para que quienes nos gobiernan reconozcan los momentos justos para actuar y hacer, sabiendo que lo importante para la gente es la fuerza diaria de la vida, que el corazón discute con la razón y la ambición y poder lo ciegan, que hay tiempo para todo y que la imaginación va más allá de vender un avión presidencial ante la ingenuidad de un pueblo ya no tan ingenuo, que el arte de los pequeños pasos ayuda a caminar con inteligencia rodeándose de personas que tengan el valor de decir lo que es incorrecto y el gobernante acepte con humildad lo dicho; sabemos que los engaños duran el tiempo que el ciudadano despierta y siempre hay un momento preciso, que las mentiras solo traen enredos y más mentiras, por eso ante la confusión del personaje llamado ahora Emilio L o ERLA estamos enredados y con desconfianza, no se le vio a su arribo, aparece y desaparece de los sitios que publican con poca explicación y mucha confusión, por eso sin milagros, dales a nuestros dirigentes inteligencia para reconocer que la inversión privada es la que sostiene la economía del país en un 85 % y el caos económico se avecina ante un vaticinio poco alentador, dales capacidad para distribuir correctamente los bienes de los mexicanos y sabiduría para dejar atrás el pasado construyendo un sólido futuro, agradezco que aun existen mexicanos altruistas llevando ayuda a 100 hospitales sin que autoridades a quienes les corresponde cumplan con funciones básicas.

Por eso no pido milagros, simplemente que se retome la amistad y no la división entre hermanos dándoles capacidad para distinguir lo esencial de lo necesario, para aprender que el silencio vale más que todas las mañaneras pues como mexicanos no todo creemos, aunque cortos de memoria somos no aceptamos todo como hecho.

Por eso no crea que es pernicioso estudiar en el extranjero y mucho menos que todos los que estudiaron fuera y sirven al país son corruptos, hay muchos con o sin títulos que corrupción llevan por nombre, mientras muchos funcionarios de la salud con posgrados en el extranjero se juegan la vida y nos ruegan usar el tapabocas desesperados por tanto contagio, mientras el Subsecretario López-Gatell se atiene al milagro de no pasa nada y solo lo usa para la foto asumiendo que la sociedad en que vive se conforma de personas maduras, lo milagroso es que hay recursos públicos para construir a todo vapor un mortuorio para tanto fallecido y no para prevenir contagio y el Covid-19 sigue haciendo de las suyas y mientras pasa busquémosle lo positivo, cualquier situación que vivimos tiene algo bueno, basta de quejas y de aburrimiento, agradece a Dios el quedarte en casa y no en el hospital, recuerda los abrazos dados y recibidos y por qué nos gustan: ¿será porque un abrazo nos recuerda el primer encuentro con la madre? o tal vez, porque en ese instante nos sentimos indefensos y olvidamos lejanías, o porque contiene la esencia infinita de los recuerdos, en un abrazo encontramos el sostén para seguir caminando y ahora que tanta falta nos hace ese abrazo, vemos todos aquellos que dejamos escapar con la familia, los amigos, conocidos y desconocidos.

A mí me gusta abrazar porque asi puedo contener la cercanía del amor y recordarlo cada vez que cierro los ojos y cuando ya no tengo fuerzas para seguir, con recordarlo, encuentro la esencia infinita que necesito para continuar. Hoy, no podemos derrumbarnos, sabemos que hay un tiempo para abrazar y otro para privarse de ellos, en este tiempo es literal la falta de abrazos y ¡Oh, Dios ¡cómo añoramos esos abrazos que se escaparon, aquellos que negamos, ahora, me veo en los brazos eternos de quien me creó y ahí, encuentro el abrazo real necesario para vivir, amar y reír en tiempos de pandemia esperando tus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx

No pido milagros solo visiones de esperanza al ver que al grito de Viva México y contigo o sin ti, con gente o sin gente tendremos grito el 15 de Septiembre y con antorchas.

Pido la fuerza de la vida y el entendimiento para que quienes nos gobiernan reconozcan los momentos justos para actuar y hacer, sabiendo que lo importante para la gente es la fuerza diaria de la vida, que el corazón discute con la razón y la ambición y poder lo ciegan, que hay tiempo para todo y que la imaginación va más allá de vender un avión presidencial ante la ingenuidad de un pueblo ya no tan ingenuo, que el arte de los pequeños pasos ayuda a caminar con inteligencia rodeándose de personas que tengan el valor de decir lo que es incorrecto y el gobernante acepte con humildad lo dicho; sabemos que los engaños duran el tiempo que el ciudadano despierta y siempre hay un momento preciso, que las mentiras solo traen enredos y más mentiras, por eso ante la confusión del personaje llamado ahora Emilio L o ERLA estamos enredados y con desconfianza, no se le vio a su arribo, aparece y desaparece de los sitios que publican con poca explicación y mucha confusión, por eso sin milagros, dales a nuestros dirigentes inteligencia para reconocer que la inversión privada es la que sostiene la economía del país en un 85 % y el caos económico se avecina ante un vaticinio poco alentador, dales capacidad para distribuir correctamente los bienes de los mexicanos y sabiduría para dejar atrás el pasado construyendo un sólido futuro, agradezco que aun existen mexicanos altruistas llevando ayuda a 100 hospitales sin que autoridades a quienes les corresponde cumplan con funciones básicas.

Por eso no pido milagros, simplemente que se retome la amistad y no la división entre hermanos dándoles capacidad para distinguir lo esencial de lo necesario, para aprender que el silencio vale más que todas las mañaneras pues como mexicanos no todo creemos, aunque cortos de memoria somos no aceptamos todo como hecho.

Por eso no crea que es pernicioso estudiar en el extranjero y mucho menos que todos los que estudiaron fuera y sirven al país son corruptos, hay muchos con o sin títulos que corrupción llevan por nombre, mientras muchos funcionarios de la salud con posgrados en el extranjero se juegan la vida y nos ruegan usar el tapabocas desesperados por tanto contagio, mientras el Subsecretario López-Gatell se atiene al milagro de no pasa nada y solo lo usa para la foto asumiendo que la sociedad en que vive se conforma de personas maduras, lo milagroso es que hay recursos públicos para construir a todo vapor un mortuorio para tanto fallecido y no para prevenir contagio y el Covid-19 sigue haciendo de las suyas y mientras pasa busquémosle lo positivo, cualquier situación que vivimos tiene algo bueno, basta de quejas y de aburrimiento, agradece a Dios el quedarte en casa y no en el hospital, recuerda los abrazos dados y recibidos y por qué nos gustan: ¿será porque un abrazo nos recuerda el primer encuentro con la madre? o tal vez, porque en ese instante nos sentimos indefensos y olvidamos lejanías, o porque contiene la esencia infinita de los recuerdos, en un abrazo encontramos el sostén para seguir caminando y ahora que tanta falta nos hace ese abrazo, vemos todos aquellos que dejamos escapar con la familia, los amigos, conocidos y desconocidos.

A mí me gusta abrazar porque asi puedo contener la cercanía del amor y recordarlo cada vez que cierro los ojos y cuando ya no tengo fuerzas para seguir, con recordarlo, encuentro la esencia infinita que necesito para continuar. Hoy, no podemos derrumbarnos, sabemos que hay un tiempo para abrazar y otro para privarse de ellos, en este tiempo es literal la falta de abrazos y ¡Oh, Dios ¡cómo añoramos esos abrazos que se escaparon, aquellos que negamos, ahora, me veo en los brazos eternos de quien me creó y ahí, encuentro el abrazo real necesario para vivir, amar y reír en tiempos de pandemia esperando tus comentarios en angeldesofia@yahoo.com.mx

domingo 09 de agosto de 2020

No existe

domingo 02 de agosto de 2020

No pido milagros

domingo 26 de julio de 2020

Ni uno, ni otro

domingo 19 de julio de 2020

¿Quién lo paró?

domingo 12 de julio de 2020

Fallaron los pronósticos

domingo 05 de julio de 2020

Paren el mundo, me quiero bajar

domingo 28 de junio de 2020

Volverán las eternas golondrinas

domingo 21 de junio de 2020

Qué nos pasa, sigue y seguirá pasando

domingo 14 de junio de 2020

¿Qué sigue?

domingo 07 de junio de 2020

De lengua y violencia

Cargar Más